Agencia de Noticias Uruguaya  ®          

Sistema Internacional Multimedios  -  International System Multimedia

 1er.    Premio   Nacional   de   Periodismo 2008

   1er.  Premio:  CX  en  Comunicaciones  -  Radios Internet  

   Premio:  "Día  Internacional  de  la  Paz"   

PORTALES  INTERNET   -   Televisión   -   Prensa   -   Radio   -   Correo Electrónico Certificado

 

 

 

   Radios Internet  ®  

 

 

Sistema Internacional Multimedios

Televisión - Prensa - Radio - 

PORTALES  INTERNET -

Correo Electrónico Certificado

 

 

 

1er.  Premio  CX  en Comunicaciones - Radios Internet

 

1er.  Premio  Nacional  de  Periodismo - 2008

 

Premio:  "Día  Internacional  de  la  Paz - 2009"

La Paz es

Nuestra Profesión y

Nuestra Forma de Vida

Washington Perez - Maria Elena Echeverz

María Elena Echeverz

Wáshington Pérez

 

 

 

 

 

 

       

 

 

La Agencia de Noticias Uruguaya

Presenta las informaciones periodísticas desde La Casa Blanca

( Washington D.C. - EEUU )

 

 

Declaraciones del Presidente Obama al recibir el premio Nobel de la Paz

 

"Recibo este honor con profunda gratitud y gran humildad", dijo Obama

 

LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA:

INFORMA DESDE LA CASA BLANCA EN EEUU

"dijo el presidente Obama, de EEUU, en su discurso de aceptación del premio Nobel de la Paz en Oslo

el 10 de diciembre

 

"No traigo hoy una solución definitiva a los problemas de la guerra. Lo que sí sé es que hacerles frente a estos desafíos requerirá la misma visión, arduo esfuerzo y perseverancia de aquellos hombres y mujeres que actuaron tan audazmente hace varias décadas. Y requerirá que repensemos la noción de guerra justa y los imperativos de una paz justa", dijo el presidente Obama en su discurso de aceptación del premio Nobel de la Paz en Oslo el 10 de diciembre.


DECLARACIONES DEL PRESIDENTE AL ACEPTAR EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ


EL PRESIDENTE: Sus Majestades, Sus Altezas Reales, distinguidos miembros del Comité Nobel de Noruega, ciudadanos de Estados Unidos y ciudadanos del mundo:

Recibo este honor con profunda gratitud y gran humildad. Es un premio que habla sobre nuestras mayores aspiraciones: que a pesar de toda la crueldad y las adversidades de nuestro mundo, no somos simples prisioneros del destino. Nuestros actos tienen importancia y pueden cambiar el rumbo de la historia y llevarla por el camino de la justicia.

Sin embargo, sería una negligencia no reconocer la considerable controversia que su generosa decisión ha generado. (Risas.) En parte, esto se debe a que estoy al inicio y no al final de mis labores en la escena mundial. En comparación con algunos de los gigantes de la historia que han recibido este premio -Schweitzer y King; Marshall y Mandela- mis logros son pequeños. Y luego hay hombres y mujeres alrededor del mundo que han sido encarcelados y golpeados en su búsqueda de la justicia; gente que trabaja en organizaciones humanitarias para aliviar el sufrimiento; millones en el anonimato cuyos silenciosos actos de valentía y compasión inspiran incluso a los cínicos más empedernidos. No puedo contradecir a quienes piensan que estos hombres y mujeres -algunos conocidos, otros desconocidos para todos excepto para quienes reciben su ayuda- merecen este honor muchísimo más que yo.

Pero quizá el asunto más controversial en torno a mi aceptación de este premio es el hecho de que soy Comandante en Jefe de un ejército de un país en medio de dos guerras. Una de esas guerras está llegando a su fin. La otra es un conflicto que Estados Unidos no buscó; uno en que se nos suman otros cuarenta y dos otros países -incluida Noruega- en un esfuerzo por defendernos y defender a todas las naciones de ataques futuros.

De todos modos, estamos en guerra, y soy responsable por desplegar a miles de jóvenes a pelear en un país distante. Algunos matarán. A otros los matarán. Por lo tanto, vengo aquí con un agudo sentido del costo del conflicto armado, lleno de difíciles interrogantes sobre la relación entre la guerra y la paz, y nuestro esfuerzo por reemplazar una por la otra.

Bueno, estas interrogantes no son nuevas. La guerra, de una forma u otra, surgió con el primer hombre. En los albores de la historia, no se cuestionaba su moralidad; simplemente era un hecho, como la sequía o la enfermedad, la manera en que las tribus y luego las civilizaciones buscaban el poder y resolvían sus discrepancias.

Y con el tiempo, a medida que los códigos legales procuraban controlar la violencia dentro de los grupos, los filósofos, clérigos y estadistas también procuraban controlar el poder destructivo de la guerra. Surgió el concepto de "guerra justa", que proponía que la guerra solamente se justifica cuando cumple con ciertas condiciones previas: si se libra como último recurso o en defensa propia; si la fuerza utilizada es proporcional y, en la medida posible, si no se somete a civiles a la violencia.

Por supuesto, sabemos que durante gran parte de la historia, se ha cumplido pocas veces con este concepto de guerra justa. La capacidad de los seres humanos de idear nuevas maneras de matarse unos a los otros resultó ser inagotable, como también nuestra capacidad para tratar sin ninguna piedad a quienes no lucen como nosotros o le rinden culto a un Dios diferente. Las guerras entre ejércitos dieron lugar a guerras entre naciones: guerras totales en que la distinción entre combatiente y civil se volvía borrosa. En el transcurso de treinta años, este continente se sumió dos veces en matanzas de ese tipo. Y aunque es difícil pensar en una causa más justa que la derrota del Tercer Reich y las potencias del Eje, la Segunda Guerra Mundial fue un conflicto en el que el número total de civiles que murieron superó al de soldados que perecieron.

Como consecuencia de esa destrucción y con la llegada de la era nuclear, quedó claro para vencedores y vencidos, por igual, que el mundo necesitaba instituciones para evitar otra guerra mundial. Y, entonces, un cuarto de siglo después de que el Senado de Estados Unidos rechazara la Liga de Naciones, una idea por la cual Woodrow Wilson recibió este premio, Estados Unidos lideró al mundo en el desarrollo de una estructura para mantener la paz: un Plan Marshall y Naciones Unidas, mecanismos para regir la manera en la que se libran guerras, los tratados para proteger los derechos humanos, evitar el genocidio y restringir las armas más peligrosas.

De muchas maneras, estos esfuerzos fueron exitosos. Sí, se han librado guerras terribles y se han cometido atrocidades. Pero no ha habido una Tercera Guerra Mundial. La Guerra Fría concluyó con una muchedumbre jubilosa que derrumbó un muro. El comercio tejió lazos entre gran parte del mundo. Miles de millones han salido de la pobreza. Los ideales de libertad, autonomía, igualdad y el imperio de la ley han avanzado a tropezones. Somos los herederos de la fortaleza y previsión de generaciones pasadas, y es un legado por el cual mi propio país legítimamente siente orgullo.

Pero aún así, transcurrida una década del nuevo siglo, esta antigua estructura está cediendo ante el peso de nuevas amenazas. El mundo quizá ya no se estremezca ante la posibilidad de guerra entre dos superpotencias nucleares, pero la proliferación puede aumentar el peligro de catástrofes. El terrorismo no es una táctica nueva, pero la tecnología moderna permite que unos cuantos hombres insignificantes con enorme ira asesinen a inocentes a una escala horrorosa.

Es más, las guerras entre naciones con mayor frecuencia han sido reemplazadas por guerras dentro de naciones. El resurgimiento de conflictos étnicos o sectarios; el aumento de movimientos secesionistas, las insurgencias y los estados fallidos - todas estas cosas progresivamente han atrapado a civiles en un caos interminable. En las guerras de hoy, mueren muchos más civiles que soldados; se siembran las semillas de conflictos futuros, las economías se destruyen; las sociedades civiles se parten en pedazos, se acumulan refugiados y los niños quedan marcados de por vida.

No traigo hoy una solución definitiva a los problemas de la guerra. Lo que sí sé es que hacerles frente a estos desafíos requerirá la misma visión, arduo esfuerzo y perseverancia de aquellos hombres y mujeres que actuaron tan audazmente hace varias décadas. Y requerirá que repensemos la noción de guerra justa y los imperativos de una paz justa.

Debemos comenzar por reconocer el difícil hecho de que no erradicaremos el conflicto violento en nuestra época. Habrá ocasiones en las que las naciones, actuando individual o conjuntamente, concluirán que el uso de la fuerza no sólo es necesario sino también justificado moralmente.

Hago esta afirmación consciente de lo que Martin Luther King dijo en esta misma ceremonia hace años: "La violencia nunca produce paz permanente. No resuelve los problemas sociales: simplemente crea problemas nuevos y más complicados". Como alguien que está parado aquí como consecuencia directa de la labor a la que el Dr. King le dedicó la vida, soy prueba viviente de la fuerza moral de la no violencia. Sé que no hay nada débil, nada pasivo, nada ingenuo en las convicciones y vida de Gandhi y King.

Pero en mi calidad de jefe de Estado que juró proteger y defender a mi país, no me puede guiar solamente su ejemplo. Enfrento al mundo como lo es, y no puedo cruzarme de brazos ante amenazas contra estadounidenses. Que no quede la menor duda: la maldad sí existe en el mundo. Un movimiento no violento no podría haber detenido los ejércitos de Hitler. La negociación no puede convencer a los líderes de Al Qaida a deponer las armas. Decir que la fuerza es a veces necesaria no es un llamado al cinismo; es reconocer la historia, las imperfecciones del hombre y los límites de la razón.

Menciono este punto, comienzo con este punto porque en muchos países hoy en día hay un profundo cuestionamiento del accionar militar, independientemente de la causa. Y a veces, a esto se suma una suspicacia automática por tratarse de Estados Unidos, la única superpotencia militar del mundo.

Sin embargo el mundo debe recordar que no fueron simplemente las instituciones internacionales -no sólo los tratados y las declaraciones- los que le dieron estabilidad al mundo después de la Segunda Guerra Mundial. Independientemente de los errores que hayamos cometido, hay un hecho clarísimo: Estados Unidos de Norteamérica ha ayudado a garantizar la seguridad mundial durante más de seis décadas con la sangre de nuestros ciudadanos y el poderío de nuestras armas. El servicio y sacrificio de nuestros hombres y mujeres de uniforme han promovido la paz y prosperidad desde Alemania hasta Corea, y permitido que la democracia eche raíces en lugares como los países balcánicos. Hemos sobrellevado esta carga no porque queremos imponer nuestra voluntad. Lo hemos hecho por un interés propio y bien informado: porque queremos un futuro mejor para nuestros hijos y nietos, y creemos que su vida será mejor si los hijos y nietos de otras personas pueden vivir en libertad y prosperidad.

Entonces, sí, los instrumentos de la guerra tienen un papel en mantener la paz. Sin embargo, este hecho debe coexistir con otro: que independientemente de cuán justificada, la guerra conlleva tragedia humana. La valentía y el sacrificio del soldado están llenos de gloria, expresan devoción por la patria, la causa y los compañeros de armas. Pero la propia guerra nunca es gloriosa, y nunca debemos exaltarla como si lo fuera.

Entonces, parte de nuestro desafío es reconciliar estos dos hechos aparentemente irreconciliables: que la guerra a veces es necesaria y que la guerra es, de cierta manera, una expresión de desatino humano. Concretamente, debemos dirigir nuestros esfuerzos a la tarea que el Presidente Kennedy propuso hace tiempo. "Concentrémonos", dijo, "en una paz más práctica, más alcanzable, basada no en una revolución repentina de la naturaleza humana, sino una evolución gradual de las instituciones humanas". Una evolución gradual de las instituciones humanas.

¿Qué apariencia cobraría esta evolución? ¿Cuáles podrían ser estas medidas prácticas?

Para comenzar, considero que todos los países, tanto fuertes como débiles, deben cumplir con estándares que rigen el uso de fuerza. Yo, como cualquier jefe de Estado, me reservo el derecho de actuar unilateralmente si es necesario para defender a mi país. No obstante, estoy convencido de que cumplir con estándares, estándares internacionales, fortalece a quienes lo hacen y aísla -y debilita- a quienes no.

El mundo respaldó a Estados Unidos tras los ataques del 11 de septiembre y continúa apoyando nuestros esfuerzos en Afganistán, debido al horror de esos atentados sin sentido y el principio reconocido de defensa propia. De la misma manera, el mundo reconoció la necesidad de confrontar a Sadam Husein cuando invadió Kuwait, un consenso que envió un mensaje claro a todos sobre el precio de la agresión.

Es más, Estados Unidos -- de hecho ningún país -- puede insistir en que otros sigan las normas si nosotros nos rehusamos a seguirlas. Pues cuando no lo hacemos, nuestros actos pueden parecer arbitrarios y menoscabar la legitimidad de intervenciones futuras, por más justificadas que sean.

Esto pasa a ser particularmente importante cuando el propósito de la acción militar se extiende más allá de la defensa propia o la defensa de una nación contra un agresor. Más y más, todos enfrentamos difíciles interrogantes sobre cómo evitar la matanza de civiles por su propio gobierno o detener una guerra civil que puede sumir a toda una región en violencia y sufrimiento.

Creo que se puede justificar la fuerza por motivos humanitarios, como fue el caso en los países balcánicos o en otros lugares afectados por la guerra. La inacción carcome nuestra conciencia y puede resultar en una intervención posterior más costosa. Es por eso que todos los países responsables deben aceptar la noción de que las fuerzas armadas con un mandato claro pueden ejercer una función en el mantenimiento de la paz.

El compromiso de Estados Unidos con la seguridad mundial nunca flaqueará. Pero en un mundo en que las amenazas son más difusas y las misiones más complejas, Estados Unidos no puede actuar solo. Estados Unidos por su cuenta no puede lograr la paz. Ése es el caso en Afganistán. Es el caso en estados fallidos como Somalia, donde el terrorismo y la piratería van de la mano con la hambruna y el sufrimiento humano. Y lamentablemente, seguirá siendo la realidad en regiones inestables en el futuro.

Los líderes y soldados de los países de la OTAN -y otros amigos y aliados- demuestran este hecho por medio de la habilidad y valentía que han mostrado en Afganistán. Pero en muchos países, hay una brecha entre los esfuerzos de los militares y la opinión ambivalente del público en general. Comprendo por qué la guerra no es popular. Pero también sé lo siguiente: la convicción de que la paz es deseable rara vez es suficiente para lograrla. La paz requiere responsabilidad. La paz conlleva sacrificio. Es por eso que la OTAN continúa siendo indispensable. Es por eso que debemos reforzar esfuerzos de mantenimiento de la paz a nivel regional y por la ONU, y no dejar la tarea en manos de unos cuantos países. Es por eso que les rendimos homenaje a quienes regresan a casa de misiones de mantenimiento de la paz y entrenamiento en el extranjero, en Oslo y Roma; Ottawa y Sydney; Dhaka y Kigali; los homenajeamos no como artífices de guerra sino como promotores, como promotores de la paz.

Permítanme un punto final sobre el uso de la fuerza. Incluso mientras tomamos decisiones difíciles sobre ir a guerra, también debemos pensar claramente sobre cómo librarla. El Comité del Nóbel reconoció este hecho al otorgar su primer premio de paz a Henry Dunant, el fundador de la Cruz Roja, y un promotor del Tratado de Ginebra.

Cuando la fuerza es necesaria, tenemos un interés moral y estratégico en obligarnos a cumplir con ciertas normas de conducta. Incluso cuando enfrentamos crueles adversarios que no cumplen con ninguna regla, creo que Estados Unidos de Norteamérica debe seguir dando el ejemplo respecto a estándares en conducta de guerra.

 

Eso es lo que nos diferencia de quienes combatimos. Ésa es la fuente de nuestra fuerza. Es por eso que prohibí la tortura. Es por eso que ordené que se clausure la prisión en la Bahía de Guantánamo. Y es por eso que he reiterado el compromiso de Estados Unidos de cumplir con el Tratado de Ginebra.

 

Perdemos nuestra identidad cuando no cumplimos los ideales mismos que estamos luchando por defender. (Aplausos.) Y honramos - honramos dichos ideales al cumplir con ellos no sólo cuando es fácil, sino cuando es difícil.

He hablado extensamente sobre asuntos que debemos sopesar con la razón y el corazón cuando optamos por librar guerra. Pero permítanme pasar ahora a nuestro esfuerzo por evitar opciones tan trágicas y hablar sobre tres maneras en que podemos promover una paz justa y duradera.

En primer lugar, al tratar con aquellos países que trasgreden normas y leyes, creo que debemos desarrollar alternativas a la violencia que son suficientemente firmes como para cambiar la conducta, pues si queremos una paz duradera, entonces las palabras de la comunidad internacional deben tener peso.

 

Se debe hacer que aquellos regímenes que van en contra de las normas rindan cuentas por sus actos. Las sanciones deben conllevar un escarmiento real. La intransigencia debe combatirse con mayor presión, y esa presión existe sólo cuando el mundo actúa al unísono.

Un ejemplo urgente es el esfuerzo por evitar la proliferación de armas nucleares y lograr un mundo sin ellas. A mediados del siglo pasado, las naciones acordaron regirse por un tratado con un objetivo claro: todos tendrán acceso a la energía nuclear pacífica; quienes no tienen armas nucleares deben renunciar a ellas, y quienes tienen armas nucleares deben procurar el desarme. Me he comprometido a plasmar este tratado. Es el eje de mi política exterior. Y estoy trabajando con el Presidente Medvedev para reducir las reservas de armas nucleares de Estados Unidos y Rusia.

Pero también nos incumbe a todos insistir en que países como Irán y Corea del Norte no jueguen con el sistema. Quienes afirman respetar las leyes internacionales no deben hacer caso omiso de cuando se incumplen dichas leyes. Quienes se interesan por su propia seguridad no pueden cerrar los ojos ante el peligro de una carrera armamentista en el Oriente Medio o el Extremo Oriente. Quienes procuran la paz no pueden permanecer cruzados de brazos mientras los países se arman para una guerra nuclear.

El mismo principio se aplica a quienes incumplen con las leyes internacionales al tratar brutalmente a su propio pueblo. Cuando hay genocidio en Darfur; violaciones sistemáticas en el Congo, o represión en Birmania, deben haber consecuencias. Sí, habrá acercamiento; sí, habrá diplomacia - pero tienen que haber consecuencias cuando esas cosas fallen. Y mientras más unidos estemos, menores las probabilidades de que nos veamos forzados a escoger entre la intervención armada y la complicidad con la opresión.

Esto me lleva al segundo punto: el tipo de paz que buscamos. Pues la paz no es simplemente la ausencia de un conflicto visible. Solamente una paz justa y basada en los derechos inherentes y la dignidad de todas las personas realmente puede ser perdurable.

Fue este entendimiento lo que motivó a quienes redactaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos después de la Segunda Guerra Mundial. Tras la devastación, reconocieron que si no se protegen los derechos humanos, la paz es una promesa vana.

Sin embargo, con demasiada frecuencia, se ignoran estas palabras. En algunos países, la excusa para no defender los derechos humanos es la falsa sugerencia de que éstos son principios occidentales, extraños a culturas locales o etapas de desarrollo de una nación.

 

Y dentro de Estados Unidos, desde hace tiempo existe tensión entre quienes se describen como realistas o idealistas, una tensión que polariza las opciones: una mera lucha en defensa de nuestros intereses o una campaña interminable por imponer nuestros valores alrededor del mundo.

Rechazo estas opciones. Creo que la paz es inestable cuando se les niega a los ciudadanos el derecho a hablar libremente o practicar su religión como deseen; escoger a sus propios líderes o congregarse sin temor. Los agravios que no se ventilan empeoran, y la supresión de identidad tribal y religiosa puede llevar a la violencia. También sabemos que lo opuesto es cierto. Sólo cuando Europa obtuvo la libertad pudo finalmente encontrar la paz. Estados Unidos nunca ha librado una guerra contra una democracia, y nuestros amigos más cercanos son los gobiernos que protegen los derechos de sus ciudadanos. Independientemente de la frialdad con que se definan, no se satisfacen los intereses de Estados Unidos ni del mundo con la negación de las aspiraciones humanas.

Entonces, incluso mientras respetamos las culturas y tradiciones particulares de diferentes países, Estados Unidos siempre será una voz para las aspiraciones universales. Daremos testimonio de la silenciosa dignidad de reformistas como Aung Sang Suu Kyi; de la valentía de los zimbabuenses que emitieron sus votos a pesar de golpizas; de los cientos de miles que han marchado silenciosamente por las calles de Irán. Dice mucho el que los líderes de estos gobiernos les teman a las aspiraciones de sus propios pobladores más que al poder de cualquier otra nación. Y es la responsabilidad de todas las personas libres y los países libres dejarles en claro a estos movimientos que la esperanza y la historia están de su lado.

Permítanme decir esto también: la promoción de los derechos humanos no puede limitarse a la exhortación. A veces, debe ir acompañada de laboriosa diplomacia. Sé que el trato con regímenes represivos carece de la grata pureza de la indignación. Pero también sé que las sanciones sin esfuerzos de alcance -y la condena sin discusión- pueden mantener un status quo agobiante. Ningún régimen represivo puede ir por un nuevo sendero a no ser que tenga la opción de una puerta abierta.

En vista de los horrores de la Revolución Cultural, la reunión de Nixon con Mao parecía inexcusable, pero no hay duda de que ayudó a llevar a China por un camino en el cual millones de sus ciudadanos han podido salir de la pobreza y conectarse con sociedades abiertas. Los lazos del Papa Juan Pablo con Polonia creó un espacio no sólo para la Iglesia Católica sino también para líderes sindicales como Lech Walesa. Los esfuerzos de Ronald Reagan por el control de armas y la aceptación de la perestroika no sólo mejoraron las relaciones con la Unión Soviética sino que les otorgó poder a disidentes en toda Europa Oriental. No existe una fórmula simple. Pero debemos tratar de hacer lo posible por mantener el equilibrio entre el ostracismo y la negociación; la presión y los incentivos, de manera que se promuevan los derechos humanos y la dignidad con el transcurso del tiempo.

En tercer lugar, una paz justa incluye no sólo derechos civiles y políticos, sino que debe abarcar la seguridad económica y las oportunidades, pues la paz verdadera no es solamente la falta de temor, sino también la falta de privaciones.

No hay duda de que el desarrollo rara vez echa raíces sin seguridad; también es cierto que la seguridad no existe cuando los seres humanos no tienen acceso a suficiente alimento, el agua potable o los medicamentos que necesitan para sobrevivir. No existe cuando los niños no pueden aspirar a una buena educación o un empleo decente que mantenga a una familia. La falta de esperanza puede corromper a una sociedad desde su interior.

Y es por eso que ayudar a los agricultores a alimentar a su propia gente, o a los países a educar a sus niños y a cuidar a los enfermos no es simplemente caridad. También es el motivo por el cual el mundo debe unirse para hacerle frente al cambio climático. Hay pocos científicos que no estén de acuerdo en que si no hacemos algo, enfrentaremos más sequías, hambruna y desplazamientos masivos que alimentarán más conflictos durante décadas. Por este motivo, no son sólo los científicos y activistas los que proponen medidas prontas y enérgicas; también lo hacen los líderes militares de mi país y otros que comprenden que nuestra seguridad común está en juego.

Acuerdos entre naciones. Instituciones sólidas. Apoyo a los derechos humanos. Inversiones en desarrollo. Todos éstos son ingredientes vitales para propiciar la evolución de la cual habló el Presidente Kennedy. Sin embargo, no creo que tendremos la voluntad, la determinación o la resistencia para concluir esta labor sin algo más: esto es, la expansión continua de nuestra imaginación moral; una insistencia en que hay algo intrínseco que todos compartimos.

Al reducirse el mundo, uno pensaría que iba a ser más fácil que los seres humanos reconozcamos lo similares que somos; que comprendamos que todos nosotros queremos básicamente lo mismo; que todos anhelamos la oportunidad de vivir con cierto grado de felicidad y satisfacción para nosotros y nuestra familia.

Sin embargo, dado el vertiginoso ritmo de la globalización y la homogenización cultural promovida por la modernidad, no debería sorprendernos que la gente tema perder lo que aprecia de su identidad particular: su raza, su tribu y quizá más que nada, su religión. En algunos lugares, este temor ha producido conflictos. A veces, incluso parecemos estar retrocediendo. Lo vemos en el Oriente Medio, donde el conflicto entre árabes y judíos parece estar agravándose. Lo vemos en los países donde las divisiones tribales causan estragos.

Y más peligroso aun, lo vemos en la manera en que se usa la religión para justificar el asesinato de inocentes por personas que han distorsionado y profanado la gran religión del Islam, y que atacaron a mi país desde Afganistán. Estos extremistas no son los primeros en matar en nombre de Dios; hay amplia constancia de las atrocidades de las Cruzadas. Pero nos recuerdan que ninguna Guerra Santa puede ser jamás una guerra justa, pues si uno realmente cree que cumple con la voluntad divina, entonces no hay necesidad de templanza, no hay necesidad de perdonarle la vida a una madre embarazada o a un asistente médico, o trabajador de la Cruz Roja, ni siquiera a una persona de la misma religión. Una perspectiva tan distorsionada de la religión no sólo es incompatible con el concepto de la paz, sino también creo que es incompatible con el propósito de la fe, pues la regla de vital importancia en todas las principales religiones es tratar a los demás como te gustaría que te traten a ti.

Cumplir con esta ley de amor siempre ha sido el foco en la lucha de la naturaleza humana. No somos infalibles. Cometemos errores y caemos presa de las tentaciones del orgullo y el poder, y a veces la maldad. Incluso aquellos de nosotros con las mejores intenciones a veces dejamos de rectificar los errores ante nosotros.

Pero no tenemos que pensar que la naturaleza humana es perfecta para continuar creyendo que se puede perfeccionar la condición humana. No tenemos que vivir en un mundo idealizado para seguir aspirando a los ideales que lo harían un lugar mejor. La no violencia que practicaban hombres como Gandhi y King quizá no sea práctica o posible en todas las circunstancias, pero el amor que predicaron, su fe en el progreso humano, siempre debe ser la estrella que nos guíe en nuestra travesía.

Pues si perdemos esa fe, si la descartamos como tonta o ingenua, si existe un divorcio entre ésta y las decisiones que tomamos sobre asuntos de guerra y paz... entonces perdemos lo mejor de nuestra humanidad. Perdemos nuestro sentido de lo que se puede lograr. Perdemos nuestro compás moral.

Al igual que las generaciones anteriores a la nuestra, debemos rechazar ese futuro. Como dijo el Dr. King en una ceremonia similar hace tantos años, "Me rehúso a aceptar la desesperanza como la respuesta final a la ambigüedad de la historia. Me rehúso a aceptar la idea de que la realidad actual de la naturaleza humana haga que el hombre sea moralmente incapaz de alcanzar las aspiraciones eternas que siempre enfrenta".

Aspiremos al mundo que debería existir: esa chispa de divinidad que aún llevamos  como inspiración en el alma. (Aplausos.)

Hoy en algún lugar, en estos precisos momentos, en el mundo como lo es, un soldado ve que alguien lo sobrepasa en potencia de fuego pero permanece firme para mantener la paz. Hoy en algún lugar de este mundo, una joven manifestante aguarda la brutalidad de su gobierno, pero tiene la valentía de seguir marchando. Hoy en algún lugar, una madre enfrenta una pobreza devastadora pero de todos modos se da tiempo para enseñarle a su hijo, junta las pocas monedas que tiene para enviar a ese niño a la escuela porque cree que un mundo cruel todavía puede dar cabida a sus sueños.

Vivamos siguiendo su ejemplo. Podemos reconocer que la opresión siempre estará entre nosotros y aun así, esforzarnos por lograr la justicia.

 

Podemos admitir la inflexibilidad de la depravación y aun así, esforzarnos por lograr la dignidad. De ojos abiertos, podemos comprender que habrá guerras y aun así, esforzarnos por lograr la paz. Podemos hacerlo, pues ésa es la historia del progreso humano; ésa es la esperanza de todo el mundo, y en este momento de desafíos, ésa debe ser nuestra labor aquí en la Tierra.

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

 

 

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 27 de enero de 2010

 

Con el apoyo de la

Embajada de los Estados Unidos

 

 

CAMPAMENTO MUSICAL DE SEMBRANDO TALENTOS

 

 

Con el apoyo de la Embajada de los Estados Unidos de América, se llevará a cabo, entre los días 1 y 10 de Febrero próximos el Campamento Musical de Sembrando Talentos Uruguay.

 

Durante este campamento, que tendrá lugar  en las instalaciones del Centro de profesores del Este en Punta del Este - Maldonado, convivirán  niños y jóvenes, la mayoría carentes de acceder a una formación académica, con 14 músicos profesionales provenientes de diferentes países de América latina, EEUU y Europa.

 

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Asimismo se dictaran, en forma intensiva, clases individuales, grupales y de música de cámara, con el fin de mostrar al público uruguayo el resultado en dos conciertos finales que se realizaran, con entrada gratuita, en la Catedral de Maldonado el martes 9 de Febrero, a las 21 hrs. y en el Teatro Solís el miércoles 10 de Febrero, también a las 21 hrs.

                                                                                      

El objetivo principal de este Campamento Musical, donde participan 65 niños y jóvenes uruguayos, es el de emplear la música como una herramienta de inserción social, unión, intercambio multicultural, educación en valores, promoción del liderazgo y  excelencia, así como también una oportunidad única para interactuar directamente con  músicos profesionales.

 

La actividad cuenta además con el apoyo de la ANEP-CODICEN, Ministerio de Educación y Cultura, Comisión Nacional para la UNESCO, Junta Departamental de Maldonado, y las Intendencias Municipales de Maldonado y Montevideo, Embajada de los EEUU, Roche International.

 

 

 

 

 

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 26 de enero del 2010

 

NUEVO EMBAJADOR DE LOS ESTADOS UNIDOS EN URUGUAY,

 

DAVID D. NELSON, ARRIBO HOY A MONTEVIDEO

 

Arribó hoy a Montevideo el nuevo Embajador de los Estados Unidos en Uruguay, David D. Nelson, quien en los próximos días habrá de presentar sus cartas credenciales al Presidente de la República.

 

El nuevo representante diplomático fue confirmado por el Senado de los Estados Unidos el pasado 24 de diciembre de 2009, oportunidad en que describió al Uruguay como “un ejemplo de democracia estable, no sólo por tener elecciones en forma regular, como lo está haciendo este mes, sino por su profundo compromiso con los valores democráticos, los derechos civiles y la sociedad civil.”

En esa oportunidad indicó además que  "los líderes uruguayos de todos partidos están entregados a mejorar la situación de todos uruguayos, incluso a través de la educación y el crecimiento económico generado por el mercado. El compromiso de Uruguay con la educación es destacado por su reciente logro de proporcionar una computadora personal a cada estudiante."

Asimismo destacó que Uruguay está comprometido positivamente con el resto del mundo y destacó que el país es uno de los líderes mundiales en la contribución de tropas a las operaciones de paz en todo el mundo.

 

Biografía de David D. Nelson:

Nelson, diplomático de carrera, previo a su nominación por parte del Presidente Obama, se desempeñaba como Subsecretario Adjunto interino para Asuntos Económicos,

 

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

de Energía y Negocios del Departamento de Estado, siendo responsable de asesorar al Secretario de Estado sobre una diversidad de asuntos económicos. Desde el año 2008 dirigió el Bureau de Asuntos Económicos, de Energía y Negocios del Departamento de Estado con responsabilidades específicas en finanzas internacionales y desarrollo.

 

Previamente se desempeño como Asistente Ejecutivo del Subsecretario de Asuntos Económicos, Energía y Agricultura, Director de la Oficina de Políticas

 sobre Financiamiento del Terrorismo y Sanciones Económicas, Director de la Fuerza de Reconstrucción de Irak y Director de la Oficina de Asuntos Monetarios. Asimismo cumplió tareas en el Consejo de Seguridad Nacional como coordinador para la cumbre del grupo G-8.

Durante su carrera diplomática estuvo destinado en Berlín, Madrid, Bonn, Quito, Montevideo y Mérida.

El nuevo representante diplomático nació en Minneapolis, Minnesota y es graduado de las Universidades de Wisconsin y Maryland. Casado con Gloria Nelson, domina el idioma español y habla además alemán y francés.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Socios del Caribe e internacionales perfeccionan sistema de alerta de tsunamis

(Mejores redes sísmicas e indicadores de mareas mejoran detección de peligro regional)

Por Cheryl Pellerin
Redactora

Este es el segundo artículo de una serie sobre el sistema de alerta anticipada de tsunamis en el Caribe

Washington ? Los frecuentes terremotos en el Caribe y la preocupación sobre los tsunamis provocaron que los países isleños, la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) de la UNESCO y países vecinos, incluyendo Estados Unidos, colaboren basándose en la experiencia local contra huracanes y volcanes para establecer un sistema de alerta regional para tsunamis y otros peligros costeros.

Si bien ningún sistema de alerta puede prevenir riesgos que ocurran de manera natural como terremotos y tormentas, contar con un sistema de alerta anticipada puede reducir la pérdida de vidas y la destrucción que acompaña a estos peligrosos sucesos, al brindar a la gente tiempo para prepararse.

La iniciativa comenzó en 2005. En la actualidad, las islas están protegidas por estaciones sísmicas que operan en tiempo real para la detección de terremotos, tres sistemas de detección en la profundidad del océano (DART) de oleaje causado por tsunamis y una cifra cada vez mayor de estaciones para vigilar el nivel del mar. Para finales de año, Estados Unidos junto con el Centro para el Nivel del Mar de la Universidad de Hawái y la Red Sísmica de Puerto Rico ( http://redsismica.uprm.edu/spanish/ ) habrán instalado más de 11 estaciones para vigilar el nivel del mar en la región.

Después de un terremoto de magnitud 9,0 y un tsunami en el océano Índico que causó la muerte de 230.000 personas en 2004, la Administración Nacional de Asuntos Oceanográficos y Atmosféricos (NOAA) ha ayudado a mejorar la capacidad de alerta en el Caribe, dijo en una entrevista reciente Jenifer Rhoades, gerente del programa de tsunamis del Servicio Meteorológico Nacional de la NOAA.

Junto con el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), indicó Rhoades, "hemos mejorado la red sísmica en Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses, y estamos colaborando con el USGS y otros socios internacionales para optimizar la capacidad sísmica en otros lugares del Caribe".

Con supervisión y coordinación de la COI, además de la ayuda técnica y financiera de muchos países, los primeros sistemas de alerta sísmica y de tsunamis operan en el Pacífico y los del océano Índico, el noreste del Atlántico y el Mediterráneo, y el Caribe continúan mejorando.

VIGILANCIA LAS 24 HORAS

La región del Caribe está formada por 7.000 islas, islotes, arrecifes y cayos, y bajo la cristalina agua del Mar Caribe hay zonas de fosas y fallas entre placas tectónicas donde tensiones geológicas producen terremotos como el que sacudió a Haití el 12 de enero.

El nivel de actividad sísmica en la mayor parte del Caribe es considerado de moderado a severo. En los últimos tres años, según el Centro de Investigación Sísmica de la Universidad de las Indias Occidentales (University of the West Indies), han ocurrido en el Caribe por lo menos tres terremotos con una magnitud mayor de 7,0 -la intensidad del mortífero terremoto de Haití-.

En todas las islas, servicios meteorológicos y agencias de respuesta en casos de desastre en 23 países y territorios vigilan las 24 horas; asimismo, Estados Unidos está ayudando a establecer un Centro Regional de Alerta de Tsunamis en el Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico ( http://www.uprm.edu/ ).

Con financiación proporcionada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Barbados acordó ser la sede de un centro de información de tsunamis para el Caribe, con el objetivo de ayudar a educar a comunidades locales sobre cómo responder a avisos y alertas de tsunamis y hacia dónde dirigirse en caso de una emergencia.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Hasta que el sistema de alerta regional se encuentre en operación, el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico (PTWC) de la NOAA ubicado en la playa de Ewa, Hawái, proporcionará provisionalmente servicios de aviso de tsunamis para la región y, su Centro de alerta de tsunamis de la Costa Oeste y Alaska ubicado en Palmer, Alaska, proporcionará alerta de tsunamis para los territorios de Estados Unidos en el Caribe.
 

"En la primera semana de febrero llevaremos a cabo una capacitación para operadores de la red sísmica, así que estamos acelerando la labor del Centro de Investigación Sísmica en Trinidad, que es parte de la Universidad de las Indias Occidentales", indicó el 26 de enero en una entrevista Bernardo Aliaga, secretario técnico del Grupo de coordinación intergubernamental de la UNESCO para el Sistema de Alerta de Tsunamis del Caribe.

"Estamos colaborando con FUNVISIS [Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas] en Venezuela y con organizaciones de redes sísmicas en América Central, en particular con INETER [Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales]", explicó Aliaga. "Esto crea una densa red de sismómetros que permiten que el PTWC, y posteriormente el centro de alerta del Caribe, localicen y determinen rápidamente la magnitud y epicentro de un terremoto" en la región caribeña.

 

 

ALERTAS DE TSUNAMI
 


Todas las alertas de tsunamis se inician con dispositivos de vigilancia de terremotos llamados estaciones sísmicas. En todo el mundo, países, universidades y consorcios técnicos mantienen redes de estaciones sísmicas que pueden detectar terremotos dondequiera que ocurran y utilizar sistemas y satélites de comunicaciones para enviar la información a centros de alerta como el Centro Nacional de Información Sísmica de USGS, ubicado en el estado de Colorado, o el PTWC en Hawái.

Incluso la Organización del Tratado para la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCEN), cuyo sistema de vigilancia internacional utiliza estaciones sísmicas y otros tipos de tecnología para detectar explosiones nucleares en todo el mundo, ayuda a países a reforzar sus sistemas de alerta de tsunamis.

"Tenemos acuerdos para compartir información de cerca de 40 estaciones sísmicas y [resonadores] hidroacústicos con centros de alerta de tsunamis en Estados Unidos, Australia, Japón, Filipinas, Indonesia y Tailandia", escribió en un correo electrónico el 27 de enero Annika Thunborg, encargada de información pública de la comisión preparatoria de la OTPCEN. Los centros usan la información de la OTPCEN directamente para emitir alertas de tsunami, según explicó.

"También se encuentra en proyecto un acuerdo con Malasia y se llevan a cabo conversaciones con otros países de la región de los océanos Índico y Pacífico", agregó Thunborg. "Países de América Latina y el Caribe han expresado un interés en establecer centros regionales de alerta de tsunamis y usar la información de la OTPCEN con el propósito de emitir alertas de tsunamis. Nosotros en la OTPCEN estamos listos para ayudarles cuando les sea más conveniente".

En los centros de alerta, especialistas determinan la magnitud y localización del terremoto a partir de la información sísmica, y entonces utilizan la información que proviene después de indicadores de nivel del mar y de los DART para determinar si un terremoto ha generado un tsunami. Los especialistas evalúan la amenaza y emiten alertas para cada región o país afectado, donde funcionarios locales deciden si la amenaza justifica alertar al público.

"Se ha progresado en mejorar la detección y la capacidad de generar nuestros productos de alerta en el Caribe", expresó Rhoades, de NOAA. "No obstante, queda más trabajo por hacer sobre cómo diseminar esa información al público y mejorar la comunicación y información para asegurar que la gente sepa cómo responder".

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Esfuerzos contra la trata de personas en Haití


Departamento de Estado de Estados Unidos se refiere a los esfuerzos contra la trata de personas en Haití en declaraciones publicadas el 28 de enero de 2010.

A continuación una traducción del comunicado de prensa emitido por el Departamento de Estado:

DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS
Comunicado de prensa

Para publicación inmediata
28 de enero de 2010

Esfuerzos contra la trata de personas en Haití

Philip J. Crowley
Secretario de Estado adjunto
Oficina de Asuntos Públicos
28 de enero de 2010

Dado que tras el terremoto en Haití el potencial para la trata de personas, particularmente niños, es creciente, el Departamento de Estado participa activamente en la prevención de este problema.

El desastre en Haití ha desplazado a muchas personas y ha separado a numerosos niños de sus familias, lo que implica un gran riesgo y alta vulnerabilidad a la trata de personas. Como parte de la respuesta de emergencia del gobierno de Estados Unidos y de la planificación de recuperación a largo plazo, el Departamento ha actuado rápidamente movilizando esfuerzos coordinados tanto sobre el terreno en Haití como aquí en Washington para prevenir y combatir la trata de personas.

La Oficina de Control y Lucha contra la Trata de Personas del Departamento de Estado ha participado en este asunto antes del terremoto y después del mismo. Aunque UNICEF ha tenido el papel principal en la protección general de los niños en Haití desde el terremoto, estamos trabajando para complementar sus esfuerzos en la lucha contra la trata de niños.

En la actualidad, el Departamento de Estado y sus socios están intensificando los esfuerzos en cinco frentes distintos, que incluyen: apoyo a la protección de niños vulnerables (dirigido por UNICEF junto con el gobierno de Haití, la Cruz Roja, y otras organizaciones internacionales y no gubernamentale); el registro de niños sin compañía y separados; localización  y reunificación familiar, ayuda para removilizar las brigadas de protección de menores de la policía haitiana; prevención de la trata de haitianos desplazados; educación a los haitianos sobre los riesgos de deshacerse de los niños en tiempos de crisis;  y reconstrucción de la capacidad de las ONG de Haití que ya trabajan para proteger a los niños que son servidores domésticos a los que se conoce en Haití como restaveks.

Esta es tan sólo la primera ola de esfuerzos coordinados tras el terremoto que están aumentando a partir de esfuerzos y experiencia que ya existen en el terreno. En los próximos días se anunciará la coordinación de otras actuaciones.

 

 

            :::::::::::::::::::::::::::::::::

 

 

Expertos en tecnología ayudan a Haití mediante sus computadoras portátiles
 

 


Por Christopher Connell
Corresponsal especial

Washington -Una de las aplicaciones más nuevas para teléfonos iPhone disponible en AppStore de la empresa Apple es un traductor gratis de inglés a criollo llamado Tradui orientado a un sector especial del mercado: los miles de trabajadores de socorro a la vanguardia en la masiva operación de auxilio en Haití.

La aplicación fue creada por uno de los grupos de expertos en tecnología que se ofreció voluntario para un seminario de crisis realizado en Washington y conocido como CrisisCamp Haití, días después del gran terremoto que devastó la capital haitiana. Más de una docena de éstas sesiones de colaboración de ideas y escritura de código informático se realizan ahora en varios lugares de Estados Unidos, Canadá, Londres y Bogotá, Colombia; y varias más están planeadas para las semanas venideras.

En la jerga de los expertos en tecnología o "techies", las sesiones como éstas se denominan "BarCamps" o "unconferences" y en ellas se presentan ideas que se convierten en realidad trabajando en computadoras portátiles. Es una red de interconexión social para expertos entusiastas de computadoras y la calamidad haitiana ha dado a estas reuniones un foco humanitario.

Por pura coincidencia, tres profesionales de Washington - Andrew Turner, Noel Dickover y Heather Blanchard - habían creado un sitio web llamado Crisiscommons.org después de reunir a expertos en tecnología y respuesta de emergencia para un ejercicio organizado el verano pasado. Cuando el terremoto ocurrió, dieron aviso por Twitter y Facebook de que el grupo de crisis CrisisCamp estaba en sesión de trabajo.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA



"En vez de construir sólo mejores programas para encontrar cafeterías, usan todos sus conocimientos y ayudan a que la gente en el terreno encuentre agua y asistencia médica", dijo Turner, oficial principal de tecnología de la compañía FortiusOne, una compañía de cartografía digital.

En el segundo CrisisCamp en Washington, realizado en la sede de la Radio Pública Nacional (NPR), un equipo trabajó en la actualización de programas informáticos para una red de alta velocidad WiFi que ya se estaba instalando en Puerto Príncipe para entre 15 y 20 organizaciones de caridad, entre ellas CHF International, Save the Children y Catholic Relief Services. Trabajaron también para crear un sitio en la web con una lista al estilo de Craigslist de artículos y servicios que se necesitan en Haití. (Craigslist es un sitio en Internet donde se puede anunciar gratuitamente por ciudad, artículos que se ofrecen o se necesitan).

La organización sin fines de lucro Wayan Vota de Inveneo, que ayuda a llevar conexiones de Internet y otra tecnología a los países pobres, reclutó voluntarios para mejorar una red de alta velocidad WiFi para el uso de organizaciones de caridad y ONG que su compañía, NetHope, y otros empezaron instalar en la capital haitiana el 22 de enero. Puesto que algunas de las ONG están a gran distancia, "el edificio principal empieza a parecer la cabeza de Medusa con 14 antenas diferentes que apuntan hacia arriba", dijo Vota. El problema consistió en hallar la mejor manera de conectar los distintos nodos. Al final del día en NPR el equipo de Vota había efectuado cambios de software que ahora se someten a prueba en la sede de Inveneo en San Francisco.

Si todo va bien, los ingenieros en Haití "simplemente encenderán de nuevo los aparatos de conexión de las redes de computadoras y estos trabajarán mejor", dijo Vota. "No queríamos tener que transportar nuevos equipos a Haití".

Chris Selmer, socio principal en Intridea, una compañía que construye aplicaciones para Web, dirigió el rápido esfuerzo que produjo el rudimentario traductor de criollo a inglés para los teléfonos iPhone de Apple y los teléfonos Android de Google. Fuera de Haití, sólo unos pocos millones de personas hablan el criollo. El idioma no es uno de los muchos idiomas que los dispositivos de traducción en línea de Google y Microsoft pueden manejar. El trabajo llevó tres días y, con la ayuda de comentaristas de blog en materias de tecnología, se ganó la aprobación por AppStore de Apple de la noche a la mañana. En los primeros días en el mercado se descargaron unas 200 copias de Tradui. Una vez que los trabajadores de auxilio cargan la aplicación en sus teléfonos inteligentes, pueden utilizarla sin acceso a Internet.

Kristin Laboe pasó el día el sábado traduciendo los mensajes de texto en criollo enviados a un número de emergencia -4626.ushahidi.com- establecido por Ushahidi, un sitio que pide la colaboración del público y que fue creado inicialmente por keniatas para organizar y compartir información luego de la violencia tras las elecciones en 2007 a 2008. Con un sitio de colaboración del público como éste se reúne información útil en línea durante una crisis. El nombre Ushahidi, que significa "testimonio" en suajili, se utiliza no sólo en Haití, sino también para tareas de derechos humanos y de auxilio en todo el mundo.

Algunas de las solicitudes de ayuda más recientes por parte de haitianos, y su estatus, pueden leerse, en inglés, en http://haiti.ushahidi.com/reports

Laboe, que tiene 24 años, aprendió criollo cuando enseñaba inglés en Haití a estudiantes de escasos recursos en la Escuela de Louverture Cleary en Croix des Bouquets en las afueras de la capital de 2008 a 2009, y ha informado que los edificios del internado católico fueron dañados y que algunos de los 350 estudiantes sufrieron heridas, pero ninguno murió en el desastre.

Un haitiano envió un mensaje de texto de teléfono, informando que su casa había sido destruida y que su familia entera dormía en una quebrada a la orilla de un camino, y que aguardaba ayuda. Pero no dio su ubicación exacta. "Todos son mensajes de tremenda necesidad", dijo Laboe. "Esperamos que lo poco que podamos obtener de estos mensajes ayude a ubicar a estas personas".

En otra sala cercana llena de voluntarios se trabajaba en agregar detalles a los planos de las calles de Haití, y para ello se utilizaban datos digitales e información obtenida de imágenes de satélite de OpenStreetMap, mapas desclasificados de la Agencia Central de Inteligencia, e información transmitida desde Haití.

Anteriormente, dijo Dickover, un consultor de agencias de gobierno para crear comunidades en línea, "la única manera en que uno, como persona normal, podría contribuir en una crisis era llamando a la Cruz Roja y dando su número de tarjeta de crédito. Lo que sucede es que nos damos cuenta de que la persona común y corriente realmente puede ayudar a mejorar la respuesta de las ONG y las agencias gubernamentales en el terreno".

Natabara Rollosson, experto en desarrollo y que ha sido consultor de las Naciones Unidas y ayudó a establecer la Fundación Yéle Haití, dijo, "Esto es histórico porque es un momento en que se están rompiendo las barreras entre las operaciones de auxilio y la participación del público".

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones ( http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos (
http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0

.nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/

ci/ha/earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

EE.UU. apoya reintegrar a algunos talibanes en Afganistán

Por Stephen Kaufman
Redactor

Washington - La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton dijo que Estados Unidos continuará agresivamente con sus operaciones militares contra las fuerzas del talibán en Afganistán, pero que también apoyará los esfuerzos iniciados por los afganos para reintegrar a algunos de los combatientes talibanes que renuncien a la violencia y a al Qaeda y acepten cumplir con las leyes y la constitución del país.

En Londres, donde se realiza la Conferencia Internacional sobre Afganistán, Estados Unidos, junto a unos 70 otros países, aprobaron la creación del Fondo Fiduciario de Paz y Reintegración, como un incentivo para sacar a los combatientes del talibán del campo de batalla.

"Creemos que muchos de los soldados rasos del campo de batalla dejarán el talibán porque muchos de ellos ... están cansados de combatir", dijo, y añadió, "necesitamos incentivos a fin de protegerlos y darles alternativas para reemplazar el pago que recibían como combatientes del talibán", dijo Clinton el 28 de enero.

La administración Obama continuará con sus operaciones militares "muy agresivamente contra el talibán", especialmente contra aquellos "que tratan de matar a nuestros soldados y civiles y crear el caos", dijo. Sin embargo, al mismo tiempo quiere crear "una oportunidad para los talibanes que prefieran dejar el campo de batalla, renunciar a la violencia, renunciar a al Qaeda y aceptar cumplir con las leyes y la constitución de Afganistán para reinsertarse en la sociedad".

La secretaria elogió el "extraordinario compromiso" de Japón con el fondo, que anunció una contribución de 50 millones de dólares.

De acuerdo con las versiones de prensa se espera que el fondo fiduciario reúna unos 500 millones de dólares que serían utilizados para proporcionar puestos de trabajo y vivienda a los talibanes que se reintegren, muchos de los cuales se cree que se unieron a la organización para ganar dinero y no para apoyar su ideología religiosa extremista.

Aunque Estados Unidos no tiene previsto agregar dinero al fondo, la secretaria Clinton dijo que las fuerzas militares de Estados Unidos están en la actualidad involucradas en un esfuerzo paralelo utilizando "fondos sustanciales" para apoyar las iniciativas planteadas por el gobierno afgano para extraer a los insurgentes del campo de batalla.

"La premisa básica es que no se hace la paz con los amigos. Uno tiene que estar dispuesto a conversar con los enemigos, si se espera crear una situación que acabe con la insurgencia o que margine al resto de los insurgentes sin plantear una amenaza a la estabilidad y seguridad del pueblo", agregó.

Además de proporcionar fondos, Clinton dijo que también es muy importante garantizar la protección de aquellos que se han salido o que se lanzan contra el talibán.

"Hay que darse cuenta de las circunstancias. Hay una tribu en un pueblo de Pakistán que decidió combatir contra el talibán, y ocurrió que la tribu fue atacada con brutales atentados suicidas con bombas que mataron a más de cien personas durante un partido de voleibol", dijo.

Mientras Estados Unidos sigue adelante con el despliegue de 30.000 soldados adicionales en Afganistán, Clinton dijo que las fuerzas de Estados Unidos y las fuerzas internacionales "han acelerado el ritmo de nuestra presencia militar y estamos comenzando a ver evidencias del retroceso del impulso del talibán".

La meta sigue siendo tener "una estrategia dirigida por afganos y de propiedad de los afganos" y para que las fuerzas de la coalición puedan operar con un calendario en base a condiciones para transferir a sus contrapartes afganas el desempeño de los combates y la responsabilidad por la seguridad ", dijo Clinton.

"El mes de julio de 2011 será un punto en la transición para las tropas estadounidenses, ya que veremos dónde hemos llegado en cuanto a nuestros esfuerzos de seguridad; esperamos que haya una porción del país que esté bajo control afgano, y seguiremos adelante con la transición para sacar a nuestras fuerzas que serán reemplazadas por fuerzas afganas entrenadas y cualificadas", dijo.

Sin embargo, agregó que "esta no es una estrategia para la retirada", y que puede ser que la presencia militar de Estados Unidos siga "como ocurre en muchos países, proporcionando entrenamiento, logística e inteligencia".

Clinton también dijo que en los dos últimos meses transcurridos hubo un aumento en el reclutamiento de jóvenes afganos para las fuerzas de seguridad de su país, así como mejoras en la retención. "Hemos aumentado la paga, algo que era evidente que estaba fallando, dado que el talibán pagaba más de lo que pagaban las fuerzas de seguridad o la policía afgana", añadió.

En su discurso de inauguración en la conferencia, el primer ministro británico Gordon Brown pidió el apoyo internacional a los planes del presidente afgano Hamid Karzai de ampliar las fuerzas de seguridad y policía de su país en los dos años próximos.

De acuerdo con ese plan el ejército nacional afgano pasaría de 134.000 efectivos en octubre de 2010 a 171.600 efectivos en octubre de 2011. La policía nacional afgana pasaría de tener 109.000 efectivos en octubre de 2010 a 134.000 efectivos en octubre de 2011.

"En total esto colocará en 300.000 la cantidad de efectivos en las fuerzas de seguridad nacional, una presencia mucho más grande que nuestras fuerzas en la coalición", dijo Brown, que se espera que llegue a ser de 135.000 efectivos en 2011.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Senado de EE.UU. confirma  a Ben Bernanke como presidente de la Reserva Federal
 

 


Por Katherine Lewis
Corresponsal especial

Washington - El Senado de Estados Unidos confirmó el nombramiento de Ben Bernanke el 28 de enero para un segundo término como presidente de la Reserva Federal, una medida que posiblemente asegure a los mercados mundiales que una mano experta continuará  guiando el Banco Central de Estados Unidos y que la política monetaria continuará siendo congruente.

"Hemos tenido un líder en la Reserva Federal que en el último año y medio ha salvado virtualmente nuestra economía de un colapso predecible", dijo el senador Chris Dodd, demócrata de Connecticut y presidente de la Comisión de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos del Senado, al instar a sus colegas a aprobar el nombramiento de Bernanke. "Que él se fuera de la Reserva Federal y ésta se quedara sin liderazgo en este momento crítico sería más que vergonzoso, estaría al nivel de la irresponsabilidad".

La Reserva Federal establece las tasas de interés y puede inyectar liquidez en el sistema financiero por medio de préstamos directos a los bancos. El 27 de enero, la Reserva Federal decidió mantener las tasas de interés a niveles bajos sin precedentes.

Los senadores aprobaron el nombramiento de Bernanke por 70 votos a 30, la confirmación de un presidente de la Reserva Federal más estrecha de la historia. Previamente, Paul A. Volcker, que fue elogiado recientemente por sus actuaciones durante su etapa como jefe de la Reserva Federal, obtuvo el margen más estrecho cuando resultó confirmado para un segundo término por 84 votos a 16 en 1983. El Senado nunca ha rechazado a un candidato para la jefatura de la Reserva Federal. La economía y el sistema financiero todavía están en "muy mal estado" dijo Anne Vorce, directora del programa de política fiscal en la Fundación New America, una organización de investigación. Comentó que los políticos en días recientes querían "ser vistos y oídos y enviar una señal" criticando a Bernanke, pero dijo que Bernanke quizá no esté siendo debidamente considerado últimamente: "Dadas las circunstancias, ha realizado un increíble trabajo. Él y un cierto número de personas nos han salvado de una seria depresión", expresó.

Los senadores republicanos y algunos demócratas criticaron a Bernanke por apoyar la ayuda del gobierno al sector financiero, particularmente por rescatar a la empresa de seguros y productos financieros American International Group Inc. (AIG) así como por comprar enormes cantidades de hipotecas. Aunque muchos economistas consideran que los movimientos del gobierno impidieron una caída generalizada, los senadores expresan preocupación sobre la alta tasa de desempleo y los grandes bonos que continúan entregándose en las compañías financieras a los ejecutivos de Wall Street.

El índice industrial Dow Jones cayó cuando la confirmación de Bernanke parecía estar en duda recientemente, pero se recuperó cuando estuvo claro que su nombramiento sería confirmado en última instancia. "Es cierto que ha cometido errores, particularmente durante los años de la burbuja económica, pero sería extremadamente difícil encontrar a alguien en una posición de verdadero poder en el mundo durante esa época que no hubiera cometido errores", escribió Douglas J. Elliott, un investigador del Instituto Brookings, en un artículo reciente. "Cambiar de jefe en este momento sería un verdadero riesgo, puesto que pondría en duda las acciones que los inversores y los empresarios asumen que será probable que la Reserva Federal vaya a ejecutar, lo que será muy importante para el comportamiento general de la economía. Este no sería un buen momento para animar a los inversores a vender activos estadounidenses y el dólar en sí mismo, o para que los negocios congelen sus inversiones y planes de contratación".

Inicialmente el presidente George W. Bush nombró a Bernanke jefe de la Reserva Federal cuando tomó posesión de su primer término el 1 de febrero de 2006. Previamente, Bernanke presidió el Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca en 2005 y 2006, y sirvió en la Junta de Gobernación de la Reserva Federal de 2002 a 2005. Antes, fue presidente del departamento de economía de la Universidad de Princeton y había desarrollado su carrera académica especializándose en política monetaria y ciclos económicos.

Por supuesto, sus antecedentes académicos incluían el estudio de la Gran depresión lo que le hizo conocer bien el momento en que el sistema financiero parecía estar al borde del colapso en el otoño de 2008. La revista Time nombró a Bernanke "Persona del año" en 2009, y le concedió el crédito de haber rescatado la economía al inyectar "billones de nuevos dólares" en la economía.

"Su liderazgo creativo ayudó a asegurar que 2009 fuera un período de débil recuperación en lugar de una catastrófica depresión, y todavía tiene poder sin rival sobre nuestro dinero, nuestros empleos, nuestros ahorros y nuestro futuro nacional", escribió Michael Grunwald de la revista Time. "Las decisiones que ha tomado, y aquellas que todavía tiene que tomar, darán forma al camino de nuestra prosperidad, la dirección de nuestras políticas y nuestra relación con el mundo", dijo Grunwald.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Mes de la Historia Afroestadounidense honra legado de dificultades y triunfo
 


(Tema para 2010 es "La historia de la potenciación de la economía afroestadounidense"

Por Louise Fenner
Redactora

Washington - Cada febrero, el Mes de la Historia Afroestadounidense nos recuerda las dificultades y triunfos que millones de ciudadanos estadounidenses experimentaron contra los obstáculos más devastadores: la esclavitud, los prejuicios y la pobreza, así como también celebra sus contribuciones a la vida cultural y política del país.

De acuerdo con la Oficina del Censo de Estados Unidos, hay más de 41 millones de habitantes de la raza negra en Estados Unidos, incluyendo a aquellos que son descendientes de más de una raza. Conforman el 13,5 por ciento de la población estadounidense.

En 2009, la toma de posesión de Barack Obama, el primer presidente de Estados Unidos de origen afroestadounidense, otorga un significado especial al Mes de la Historia Afroestadounidense. Obama prestó juramento al cargo el 20 de enero, el día después de la celebración en honor a Martin Luther King Jr., que es día feriado nacional y día nacional del servicio a la comunidad.

En su discurso de toma de posesión, el presidente Obama reconoció la importancia histórica de un momento en que un hombre "a cuyo padre, hace menos de 60 años, quizá no hubieran servido en un restaurante local, está aquí hoy para prestar el juramento más sagrado".

RENDIR HOMENAJE A LOS LOGROS DE LOS AFROESTADOUNIDENSES

La celebración del Mes de la Historia Afroestadounidense fue idea de Carter G. Woodson, un destacado académico e historiador que instituyó la Semana de la Historia de los Negros en 1926. Eligió la segunda semana de febrero para que coincidiera con los cumpleaños del presidente Abraham Lincoln y del abolicionista Frederick Douglass.

La celebración se amplió a un mes en 1976 con ocasión del bicentenario del país. El presidente Gerald R. Ford instó a los estadounidenses a "buscar la oportunidad de honrar los logros de los afroestadounidenses, con mucha frecuencia ignorados, en todas las áreas de actividad de nuestra historia".

Woodson, hijo de antiguos esclavos de Virginia, se dio cuenta de que las dificultades y los logros de los estadounidenses de ascendencia africana eran ignorados o malinterpretados. Fundó la Asociación para el Estudio de la Vida e Historia Afroestadounidenses (ASALH) que apoya investigaciones históricas, publica una revista académica y establece cada año el tema del Mes de la Historia Afroestadounidense.

El tema para 2010, "La historia de la potenciación de la economía afroestadounidense", reconoce las vidas de hombres y mujeres de raza negra que han tenido éxito tales como Madame C. J. Walker, fundadora de un imperio de productos de belleza a principios del siglo XX y la primera mujer afroestadounidense en ganar un millón de dólares. (Véase Nueva exposición en honor a las mujeres que desafiaron y cambiaron Estados Unidos (
http://www.america.gov/st/arts-spanish/2008/October/20081010

104550MsutfoL0.3674433.html ))
 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Este año, ASALH celebra el centenario de la Liga Nacional Urbana (NUL), que fue fundada en la ciudad de Nueva York en 1910 por un grupo de dedicados reformistas, tanto de raza negra como blanca, que buscaban satisfacer las necesidades de los afroestadounidenses a medida que estos emigraban hacia el norte para escapar de la opresión económica, social y política en el Sur.

John Fleming, presidente de ASALH de 2007 a 2009 y director emérito del Centro Museo de Cincinnati, considera que los antecedentes de Obama, nacido de un padre negro de Kenia y una madre blanca de Estados Unidos, "continúan reflejando las contribuciones que los africanos y europeos han hecho a la historia estadounidense desde un principio".

Fleming dice que piensa que el Mes de la Historia Afroestadounidense debería concentrarse tanto en los aspectos positivos como negativos de la experiencia negra. "Sin duda, las dificultades han sido un tema constante en nuestra historia desde el principio. Sin embargo, no éramos esclavos antes de ser capturados en África y aunque la esclavitud fue parte de nuestra experiencia durante 250 años, tenemos más de cien años de libertad que también debemos tratar".

Fleming dijo que ha visto "progreso sustantivo en muchos frentes" pero "al mismo tiempo hay todavía problemas graves que deben ser tratados, como el de la clase marginada permanente que existe en las zonas urbanas hoy día, pues no parece posible romper el ciclo de la pobreza, y también hay algunos focos importantes de pobreza rural", como en el delta del Misisipí, añadió.

"Me alegro de que vayan a construir el Museo Nacional Afroestadounidense en la Explanada Nacional [de Washington], ello narrará una historia mucho más amplia", comentó Fleming. En 2003, el presidente George W. Bush firmó la legislación para el establecimiento del nuevo museo en la Explanada Nacional, cerca del monumento a Washington. Aún cuando el nuevo museo está aún sin construir, se presentó una muestra de fotografías en la Galería Nacional de Retratos en 2007 que viaja por diferentes museos del país hasta el año 2011. (Véase Exposición fotográfica muestra las dificultades y triunfos de los afroestadounidenses (
http://www.america

.gov/st/washfile-spanish/2008/January/20080

110185620ml5.810183e-02.html )).

"Pienso que la historia afroestadounidense recibe más atención en febrero que en ninguna otra época del año" dijo Fleming, y "me parece que es una oportunidad para aquellos que trabajamos en este campo de destacar algo que debería estudiarse durante todo el año".

Cada año, el presidente de Estados Unidos rinde homenaje al Mes de la Historia Afroestadounidense con una proclama y una celebración en la Casa Blanca. Los estados y ciudades también celebran sus propios actos en el país, y los medios de comunicación destacan temas relacionados con la historia afroestadounidense.

ASALH tiene su sede en Washington, donde Woodson vivió desde 1915 hasta su muerte en 1950. Su hogar está designado como monumento histórico nacional.

Vea también el artículo relacionado Museo documenta la experiencia afroestadounidense (
http://www.america.gov/st/peopleplace-spanish/2010/January/201001281636

16GLnesnoM0.6428949.html ).

Más información, en inglés, sobre datos de la Oficina del Censo para el Mes de la Historia Afroestadounidense (
http://www.census.gov/Press-Release/www/releases/archives/facts

_for_features_special_editions/014487.html ), está disponible en el sitio web de la Oficina del Censo.

Más información, en inglés, sobre la Asociación para el Estudio de la Vida e Historia Afroestadounidenses ( http://www.asalh.org/ ) (ASALH) y la Liga Nacional Urbana ( http://www.nul.org/ ), está disponible en sus sitios web.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Museo documenta la experiencia afroestadounidense

(Museo Nacional de Historia y Cultura Afroestadounidense inicia nuevo programa)

Por Lauren Monsen
Redactora

Washington - Desde el punto de vista del historiador Lonnie Bunch, un aparentemente ordinario recuerdo familiar guardado en un ático o sótano puede ser un tesoro cultural que ayude a narrar la historia de la experiencia afroestadounidense.

Bunch, director y fundador del Museo Nacional de Historia y Cultura Afroestadounidense (NMAAHC) del Instituto Smithsoniano, está a cargo de crear una colección de primera categoría de artefactos que esté lista para la inauguración del museo en 2015. Bunch pretende que el museo narre la historia de personas comunes así como de los grandes de la historia. Piezas históricas que han pasado de familia a familia pueden ser apropiadas para la colección del museo, señala, pero aún si permanecen con su propietario los artefactos necesitan de cuidado especial que los preserve para generaciones futuras.

"Cada día, piezas -fotografías familiares, uniformes militares, herramientas agrícolas, piezas decorativas y vestidos de boda- sufren deterioro y están en riesgo de perderse", expresó Bunch.

En 2008, NMAAHC lanzó el programa "Salvar nuestros tesoros afroestadounidenses", en que se viaja a ciudades de Estados Unidos y se invita a que las personas lleven sus reliquias para que sean evaluadas por un equipo de expertos y restauradores. Algunas piezas terminan siendo donadas al museo, aunque en el programa también se imparten técnicas adecuadas de preservación para recuerdos familiares de manera que puedan ser disfrutadas por generaciones futuras.

"Si no actuamos ahora", dijo Bunch, "la prueba tangible de un componente crítico de la historia estadounidense se perderá".

Más de 150 personas llevaron piezas tales como colchas, grilletes, Biblias y muñecas al primer evento de "Tesoros" realizado en Chicago en 2008. Una pieza era un raro sombrero blanco de maletero de la compañía Pullman, parte del uniforme usado por ayudantes afroestadounidenses de ferrocarriles desde finales del siglo XIX hasta la década de 1960. Su color blanco significa que quien lo llevaba puesto atendía a viajeros importantes (quizás aun presidentes) en un vagón privado de ferrocarril. El dueño del sombrero lo donó a NMAAHC, junto con otro raro hallazgo: Una insignia con la imagen de Madam C. J. Walker (1867-1919), la primera afroestadounidense en convertirse en millonaria por su propio esfuerzo.

Los eventos de "Tesoros" se han realizado en Los Ángeles, Washington y en las ciudades del estado de Carolina del Sur de Charleston y en la isla de Saint Helena. El 6 de febrero, con motivo del Mes de la Historia Afroestadounidense (
http://www.america.gov/st/diversity-spanish/2009/January/200901301

13053LrenneF0.5197565.html ) que se celebra cada año durante el mes de febrero, Bunch y otros expertos de NMAAHC invitarán a residentes de la ciudad de Atlanta a llevar sus reliquias a la Biblioteca Avenida Auburn para la investigación sobre historia y cultura afroestadounidense (Auburn Avenue Research Library on African-American Culture and History).

CONSTRUCCIÓN DE UN MUSEO

El Museo Nacional de Historia y Cultura Afroestadounidense, autorizado por el Congreso en 2003, actualmente cuenta con presencia en línea pero todavía espera su lugar permanente en la explanada nacional (Mall) en Washington. El arquitecto ghanés Freelon Adjaye y su compañía fueron seleccionados para diseñar el edificio, y Bunch indicó que espera que el presidente Obama esté presente cuando se coloque la primera piedra en el sitio del museo el 2012. Se avanza de acuerdo a lo previsto para cumplir el plazo programado para la inauguración del museo en 2015, según NMAAHC.

La exhibición inaugural del museo en 2007 "Que la resistencia sea tu lema: retratos afroestadounidenses (
http://www.america.gov/st/washfile-spanish/2008/January/200801101

85620ml5.810183e-02.html )" (Let Your Motto Be Resistance: African American Portraits), incluye 100 asombrosas fotografías en blanco y negro que muestran la historia estadounidense desde un punto de vista positivo de las personas que sufrieron discriminación, opresión e injusticia. Una versión itinerante se encuentra en este momento en Atlanta.

Al ser entrevistado recientemente por la radio pública National Public Radio, Bunch admitió que crear un museo "no es tarea para alguien que se descorazone fácilmente".

El desafío más grande es reunir suficientes artefactos "para narrar una historia completa", explicó. "Una de las cosas que es importante para mí es crear un museo que, por un lado, sea un lugar que ayude a recordar no sólo la experiencia afroestadounidense y recordar los nombres que se piensa son conocidos -los Martin Luther King, las Sojourner Truth-, sino [también narrar] esas historias que no son conocidas: En realidad entender cómo era ser una esclava o entender realmente lo que fue para una familiar abandonar Mississippi [y emigrar] a la zona sur de Chicago en 1917".

Una pieza que el museo ha adquirido es un antiguo vagón de ferrocarril de la era de "Jim Crow" de segregación racial, afirmó Bunch. "Parece ser un viejo vagón normal de ferrocarril de la década de 1940 hasta que se entra en él. La primera mitad del vagón estaba destinada a pasajeros de raza blanca. Asientos estupendos y baños asombrosos para 1940, y entonces cuando se camina hacia la parte trasera se encuentra con una pequeña puerta sin cerrojo en la que se lee 'personas de color'. Al pasar por esa puerta, la parte posterior del vagón es mucho más pequeña y sólo tiene bancas".

Caminar a través de ese vagón de ferrocarril puede ayudar a la gente, en especial a los jóvenes, a "entender lo que significa segregación", expresó Bunch.

Otro objeto importante en la colección del museo es el ataúd original en que Emmett Till fue sepultado. Till, un adolescente afroestadounidense de 14 años de edad, fue brutalmente asesinado por hombres de raza blanca en Mississippi en 1955 después de que supuestamente le silbó a una mujer de raza blanca. La madre de Till insistió en un ataúd abierto para mostrar al mundo la brutalidad del asesinato, por lo que la tragedia se convirtió en un catalizador del movimiento de derechos civiles en Estados Unidos. El ataúd de Till fue donado por sus familiares a NMAAHC (su cuerpo fue exhumado en 2004 para realizarle una autopsia y vuelto a sepultar en un ataúd nuevo).

La raza es "todavía uno de los diálogos más difíciles que tenemos" en Estados Unidos, expresó Bunch a la Voz de América. Si bien la elección de Barack Obama como el 44º presidente del país representa "un cambio profundo, no significa que los asuntos raciales que nos dividieron se hayan acabado". La gente quiere que el museo "diga la verdad" sobre la historia de la esclavitud y la discriminación, agregó, y urgen a Bunch a que "tenga fe en que los estadounidenses podrán hacerse cargo de su difícil historia".

Aunque no se puede pasar por alto o minimizar la opresión y la tragedia, no todo tendrá un aspecto sombrío. El museo explorará las muchas contribuciones de los afroestadounidenses a la cultura popular. Asimismo, el museo adquirió una trompeta que alguna vez fue propiedad de la leyenda del jazz Louis Armstrong, una capa y pantalón de peto que pertenecieron al difunto cantante de soul James Brown, y prendas del Museo de la Moda Afroestadounidense. A partir de abril, el museo presentará una exhibición en multimedia sobre el 75º aniversario del Teatro Apolo de Harlem.

Para más información, en inglés, sobre el museo ( http://nmaahc.si.edu/ ) y su programa "Salvar nuestros tesoros afroestadounidenses ( http://nmaahc.si.edu/section/programs/view/47 )", incluyendo consejos (
http://nmaahc.si.edu/

section/programs/view/48 ) para preservar libros, fotos y demás artefactos culturales, vea el sitio web de NMAAHC.

Más información, en inglés, sobre la colaboración del museo ( http://nmaahc.si.edu/section/programs/view/55 ) con la Corporación para la divulgación pública de registros de narrativas (Corporation for Public Broadcasting on StoryCorps Griot), un programa para preservar las historias orales de las familias afroestadounidenses, también está disponible en el sitio web del museo. Además, cuenta con un Libro de recuerdos ( http://nmaahc.si.edu/section/get_involved/view/76 ) en línea donde se pueden compartir fotos e historias.

Véase también el artículo relacionado "Creciente cantidad de museos preservan historia y cultura de afroestadounidenses (
http://www.america.gov/st/washfile-spanish/2007/February/20070220

121807liameruoy0.3067591.html )".

 

               :::::::::::::::::::::::::

 

Toma de posesión de líder hondureño permite terminar con convulsión política


Por Merle David Kellerhals Jr.
Redactor

Washington  -  Una delegación de Estados Unidos se reunió en Tegucigalpa con el presidente hondureño Porfirio Lobo Sosa para sostener conversaciones privadas el día antes de su juramento como presidente el 27 de enero, lo que puso fin en efecto a una crisis política de siete meses de duración que comenzó cuando los oficiales del ejército derrocaron al presidente Manuel Zelaya.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 



El secretario de Estado adjunto Arturo Valenzuela, que habló con la prensa, desde su automóvil en el palacio presidencial el 27 de enero, dijo que Lobo señaló claramente en su discurso de toma de posesión la urgencia de la reconciliación y unidad nacional.

"Las cosas se están moviendo mayormente en la dirección correcta. Pronto y rápidamente se iniciará una comisión de la verdad", agregó Valenzuela.

Luego de la ceremonia de juramentación de Lobo, a cargo de Juan Orlando Hernández, actual presidente del Congreso Nacional de Honduras, el nuevo presidente firmó de inmediato un decreto concediendo amnistía política a todos los involucrados en la reciente crisis política en su país, lo que hizo posible que Zelaya, cuyo mandato en el gobierno terminó oficialmente el 27 de enero, saliera del país a salvo para exiliarse en la República Dominicana.

"La familia hondureña comienza el proceso de reconciliación", dijo Lobo en un discurso que pronunció en el estadio nacional en la capital Tegucigalpa, según informes noticiosos.

Valenzuela dijo a los periodistas que Estados Unidos urgió al gobierno hondureño a restaurar el orden democrático y constitucional tan pronto como sea posible, como lo estipula el Acuerdo de Tegucigalpa-San José. Dicho acuerdo, logrado hace meses, exige que Honduras establezca una comisión de la verdad, la reconciliación nacional y la unidad nacional.

Zelaya fue arrestado el 28 de junio, enviado por avión a la cercana Costa Rica, y luego reemplazado por un gobierno de facto presidido por Roberto Micheletti. Estados Unidos apoyó los esfuerzos de la Organización de los Estados Americanos para llegar a una solución a la crisis política con mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias.

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton envió a Tegucigalpa a varios diplomáticos de alto nivel de Estados Unidos para ayudar a ambas partes a superar los obstáculos remanentes a una solución política. Zelaya y Micheletti acordaron el 30 de octubre de 2009 permitir al Congreso de Honduras, con autorización de la Corte Suprema, decidir si se permitía el regreso de Zelaya al poder y si se le permitiría servir el resto de su mandato hasta el 27 de enero. También se pedía la formación de una comisión de la verdad para investigar los acontecimientos que condujeron al golpe. La Corte Suprema negó el permiso para que Zelaya cumpliera su término.

El candidato de la oposición, Porfirio Lobo Sosa, un ranchero miembro del Partido Nacionalista, de tendencia conservadora, ganó la elección presidencial del 29 de noviembre, que estaba prevista mucho antes del golpe de 28 de junio. Estados Unidos reconoció la elección de Lobo y lo destacó por sus rápidas declaraciones, cuando dijo que trabajará con el nuevo gobierno para reconciliar los asuntos que todavía confronta el país. El proceso para la elección presidencial comenzó con las primarias realizadas en noviembre de 2008.

Para Estados Unidos el proceso de la elección presidencial era parte de la restauración del gobierno democrático en Honduras. Valenzuela dijo que entre las cosas que deben evaluarse en el proceso de recuperación está la ayuda de Estados Unidos y la cooperación contra los narcóticos.

"Vamos a evaluar estos acontecimientos. Vemos que las cosas se están moviendo mayormente en la dirección correcta. Y si se toman estas medidas nosotros evaluaremos nuestra posición", dijo Valenzuela.

Valenzuela, secretario de Estado adjunto en el Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, dijo que Lobo escoltó personalmente a Zelaya y al presidente dominicano Leonel Fernández hasta el aeropuerto para su partida luego de ofrecer un almuerzo a los invitados extranjeros en el palacio presidencial. El gesto tenía la intención de mostrar la transición democrática de un presidente hacia el próximo.

El presidente Obama envió una delegación dirigida por el secretario adjunto Valenzuela, junto al embajador de Estados Unidos en Honduras, Hugo Lloréns; José Fernández, vicesecretario de Estado para Asuntos Energéticos, Económicos y Empresariales; y Craig Kelly, vice secretario principal de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental.
 

                ::::::::::::::::::::::::

Ejército de EE.UU. contribuye en la búsqueda y rescate en Haití

(Ingenieros militares ayudaron al tener esperanza en los rescates)

Por Jim Fisher-Thompson
Redactor

Washington - Basta sólo con ver las heridas de las víctimas "aplastadas" en el terremoto de Haití, para darse cuenta de que el efecto del terremoto en los edificios de cemento desplomados deja pocas oportunidades de sobrevivir. A pesar de ese hecho horrible, los equipos de búsqueda y rescate (SAR) desplegados por el Ejército de Estados Unidos que trabajan junto con unidades civiles de todo el mundo tuvieron varios éxitos tras el desastre del 12 de enero que resultó en la muerte de más de 100.000 personas.

A los pocos días del devastador terremoto, los ingenieros militares de Estados Unidos y las unidades para rescate de la Operación  Respuesta Unificada trabajaron febrilmente con equipos de búsqueda y rescate de Estados Unidos así como con unidades de Taiwán, Turquía, Francia, Israel y otros países para rescatar a los sobrevivientes que habían quedado atrapados; muchos los cuales habían sufrido horribles heridas en brazos y piernas que necesitaban amputación inmediata.

Los 1.700 miembros de 43 equipos de búsqueda y rescate utilizaron 161 perros olfateadores y aparatos sofisticados de escucha para localizar y extraer a los sobrevivientes de los escombros de estructuras desplomadas. Seis de los equipos eran de Estados Unidos y sus 511 miembros llegaron de California, Florida, Nueva York y Virginia.

Los equipos de búsqueda y rescate recibieron ayuda de unidades militares de Estados Unidos que utilizaron equipo pesado para limpiar parte de los escombros que obstruían los caminos hacia los sitios de rescate y evaluaron la estabilidad de las estructuras dañadas.

Al tiempo que se enfocaron en la restauración de servicios públicos esenciales como electricidad y agua, los ingenieros militares de Estados Unidos también tuvieron un papel importante en las actividades de búsqueda y rescate, dice el coronel del Ejército Rick Káiser, comandante de la fuerza conjunta de la 20ª Brigada de Ingeniería.

En una teleconferencia desde Puerto Príncipe, el 27 de enero, el coronel Káiser les dijo a los periodistas que los ingenieros militares de Estados Unidos trabajaron con civiles del Cuerpo de Ingenieros del Ejército expertos en estructuras que tuvieron "muchísima experiencia en operaciones de búsqueda, rescate y recuperación el 11 de Septiembre [de 2001]".

Los sitios desplomados son "extremadamente peligrosos", dijo Káiser, al agregar que, "Si uno quita una viga o la sección de cemento equivocados puede causar el desplome de la estructura restante por completo". Por eso, los ingenieros de Estados Unidos "aprovecharon la pericia" del personal de búsqueda y rescate al "identificar en el lugar...cuál pedazo o componente [de la masa de escombros de cemento] había que quitar seguidamente".

Ese cuidado dio resultados el 19 de enero cuando miembros del personal de rescate del 23º Escuadrón de Tácticas Especiales de la  Fuerza Aérea de Estados Unidos que trabajaban con miembros de varios equipos de rescate pudieron rescatar a una mujer de 25 años de edad que había quedado atrapada durante siete días en un edificio desplomado.

A pesar de los temblores y el caos que siguieron al terremoto, un equipo francés de búsqueda y rescate extrajo a ocho sobrevivientes de las ruinas del Hotel Montana en Puerto Príncipe, incluyendo a siete estadounidenses, 48 horas después del desastre.

El Equipo de búsqueda y rescate urbanos del Condado de Fairfax, Virginia, que llegó a Haití menos de 24 horas tras el desastre, informó el 21 de enero que había salvado 14 "vidas" de edificios desplomados, entre ellos una casa grande cuyo propietario sobrevivió el desplome pero cuya familia había quedado atrapada adentro. Cuatro miembros de la familia fueron rescatados por el equipo de búsqueda y rescate que el propietario haitiano dijo "fue enviado del cielo".

Según indica la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), que coordina los esfuerzos estadounidenses de auxilio y rescate en Haití, para el 26 de enero, equipos de búsqueda y rescate de Estados Unidos habían rescatado a 47 personas, y otros equipos de Estados Unidos e internacionales combinados habían rescatado a 134 personas.

En la misma fecha, un equipo de búsqueda y rescate de la 82ª División de Paracaidistas del Ejército de Estados Unidos rescató a un hombre atrapado bajo los escombros de un edificio cerca de la catedral de Puerto Príncipe.

Pero ahora, con pocas posibilidades de encontrar a nadie vivo bajo los escombros dos semanas después del desastre, las operaciones de búsqueda y de rescate han disminuido y sólo unos 10 equipos todavía buscan sobrevivientes, informa USAID.

A fecha de 26 de enero, USAID ha proporcionado más de 253 millones de dólares en auxilio después del terremoto de Haití y el Departamento de Defensa comprometió otros 126 millones de dólares para suministros, cuidados médicos y transporte a Haití.

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Discurso del presidente Obama sobre el Estado de la Unión

(Al Congreso y la nación el 27 de enero de 2010

A continuación la traducción del discurso del presidente Obama sobre el Estado de la Unión, como fue publicada por la Casa Blanca:

LA CASA BLANCA
Oficina del Secretario de Prensa
Para Publicación Inmediata
27 de enero, 2010

DECLARACIONES DEL PRESIDENTE
EN DISCURSO SOBRE EL ESTADO DE LA UNIÓN
Capitolio de los Estados Unidos
9:11 P.M. EST

EL PRESIDENTE: Señora Presidenta de la Cámara de Representantes, Vicepresidente Biden, miembros del Congreso, distinguidos invitados y conciudadanos:

Nuestra Constitución declara que, cada cierto tiempo, el Presidente debe proporcionarle al Congreso información sobre el estado de nuestra nación. Durante doscientos veinte años, nuestros líderes han cumplido con este deber. Lo han hecho durante tiempos de prosperidad y tranquilidad. Y lo han hecho en tiempos de guerra y depresión, en tiempos de gran discordia y gran pugna.

Es tentador hacer una retrospectiva de esos tiempos y suponer que nuestro progreso fue inevitable, que Estados Unidos siempre estuvo destinado a tener éxito. Pero después de la derrota de la Unión en la Batalla de Bull Run y del desembarco inicial de los Aliados en playa Omaha, el desenlace estaba muy en duda. Cuando el mercado colapsó el Martes Negro y quienes marcharon por derechos civiles fueron golpeados el Domingo Sangriento, el futuro no tenía nada de cierto. Esos fueron tiempos que sometieron a prueba la valentía de nuestras convicciones, y la fortaleza de nuestra nación. Y a pesar de todas nuestras divisiones y desacuerdos; nuestras dudas y nuestros temores; Estados Unidos prevaleció porque optamos por avanzar como una nación y un pueblo.

Nuevamente, nos hemos visto sometidos a prueba. Y nuevamente, debemos responder al llamado de la historia.

Hace un año, asumí la presidencia en medio de dos guerras, una economía conmocionada por una severa recesión, un sistema financiero al borde del colapso y un gobierno sumamente endeudado. Expertos de todo el espectro político advirtieron que si no hacíamos algo al respecto, posiblemente enfrentaríamos una segunda depresión. Por lo tanto, actuamos inmediata y enérgicamente. Y un año más tarde, lo peor de la tormenta ya pasó.

Pero quedan los daños. Uno de cada diez estadounidenses aún no puede encontrar trabajo. Muchas empresas han cerrado. La vivienda se ha devaluado. Pueblos pequeños y comunidades rurales se han visto particularmente afectados. Y para quienes ya conocían la pobreza, la vida es mucho más dura.

Esta recesión también ha hecho más pesada la carga que las familias de Estados Unidos soportan desde hace décadas: se ven obligados a trabajar más arduamente y por más tiempo por menos dinero; no pueden ahorrar suficiente para jubilarse o ayudar a los hijos con la matrícula universitaria.

O sea que estoy consciente de las ansiedades que los agobian en este momento. No son nada nuevo. Esas dificultades son el motivo por el cual me postulé a la presidencia. Estas dificultades las he presenciado durante años en lugares como Elkhart, Indiana y Galesburg, Illinois. Me entero de ellas en las cartas que leo todas las noches. Las más difíciles de leer son las que escriben los niños preguntando por qué se tienen que mudar de casa, preguntando cuándo su mamá o papá podrá volver a trabajar.

Para estos estadounidenses y tantos otros, los cambios no se han producido lo suficientemente rápido. Algunos se sienten frustrados y otros furiosos. No comprenden por qué parece que se recompensa la conducta inapropiada de Wall Street pero no el arduo trabajo de la gente promedio; o por qué Washington no ha podido o no está dispuesto a resolver ninguno de nuestros problemas. Están hartos del partidismo, el griterío y la mezquindad. Saben que no podemos darnos el lujo de hacer eso. No en este momento.

Entonces, enfrentamos importantes y difíciles desafíos. Y lo que los estadounidenses esperan -lo que merecen- es que todos nosotros, demócratas y republicanos, resolvamos nuestras diferencias y superemos el peso muerto de nuestra política. Pues si bien las personas que nos trajeron aquí provienen de diferentes esferas, y tienen historias y credos distintos, sienten la misma ansiedad. Comparten las mismas aspiraciones. Un empleo que pague las cuentas. La oportunidad de salir adelante. Más que nada, la capacidad de darles a sus hijos una vida mejor.

¿Saben qué más tienen en común? Una resistencia obstinada ante la adversidad. Tras uno de los años más difíciles en nuestra historia, siguen ocupados fabricando autos y enseñando a niños; montando empresas y retomando sus estudios. Son entrenadores de las ligas menores y ayudan a sus vecinos. Una señora me escribió, "Estamos ajustados pero tenemos esperanza, estamos pasando dificultades, pero tenemos ánimo".

Es por este espíritu -esta gran decencia y gran fortaleza- que nunca he sentido más optimismo respecto al futuro de Estados Unidos que esta noche. (Aplausos.) A pesar de nuestras dificultades, nuestra nación es fuerte. No nos damos por vencidos. No nos rendimos. No permitimos que el temor o las divisiones nos quiten el ánimo. En esta nueva década, es hora de que los estadounidenses tengan un gobierno tan decente como ellos; que encarne su fuerza. (Aplausos.)

Y esta noche, esta noche quiero hablar sobre cómo podemos realizar esa promesa juntos.

Comienza con nuestra economía.

Nuestra tarea más urgente tras asumir el cargo fue reforzar a los mismos bancos de Wall Street cuya imprudencia ayudó a causar esta crisis. No fue fácil hacerlo. Y si hay algo que ha unido a demócratas y republicanos, y a todos los demás, es que todos odiamos el rescate de los bancos. Yo lo detesté. (Aplausos.) Yo lo detesté. Ustedes lo detestaron. Fue tan popular como una endodoncia. (Risas.)

Pero cuando me postulé a la presidencia, prometí que no solamente tomaría medidas que fueran populares. Tomaría las medidas necesarias. Y si hubiéramos permitido el colapso del sistema financiero, el desempleo posiblemente habría sido el doble de lo que es ahora. Con toda certeza, más empresas habrían cerrado. Sin duda, se habrían perdido más viviendas.

Por lo tanto, apoyé los esfuerzos del gobierno pasado de crear un programa de rescate financiero. Y cuando asumimos el programa, lo hicimos más transparente y responsable. Como resultado, los mercados ahora están estables y hemos recuperado gran parte del dinero que gastamos en los bancos. (Aplausos.) Gran parte, pero no todo.

Para recuperar el resto, he propuesto una cuota para los bancos más grandes. (Aplausos.) Bueno ya sé que a Wall Street no le gusta mucho esta idea, pero si estas firmas pueden darse el lujo de volver a dar grandes bonificaciones, pueden pagar una cuota modesta para reembolsarles a los contribuyentes que los rescataron en su momento de necesidad. (Aplausos.)

Ahora a medida que le dimos estabilidad al sistema financiero, también tomamos medidas para hacer que nuestra economía vuelva a crecer, preservar el mayor número posible de empleos y ayudar a los estadounidenses que se habían quedado sin empleo.

Por eso extendimos o aumentamos los beneficios de desempleo para más de 18 millones de estadounidenses; redujimos el costo del seguro médico en 65% para las familias que reciben su cobertura por medio de COBRA, y aprobamos 25 distintos recortes tributarios.

Ahora permítanme repetir: disminuimos los impuestos. Disminuimos los impuestos de 95% de las familias trabajadoras. (Aplausos.) Disminuimos los impuestos de las pequeñas empresas. Disminuimos los impuestos de quienes compran casa por primera vez. Disminuimos los impuestos de los padres que están tratando de cuidar a sus hijos. Disminuimos los impuestos de 8 millones de estadounidenses que pagan matrícula universitaria.

Pensé que lograría aplausos por eso. (Risas y aplausos.)

Como resultado, millones de estadounidenses tuvieron más dinero para gastar en gasolina y comida y otras necesidades, todo lo cual ayudó a las empresas a conservar más empleados. Y no hemos aumentado ni un centavo el impuesto a la renta de nadie. Ni un centavo. (Aplausos.)

Debido a las medidas que tomamos, aproximadamente dos millones de estadounidenses están trabajando en este momento que de otra manera estarían desempleados. (Aplausos.) 200,000 trabajan en construcción y energía limpia. 300,000 son maestros y otros trabajadores del sector educación. Decenas de miles son policías, bomberos, empleados en penitenciarías y socorristas. (Aplausos.) Y estamos por agregar 1 millón y medio de empleos adicionales a este total para fines de año.

El plan que hizo posible todo esto, desde los recortes tributarios hasta los empleos, es la Ley para la Recuperación. (Aplausos.) Correcto: la Ley para la Recuperación, también conocida como la Ley de Estímulo. (Aplausos.) Economistas de izquierda y derecha dicen que este proyecto de ley ayudó a preservar empleos y evitar catástrofes. Pero no tiene que creerles a los expertos.

Hablen con la pequeña empresa en Phoenix que aumentará el número de empleados al triple gracias a la Ley para la Recuperación.

Hablen con el fabricante de ventanas en Filadelfia que dijo que solía tener sus dudas sobre la Ley para la Recuperación, hasta que tuvo que agregar dos turnos más sólo por la demanda generada.

Hablen con la maestra que está criando sola a dos hijos a quien su directora le dijo la última semana de clases que, al fin y al cabo, no se le despediría, gracias a la Ley para la Recuperación.

Hay casos como éste en todo Estados Unidos. Y tras dos años de recesión, la economía está creciendo nuevamente. Los fondos de jubilación han comenzado a recuperar un poco de su valor.

Las empresas están comenzando a invertir nuevamente, y poco a poco, algunas están comenzando a contratar nuevamente.

Pero estoy consciente de que por cada caso de éxito, hay otros casos más de hombres y mujeres que se despiertan con la angustia de no saber de dónde vendrá su próximo cheque de pago; que mandan su currículo semana tras semana y no tienen respuesta alguna. Por eso, el empleo debe ser nuestra primera prioridad en el 2010, y por eso estoy proponiendo esta noche un nuevo proyecto de ley de empleos. (Aplausos.)

Pues bien, el verdadero motor de generación de empleo en este país siempre serán las empresas de Estados Unidos. (Aplausos.) Pero el gobierno puede crear las condiciones necesarias para que las empresas se expandan y contraten a más trabajadores.

Debemos comenzar donde se produce la mayoría de los empleos: en las pequeñas empresas, negocios que se montan cuando -- (Aplausos.) -- negocios que se montan cuando un empresario - cuando un empresario intenta toma el riesgo de hacer realidad un sueño o una empleada decide que es hora de ser su propia jefa.

A fuerza de valor y determinación, estas empresas han resistido los embates de la recesión y están listas para el crecimiento. Pero cuando uno habla con dueños de pequeñas empresas en lugares como Allentown, Pensilvania o Elyria, Ohio, se entera de que aunque los bancos en Wall Street están otorgando préstamos nuevamente, en la mayoría de los casos es a empresas más grandes. Los dueños de pequeñas empresas en todo el país tienen dificultad para obtener financiamiento.

Entonces, esta noche propongo que tomemos $30,000 millones del dinero que los bancos de Wall Street han devuelto y lo usemos para ayudar a los bancos comunitarios a otorgarles a las pequeñas empresas el crédito que necesitan para mantenerse a flote. (Aplausos.) También estoy proponiendo un nuevo crédito tributario para pequeñas empresas que se otorgará a más de un millón de compañías pequeñas que contraten a nuevos trabajadores o aumenten sus salarios. (Aplausos.) Y aprovechemos la ocasión para eliminar también todo impuesto sobre ganancias de capital producto de inversiones de pequeñas empresas, y proporcionar un incentivo tributario para que todas las empresas, grandes o pequeñas, inviertan en nuevas plantas y equipo. (Aplausos.)

Luego, podemos poner ahora mismo a estadounidenses a trabajar construyendo la infraestructura del futuro. (Aplausos.) Desde las primeras vías ferroviarias hasta el sistema interestatal de carreteras, nuestra nación siempre se ha caracterizado por ser competitiva. No hay motivo por el cual Europa o China tengan los trenes más rápidos o las plantas más nuevas que fabrican productos de energía limpia.

Mañana, iré a Tampa, Florida, donde trabajadores pronto pondrán la primera piedra de un nuevo tren de alta velocidad financiado por la Ley para la Recuperación. (Aplausos.) Hay proyectos como ése en todo el país que generarán empleos y ayudarán a trasladar los bienes, servicios e información de nuestra nación. (Aplausos.) Debemos poner a más estadounidenses a trabajar construyendo instalaciones de energía limpia -- (Aplausos.) -- y dándoles reembolsos a los estadounidenses que hacen que su casa utilice energía más eficientemente, lo que apoya empleos de energía limpia. (Aplausos.) Y para alentar a éstas y otras empresas a permanecer dentro de nuestras fronteras, es hora de finalmente eliminar los recortes tributarios otorgados a las empresas que envían nuestros empleos al extranjero y darles dichos recortes a las empresas que generan empleos en Estados Unidos de Norteamérica. (Aplausos.)

La Cámara de Representantes ha aprobado un proyecto de ley de empleos que incluye algunas de estas medidas. (Aplausos.) Insto al Senado a que haga lo mismo como su primer acto del año, y sé que lo harán. (Aplausos.) Lo harán. (Aplausos.)La gente está sin trabajo. Está sufriendo. Necesita nuestra ayuda. Y quiero un proyecto de ley sobre empleos en mi despacho sin demora. (Aplausos.)

Pero la verdad es que estas medidas no son suficientes para recuperar los siete millones de empleos que perdimos en los últimos dos años. La única manera de pasar al pleno empleo es sentar una nueva base para el crecimiento económico a largo plazo y finalmente hacerles frente a los problemas que las familias de Estados Unidos enfrentan desde hace años.

No podemos darnos el lujo de tener una presunta "expansión" económica como la de la última década -la que algunos llaman la "década perdida"- en la que el empleo creció más lentamente que en ningún otro periodo de expansión; en la que los ingresos de la familia estadounidense promedio bajaron mientras el costo del cuidado de salud y las matrículas alcanzó niveles récord; en la que la prosperidad se basó en una burbuja de vivienda y especulación financiera.

Desde el día que asumí el mando, me han dicho que hacerles frente a nuestros grandes desafíos es demasiado ambicioso, que dichos esfuerzos serían demasiado polémicos. Me han dicho que nuestro sistema político está demasiado estancado y que deberíamos simplemente postergarlos por un tiempo.

A quienes afirman esto, les hago una simple pregunta:

¿Hasta cuándo debemos esperar? ¿Hasta cuándo debemos dejar el futuro de Estados Unidos en vilo? (Aplausos.)

Miren, desde hace décadas Washington nos viene diciendo que esperemos, incluso cuando los problemas empeoraban. Mientras tanto, China no está esperando para revitalizar su economía. Alemania no está esperando. India no está esperando. Estos países no se están cruzando de brazos. Estos países no se conforman con un segundo lugar. Están poniendo más énfasis en matemáticas y ciencias. Están reconstruyendo su infraestructura. Están haciendo inversiones importantes en energía limpia porque quieren esos empleos. Pues yo no acepto un segundo lugar para los Estados Unidos de Norteamérica. (Aplausos.)

Aunque sea difícil, aunque sea incómodo y aunque los debates sean enardecidos, es hora de dedicarnos seriamente a resolver los problemas que están entorpeciendo nuestro crecimiento.

Ahora, un lugar para comenzar es una verdadera reforma financiera. Miren, no me interesa castigar a los bancos, me interesa proteger nuestra economía. Un mercado financiero sólido y saludable hace posible que las empresas obtengan crédito y generen nuevos empleos. Convierte los ahorros de las familias en inversiones que aumentan ingresos. Pero eso sólo puede suceder si nos protegemos de la misma imprudencia que casi trajo toda nuestra economía abajo.

Es necesario que nos aseguremos de que los consumidores y las familias de clase media cuenten con la información que necesitan para tomar decisiones financieras. (Aplausos.)No podemos permitir que las instituciones financieras, entre ellas las que reciben los depósitos de ustedes, asuman riesgos que amenazan a toda la economía.

Ahora, la Cámara de Representantes ya ha aprobado una reforma financiera con muchos de estos cambios. (Aplausos.) Y los cabilderos ya están tratando de eliminarla. Pero, no podemos permitir que ganen esta batalla. (Aplausos.) Y si el proyecto de ley que termina en mi despacho no es una reforma real, lo devolveré hasta que lo hagamos correctamente. Tenemos que hacerlo correctamente. (Aplausos.)

Luego, debemos fomentar la innovación estadounidense. El año pasado, hicimos la mayor inversión en investigación básica de la historia -- (Aplausos.) -- una inversión que podría producir las celdas solares más económicas del mundo, o un tratamiento que mate las células carcinógenas sin afectar las sanas. Y ningún campo está más listo para dicha innovación que la energía. Pueden ver los resultados de la inversión del año pasado en energía limpia en la compañía de Carolina del Norte que generará 1200 empleos a nivel nacional ayudando a producir baterías avanzadas; o en la compañía de California que pondrá a mil personas a trabajar fabricando paneles solares.

Pero para generar más de estos empleos de energía limpia, necesitamos más producción, más eficiencia y más incentivos. Y eso significa construir una nueva generación de plantas nucleares seguras y no contaminantes en este país. (Aplausos.) Significa tomar decisiones difíciles sobre permitir la explotación del gas y el petróleo en zonas nuevas mar adentro. (Aplausos.) Significa la inversión continua en biocombustibles avanzados y tecnología de carbón limpio. (Aplausos.) Y sí, significa aprobar una medida integral de energía y clima con incentivos que finalmente harán que la energía limpia sea del tipo rentable en Estados Unidos. (Aplausos.)

Estoy agradecido con la Cámara de Representantes por aprobar un proyecto de ley así el año pasado. (Aplausos.) Y este año, estoy deseoso de ayudar a promover el esfuerzo bipartidista en el Senado. Sé que se ha cuestionado si podemos pagar estos cambios durante un difícil momento económico; y sé que hay quienes aún no están de acuerdo con la abrumadora evidencia científica sobre el cambio climático. Pero esta es la realidad, incluso si ustedes cuestionan la evidencia, otorgar incentivos para la eficiencia energética y energía limpia es lo acertado para nuestro futuro, porque el país que sea líder en la economía de energía limpia será el país líder en la economía mundial. Y Estados Unidos debe ser ese país. (Aplausos.)

En tercer lugar, necesitamos exportar más de nuestros bienes. (Aplausos.) Porque mientras más productos fabriquemos y vendamos a otros países, más empleos respaldaremos aquí en Estados Unidos. (Aplausos.) Por eso, esta noche, nos proponemos una nueva meta: Aumentaremos al doble nuestras exportaciones en los próximos cinco años, un aumento que respaldará dos millones de empleos en Estados Unidos. (Aplausos.) Para alcanzar este objetivo, estamos iniciando el Programa Nacional de Exportaciones, que ayudará a los agricultores y pequeñas empresas a aumentar sus exportaciones y reformará los controles de exportación de manera acorde con la seguridad nacional. (Aplausos.)

Tenemos que buscar nuevos mercados tan enérgicamente como nuestros competidores lo están haciendo. Si Estados Unidos permanece al margen mientras otros países firman tratados comerciales, perderemos la oportunidad de generar empleo y prosperidad en nuestro territorio. (Aplausos.) Para obtener esos beneficios también debemos ratificar esos acuerdos para que nuestros socios comerciales se atengan a las normas. (Aplausos.) Y por eso, este año seguiremos trabajando para formular un acuerdo comercial de Doha que abra mercados en todo el mundo, y continuaremos fortaleciendo nuestros acuerdos comerciales en Asia y aliados clave como Corea del Sur, y Panamá y Colombia. (Aplausos.)

En cuarto lugar, debemos invertir en la capacitación y educación de nuestra gente. (Aplausos.)

Este año, hemos superado el impasse entre la izquierda y derecha al iniciar una competencia nacional para mejorar nuestras escuelas. La idea aquí es simple: en vez de recompensar el fracaso, sólo recompensamos el éxito. En vez de financiar el status quo, sólo invertiremos en reformas que mejoren el desempeño académico, inspiren a los estudiantes a sobresalir en matemáticas y ciencias, y hagan que repunten las escuelas deficientes que les roban su futuro a demasiados jóvenes estadounidenses de comunidades rurales y barrios pobres urbanos. En el siglo XXI, el mejor programa para combatir la pobreza es una educación de primera calidad. (Aplausos.) Y en este país, el éxito de nuestros hijos no debe depender más de dónde viven que de su potencial.

Cuando renovemos la Ley de Educación Primaria y Secundaria, trabajaremos con el Congreso para ampliar estas reformas a todos los cincuenta estados. Sin embargo, en esta economía, un diploma de secundaria ya no garantiza un buen trabajo. Es por eso que hago un llamado al Senado para que siga los pasos de la Cámara de Representantes y apruebe un proyecto de ley que revitalice nuestras instituciones comunitarias de enseñanza superior, que son un sendero vocacional para los hijos de muchas familias trabajadoras. (Aplausos.)

Para hacer que los estudios universitarios sean más económicos, este proyecto de ley finalmente acabará con los innecesarios subsidios, con dinero de los contribuyentes, a los bancos que otorgan préstamos estudiantiles. (Aplausos.) En vez, usemos ese dinero para darles a las familias $10,000 en créditos tributarios por cuatro años de universidad y aumentemos las becas Pell. (Aplausos.) Y digámosle además a otro millón de estudiantes que cuando se gradúen, sólo se requerirá que paguen préstamos estudiantiles hasta con diez por ciento de sus ingresos, y condonaremos toda la deuda tras veinte años, y la condonaremos en diez años si optan por el servicio público. Porque en Estados Unidos de Norteamérica, nadie debe irse a la ruina porque opta por ir a la universidad. (Aplausos.)

Y a propósito, es hora de que las universidades de dos y cuatro años tomen en serio los recortes de sus propios costos -- (Aplausos) -- porque ellos también tienen la responsabilidad de ayudar a resolver este problema.

Ahora, el precio de las matrículas universitarias es apenas una de las cargas que enfrenta la clase media. Por eso, el año pasado le pedí al Vicepresidente Biden que presidiera un Grupo de Trabajo sobre las Familias de la Clase Media. Por eso estamos aumentando a casi el doble el crédito tributario por cuidado infantil este año y facilitando los ahorros de jubilación al darle a todo trabajador acceso a una cuenta de jubilación y expandiendo el crédito tributario a quienes comienzan a ahorrar. Por eso estamos esforzándonos por aumentar el valor de la principal inversión de una familia: su vivienda. Las medidas que tomamos el año pasado para apuntalar el mercado inmobiliario han permitido que millones de estadounidenses obtengan nuevos préstamos y ahorren un promedio de $1,500 en pagos hipotecarios.

Este año, intensificaremos el refinanciamiento para que los propietarios de vivienda puedan hacer la transición a préstamos hipotecarios más al alcance de sus bolsillos. (Aplausos.) Y precisamente para aliviar la carga sobre las familias de clase media que todavía necesitamos la reforma del seguro médico. (Aplausos.) Si la necesitamos. (Aplausos.)

Ahora aclaremos algunos cosas. (Risas.) Yo no escogí enfrentar este tema para lograr una victoria legislativa para halagarme a mi mismo. Y a estas alturas se debe apreciar facilmente que no emprendí la reforma del cuidado médico por que sería algo bueno desde el punto de vista de la política. (Risas.) Emprendí la reforma por las historias que he escuchado de estadounidenses con condiciones pre-existentes cuyas vidas dependen de conseguir cobertura; pacientes a quienes se les ha negado la cobertura; y familias - aún las que tienen seguro - que están a una sola enfermedad de la ruina financiera.

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Despues de casi un siglo de tratar -- gobiernos Demócratas, gobiernos Republicanos -- estamos más cerca que nunca de ofrecerle mayor seguridad en sus vidas a tantos estadounidenses. El enfoque que adoptamos protegería a todo estadounidense de las peores prácticas de la industria de seguros. Le brindaría a las pequeñas empresas y a los estadounidenses sin seguro la oportunidad de escoger una póliza al alcanze de sus bolsillos en un mercado especializado competitivo. Requeriría que toda póliza ofrezca cuidado preventivo.

Y a propósito, quiero reconocer a nuestra Primera Dama Michelle Obama, quien este año está creando un movimiento nacional para atacar la epidemia de la obesidad juvenil y lograr que nuestros hijos sean más saludables. (Aplausos.) Gracias. A ella le da pena. (Risas.)

Nuestro plan protegería el derecho de estadounidenses que tienen seguro de quedarse con su doctor y su póliza. Reduciría los costos y las primas para millones de familias y empresas. Y de acuerdo a la Oficina Congresional del Presupuesto - la organización independiente que ha sido citada por ambos partidos como el árbitro oficial del Congreso - nuestro plan reduciría el déficit por apróximadamente $1 billón durante las próximas dos décadas. (Aplausos.)

Bueno, sé que éste es un tema complejo, y en cuanto más tardó el debate, fue aumentando el escepticismo entre el público. Y yo acepto mi parte de la culpa por no haberlo explicado al pueblo estadounidense con mayor claridad. Yo se que con todas las peleas y el cabildeo y las prebendas, este proceso dejo a la mayoría de los estadounidenses preguntandose, "¿en qué me beneficio yo?"

Pero también sé que este problema no va a desaparecer. Para cuando termine de hablar esta noche, más estadounidenses habrán perdido su seguro médico. Millones lo perderán este año. Nuestro déficit aumentará.  Las primas aumentarán. Los copagos aumentarán. Se les negará a los pacientes el cuidado que necesitan. Los dueños de pequeñas empresas continuarán cancelando toda cobertura. No abandonaré a estos estadounidenses. Tampoco debe hacerlo la gente en esta cámara. (Aplausos.)

En la medida en que se calmen los ánimos, quiero que todos le den una segunda mirada al plan que hemos propuesto. Hay una razón por la cual quienes conocen mejor nuestro sistema, muchos doctores, enfermeras, y expertos en el cuidado de salud, consideran que comparado al status quo este plan sería un gran mejoramiento.  Pero si alguien de cualquier partido tiene un plan mejor que reduzca las primas, reduzca el déficit, cubra a quienes no tienen seguro, afiance el medicare para nuestras personas mayores, y acabe con los abusos de las compañías de seguro, dejenme saber. (Aplausos.) Dejenme saber. Dejenme saber. (Aplausos.) Estoy ansioso de verlo.

Esto es lo que le pido al Congreso: No le den la espalda a la reforma. No ahora. No cuando estamos tan cerca. Econtremos la manera de unirnos y terminemos el trabajo por el pueblo estadounidense. (Aplausos.) Hagámoslo. Hagámoslo. (Aplausos.)

Ahora, a pesar de que la reforma de salud reduciría nuestro déficit, no es suficiente para sacarnos del hoyo fiscal masivo en el que nos encontramos. Es un reto que hace mucho más dificil solucionar todos los otros, y que ha sido el enfoque de mucha politiquería.

Así que permitanme comenzar la discusión sobre los gastos del gobierno diciendo las cosas como son. Al comienzo de la última década, los Estados Unidos tenía un superávit presupuestal de más de $200,000 millones. (Aplausos.) Para cuando asumí la presidencia, teníamos un déficit de un año de más de $1 billón y las proyecciones durante la próxima década eran de $8 billones. La mayor parte de esto era el resultado de no haber pagado los costos de dos guerras, dos reducciones de impuestos, y un programa caro de recetas médicas. Encima de eso, los efectos de la recesión dejaron un hoyo de $3 billones en nuestro presupuesto. Todo eso fue antes de que yo entrara en funciones. (Risas y aplausos.)

Solo estoy declarando los hechos. Ahora, si hubieramos entrado en funciones durante tiempos regulares, no hubiera preferido nada más que comenzar con la reducción del déficit. Pero entramos en funciones en medio de una crisis, y nuestros esfuerzos para prevenir una segunda depresión han sumado $1 billón más a nuestra deuda nacional. Eso también es un hecho.

Estoy absolutamente convencido de que fue lo acertado. Pero familias de todo el país están ajustándose el cinturón y tomando decisiones difíciles. El gobierno federal debe hacer lo mismo. (Aplausos.) Por lo tanto, esta noche, estoy proponiendo medidas específicas para pagar el billón de dólares que fue necesario para rescatar la economía el año pasado.

A partir del 2011, estamos preparados a congelar el gasto gubernamental por tres años. (Aplausos.) El gasto relacionado con nuestra seguridad nacional, Medicare, Medicaid y el Seguro Social no se verá afectado. Pero todos los demás programas discrecionales del gobierno sí. Como cualquier familia a la que no le alcanza el dinero, trabajaremos conforme a un presupuesto para invertir en lo que necesitamos y sacrificar lo que no. Y si tengo que utilizar el veto para que nos ciñamos a esta disciplina, lo haré. (Aplausos.)

Continuaremos analizando el presupuesto, partida por partida, hoja por hoja, para eliminar programas que no podemos pagar y que no son eficaces. Ya hemos identificado $20,000 millones en ahorros para el próximo año. Para ayudar a las familias trabajadoras, extenderemos nuestros recortes tributarios para la clase media. Pero en tiempos de un déficit récord, no continuaremos los recortes tributarios para las empresas petroleras, los administradores de fondos de inversión y quienes ganan más de $250,000 al año. Simplemente no podemos darnos ese lujo. (Aplausos.)

Ahora, incluso después de pagar lo que gastamos durante mi periodo, enfrentaremos el enorme déficit que teníamos cuando asumí la presidencia. Lo que es más importante aun, los costos de Medicare, Medicaid y el Seguro Social continuarán aumentando vertiginosamente. Por eso he propuesto una Comisión Fiscal bipartidista, basada en una propuesta del republicano Judd Gregg y el demócrata Kent Conrad. (Aplausos.) Éste no puede ser uno de esos artilugios de Washington que nos permite aparentar que resolvimos un problema. La comisión tendrá que ofrecer un conjunto específico de soluciones para cierta fecha límite.

Ayer, el Senado bloqueó el proyecto de ley que habría creado esta comisión. Por lo tanto, aprobaré un decreto ejecutivo que nos permitirá proseguir, pues me rehúso a heredarle este problema a otra generación de estadounidenses. (Aplausos.) Y cuando sea hora de votar el día de mañana, el Senado debe hacer que vuelva a tener vigencia la ley que exige el pago de gastos cuando se incurre en ellos, una de las principales razones por las que tuvimos un superávit récord en los años noventa. (Aplausos.)

Ahora, sé que hay miembros de mi propio partido que alegan que no podemos acometer el déficit o congelar el gasto del gobierno cuando tantos aún sufren. Y estoy de acuerdo, razón por la cual esta congelación no entrará en vigor sino hasta el próximo año -- (risas) -- cuando la economía tenga mayor solidez. Así funcionan los presupuestos. (Risas y aplausos.) Pero comprendan -- comprendan: si no tomamos medidas significativas para frenar nuestra deuda, podría perjudicar nuestro mercado, aumentar el costo de los préstamos y comprometer nuestra recuperación, todo lo cual tendría un efecto aun peor en la generación de empleo y el aumento de los ingresos familiares.

De algunos de derecha, espero oír un argumento diferente: que si simplemente hacemos menos inversiones en nuestra gente, les otorgamos recortes tributarios incluyendo a los estadounidenses más acaudalados, eliminamos más normas y mantenemos el status quo en el cuidado de salud, nuestro déficit desaparecerá. El problema es que eso fue lo que hicimos durante ocho años. (Aplausos.) Eso fue lo que ayudó a llevarnos a esta crisis. Es lo que ayudó a producir este déficit. No podemos volver a hacerlo.

En vez de luchar las mismas trilladas batallas que han dominado Washington durante décadas, es hora de algo nuevo. Invirtamos en nuestro pueblo sin dejarle una montaña de deudas. Cumplamos con nuestra responsabilidad para con la gente que nos trajo aquí. Probemos usar sentido común. (Risas.) Un concepto novedoso.

Para hacer eso, debemos reconocer que enfrentamos más que un déficit de dinero en este momento. Enfrentamos un déficit de confianza: dudas profundas y corrosivas sobre la manera en que opera Washington que se vienen gestando desde hace años. A fin de cerrar esa brecha de credibilidad, debemos tomar medidas en ambos extremos de Pensilvania Avenue para acabar con la influencia desproporcionada de los cabilderos; para hacer nuestra labor a la vista de todos, y para darle a nuestro pueblo el gobierno que se merece. (Aplausos.)

Para eso vine a Washington. Por eso -por primera vez en la historia- mi gobierno publica en Internet quién visita la Casa Blanca. Y por eso hemos excluido a los cabilderos de puestos o escaños en juntas y comisiones federales que dictan política.

Pero no podemos parar allí. Es hora de requerir que los cabilderos informen de cada contacto que tienen con mi gobierno o el Congreso a favor de un cliente. Es hora de poner límites estrictos a las contribuciones que los cabilderos les dan a los candidatos a cargos federales.

Con todo el respeto debido a la separación de poderes, la semana pasada, la Corte Suprema anuló un siglo de leyes que yo creo permitirán que oleadas de intereses especiales -incluidas las empresas extranjeras- inunden nuestras elecciones con gastos ilimitados. (Aplausos.) Yo no creo que las elecciones en Estados Unidos deben ser financiadas por los intereses más poderosos de Estados Unidos, y peor aun, por entidades extranjeras. Deben ser decididas por el pueblo estadounidense. Y estoy instando a los demócratas y republicanos a que aprueben una medida para corregir algunos de estos problemas.

También estoy haciendo un llamado al Congreso para que continúe la reforma de asignaciones para proyectos especiales. (Aplausos.) Demócratas y Republicanos. (Aplausos.) Demócratas y Republicanos. Ustedes han recortado algunos de estos gastos y ustedes han aceptado ciertos cambios significativos. Pero se requiere hacer más para recuperar la confianza del público. Por ejemplo, algunos miembros del Congreso publican en Internet las solicitudes de asignaciones especiales. (Aplausos.) Esta noche, insto al Congreso a que publique todas las solicitudes de asignaciones especiales en un solo sitio de Internet antes de que se someta a votación para que el pueblo estadounidense pueda ver cómo se está gastando su dinero. (Aplausos.)

Por supuesto que ninguna de estas reformas siquiera tendrá lugar si no reformamos también la manera en que trabajamos unos con otros.

No, no soy ingenuo. Nunca pensé que el simple hecho de mi elección daría paso a la paz y la armonía -- (risas) -- y a una era de post partidismo. Sabía que ambos partidos han alimentado divisiones que están profundamente arraigadas. Y en algunos casos, simplemente hay diferencias filosóficas que siempre nos dividirán. Estos desacuerdos sobre la función del gobierno en nuestra vida, sobre nuestras prioridades nacionales y nuestra seguridad nacional vienen ocurriendo desde hace más de doscientos años. Son la esencia de nuestra democracia.

Pero lo que frustra a los estadounidenses es un Washington donde todos los días son días de elecciones. No podemos librar una campaña perpetua en la que el único objetivo es ver quién puede lograr los titulares más vergonzosos sobre el opositor, la noción de que si tú pierdes, yo gano. Ningún partido debe retrasar ni obstruir todo proyecto de ley simplemente porque puede hacerlo. La confirmación de -- (aplausos) -- le hablo a ambos partidos ahora, la confirmación de funcionarios públicos muy competentes no debe estar atada a los proyectos preferidos o los resentimientos de unos pocos senadores. (Aplausos.)

Washington quizá piense que decir cualquier cosa sobre la otra parte, por más falso que sea, no obstante el nivel de malicia, es simplemente parte del juego. Pero es precisamente ese tipo de política lo que ha evitado que partido alguno ayude a los estadounidenses. Peor aun, está creando mayor división entre nuestros ciudadanos y mayor desconfianza en nuestro gobierno.

Entonces, no, no me daré por vencido con respecto a tratar de cambiar el tono de nuestra política. Sé que es un año de elecciones. Y tras la semana pasada, está claro que la fiebre electoral ha llegado incluso antes de lo acostumbrado. Pero aún debemos gobernar.

A los demócratas les recuerdo que aún tenemos la mayoría más numerosa en varias décadas, y la gente espera que resolvamos problemas, no que salgamos corriendo. (Aplausos.) Y si los líderes republicanos insisten en que se requieren sesenta votos en el Senado para lograr cualquier cosa en esta ciudad -- una super mayoría -- entonces la responsabilidad de gobernar ahora es de ustedes también. (Aplausos.) Quizá sea bueno para la política a corto plazo simplemente decirle no a todo, pero no es liderazgo. Nos trajeron aquí para ponernos al servicio de nuestros ciudadanos, no nuestras ambiciones. (Aplausos.) Entonces, mostrémosles a los estadounidenses que podemos lograrlo juntos. (Aplausos.)

Esta semana, hablaré en una reunión de los republicanos de la Cámara de Representantes. Y me gustaría comenzar a tener reuniones mensuales con líderes tanto demócratas como republicanos. Sé que las esperan ansiosamente. (Risas.)

En toda nuestra historia, ningún asunto ha unido a este país más que nuestra seguridad. Lamentablemente, parte de la unidad que sentimos tras el 11 de septiembre se ha disipado. Podemos discutir todo lo que queramos sobre quién tiene la culpa de esto, pero no me interesa tener otro pleito sobre el pasado. Sé que todos nosotros amamos a este país. Todos nosotros estamos comprometidos con su defensa. Entonces, pongamos de lado los insultos de colegiales sobre quién es más recio. Rechacemos la falsa opción entre proteger a nuestro pueblo y defender nuestros valores. Dejemos atrás el temor y el divisionismo, y hagamos lo necesario para defender a nuestra nación y forjar un futuro más lleno de esperanza, para Estados Unidos y el mundo. (Aplausos.)

Ésa es la labor que iniciamos el año pasado. Desde el primer día de mi presidencia, hemos renovado nuestra atención a los terroristas que amenazan a nuestra nación. Hicimos considerables inversiones en nuestra seguridad nacional e interrumpimos complots que amenazaban vidas estadounidenses. Estamos llenando brechas inaceptables que delató el frustrado atentado de Navidad, con mejor seguridad en el transporte aéreo y respondiendo más rápido a nuestra información de inteligencia. Hemos prohibido la tortura y forjado alianzas más estrechas desde el Pacífico hasta el sur de Asia y la Península Arábiga. Y el año pasado, cientos de combatientes y afiliados a Al Qaida, incluidos muchos de sus principales líderes, han sido capturados o eliminados, muchos más que en el 2008.

Y en Afganistán, estamos aumentando nuestra presencia militar y capacitando a las Fuerzas de Seguridad afganas para que puedan comenzar a asumir la delantera en julio del 2011, y que nuestros soldados puedan comenzar a regresar a casa. (Aplausos.) Recompensaremos el buen gobierno, trabajar para reducir la corrupción y apoyaremos los derechos de todos los afganos, tanto hombres como mujeres. (Aplausos.) Están de nuestro lado aliados y socios que han aumentado su propio compromiso y que se congregarán mañana en Londres para reiterar nuestro propósito común. Se avecinan días difíciles. Pero estoy absolutamente seguro de que tendremos éxito.

Al llevar la lucha donde Al Qaida, estamos dejando responsablemente a Irak en manos de su pueblo. Como candidato, prometí que llevaría esta guerra a su fin, y eso es lo que estoy haciendo como Presidente. Todas nuestras tropas de combate habrán salido de Irak para fines de agosto. (Aplausos.) Apoyaremos al gobierno de Irak -- Apoyaremos al gobierno de Irak cuando tenga elecciones y continuaremos asociándonos con los iraquíes para promover la paz y prosperidad regional. Pero que no quepa la menor duda: esta guerra está concluyendo, y todos nuestros soldados regresarán a casa.  (Aplausos.)

Esta noche, todos nuestros hombres y mujeres de uniforme -en Irak, Afganistán y alrededor del mundo- deben saber que nosotros -- que cuentan con nuestro respeto, nuestra gratitud y nuestro pleno respaldo. Y así como deben contar con los recursos que necesitan en la guerra, todos tenemos la responsabilidad de apoyarlos cuando regresen. (Aplausos.) Por eso hemos hecho el mayor aumento en inversión para veteranos en varias décadas. El año pasado. (Aplausos.) Por eso estamos construyendo una Dirección de Veteranos del siglo XXI. Y por eso Michelle ha unido fuerzas con Jill Biden para forjar un compromiso nacional a fin de apoyar a las familias militares. (Aplausos.)

Ahora, incluso al librar dos guerras, también enfrentamos lo que posiblemente sea el mayor peligro para los estadounidenses: la amenaza de las armas nucleares. Me he acogido a la visión de John F. Kennedy y Ronald Reagan con una estrategia que revierte el proceso de proliferación de dichas armas y procura eliminarlas del mundo. Para reducir nuestro arsenal y lanzadores a la vez que aseguramos nuestros elementos de disuasión, Estados Unidos y Rusia estarán concluyendo negociaciones del tratado de control de armas de mayor envergadura en casi dos décadas. (Aplausos.) Y en la Cumbre sobre la Seguridad Nuclear de abril, congregaremos a cuarenta y cuatro países aquí en Washington, D.C. con un objetivo claro: el depósito seguro de todos los materiales nucleares vulnerables alrededor del mundo en cuatro años, para que nunca caigan en manos de terroristas. (Aplausos.)

Ahora, estos esfuerzos diplomáticos también nos han dado más influencia al tratar con aquellos países que insisten en trasgredir los acuerdos internacionales para obtener armas nucleares. Por eso, Corea del Norte enfrenta ahora más aislacionismo y sanciones más fuertes, las cuales se están aplicando vigorosamente. Por eso la comunidad internacional está más unida, y la República Islámica de Irán está más aislada. Y si los líderes de Irán continúan ignorando sus obligaciones, no debe haber la menor duda: ellos también enfrentarán consecuencias cada vez mayores. Eso es una promesa. (Aplausos.)

Ése es el liderazgo que estamos aportando, relaciones que promueven la seguridad y prosperidad común de todos los pueblos. Estamos trabajando por medio del G-20 para mantener una recuperación mundial perdurable. Estamos trabajando con comunidades musulmanas en todo el mundo para promover las ciencias, educación e innovación. Hemos pasado de ser espectadores a líderes en la lucha contra el cambio climático. Estamos ayudando a los países en desarrollo a alimentarse y continuamos la lucha contra el VIH/SIDA. Y estamos iniciando un nuevo programa que nos dará la capacidad de responder más rápido y eficazmente al bioterrorismo o una enfermedad infecciosa, un plan que combatirá amenazas dentro del país y mejorará la salud pública en el extranjero.

Como lo hemos hecho durante más de sesenta años, Estados Unidos está tomando estas medidas porque nuestro destino está conectado a quienes viven más allá de nuestras fronteras. Pero también lo hacemos porque es lo correcto. Por eso, al reunirnos esta noche aquí, más de 10,000 estadounidenses están trabajando con muchos países para ayudar a la gente de Haití a recuperarse y reconstruir. (Aplausos.) Por eso, apoyamos a la niña que anhela ir a la escuela en Afganistán; apoyamos los derechos humanos de las mujeres que marchan por las calles de Irán, y abogamos por el joven a quien se le negó un empleo debido a la corrupción en Guinea. Estados Unidos siempre debe estar de lado de la libertad y dignidad humana. (Aplausos.) Siempre. (Aplausos.)

En el extranjero, nuestros ideales siempre han sido la mayor fuente del poderío de Estados Unidos. Lo mismo ocurre dentro del país. Encontramos unidad en nuestra gran diversidad, en base a la promesa consagrada en nuestra Constitución: la noción de que todos somos creados iguales, que independientemente de quién eres o qué apariencia tienes, si obedeces la ley, ésta te debe proteger; que si te ciñes a nuestros valores comunes, deben tratarte igual que a todos los demás.

Debemos renovar continuamente esta promesa. Mi gobierno cuenta con una División de Derechos Civiles que nuevamente está procesando violaciones de derechos civiles y discriminación laboral. (Aplausos.) Finalmente contamos con leyes más estrictas para protegernos de los crímenes alimentados por el odio. (Aplausos.) Este año, trabajaré con el Congreso y nuestras Fuerzas Armadas para finalmente abolir la ley que les niega a los estadounidenses homosexuales, por ser como son, el derecho de servir a la patria que aman. (Aplausos.) Es lo correcto y lo que se debe hacer. (Aplausos.)

Vamos a tomar medidas estrictas contra las infracciones de las leyes de remuneración equitativa, para que las mujeres puedan recibir la misma paga por la misma jornada de trabajo. (Aplausos.) Y debemos continuar el trabajo de arreglar nuestro sistema dañado de inmigración; para reforzar nuestras fronteras, velar por el cumplimiento de nuestras leyes y asegurar que todos aquellos que se acojan a las reglas puedan contribuir a nuestra economía y enriquecer a nuestra nación. (Aplausos.)

A fin de cuentas, son nuestros ideales, nuestros valores los que propiciaron el desarrollo de Estados Unidos; valores que nos permitieron forjar una nación compuesta por inmigrantes de todos los rincones del mundo; valores que aún guían a nuestros ciudadanos. Todos los días, los estadounidenses cumplen con sus responsabilidades para con sus familias y sus empleadores. Una y otra vez, les dan una mano a sus vecinos y hacen aportes a su país. Se enorgullecen de su trabajo y son generosos de espíritu. Los valores que guían su vida no son valores republicanos o demócratas. Son valores estadounidenses.

Desafortunadamente, demasiados de nuestros ciudadanos han perdido la fe en que nuestras principales instituciones -nuestras corporaciones, nuestros medios y, sí, nuestro gobierno- aún reflejan los mismos valores. Cada una de estas instituciones está repleta de hombres y mujeres honorables que realizan un trabajo importante que ayuda a que nuestro país prospere. Pero cada vez que un alto ejecutivo se otorga a sí mismo una recompensa por fracasos o un banquero arriesga lo nuestro por lucrar egoístamente, las dudas de la gente aumentan. Cada vez que los cabilderos explotan el sistema o los políticos se atacan unos a otros en vez de hacer mejoras en este país, perdemos la fe. Mientras los comentaristas de televisión más reduzcan debates serios a argumentos tontos y los temas importantes a citas jugosas, nuestros ciudadanos más se distanciarán.

No es de extrañar que haya tanto cinismo por allí.

No es de extrañar que haya tanta decepción.

Hice campaña con la promesa de hacer cambios, cambios en los que podemos creer, decía el eslogan. Y en este momento, sé que hay muchos estadounidenses que no están seguros de si aún creen que podemos cambiar, o por lo menos, de si puedo cumplir lo ofrecido.

Pero recuerden lo siguiente: nunca insinué que el cambio sería fácil o que lo podía hacer yo solo. La democracia en una nación de trescientos millones de personas puede ser bulliciosa y confusa y complicada. Y cuando tratas de hacer cosas importantes y hacer cambios importantes, se despiertan pasiones y controversia. Simplemente es así.

Quienes ocupamos cargos públicos podemos responder a esta realidad yendo a lo seguro y evitando decir verdades que duelen, y culpando a otros. Podemos hacer lo necesario para mantener nuestra popularidad en las encuestas y llegar a las siguientes elecciones en vez de hacer lo que es mejor para la próxima generación.

Pero también sé lo siguiente: si la gente hubiese actuado de esa manera hace cincuenta años o cien años o doscientos años, no estaríamos aquí esta noche. La única razón por la cual estamos aquí es porque generaciones de estadounidenses no tuvieron temor de hacer lo difícil; de hacer lo que era necesario incluso cuando el éxito era incierto; de hacer lo necesario para mantener vivo el sueño de esta nación para sus hijos y nietos.

Nuestro gobierno ha tenido ciertos reveses políticos este año, y algunos de ellos merecidos. Pero me despierto todos los días sabiendo que no son nada comparados con los reveses que algunas familias en el país han enfrentado este año. Y lo que hace que siga adelante -lo que hace que siga luchando- es que a pesar de todos estos reveses, ese espíritu de determinación y optimismo, esa decencia de fondo que siempre ha sido central en los estadounidenses, eso sigue existiendo.

Sigue existiendo en el dueño de una pequeña empresa en dificultades que me escribió lo siguiente sobre su compañía, "Ninguno de nosotros", dijo, "...está dispuesto a considerar ni por un minuto que podríamos fracasar".

Sigue existiendo en la señora que dijo que aunque ella y sus vecinos han sentido el dolor de la recesión, "Somos fuertes. Somos capaces de superar problemas. Somos estadounidenses".

Sigue existiendo en el niño de 8 años de Luisiana, quien me acaba de enviar su mesada y me pidió que se la dé a la gente de Haití. Y sigue existiendo en todos los estadounidenses que dejaron todo lo que estaban haciendo para ir a un lugar en el que nunca han estado y sacan a personas que nunca conocieron de los escombros, provocando vítores de "¡U.S.A.! ¡U.S.A.! ¡U.S.A!" cada vez que se salva otra vida.

Ese espíritu que ha sostenido a esta nación durante más de dos siglos continúa existiendo en ustedes, su pueblo.

Hemos concluido un año difícil. Hemos pasado por una década difícil. Pero ha llegado un año nuevo. Tenemos una década nueva por delante. No nos damos por vencidos. Yo no me doy por vencido. Aprovechemos el momento, para volver a empezar, para llevar el sueño adelante y para fortalecer a nuestra nación una vez más.

Gracias. Que Dios los bendiga. Y que Dios bendiga a Estados Unidos de Norteamérica. (Aplausos.)

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Declaración sobre salida de Haití de huérfanos haitianos con permiso humanitario

(Gobiernos de Haití y de EE.UU. deben confirmar que cada niño esté debidamente autorizado)

A continuación una traducción de una nota para los medios emitida por el Departamento de Estado el 26 de enero:

DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS
Oficina del Portavoz
Para publicación inmediata
26 de enero de 2010

NOTA PARA LOS MEDIOS

Salida de los huérfanos haitianos con permiso humanitario

Funcionarios de los gobiernos de Estados Unidos y Haití se han reunido para discutir y establecer un procedimiento transparente y ordenado para asegurar la aprobación de salida para los niños que ya estaban en proceso de adopción antes del terremoto del 12 de enero. Esto sigue al anuncio del 22 de enero, emitido por el gobierno de Haití sobre nuevos procedimientos para proteger a los niños que salen del país, inclusive los huérfanos elegibles y ya aprobados para ingresar a Estados Unidos con permiso humanitario. Bajo el nuevo requisito, el gobierno de Haití debe aprobar la salida del país a cada niño. Estados Unidos busca facilitar la salida de los niños aprobados por permiso humanitario para que pueden reunirse con sus padres adoptivos de Estados Unidos.

La decisión de permitir la salida de los niños antes de completar y finalizar las adopciones es un asunto serio. Los gobiernos de Haití y de Estados Unidos deben confirmar que cada niño esté debidamente autorizado para el viaje.

Después de una crisis como la del terremoto de Haití, los niños son especialmente vulnerables; y aumenta el potencial para que ocurran  abusos y trata de niños. Estados Unidos sigue comprometido a trabajar con el gobierno de Haití para aplicar salvaguardias de protección para los niños y sus familias en Haití.

Comprendemos las preocupaciones que los futuros  padres adoptivos tienen por la salud y el bienestar de los niños que adoptan, y su ansia de recibir a los niños en Estados Unidos lo más pronto posible. Estamos seguros de que pronto se anunciará un procedimiento de aprobación que  asegure la salida expeditiva de los niños que califiquen para un permiso humanitario. Hasta la fecha, el permiso humanitario ha sido otorgado a casi 500 huérfanos haitianos en proceso de ser adoptados, de los cuales cientos de ellos están ahora en Estados Unidos.

 

             ::::::::::::::::::::::::::::::::

 

Estados Unidos debe liderar mediante la participación, dice Obama

Por Stephen Kaufman
Redactor

Washington - Debe haber un liderazgo continuo de Estados Unidos para frenar la diseminación de armas nucleares, desarrollar energía limpia y hacer avanzar la dignidad humana en el mundo, según dijo el presidente Obama, reiterando su compromiso con la participación mundial.

En su primer discurso sobre el Estado de la Unión pronunciado el 27 de enero, Obama dijo a los legisladores estadounidenses, miembros del gabinete, jueces del Tribunal Supremo, oficiales de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y al pueblo estadounidense que Estados Unidos lidera mediante participación para hacer avanzar "la seguridad y prosperidad común de todos los pueblos".

Dijo que la participación de Estados Unidos incluye tomar el papel de líder en la lucha contra el cambio climático, trabajar para sostener una recuperación económica mundial duradera, establecer alianzas en todo el mundo en las ciencias, la educación y la innovación; y proporcionar asistencia humanitaria y médica, inclusive en la lucha contra el VIH/SIDA.

"Estados Unidos está tomando estas medidas porque nuestro destino está conectado a quienes viven más allá de nuestras fronteras. Pero también lo hacemos porque es lo correcto", dijo el presidente.

En defensa de nuestra dignidad humana en todo el mundo, "apoyamos a la niña que anhela ir a la escuela en Afganistán; apoyamos los derechos humanos de las mujeres que marchan por las calles de Irán, y abogamos por el joven a quien se le negó un empleo debido a la corrupción en Guinea", dijo.

El presidente dijo que la amenaza de las armas nucleares constituye "lo que posiblemente sea el mayor peligro para los estadounidenses", y su administración busca una estrategia para revertir su propagación y finalmente "eliminarlas del mundo".

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 



Se espera que Estados Unidos y Rusia reanuden las negociaciones de un Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START) en Ginebra el 1 de febrero. El presidente describió el pacto propuesto como "el tratado de control de armas de mayor envergadura en casi dos décadas".

Está programado que el acuerdo se firme antes de la Cumbre de Seguridad Nuclear de la que el presidente será anfitrión en abril. Representantes de 44 países se reunirán en Washington con la meta de asegurar "todos los materiales nucleares vulnerables alrededor del mundo en cuatro años, para que nunca caigan en manos de terroristas", dijo.

Países como Corea del Norte e Irán que tratan de obtener armas nucleares, a cambio, enfrentan sanciones económicas más fuertes y a una creciente unidad internacional contra sus esfuerzos, dijo el presidente.

El presidente reiteró que las brigadas de combate estadounidenses saldrán de Iraq para finales de agosto, pero Estados Unidos continuará trabajando en asociación y apoyo con el gobierno y el pueblo de Iraq. Sobre Afganistán, dijo que el incremento de la presión contra el talibán y el aumento del entrenamiento de las fuerzas de seguridad afganas permitirá a éstas tomar el liderazgo de la seguridad de sus país en julio de 2011 y ello permitirá a las tropas estadounidenses comenzar a regresar.

LA ECONOMIA

La mayoría de las palabras del presidente se centraron en la economía estadounidense. Obama dijo que aunque lo peor de la recesión de 2008 ya ha pasado, la tasa de desempleo en Estados Unidos es de un 10 por ciento, las empresas han cerrado y los valores de las viviendas en Estados Unidos han declinado.

Para muchos, "los cambios no se han producido lo suficientemente rápido", dijo, y la creación de empleo continuará siendo el enfoque principal en 2010.

Un sector clave del desarrollo económico es la energía limpia, y el presidente dijo que el desarrollo de ese sector, junto con la reducción de la contaminación y la mitigación del cambio climático proporcionarán nuevos empleos y estimularán el crecimiento económico.

Esto es "es lo acertado para nuestro futuro", dijo el presidente. "[E]l país que sea líder en la economía de energía limpia será el país líder en la economía mundial. Y Estados Unidos debe ser ese país".

Además, Estados Unidos tiene que incrementar sus exportaciones y buscar agresivamente nuevos mercados.

"Si Estados Unidos permanece al margen mientras otros países firman tratados comerciales, perderemos la oportunidad de generar empleo y prosperidad en nuestro territorio", expresó.

El presidente dijo que su administración trabajará en 2010 para dar forma a la ronda de conversaciones de Dohá de la Organización Mundial del Comercio para aumentar el comercio por medio de los mercados abiertos, y "continuaremos fortaleciendo nuestros acuerdos comerciales en Asia y aliados clave como Corea del Sur, y Panamá y Colombia".

Junto con la creación de empleo y el aumento del comercio, el presidente solicitó medidas para reducir la deuda nacional de Estados Unidos, tales como congelar los gastos del gobierno y reformar los seguros de salud.

Obama comentó que su propuesta de congelar los gastos del gobierno por tres años ahorraría alrededor de 20.000 millones de dólares en 2011, pero no afectaría a los gastos en ciertas áreas, entre ellas seguridad nacional, que incluye la mayoría de la ayuda exterior.

La aprobación de legislación de reforma de los seguros de salud no solamente salvaría vidas y mejoraría la seguridad de muchos estadounidenses, sino que además "nuestro plan reduciría el déficit por apróximadamente $1 billón durante las próximas dos décadas", indicó.

"No le den la espalda a la reforma. No ahora. No cuando estamos tan cerca. Encontremos la manera de unirnos y terminemos el trabajo por el pueblo estadounidense", dijo el presidente.

Obama concluyó diciendo que la democracia en un país de 300 millones de ciudadanos "La democracia en una nación de trescientos millones de personas puede ser bulliciosa y confusa y complicada", pero instó a los legisladores a "volver a empezar" tras salir de una difícil década para "para llevar el 'sueño [americano]' adelante y para fortalecer a nuestra nación una vez más".

Este año, cualquiera puede plantear una pregunta sobre el discurso del presidente y votar respecto a las preguntas de otros en YouTube.com/CitizenTube. La semana próxima, el presidente responderá a preguntas en un evento especial en línea, en vivo desde la Casa Blanca.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Comunidad haitiano-estadounidense contribuye a iniciativas de auxilio

(Figuras del deporte y enfermeras donan fondos y aportan habilidades necesitadas)

Por Jim Fisher-Thompson
Redactor

Washington - Estadounidenses de origen haitiano, desde figuras del deporte hasta profesionales como enfermeras, donan fondos y aportan sus habilidades para ayudar a las víctimas del terremoto del 12 de enero en Haití que causó la muerte de más de 150.000 personas y dejó a miles sin hogar, sin alimentos, sin agua y sin cuidados médicos.

La diáspora haitiana en Estados Unidos cuenta aproximadamente con 535.000 personas nacidas en Haití y hasta otras 300.000 que afirman ser de ascendencia haitiana. La estrella del baloncesto profesional Samuel Dalembert, nacido y criado en Haití, es un ejemplo de una comunidad muy unida que mantiene lazos estrechos con su tierra natal.

Antes de un juego reciente en Filadelfia, Dalembert entregó 100.000 dólares al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para el auxilio del terremoto y prometió igualar las donaciones hechas por los aficionados durante el juego, que sumaron 30.000 dólares. El equipo de fútbol americano de los Leones de Detroit hizo una donación de 10.000 dólares para la ayuda en Haití en honor de tres de sus jugadores de ascendencia haitiana: Gosder Cherilus, Cliff Avril y Louis Delmas.

A pesar de su talento, "la comunidad haitiano-estadounidense nunca ha llegado a ser tan próspera como otros grupos inmigrantes", dice Sandy Dorsainvil, directora de la Coalición de Profesionales Haitiano-Estadounidenses (HAPC), una coalición de 10 grupos separados de educadores, ingenieros, oficiales de aplicación de la ley, abogados, enfermeras, trabajadores sociales y cámaras de comercio haitiano-estadounidenses.

"Pero aún con la reciente crisis económica, su respuesta para los que sufren los efectos posteriores del terremoto ha sido muy admirable", dijo Dorsainvil a America.gov durante una entrevista telefónica realizada el 25 de enero desde su oficina de HAPC en Florida, donde ha ayudado a dirigir miles de dólares en donaciones de sus grupos miembro.

Dorsainvil dijo que el día siguiente al terremoto "enviamos un grupo de evaluación compuesto por miembros que son ingenieros y de nuestra asociación médica" para determinar lo que estaba sucediendo y qué zonas necesitaban ayuda. A la semana siguiente "teníamos 30 voluntarios de la Asociación Haitiano-Estadounidense de Enfermería [HANA] en Haití donde proporcionaron tratamiento a cientos de pacientes".

Mientras tanto, prosiguió Dorsainvil, "llevábamos a cabo una iniciativa de recaudación de fondos que reunió entre 8.000 y 9.000 dólares en efectivo. Estos tiempos son difíciles para muchos individuos y familias, así que muchas de nuestras donaciones han sido hechas en especie por compañías y hospitales del sur de Florida. Algunas compañías están donando sistemas de filtración de agua, y justo hemos recibido dos unidades grandes y 50 unidades pequeñas que serán enviadas a Haití donde se utilizarán en puntos de distribución de agua potable".

Dorsainvil indicó que han estado trabajando con el Hospital Jackson Memorial en Miami, que es el hospital más grande del sur de Florida, y con "varios vendedores que han donado artículos médicos que serán enviados a Haití en aproximadamente una semana".

Marie Etienne, una enfermera y profesora en la escuela de medicina de la Universidad de Miami, acompañó a otros 29 enfermeros haitiano-estadounidenses y miembros de HANA que trabajaron durante una semana en dos clínicas de campaña en Haití. Después de regresar a Florida, Etienne, que nació en Haití, dijo a America.gov que nunca había presenciado tal trauma antes. En el breve tiempo que el equipo médico estuvo en el país, agregó, "tratamos a más de 280 pacientes con lesiones graves y realizamos 25 amputaciones".

Etienne, cuyo equipo de HANA fue auspiciado por la organización benéfica Catholic Charities y el Proyecto Medishare de la Universidad de Miami, dijo que desea "agradecer a la administración Obama y a todas las personas y organizaciones que han hecho donaciones en efectivo y de suministros". Agregó que otras 10 enfermeras del grupo de HANA que cuenta con 500 miembros regresarán a Haití pronto.

Otro haitiano-estadounidense que presta sus conocimientos médicos para Haití, es el teniente comandante de la Armada de Estados Unidos Mill Etienne, un neurocirujano que vivió y trabajó en la zona de Washington antes de regresar recientemente al servicio activo. Etienne sirve a bordo del buque hospital USNS Comfort, donde realiza cirugías de emergencia y brinda tratamiento médico a cientos de haitianos.

Llegado a Estados Unidos a la edad de cinco años, Etienne indicó recientemente al periódico Gaithersburg/Montgomery Village Gazette que "ahora es mi turno de contribuir en Haití". Otros 15 estadounidenses de origen haitiano acompañan a Etienne en el Comfort.

Después de una reunión para el auxilio de Haití (
http://www.america.gov/st/develop-spanish/2010/January/20100126

144817esnamfuak4.171389e-02.html ) sostenida el 25 de enero en Montreal, la representante estadounidense Ileana Ros-Lehtinen de Florida dijo sobre los esfuerzos de auxilio de los ciudadanos que "continuo sintiéndome profundamente conmovida por el flujo de apoyo para Haití de la gente en Florida y de todo Estados Unidos".

Al considerar el futuro de la iniciativa de reconstrucción, la legisladora indicó que "cualquier diálogo sobre las iniciativas de auxilio debe considerar la extraordinaria generosidad mostrada por particulares estadounidenses en este tiempo de necesidad. No podemos permitir que esa generosidad se desperdicie".

Por parte del gobierno, el presidente Obama garantizó 100 millones de dólares para ayuda de emergencia y reconstrucción para Haití al tiempo que envía 10.000 efectivos militares a la isla para ayudar y proporcionar seguridad a las iniciativas de auxilio. Además, desde el 21 de enero, más de 7.000 pacientes recibieron tratamiento por parte de cinco equipos de ayuda médica en casos de desastre del Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos y de un equipo internacional de cirugía médica (IMSuRT) en Haití, todos financiados por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID)

 

                     ::::::::::::::::::::::::

 

 

Ligas deportivas profesionales de EE.UU. ayudan a Haití

(Equipos y jugadores apoyan recuperación del país azotado por el terremoto)

Por Bridget Hunter
Redactora

Washington-- En Estados Unidos, la mayoría de los encuentros deportivos profesionales comienzan con un saludo a la bandera estadounidense, y los juegos de campeonato de la Conferencia estadounidense de fútbol (AFC) del 24 de enero no fueron una excepción. Pero uno de los juegos concluyó con un saludo a una bandera diferente cuando uno de los atletas estelares desplegó la bandera de Haití, al recibir su equipo el trofeo al vencedor.

Pierre Garcon, receptor del equipo de los Colts de Indianápolis, realizó 11 recepciones - incluso una que le anotó un pleno touchdown - en lo que fue probablemente el juego más importante hasta la fecha en su carrera profesional, pero la devastación reciente en Haití, de donde su familia proviene, nunca se le alejo de la mente.

Bajo una lluvia de confeti al final del juego, Garcon mostró la bandera de Haití ante miles de seguidores en el estadio y millones más en la audiencia de televisión.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA


"Es sólo para despertar la atención", dijo. "Lo que pasa allí es muy duro y nadie debiera tener que pasar por algo así, especialmente las personas que son ya menos afortunadas. Sólo trato de llamar la atención y lograr apoyo".

Garcon y los Colts jugarán el  7 de febrero en el partido final XLIV conocido como el Superbowl - el juego anual de campeonato de la Liga Nacional de Fútbol (NFL) estadounidense  - contra el equipo Saints de Nueva Orléans, el equipo de Jonathan Vilma, otro jugador que tiene una conexión muy personal con Haití.

Vilma, que ocupa la posición de defensa, nació en Estados Unidos, pero sus padres emigraron a este país desde Haití en la década de 1970 y muchos de los miembros de su familia todavía residen en Haití.

Vilma ha creado una camiseta para celebrar el éxito de su equipo y recaudar fondos para las víctimas del terremoto en Haití. La camiseta negra lleva la frase Department of Domeland Defense, [una alusión a la defensa del terreno en un partido de fútbol americano] sobre un diseño de hachas cruzadas y una flor de lis dorada que sostiene un par de calaveras.

"Quiero asegurar que [el dinero] vaya a donde la ayuda realmente debe ir", dijo Vilma antes del juego de campeonato de la AFC. "De manera que después este juego realmente tomaré algún tiempo para comprender dónde puedo ayudar y hacer lo que pueda".

La NFL y la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA) han prometido 2,5 millones de dólares para los esfuerzos de auxilio y recuperación en Haití. Mediante su Fondo de auxilio en casos de desastre los grupos prometieron contribuir con un millón de dólares a la Cruz Roja Estadounidense y a Partners in Health (socios en la salud). Además, la NFL y sus socios en las cadenas de televisión transmitieron anuncios (por un valor de 1,5 millones de dólares), antes y durante el-juego, en los dos partidos de campeonato de la conferencia, para promover donativos.

BALONCESTO PROFESIONAL

La Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) y la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto (NBPA) anunciaron el 15 de enero que contribuirán con un millón de dólares para apoyar los esfuerzos de auxilio en Haití. Dijeron además que planean asociarse con UNICEF y otras agencias de ayuda para proporcionar ayuda de emergencia a los tres millones de personas afectadas por el terremoto.

Alonzo Mourning, estrella jubilada del equipo Miami Heat y el actual jugador Dwyane Wade organizaron el "Fondo de Atletas para Auxilio a Haití" para alentar a los atletas a ayudar a las víctimas del terremoto de Haití. Los fondos recaudados por Mourning y Wade irán a la organización Project Medishare.

El 15 de enero, Mourning voló a Haití, donde ayudó al personal médico en un hospital provisional.

"Ha sido una experiencia conmovedora. Paso por aquí con preocupación extrema y con un peso en el corazón porque todas estas personas a mi alrededor están sufriendo", dijo Mourning. "Es una devastación extrema".

Mourning anunció el 18 de enero que la respuesta al fondo era ya "abrumadora" y que las promesas en total superaban los 800.000 dólares. Wade prometió su salario de un-juego, unos 175.000 dólares, mientras que Mourning y las estrellas de la NBA LeBron James, Kevin Durant y Chris Paul prometieron cada uno 100.000 dólares, según indican los encargados del fondo.

BÉISBOL Y HOCKEY

Las Grandes Ligas de Béisbol (MLB), sus clubes, jugadores y aficionados también apoyan las iniciativas de auxilio en Haití tras el terremoto del 12 de enero, en el que se calcula que unas 150.000 personas perdieron la vida y más de un millón de personas se quedaron sin hogar.

El comisionado de las Grandes Ligas Bud Selig observó que "más de la mitad de la población haitiana es menor de 21 años de edad" y anunció el 14 de enero que MLB garantizó un millón de dólares a la UNICEF para ayudar a la organización a proporcionar agua, servicios sanitarios, suministros médicos y refugio temporal.

La contribución, una extensión de las iniciativas denominadas Going Beyond (llegar más allá) de MLB, fue hecha a nombre de MLB y sus 30 clubes. Equipos y jugadores, de manera individual, complementan la acción de la liga con sus propias iniciativas:

. Los Gigantes de San Francisco recaudaron 19.650 dólares por medio de una subasta en línea en la que se ofrecía la oportunidad de participar en tres eventos relacionados con el equipo.

. Los Padres de San Diego donaron 25.000 dólares a la UNICEF y anunciaron que su personal del parque de pelota en la República Dominicana está recolectando agua embotellada, comida enlatada y medicinas para Haití.

. El jugador de los Tigres de Detroit Magglio Ordóñez donó 100.000 dólares a la Cruz Roja Estadounidense, y su compañero de equipo Miguel Cabrera donó 90.000 dólares al Proyecto Medishare para Haití.

Asimismo, la Liga Nacional de Hockey sobre Hielo (NHL), a pesar de no tener conexiones directas con Haití, apoyó al devastado país con una donación de 100.000 dólares a la UNICEF.

"La catástrofe en Haití requiere de una respuesta urgente de la familia de la Liga Nacional de Hockey sobre Hielo", dijo el comisionado de la NHL Gary Bettman el 14 de enero. "Las víctimas necesitan alimentos, agua, refugio temporal y suministros médicos básicos, y la iniciativa de emergencia de la UNICEF ayuda a proporcionar esos indispensables artículos a comunidades con una necesidad apremiante".

Los sindicatos de jugadores de la NFL, NBA, MLB y NHL se unieron para crear la campaña "Un equipo para Haití" (One Team 4 Haiti), con la finalidad de apoyar los objetivos del Fondo Clinton-Bush para Haití en las iniciativas de auxilio y recuperación del terremoto que sacudió al país.

La campaña comenzó con una iniciativa de recaudación de fondos con mensajes de texto, que pide a los estadounidenses que quieran apoyar la campaña que envíen un mensaje de texto con la palabra TEAM al número 20222 lo que significara una donación de diez dólares. Los canadienses que deseen apoyar la campaña pueden enviar el mensaje de texto TEAM al número 20222 para donar cinco dólares. Se hará el cargo de dicha cantidad a la cuenta del teléfono celular del donante y esta será asignada directamente a las iniciativas de auxilio.

"Esperamos con entusiasmo unir esfuerzos con nuestros colegas... para ayudar a concienciar y recaudar fondos para Haití, al igual que alentamos a las demás personas a apoyar las iniciativas de recuperación del país en cualquier forma posible", dijo el representante de la Asociación de Jugadores de MLB Mark Loretta. "Apoyen nuestra campaña One Team 4 Haiti y ayúdenos a hacer nuestra parte para devolver la esperanza a los corazones y mentes de todos los haitianos".

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones ( http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos (
http://www.icrc.org/web/doc/

siterfl0.nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/

ci/ha/earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Declaraciones de la secretaria Clinton en la Conferencia Preparatoria de la Reunión Ministerial sobre Haití

(EE.UU. está acuerdo con principios claves para guiar los esfuerzos en Haití)

A continuación una traducción de las declaraciones de la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton en la Conferencia Preparatoria de la Reunión Ministerial sobre Haití, realizada en Montreal, Canadá el 25 de enero:

DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS
Oficina del portavoz
25 de enero de 2010

DECLARACIONES

Secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton en la Conferencia Preparatoria de la Reunión Ministerial sobre Haití

25 de enero de 2010

Montreal, Canadá

SECRETARIA CLINTON: Muchas gracias, ministro Cannon, y gracias a usted y al primer ministro Harper y su gobierno por celebrar esta conferencia. Estados Unidos espera con entusiasmo trabajar con todos los presentes y con todos los otros participantes para celebrar una conferencia en Nueva York en marzo.

Hoy nos hemos puesto de acuerdo respecto a los principios que guiarán nuestro esfuerzo, entre ellos el liderazgo del gobierno de Haití y la estrecha cooperación entre la comunidad internacional. Estoy muy agradecido al primer ministro Bellerive y al presidente Préval por su liderazgo y guía al comenzar este importante esfuerzo. Está claro que el gobierno de Haití, en las circunstancias más difíciles, ha sido el líder, y estamos dispuestos a apoyar a este gobierno para que este esfuerzo sea verdaderamente un esfuerzo dirigido por Haití, que responda a las aspiraciones y necesidades del pueblo haitiano.

Deseo agradecer especialmente a las Naciones Unidas y particularmente a Brasil, que ha contribuido tan generosamente a la misión de estabilización de las Naciones Unidas en Haití, MINUSTAH, así como a los otros países, algunos de los cuales están aquí presentes hoy: Uruguay, Chile, Argentina, y otros que hacen contribuciones adicionales a esta misión de la ONU.

Sabemos que la extensión de esta devastación es casi más de lo que ninguno de nosotros se puede comprender, pero todos los días hacemos progresos. Los trabajadores de auxilio operan 24 horas al día para distribuid ayuda a más personas. La generosidad de incontables millones de ciudadanos de todo el mundo continúa siendo manifiesta y se siguen haciendo contribuciones a estos esfuerzos de ayuda. Bancos, tiendas y mercados empiezan a reabrir. Por tanto, hoy es mejor que ayer, y espero que mañana sea mejor que hoy para el pueblo de Haití.

Sin embargo, a medida que planeamos la transición de la ayuda de emergencia hacia la inversión a largo plazo y la reconstrucción, es imperativo que mantengamos el espíritu no sólo de cooperación sino de coordinación. Con ese fin, la declaración que se ha presentado siguiendo a esta conferencia establece los principios de nuestra cooperación y coordinación, los objetivos estratégicos a largo plazo, y el comienzo de una hoja de ruta que nos puede llevar hacia donde tenemos la intención de llegar.

Es importante que nos veamos a nosotros mismos como socios de Haití - no como benefactores - que trabajemos juntos intensamente para producir resultados que los propios haitianos puedan ver y sentir. Nuestra meta es un futuro pacífico y próspero para el pueblo de Haití. Muchos de nosotros teníamos un gran compromiso con Haití desde antes de la tragedia del terremoto, y la administración Obama se ha comprometido a trabajar con Haití, y estamos listos para continuar haciendo todo lo que podamos para ayudar a realizar este mejor futuro para los haitianos. Muchas gracias a todos nuestros socios en este esfuerzo.

***

PREGUNTA: Gracias. Me gustaría dirigir mi pregunta, si se puede, a los dos donantes más importantes, Estados Unidos y Canadá, y la pregunta en realidad es: ¿Quién está al volante? Pregunto porque ya nos han dicho que todo esto se supone que esté dirigido por el gobierno de Haití, el primer ministro ha sido franco hoy al decirnos que la capacidad del gobierno de Haití tiene límites severos especialmente en donde hace falta, en Puerto Príncipe. Por lo tanto, me interesa saber por qué la declaración de hoy es tan vaga respecto de la coordinación, que pareciera ser clave. Ciertamente ha sido un problema en la fase de emergencia, y sin duda lo será en la fase de reconstrucción. Así que ¿Quién está al volante y por qué es tan vaga? ¿Cómo van a decidir, quién va a decidir, quién lleva el liderazgo en ese aspecto? Porque sobre esto hasta ahora no hay nada al respecto.

***

SECRETARIA CLINTON: Bien, gracias. Considero que las declaraciones producidas al final de la conferencia son un buen punto de partida respecto a la forma en que nos proponemos proceder. El gobierno de Haití, como acaba de decir el ministro de Asuntos Exteriores Cannon,

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

debe estar y estará a la cabeza [de los esfuerzos]. Todos reconocemos que el gobierno de Haití ha sufrido un golpe muy serio a su capacidad y por tanto nos hemos unido en nombre de la comunidad internacional para trabajar con el gobierno de Haití y establecer el tipo de mecanismos de coordinación al que creo que usted se refiere.
 

Hay algunos otros ejemplos en los que nos fijaremos, uno que deseo mencionar es lo que ocurrió después del tsunami, otro gran desastre natural, y particularmente el modo en que el gobierno de Indonesia trabajó con el Banco Mundial, las Naciones Unidas y el comité ejecutivo de países donantes.

En las próximas semanas, vamos a determinar la estrategia apropiada a seguir, pero siempre se pondrá la soberanía y liderazgo de Haití al frente. Eso no es sólo lo correcto, pero dado lo que hemos aprendido durante muchos años sobre desarrollo, es la estrategia inteligente. En el siglo XXI ya no podemos tomar decisiones por los pueblos y por sus futuros sin escucharles ni darles la oportunidad de que participen y tomen tantas decisiones como sea posible.

Presentaremos un enfoque que consideramos toma en cuenta los principios que se indican en la declaración y que reflejan los objetivos estratégicos a un plazo más largo y avanzaremos hacia un mapa de ruta para la reconstrucción y el desarrollo de Haití.

* * *


MODERADOR: La última pregunta es de Edward Lee, del periódico Financial Times. Lo siento.

PREGUNTA: Siendo el último que pregunta, todas mis interrogantes ya han sido contestadas, así que ....  Si me permite preguntar, secretaria Clinton, ¿como anfitriona de la reunión en Nueva York a celebrarse en marzo, entre ahora y entonces, establecerá usted los objetivos que busca alcanzar - objetivos de cifras financieras?

Y además, con el riesgo de molestar a todos, ¿puedo volver a la última pregunta - sólo una? Una de las cosas que usted mencionó como objetivo para esa reunión es acordar un mecanismo eficaz de coordinación. Todos ustedes han subrayado la importancia de eso. Claramente, una de las formas de llevarlo a cabo es teniendo un punto único de responsabilidad, teniendo a una persona como punto de contacto. ¿Está eso completamente fuera de consideración?

SECRETARIA CLINTON: Bueno, permítame decir que estamos en proceso de determinar la forma más eficaz de proceder. Y yo considero que existen varios modelos que vamos a examinar. Como dijo el ministro de Relaciones Exteriores Cannon, se sostendrán varias reuniones técnicas entre ahora y la reunión en Nueva York. En esas reuniones técnicas se analizará la evaluación de necesidades y los sectores de inversión y coordinación. Así que hay mucho trabajo por hacer

 

Recuerde que estamos, como Bernard Kouchner lo acaba de mencionar, estamos todavía en un estado de emergencia. Hay una terrible crisis humanitaria que estamos enfrentando. Como expresó el primer ministro Bellerive, todavía no hemos entregado alimentos a todas las personas, todavía no contamos con agua para ellos, tenemos tantas personas que han resultado seriamente heridas. Los que han recibido atención médica, muchos tienen miembros amputados y no hay próstesis. No hay lugares donde dormir.

Procedemos muy rápidamente. En realidad, considero que el extraordinario flujo no sólo de apoyo en el terreno sino de la buena disposición de muchas naciones de venir hoy, haber ido a Santo Domingo, estar trabajando para la conferencia en Nueva York, es un maravilloso tributo a la generosidad y compasión humanitaria de los pueblos del mundo. Cruza todas las fronteras, y así debe ser.

Tratamos de hacer esto en el orden correcto. A veces se realizan conferencias de donantes y se prometen fondos y no se tiene ninguna idea de lo que se va a hacer con ellos. En realidad pensamos que es una novedosa idea realizar primero la evaluación de necesidades, luego la planeación y entonces la donación. Quizás parezca diferente de lo acostumbrado, donde la gente se reúne y hace todo tipo de promesas, muchas de las cuales nunca se cumplen debido a que el trabajo de seguimiento nunca se lleva a cabo en una forma que cree confianza en los donantes.

Estamos comprometidos, de la mejor forma posible, a hacer esto de una manera que consolide la confianza en la comunidad internacional y entre los estados, organizaciones e individuos donantes, al presentar una evaluación de necesidades que analice al país entero porque, como dijo hoy el primer ministro Bellerive, no se puede analizar sólo a la ciudad de Puerto Príncipe y sus inmediaciones. Hay que considerar a todo Haití y determinar cómo vamos a descentralizar el poder y la ayuda y los demás tipos de necesidades.

Considero que estamos en un inicio cautelosamente positivo, dados los increíbles desafíos que tenemos enfrente. Pero vamos a trabajar muy arduamente para hacer esto de una manera que, al final de ello, la gente pueda mirar al pasado y decir se tomaron su tiempo y lo hicieron de la manera correcta, y estuvieron tan firmemente comprometidos como les fue posible. Y eso es lo que estamos tratando de lograr.

MODERADOR: Gracias. Esto da por concluida la conferencia de prensa del día de hoy. Gracias a todos por venir.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Compañías de EE.UU. en Brasil unen fuerzas para ayudar a Haití

(Grupo +Unidos recauda más de cinco millones de dólares en fondos y apoyo)

Brasilia, 22 de enero de 2010 - La misión de Estados Unidos en Brasil, por medio de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), junto con miembros del grupo de responsabilidad social corporativa +Unidos (Más unidos) lanzaron una iniciativa público-privada para ayudar a las víctimas del devastador terremoto que sacudió a Haití el 12 de enero de 2010. El objetivo: Proporcionar ayuda humanitaria para la nación isleña, donde se calcula que 65.000 personas perdieron la vida y más de 200.000 resultaron desplazadas.

Liderada por compañías entre las que se incluye a Alcoa, Citi, Dow, GE, HP, Intel, Ketchum, Lilly, Microsoft, Rigesa, Visa y Whirlpool, los miembros de +Unidos ya han donado más de cinco millones de dólares a varias organizaciones no lucrativas que trabajan para proporcionar auxilio en Haití. Mediante campañas internas, compañías entre las que se incluye a AES, Cummins, IBM, Merk Sharp & Dohme Farmaceutica y Wal-mart alientan a sus empleados a donar con generosidad. Como incentivo adicional, muchos miembros, incluso Baxter, Cargill, Cisco, Dow, GE, Lilly, Motorola, Rigesa y 3M igualarán las contribuciones de sus empleados. Visa ha asegurado que igualará todas las contribuciones de los empleados en una base de dos por uno.

Además de contribuciones en efectivo, las compañías también donan su experiencia y productos. Caterpillar estableció un grupo de trabajo con instructores en la operación de maquinaria para ayudar en el rescate de víctimas, así como Fedex proporciona apoyo logístico a varias organizaciones no gubernamentales que operan en el campo. La compañía farmacéutica Bristol Meyer envió una donación grande de antibióticos a Haití, al igual que Procter & Gamble donó productos higiénicos y materiales para limpieza. El gigante de comida rápida MacDonald's ha asegurado que una porción de las ventas de cada hamburguesa BigMac que venda se donará al auxilio del terremoto.

Creado en octubre de 2006, el grupo +Unidos es una asociación entre la embajada de Estados Unidos en Brasil por medio de USAID y otras compañías estadounidenses establecidas en Brasil.

Con la misión de fortalecer las alianzas públicas y privadas con la finalidad de optimizar y mejorar las inversiones estadounidenses de responsabilidad social corporativa en Brasil con respecto a lograr las Metas de Desarrollo del Milenio de manera sostenible, +Unidos busca promover visibilidad para las inversiones de sus miembros en el medio ambiente y  proyectos socio económicos relacionados, así como fomentar el tema de la responsabilidad social corporativa entre los diferentes sectores de la sociedad brasileña. Esto lo lleva a cabo a través de la diseminación de normas de operación, historias de éxito y el establecimiento de asociaciones público-privadas.

El grupo cuenta con experiencia en la movilización y coordinación a gran escala de recursos de sus miembros, gracias a la coordinación de una campaña interna para ayudar a las víctimas de las inundaciones de 2008 en el estado de Santa Catarina.

El consejo directivo de +Unidos está compuesto por los directores ejecutivos de las subsidiarias de Microsoft, Motorola, Citi, Wal-Mart, Cummins, Ford, HP, Intel y Dow.

Para más información, en inglés, sobre el grupo y qué aporta cada compañía para el auxilio del terremoto, visite el sitio web http://www.maisunidos.org/.

(El Servicio Noticioso desde Washington es un producto de la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://www.america.gov/esp )

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

EE.UU. ayuda a recapitalizar la banca de microfinanzas de Haití

Por Katherine Lewis
Corresponsal especial

Washington - El gobierno de Estados Unidos ha facilitado la recapitalización de Fonkoze, la institución más grande de microfinanciación en Haití, en una misión que exige estrecha cooperación con el ejército de Estados Unidos, las Naciones Unidas y múltiples agencias del gobierno de Estados Unidos.

Tras el devastador terremoto que azotó Haití el 12 de enero, Fonkoze fue el único banco que permaneció abierto y en el que los clientes pudieron retirar fondos y recibir transferencias monetarias. Aunque había productos que podían comprarse en Puerto Príncipe y otros lugares, mucha gente carecía de dinero y las maquinas automáticas expendedoras de dinero no funcionaban según indicaron los informes de noticias.

Fonkoze empezó a quedarse corto de fondos y su directora gerente, Anne Hastings, desarrolló un plan para recuperar 2 millones de dólares en reservas del banco City National Bank of New Jersey (CNB) y distribuir el efectivo a las 34 sucursales de Fonkoze que todavía estaban operando en Haití. El plan exigiría una logística precisa y la escolta del ejército.

El viernes [22 de enero] por la mañana "recibimos una solicitud de ayuda urgente", dijo Jennifer Harris, miembro de la plantilla de planificación de políticas de la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton. Fonkoze quería retirar fondos ese mismo día antes de que la ventanilla bancaria cerrara a la 5 de la tarde.

La misión se aprobó el viernes a las 4:52 de la tarde, con el consentimiento de oficiales del ejército de Estados Unidos, las Naciones Unidas y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y contó con la asesoría de la Reserva Federal, dijo Harris. A las 5:17 de la tarde ya se habían transferido fondos de CNB a JP Morgan Chase en Miami, divididos en 34 paquetes de efectivo y colocados en cajas de material de oficina para camuflar el contenido.

Un camión blindado llevó las cajas a la base de la Fuerza Aérea de Homestead en Miami, donde un avión militar C-17 las recogió y llevó a Haití de un día para otro, para que fueran distribuidas por helicópteros militares el sábado por la mañana.

"Estamos en deuda con muchos individuos y agencias de gobierno que ayudaron a que esto se pudiera hacer", dijo el presidente de Fonkoze John Mercier en unas declaraciones publicadas en el sitio web de Fonkoze. Mercier mencionó "la cooperación sin precedentes del gobierno civil, el ejército y la sociedad civil, así como Fonkoze - para lograr el fin de asegurar que los haitianos de las zonas rurales tengan acceso a sus propios recursos para que puedan empezar el proceso de reconstruir su país".

Aunque 2 millones de dólares pudiera no parecer mucho, la red de distribución de Fonkoze no tiene paralelo en cuanto al alcance de la población en Haití, especialmente los pobres y los peor servidos, dijo Harris. Fonkoze sirve a más de 55.000 mujeres que toman prestado dinero, más de 175.000 personas que tienen ahorros y 1 millón de familias que reciben remesas de familiares y amigos en el extranjero.

"Fonkoze es esencialmente la manera en que las poblaciones más vulnerables de Haití obtienen efectivo", explicó Harris. "Tienen un alcance entre esas poblaciones que llevaría años recrear si desaparecieran. Entre las prioridades en la estabilización del sector bancario, Fonkoze importa tanto, si no más, que recapitalizar los Citibanks y los Sogebanks."

Los bancos comerciales tradicionales han comenzado a reabrir en Puerto Príncipe y al menos uno estaba limitando los retiros de fondos para tener suficiente efectivo para abastecer las largas filas de clientes, según los informes de noticias. El terremoto acabó con la vida de al menos 111.400 personas y desplazó a un millón, según una hoja informativa de USAID, que ha venido distribuyendo mantas, juegos de cocina, tabletas de purificación de agua, combustible y otros suministros de auxilio. Los precios de los alimentos fuera de Puerto Príncipe, se han duplicado.

Harris expresó gratitud por la eficiente respuesta militar a la solicitud de ayuda de Fonkoze. "Se hicieron cargo, y fue increíble ver como esto se realizó sin tener ningún comunicado formal", manifestó.

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

EE.UU. y otros países coordinan el masivo esfuerzo de ayuda en Haití

(Logística de la distribución es un proceso complejo)

Por Howard Cincotta
Corresponsal especial

Washington - Hace una semana Estados Unidos y otros países enfrontaban la abrumadora tarea de llevar desde el aeropuerto de Puerto Príncipe hasta la ciudad los alimentos, agua y servicios médicos que se necesitaban desesperadamente.

Hoy la operación masiva de ayuda multinacional, en la que participan más de 30 países y 100 organizaciones no gubernamentales (ONG) está superando poco a poco esas tempranas barreras logísticas a la distribución para proporcionar mayores cantidades de ayuda a más y más personas.

"El rescate y auxilio en Haití es un esfuerzo internacional amplio", dijo Arturo Valenzuela, secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, en un comentario que hizo en su blog el 22 de enero. "Estados Unidos consulta y coordina estrechamente con las autoridades haitianas, las Naciones Unidas y la comunidad internacional. Estamos operando día y noche todos los días junto con nuestros asociados internacionales y las ONG en el terreno".

Luego de la reunión del 21 de enero con Catherine Ashton, funcionaria de la Unión Europea, la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton insistió de nuevo en la "necesidad de una respuesta coordinada, integrada e internacional a la reconstrucción y retorno a la prosperidad y oportunidad en Haití".

DISTRIBUIR LA AYUDA

Las cifras no miden el sufrimiento, pero pueden dar un indicio de los progresos para ayudar a aliviar el sufrimiento del pueblo haitiano.

Seis equipos de búsqueda y rescate de Estados Unidos, parte de una fuerza internacional de 43 equipos y 1.700 personas, siguen en Haití, aunque las autoridades haitianas han dicho que la fase de rescate en la operación está llegando a su fin. Se ha determinado que esos expertos, rescatadores plurinacionales, han realizado el hallazgo y extracción de los escombros de 132 sobrevivientes enterrados entre edificios derrumbados.

Actualmente Estados Unidos ha hecho del agua potable una de sus principales prioridades, y en los días pasados los aviones, helicópteros y buques de Estados Unidos han distribuido más de 600.000 botellas de agua y 400.000 raciones alimenticias.

El portaviones USS Carl Vinson está procesando 100.000 galones de agua al día, y se le sumarán otros barcos capaces de procesar agua potable. En total, Estados Unidos ha desplazado 20 buques de la Armada de Estados Unidos y del Servicio de Guardacostas para el esfuerzo de auxilio en Haití.

Para llegar a las poblaciones inaccesibles en las afueras de la capital la aeronave C-17 dejó caer palés con miles de botellas de agua y raciones alimenticias individuales, en una localidad cercana al pueblo de Mirebalais, a 40 kilómetros de Puerto Príncipe, cuya seguridad está en manos de la fuerza de mantenimiento de paz de la ONU.

Naciones Unidas informó haber distribuido reservas regulares de agua al 98 por ciento del asentamiento más grande así como a hospitales, lo que implica una población de cerca de 225.000 personas.

A fecha del 22 de enero, más de 100.000 haitianos estaban recibiendo cada día material de ayuda, como mantas, lonas de plástico y contenedores de agua. Mientras tanto más cantidades de los mismos artículos, junto con agua, combustible y equipos para extracción de escombros, estaban siendo descargados de una nave de la Armada de Estados Unidos, de acuerdo con datos de las Naciones Unidas y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Según USAID, en los próximos días, se espera que lleguen más de 40.000 carpas, capaz de albergar a 200.000 personas, pero esta cantidad todavía no será suficiente para atender las necesidades del país.

Junto a las entregas por tierra y mar, también se distribuye cada vez más ayuda por medio de camiones que llegan desde la República Dominicana, en un trayecto que normalmente demora seis horas de conducción entre Santo Domingo y Puerto Príncipe.

Uno de los acontecimientos más dramáticos en el esfuerzo de ayuda ha sido la situación del aeropuerto, que resultó gravemente dañado y que quedó sin electricidad. El personal de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, en consulta con las autoridades haitianas, comenzó a operar casi de inmediato con una sola pista, muy congestionada, sin la ayuda de electricidad, teléfonos, computadoras o radares para orientar a los aviones. Los controladores aéreos trabajaron en turnos de 12 horas a la intemperie.

Actualmente el aeropuerto funciona las 24 horas del día, acomoda un promedio de 140 vuelos diarios, según el Departamento de Defensa, aunque todavía no puede acomodar a todas las aeronaves que quieren volar a Haití.

ATENCIÓN MÉDICA Y ORGANISMOS NO GUBERNAMENTALES

Hasta el 21 de enero los equipos médicos del Departamento de Salud y Servicios Humanos han tratado a más de 7.000 pacientes. Cada uno de estos equipos se compone de 35 miembros de personal y de 40 camas y funciona como sala de emergencias de campaña. Trabajan en estrecha cooperación con personal de los hospitales de campaña que han venido desde Argentina, Israel, Rusia, Portugal y Turquía.

Luego de la llegada del buque hospital de la Armada, el USNS Comfort - que cuenta con mil camas y once quirófanos, la capacidad para la atención quirúrgica en Haití ha aumentado sustancialmente. El Comfort ya ha atendido a más de 230 pacientes que fueron transferidos desde otras instalaciones médicas.

En total, el Departamento de Defensa proyecta que el personal militar en Haití llegará hasta los 20.000 efectivos por encima de su actual cifra que es de unos 13.000. Sin embargo la mayor parte, unos diez mil, permanecerá a bordo de los barcos.

El esfuerzo internacional de auxilio no está para nada limitado a los gobiernos y Estados Unidos sigue prestando apoyo al trabajo de las ONGs en el terreno.

La Cruz Roja, además de aportar personal en un centro de recepción para unos 10.500 evacuados en Miami, ha comenzado a prestar primeros auxilios a haitianos que viven fuera de la capital, así como agua, alimentos y equipos básicos para 200.000 personas.

Oxfam, que tenía un personal de 200 miembros al momento del terremoto en el país, tenía previsto atender a 82.000 haitianos para este fin de semana con diversos artículos, como grandes contenedores de goma tipo "vejiga" instalados en plataformas para almacenar agua potable. Los camiones con depósitos pueden llenar con 10.000 litros de agua potable cada uno.

Rajiv Shah, administrador de USAID, a quién el presidente Obama le encargó la coordinación general de los esfuerzos en Estados Unidos, estuvo en Haití para celebrar consultas con el presidente René Préval.

Como parte de un llamamiento nacional para seguir con la ayuda a Haití, el presidente Obama pidió a dos ex presidentes, George W. Bush y Bill Clinton, que establecieran el Fondo Clinton-Bush para Haití. La entidad seguirá el modelo de un fondo similar, encabezado por Clinton y el primer presidente Bush, creado luego del tsunami que azotó al Pacífico en 2004.

"Al congregarse de esta manera, los dos líderes envían un mensaje inequívoco al pueblo de Haití y a los pueblos del mundo", dijo el presidente Obama. "En estas horas difíciles estamos junto al pueblo de Haití, que ha demostrado una enorme resistencia y les ayudaremos a recuperarse y en su reconstrucción".

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones ( http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos ( http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0.nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci/ha/earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

La "Barcaza de la esperanza" de Puerto Rico navega hacia Haití con suministros de auxilio

(Alimentos y otros artículos donados provienen de toda la isla)

Por Howard Cincotta
Corresponsal especial

Washington - Cuando el potente terremoto destrozó a Haití el 12 de enero, Puerto Rico respondió con una arrolladora ola de solidaridad y ayuda recolectando alrededor de 2,7 millones de kilos de alimentos y medicinas, además de generadores eléctricos, carpas y otros artículos.

Sin embargo, enviar tal cantidad de suministros de socorro presentaba un problema mayúsculo ya que el aeropuerto de Haití está severamente congestionado y su puerto gravemente dañado.

La solución: una enorme barcaza de 76 metros de eslora y 24 metros de manga, que fue proporcionada por una de las compañías de procesamiento de alimentos más grandes del Caribe, la Pan American Grain.

El nombre oficial de la barcaza es Orgullo caribeño (Caribbean Pride), pero los puertorriqueños rápidamente la rebautizaron con el nombre "Barcaza de la esperanza".

"Esto ha sido algo muy conmovedor para Puerto Rico", dijo José González Freyre, el presidente de Pan American Grain. "Aquí existe una cultura de salir y ayudar a las personas que lo necesitan, todo el mundo está siguiendo a la Barcaza de la esperanza en este viaje".

Los 78 centros municipales del territorio sirvieron de puntos de recolección de donaciones para auxiliar a Haití, dijo Freyre, que después se entregaron en el puerto. Todos los camioneros, estibadores y trabajadores portuarios donaron su tiempo.

La compañía Pan American Grain donó alimentos junto con 150.000 dólares en costos de transporte para la barcaza. "Todas las donaciones son privadas y de empresas privadas", dijo.

La generosidad de los puertorriqueños ha sido tal, sin embargo, que quedaron en el puerto de San Juan 1.500 palés adicionales de suministros de auxilio, según Cable Network News. Freyre dijo que espera que otro donante se haga cargo de los costos de transporte para un segundo envío.

Está previsto que la Barcaza de la esperanza llegue a Puerto Príncipe a primeras horas del 26 de enero y que se ancle en un muelle privado, pero la barcaza tiene un calado tan sólo de 1,8 metros, indicó Freyre y si es necesario puede llegar hasta la playa. Ello permitiría descargar y entregar los suministros a la gente necesitada más rápidamente.

La isla de Puerto Rico, con una población de casi 4 millones de personas, es un territorio estadounidense, no un estado, y tiene su propia constitución y gobierno, inclusive un senado y una cámara de representantes. Aunque Puerto Rico tiene un alto grado de autonomía, la autoridad de gobierno máxima de la isla la retienen el presidente y el Congreso de Estados Unidos. Los  puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses con todos los beneficios de la ciudadanía, con una excepción: los residentes en la isla no tienen derecho a votar en las elecciones presidenciales.

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones ( http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos ( http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0.nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci/ha/earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.
 

 

        ::::::::::::::::::::::::::::::::::::
 

Haití recibe compromiso de 10 años de la comunidad internacional

Por Stephen Kaufman
Redactor

Washington -- Los países y organizaciones internacionales que prometerán dinero para ayudar a Haití a recuperarse del terremoto del 12 de enero han acordado realizar una conferencia de donantes en Nueva York en marzo y han declarado un compromiso de 10 años con el país. Las necesidades en Haití son inmensas y el pueblo haitiano continúa sufriendo a pesar del esfuerzo masivo de ayuda y auxilio movilizados a consecuencia del desastre, dicen.

En la Conferencia preparatoria de la reunión ministerial sobre Haití realizada el 25 de enero en Montreal, Canadá, el gobierno de Haití y donantes y socios claves, inclusive Estados Unidos, Canadá, Brasil, la Unión Europea, España y Francia, acordaron respetar la soberanía del gobierno y el pueblo haitianos en el esfuerzo conjunto de reconstrucción y desarrollo, y alinear sus prioridades con las prioridades establecidas por el gobierno de Haití.

Según la declaración del presidente de la conferencia, publicada el 25 de enero, los asistentes a la conferencia declararon que "los haitianos son dueños de su futuro", y prometieron apoyar a Haití a largo plazo.

"Un compromiso inicial de 10 años es esencial, como lo es un esfuerzo concertado para construir la capacidad de Haití. El desarrollo sostenible, incluyendo la sostenibilidad ambiental, la capacidad de tolerar el clima, la reducción de riesgos de desastre y la preparación para emergencias, serán piedra angular de nuestro enfoque conjunto", dice la declaración.

El documento estipula también "transparencia y responsabilidad mutuas" en decidir cómo asignar y manejar recursos, y crear "instituciones democráticas efectivas, responsables y transparentes capaces de prestar servicios básicos y proteger y promover los derechos humanos".

En sus declaraciones en la conferencia, la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton dijo que es "importante que nos consideremos socios de Haití - no benefactores".

Estados Unidos apoyará al gobierno haitiano "para que éste sea verdaderamente un esfuerzo haitiano que responda a las aspiraciones y las necesidades del pueblo haitiano", afirmó.

La secretaria dijo que con anticipación a la conferencia de donantes en Nueva York, los países y organizaciones que prometen ayuda han decidido realizar reuniones técnicas para hacer una evaluación de las necesidades y elaborar planes de coordinación antes de declarar cuánto dinero aportarán en marzo. Dijo que este enfoque aumentará la confianza de los donantes.

"Tratamos de hacer esto en el orden correcto", dijo. "Algunas veces se organizan conferencias y se promete dinero [pero] no se tiene ninguna idea de lo que se hará con este".

Haití está todavía en una emergencia, y Clinton citó la declaración del primer ministro haitiano Jean Max  Bellerive, en Montreal, de que no todas las personas haitianas en la actualidad reciben alimentos, agua, ni tratamiento médico. Además, muchos necesitan albergue, y las personas con amputaciones necesitan miembros protésicos.

"Estamos comprometidos a hacer esto de una manera que cree confianza en la comunidad internacional y entre los estados donantes y organizaciones e individuos donantes", dijo.

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones ( http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos (
http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0

.nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci/

ha/earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Trabajo de auxilio brinda oportunidades a los haitianos

Por Stephen Kaufman
Redactor

Washington - El secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon y el ex presidente Bill Clinton, enviado especial de las Naciones Unidas para Haití, dijeron que los ciudadanos haitianos ahora están siendo empleados en la iniciativa de auxilio y reconstrucción, no sólo al añadir más personal a la iniciativa, sino también al brindarles un medio para ganar dinero que a su vez estimulará la economía local a medida que ésta se intente recuperar del terremoto del 12 de enero.

En unas palabras pronunciadas en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York el 21 de enero, Ban indicó que por medio del programa Efectivo por trabajo de la ONU "podemos emplear a muchos hombres y mujeres jóvenes que realmente pueden dedicarse a la etapa inicial de recuperación: Limpiar las calles y los sitios derrumbados, y también a otras actividades económicas".

La creación de empleos para los haitianos contribuirá a la revitalización de la economía haitiana, agregó.

Según un artículo publicado el 21 de enero por el Centro de Noticias de la ONU, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ya ha empleado a casi 400 haitianos para que entreguen ayuda humanitaria, y el programa Efectivo por trabajo se está ampliando para incluir 700 empleos adicionales para haitianos con el propósito de quitar escombros y restaurar componentes básicos de la infraestructura, tal como la electricidad.

Clinton señaló el 21 de enero que es "realmente importante ofrecer a los jóvenes algo positivo que hacer, y mucha gente allá quiere ser parte de la reconstrucción de su país".

Tim Callaghan, el principal asesor regional de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) que coordina las iniciativas de la agencia en Haití, dijo en una conferencia telefónica realizada el 22 de enero que el programa Efectivo por trabajo será "una parte de muchas actividades" para reactivar de nuevo la economía de Haití, y estará "estrechamente alineado con las prioridades del gobierno haitiano".

Callaghan mencionó el trabajo reciente de un equipo haitiano de localización y rescate que participa en el programa. "Fue muy positivo, ellos estuvieron involucrados en lo que resultó ser un rescate en vivo", expresó. Hasta el momento, se han sacado a 122 personas vivas de edificios derrumbados.

En términos generales, indicó Clinton, aún cuando la respuesta al terremoto todavía se encuentra en etapa de emergencia, los líderes haitianos ya están pensando en la futura recuperación del país.

"Verdaderamente están intentando pensar de manera diferente. Entienden que con todas la cargas implicadas, tienen una responsabilidad más grande que nunca de ofrecer al pueblo haitiano un futuro diferente y mejor", añadió Clinton.

Al pueblo haitiano se "le dará la oportunidad, en efecto, de recrear su país", expresó Clinton, por lo que la recuperación del terremoto se integrará como parte de la estrategia más grande de desarrollo del país. "Esta es una oportunidad allí", agregó.

Al comparar la recuperación de Haití con el modo en que los funcionarios estadounidenses plantearon la de Nueva Orleáns después de la devastación causada por el Huracán Katrina en el año 2005, Clinton explicó que el gobierno haitiano pretende que los edificios nuevos sean más resistentes a huracanes y terremotos. "Es posible que ellos también lleven a cabo lo que se está haciendo en el Noveno Distrito Sur [de Nueva Orleáns], y a un menor costo construir más edificios que sean de consumo energético eficiente, que usen todo tipo de material diferente que se tenga disponible, que fomenten mejores saneamientos, menos deforestación y muchas otras cosas".

De acuerdo con las últimas cifras proporcionadas por USAID, 96.000 personas reciben diariamente suministros alimentarios y agua a través de cuatro puntos de distribución establecidos. Para el 20 de enero, fuerzas militares estadounidenses habían distribuido más 400.000 comidas y más de 600.000 botellas de agua. Además de la disponibilidad de agua potable en 45 puntos de distribución, se están instalando tanques de agua en cada zona de Puerto Príncipe. USAID ha entregado nueve unidades de tratamiento de agua para proporcionar 900.000 litros de agua potable para abastecer a 90.000 personas por día, y el buque USS Carl Vinson produce casi 400.000 litros de agua potable cada día.

Una hoja informativa de USAID publicada el 21 de enero añade que agua, alimentos, suministros médicos, mantas, equipos para refugio y demás materiales adicionales han llegado al país o están en camino. Hasta el momento, el gobierno estadounidense ha proporcionado cerca de 171 millones de dólares en ayuda humanitaria para Haití.

En este momento, aviones, helicópteros y navíos militares de Estados Unidos dan la más alta prioridad a los cargamentos de agua para la iniciativa de auxilio.

"Nuestros esfuerzos se están llevando a cabo y estamos... trabajando lo más arduamente que podemos para satisfacer las muchas necesidades de los haitianos", dijo Callaghan de USAID el 22 de enero.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Comunidad internacional acelera tareas para ampliar atención médica en Haití
 


(Personal de CDC se suma a equipos internacionales de salud)

Por Howard Cincotta
Special Correspondent

Washington - Cuando continúan las réplicas sísmicas en la devastada nación haitiana por causa del terremoto, funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informaron de avances en la atención médica en ese país, al reconocer que miles de personas todavía se encuentran en una desesperada necesidad de ayuda.

Más de 50 equipos médicos procedentes de diferentes naciones y organizaciones humanitarias proporcionan en este momento servicios de salud al pueblo haitiano, junto con nueve hospitales de campaña equipados para atender pacientes en necesidad de cirugía, según la OPS.

Un acontecimiento positivo, dice la OPS, es que hasta la fecha no se han presentado brotes de enfermedades contagiosas, aunque la amenaza persiste. La Organización de las Naciones Unidas afirma se ha podido aumentar el envío de cargamentos de fármacos y suministros médicos hacia el interior del país.

Otra agencia de Estados Unidos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), se ha unido a la iniciativa de auxilio y tiene a 16 profesionales médicos y otros especialistas en Haití para planificar las necesidades de salud pública a largo plazo del país.

Miembros del personal de CDC ya se han integrado a equipos de salud con la OPS, el ministerio de Salud de Haití, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en equipos para la coordinación de respuesta de incidentes.

La capacidad para tratar a enfermos y lesionados haitianos también ha aumentado a medida que un buque hospital de la Armada de Estados Unidos, el USNS Comfort, ancló frente a Puerto Príncipe. El Comfort es un hospital flotante de 272 metros con 12 quirófanos y 1.000 camas de tratamiento y recuperación.

En el más reciente mensaje, enviado por medio de Twitter, personal del Comfort informó que se admitieron a 63 pacientes en el buque, que se realizaron 59 cirugías y se atendió un parto en las últimas 24 horas.

Más información está disponible en el sitio web de la Organización Panamericana de la Salud ( http://new.paho.org/disasters/index.php?

option=com_content&task=view&

id=1088&Itemid=1&lang=es ). Más información sobre las actividades de Estados Unidos en Haití está disponible seguir en el sitio web de Twitter ( http://twitter.com/AmericaGovEsp ).

Más información está disponible, en inglés, en los sitios web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ( http://emergency.cdc.

gov/disasters/earthquakes/ ) y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional ( http://www.usaid.gov/helphaiti/ ).

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones ( http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos ( http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0.

nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci/

ha/earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

 

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Habla el embajador Wolff sobre resolución de la ONU para ayuda humanitaria en Haití
 


(EE.UU. acoge la resolución, continúa colaborando con socios en la recuperación de Haití)

"Estamos en Haití por solicitud del gobierno haitiano, sólo con intereses humanitarios en mente. El presidente Préval y la secretaria de Estado Hillary Clinton emitieron un comunicado conjunto que refleja esto. En el día de hoy, el representante permanente de Haití reflejó la gratitud y agradecimiento de su gobierno por toda la ayuda internacional que su país ha recibido", dijo el embajador Alejandro Wolff en sus declaraciones ante la Asamblea General de las Naciones Unidas con respecto a la resolución de ayuda humanitaria para Haití.
 


A continuación una traducción de las declaraciones:

Misión de Estados Unidos ante las Naciones Unidas
Oficina de Prensa y Diplomacia Pública
22 de enero de 2010
 


COMO FUE PRONUNCIADO
 


Declaraciones sobre Haití del embajador Alejandro Wolff, vicerepresentante permanente de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, ante la Asamblea General de la ONU, el 22 de enero de 2010.

Gracias señora presidenta. Estados Unidos acoge de buen grado la resolución de hoy sobre ayuda humanitaria, ayuda y rehabilitación de emergencia para Haití. Estamos colaborando de manera urgente con nuestros socios internacionales, países de todo el mundo, ONG y todo el sistema de la ONU para ayudar al pueblo haitiano a recuperarse de la crisis actual y reconstruir a largo plazo.

Estamos satisfechos también de unirnos al consenso sobre la resolución de este año para cooperación internacional - ayuda humanitaria en el campo de desastres naturales desde auxilio hasta desarrollo, para ayudar a brindar ayuda oportuna y eficaz a comunidades afectadas por desastres naturales. Estados Unidos sigue profundamente comprometido a colaborar en una estrecha relación con los estados miembros y con el sistema de las Naciones Unidas para responder a desastres naturales en todo el mundo. Señalamos para que conste que esta resolución contiene un párrafo con una referencia al derecho humanitario internacional, que no se debe confundir con las actividades o ayuda humanitaria que son el tema de la resolución de hoy. El derecho humanitario internacional, con el cual estamos plenamente comprometidos, es un término que gobierna las situaciones de conflicto armado, no de ayuda humanitaria.

Señora presidenta, lamentablemente debo responder a las indignas acusaciones de tres delegaciones aisladas -Nicaragua, Bolivia y Venezuela- que han usado esta sombría ocasión en apoyo de Haití para politizar el problema con declaraciones tendenciosas mal informadas. Al hacer un llamado para que todos nosotros evitemos politizar la situación en Haití, ellos han hecho exactamente eso al sostener que existe una segunda intención y alegar una ocupación. Otro representante de un país isleño grande del Caribe correctamente indicó que la necesidad del pueblo haitiano de recibir ayuda de la comunidad internacional, y la ayuda que durante algún tiempo se prestará en estrecha cooperación con Haití deben brindarse con todo el respeto a la soberanía e integridad territorial de Haití. Nosotros compartimos ese enfoque.

Estamos en Haití por solicitud del gobierno haitiano, sólo con intereses humanitarios en mente. El presidente Préval y la secretaria de Estado Hillary Clinton emitieron un comunicado conjunto que refleja esto. En el día de hoy, el representante permanente de Haití reflejó la gratitud y agradecimiento de su gobierno por toda la ayuda internacional que su país ha recibido. Sería apropiado que esos tres países que absurdamente sostienen que existe una conspiración y ocupación, sin ningún fundamento, que de verdad respeten la posición del país soberano de Haití, sobre el cual claman estar tan preocupados.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Radios donados por EE.UU. mantienen informados a haitianos

Por Jacquelyn S. Porth
Redactora

Washington - Algunos haitianos, aislados por los estragos causados por el terremoto de magnitud 7.0, lograron conectar sus radiorreceptores a la batería de un automóvil o a un generador para enterarse de lo ocurrido en su país y en sus comunidades el 12 de enero y en los días siguientes.

Pero muchos otros no fueron tan afortunados. No tenían radios, baterías o generadores. El terremoto silenció las líneas telefónicas terrestres y los servicios móviles y dejó a los haitianos en la oscuridad en más de un sentido.

La situación, sin embargo, está mejorando. Los infantes de marina de Estados Unidos están repartiendo pequeños radios para que los haitianos puedan escuchar anuncios importantes sobre los servicios y la seguridad pública. Con ellos pueden enterarse sobre cuándo y dónde se distribuirán productos básicos valiosos como alimentos y agua.

Un avión C-130 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos ha estado trayendo palés con radiorreceptores de emergencia desde la base de la Fuerza Aérea en Homestead, Florida, para los sobrevivientes del terremoto. Los radios tienen la ventaja de que no requieren baterías: funcionan con el sol o con energía producida por medio de una manivela.

El primer cargamento de radios fue distribuido en Puerto Príncipe nueve días después de ocurrido el terremoto.

El sargento Mark Leuis, del Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos, demostró a algunos de los primeros que recibieron estos aparatos lo fácil que era su uso.

La Fuerza Militar Conjunta de EE.UU. que opera en Haití coordinó con el gobierno de Préval el uso de un avión especial de comunicaciones, conocido como Comando Solo, para transmitir en ciertas frecuencias FM y AM. Se transmiten mensajes sobre las gestiones internacionales de socorro e información sobre la salud en tres frecuencias: 92.4 FM, 104.1 FM y 1030 AM.

Además de los radios, los militares están distribuyendo 60.000 etiquetas adhesivas indicando las frecuencias AM/FM. Se produjeron sesenta mil volantes con instrucciones en criollo haitiano y en francés sobre el funcionamiento.

Los radios especialmente equipados tienen otra ventaja: se pueden usar para cargar teléfonos celulares y como pequeñas linternas.

Hasta el momento ya hay en Haití 43.800 radios y se espera que para el 25 de enero lleguen al país otros 6.200.

Los radiorreceptores son distribuidos como parte de la "Operación Respuesta Unificada". El Comando Sur de los Estados Unidos proporcionó el dinero para comprarlos.

Hay aproximadamente 6.400 efectivos militares estadounidenses que apoyan la misión de atender a los heridos, proporcionar seguridad en los puntos de distribución de alimentos, llevar a cabo evacuaciones o transportar abastecimientos humanitarios. Se anticipa que ese número alcanzará los 10.000 en las próximas semanas.

Las gestiones militares forman parte de una amplia respuesta de varias ramas del gobierno de Estados Unidos a la solicitud de ayuda de Haití, que incluye a la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, y a los departamentos de Salud y Servicios Humanos y de Estado.

El presidente Obama indicó que deseaba estar seguro de que cuando Estados Unidos proyecta su poder en el exterior, ello no es sólo para librar una guerra, sino también para "poder ayudar a gente en desesperada necesidad", puesto que a la larga esto contribuye a la seguridad nacional de Estados Unidos.

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones (
http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake

_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos ( http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0.

nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci/

ha/earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Bill Clinton dirigirá un programa de empleos de la ONU para jóvenes haitianos

(Se centrará en la recuperación y limpieza tras el terremoto)

"Funcionarios advirtieron que el camino futuro será largo y costoso. La ONU ya ha solicitado más de 550 millones de dólares para ayuda de emergencia durante los próximos seis meses", dice un artículo publicado por el servicio internacional de noticias la Voz de América sobre el programa Efectivo por trabajo en Haití.

A continuación una traducción del artículo:

Por la Voz de América

El ex presidente Bill Clinton ha aceptado el liderazgo de un programa de las Naciones Unidas que ofrecerá empleo a jóvenes haitianos como parte de la limpieza y recuperación tras el terremoto de la semana pasada.

La primavera pasada, el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon pidió al Sr. Clinton que se convirtiera en su enviado especial para Haití. Ahora el ex presidente ha acordado desempeñar una función adicional: Promover el programa de las Naciones Unidas Efectivo por trabajo.

"Durante mi reciente visita a Haití me reuní con muchas personas", dijo Ban Ki-moon. "Lo que nos pidieron -por supuesto que necesitan agua, alimentos, refugio y necesidades básicas- fue que necesitan un mejor futuro. Necesitan un mejor futuro y empleos fijos: Trabajar con dignidad".

La ONU afirma que los empleos incluirán lo básico de la recuperación, tal como quitar los escombros de las calles. Se pagarán 5 dólares al día. Con 20 días de trabajo al mes, una persona ganará 100 dólares cada mes, que es un salario muy bueno en Haití.

El Sr. Clinton indicó que ya se encontraba trabajando en el desarrollo de proyectos en Haití antes del terremoto y que el programa de Efectivo por trabajo es el siguiente paso lógico.

"Es realmente importante", expresó Bill Clinton. "Estados Unidos cuenta con mucha experiencia en ese aspecto en Oriente Medio y Afganistán, que es realmente importante para ofrecer a los jóvenes algo positivo que hacer. Mucha gente allá quiere ser parte de la reconstrucción de su país".

El 25 de enero, ministros de gabinetes de muchos países se reunirán en Montreal, Canadá, en una reunión preliminar para analizar el futuro de las necesidades de reconstrucción a medio y largo plazo en Haití.

Funcionarios advirtieron que el camino futuro será largo y costoso. La ONU ya ha solicitado más de 550 millones de dólares para ayuda de emergencia durante los próximos seis meses. Pero es probable que esa cifra aumente y los costos de reconstrucción sean mucho mayores.

Este informe ha sido proporcionado por la Voz de América.

 

                   :::::::::::::::::::::::::::::

 

Estrellas y cantantes internacionales se unen en concierto mundial para Haití

(Larga tradición de conciertos benéficos frente a la pobreza y los desastres naturales)

Por Howard Cincotta
Corresponsal especial

Washington - Más de 100 de los actores y comediantes más célebres del mundo se reunieron en un concierto de dos horas de duración para recaudar fondos para Haití que fue cubierto por estaciones de televisión en Estados Unidos, y presentado en varias cadenas internacionales de televisión.

El concierto, transmitido el 22 de enero, fue presentado en línea y en redes de teléfonos celulares también. La música del concierto está disponible a través del sitio web de música digital y vídeos musicales iTunes, y todas las ganancias serán destinadas a iniciativas de auxilio.

El concierto Esperanza para Haití ahora: El mundo auxilia a las victimas del terremoto, organizado por el actor George Clooney en asociación con la red de cable MTV, presentó a más de 20 artistas musicales, desde la estrella haitiana Wyclef Jean, pasando por Sting, Jay-Z y Bruce Springsteen hasta Beyoncé, Taylor Swift, Jennifer Hudson y Madonna. Todos actuaron en vivo desde Los Ángeles, Londres o la ciudad de Nueva York.

"Si Haití ha tenido tantas dificultades antes, ¿porqué sentimos que podemos marcar una diferencia ahora?", expresó Clooney. "Esta es una tragedia que se extiende a través de todas las fronteras, de todos los límites y exige nuestra atención, nuestra ayuda y nuestra compasión como seres humanos".

Las donaciones al concierto se dividirán entre organizaciones de auxilio tales como el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, la Cruz Roja, Oxfam América, el Fondo para Haití Clinton-Bush y la fundación de Wyclef Jean Yelé Haití.
 

 

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA


CONCIERTO SOMBRÍO PERO LLENO DE ESTRELLAS

Los artistas fueron acompañados en Los Ángeles por muchas de las estrellas más conocidas de Hollywood, algunos de las cuales hablaron sobre el sufrimiento y necesidad en Haití tras la tragedia causada por el terremoto, mientras que otras contestaron los teléfonos para recibir donaciones.

A pesar de la influencia de sus estrellas, el concierto permaneció sombrío en tono, con presentaciones musicales intercaladas con imágenes de la devastación en Haití. El corresponsal de CNN Anderson Cooper, ofreció una crónica en vivo desde un orfanato en ruinas en la capital de Haití, Puerto Príncipe.

En muchos casos, los actores y cantantes no se anunciaron ni se identificaron, aunque la mayoría de los televidentes no tuvieron problema en identificar a Clooney, Nicole Kidman, Clint Eastwood o Brad Pitt.

Cuando la cámara enfocó las estaciones de teléfonos, fue posible distinguir a figuras tales como el director Steven Spielberg y los actores Julia Roberts, Mel Gibson, Reese Witherspoon y Tim Robbins contestando llamadas telefónicas.

El actor Samuel L. Jackson describió los esfuerzos de las principales organizaciones de auxilio que trabajan en Haití. "En toda esta destrucción, existe algo positivo a lo que podemos agarrarnos", expresó. "Tenemos una oportunidad de reconstruir de una manera sostenible".

La actriz Halle Berry mencionó la historia de un niño pequeño rescatado después de ocho días de estar sepultado bajo los escombros, y el actor Morgan Freeman habló de la perdurable belleza de Haití.

El ex presidente Bill Clinton, que actualmente ejerce como enviado especial de las Naciones Unidas para Haití (
http://www.america.gov/st/develop-spanish/2010/January/201001231

14531esnamfuak0.5029261.html ), habló sobre el largo tiempo que ha estado cautivado por la cultura e historia de Haití y por cómo el país ha progresado para superar años de pobreza y opresión. Pero ahora, expresó, "nuestro enfoque debe seguir en salvar tantas vidas como sea posible, esta noche y en los meses y años venideros".

La cantante Beyoncé y el grupo Coldplay se presentaron desde Londres, donde también se presentó la colaboración de varias estrellas para la interpretación de una canción, Stranded (Haiti Mon Amour), por el rapero Jay-Z, los cantantes Rihanna y Bono, y el guitarrista The Edge del grupo U2.

En nueva York, Wyclef Jean dio una sincera presentación del clásico de reggae "Ríos de Babilonia" y su propia canción "Yelé", y Emeline Michel, conocida como la reina de la música haitiana, cantó Many Rivers to Cross.

CONCIERTOS BENÉFICOS

Los conciertos benéficos como Esperanza para Haití ahora tienen una historia que data de la década de 1970 - y aún con más anterioridad si se incluye lo que primero se conoció como "maratones de recaudación de fondos por televisión", o teletones. Los más conocidos fueron los eventos por televisión de 16 horas presentados por el actor y comediante Jerry Lewis para la Asociación de la Distrofia Muscular, que comenzaron en 1955.

Sin embargo, el primer gran concierto de celebridades fue el Concierto para Bangladesh del ex beatle George Harrison en 1971, aún cuando de hecho no fue televisado. Otro beatle, Paul McCartney, organizó una serie de conciertos para el pueblo de Camboya en 1979, para ayudar a Camboya a recuperarse de los estragos causados por el régimen del Khmer Rouge.

El evento que estableció la norma por muchos años fue Live Aid en 1985, dirigido para ayudar a combatir el hambre en Etiopía y producido por el empresario musical Bob Geldorf. Live Aid, que tuvo lugar en estadios ubicados en Londres y Filadelfia, fue el primer concierto benéfico televisado mundialmente y se calcula que fue visto por 400 millones de televidentes en 60 países.

En la última década, conciertos benéficos con músicos de renombre de los géneros rock y pop se han realizado para las víctimas de los ataques del 11 de septiembre en 2001, del devastador tsunami del Pacífico de 2004 y del Huracán Katrina en 2005.

Al inicio de Esperanza para Haití ahora, Clooney dijo que "el pueblo haitiano necesita nuestra ayuda. Necesitan saber que no están solos. Necesitan saber que aún nos importan".

A medida que el concierto concluía, Wyclef expresó el sentir de Haití cuando cantó "Terremoto, vemos la tierra temblar - ¡pero el ánimo del pueblo haitiano nunca desfallecerá!".

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones (
http://www.whitehouse.gov/

haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos ( http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0.

nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci

/ha/earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Planes del FMI y Banco Mundial para la Reconstrucción de Haití

Por Merle David Kellerhals Jr.
Redactor

Washington - El Fondo Monetario Internacional prometió un préstamo sin intereses de 100 millones de dólares como fondo inicial de emergencia al Gobierno de Haití, que puede ser utilizado para servicios básicos y para financiar importaciones urgentes, dijo el director general Dominique Strauss-Kahn.

"La urgencia, hoy por hoy, es salvar a las personas. La urgencia, en algunas semanas, será la reconstrucción", manifestó Strauss-Kahn el 20 de enero en Hong Kong durante el Foro Financiero de Asia.

El Banco Mundial también anunció la entrega de una subvención de emergencia por 100 millones de dólares para apoyar la recuperación y reconstrucción del país caribeño. El presidente Obama anunció una dotación similar de fondos de emergencia en las horas posteriores al devastador terremoto que ha destruido grandes áreas de la capital Puerto Príncipe y zonas aledañas.

La Unión Europea ha prometido 200 millones de dólares en asistencia a corto plazo y otros 300 millones de dólares para asistencia a largo plazo. Muchos países de la UE han prometido individualmente donaciones de 100 millones de dólares.

El Presidente del Banco Mundial Robert Zoellick dijo que el Banco Mundial está "movilizando importante ayuda financiera y enviando a un equipo para ayudar a evaluar los daños y las necesidades para la reconstrucción". Además de las nuevas iniciativas, el Banco Mundial espera utilizar los proyectos existentes, incluyendo los que se centran en la educación y el desarrollo impulsados por la comunidad, para prestar asistencia en forma rápida y efectiva, expresó Zoellick.

Sin embargo, Strauss-Kahn dijo que la ayuda financiera es sólo una parte de la solución para Haití, que fue devastado por un terremoto de magnitud 7,0 hace nueve días en el que murieron aproximadamente 200.000 personas, aunque el número verdadero es incierto, y que dejó muchos más heridos y casi 2 millones de personas sin hogar.

"Considero que Haití - que ha sido increíblemente golpeado por diferentes factores, la crisis alimentaria y de precios del petróleo, posteriormente el huracán, luego el terremoto - necesita algo grande", dijo Strauss-Kahn. "No sólo enfoques separados para cada cosa, sino algo mucho más grande para encarar la reconstrucción del país".

Strauss-Kahn pidió un Plan Marshall para Haití, haciendo referencia a un plan que recibió el nombre del Secretario de Estado de los Estados Unidos George Marshall, quien propuso un plan para ayudar a reconstruir Europa tras ser devastada después de la Segunda Guerra Mundial. En última instancia, el plan, financiado por Estados Unidos, ayudó a recuperar y luego a reconstruir la mayor parte de Europa Occidental, lo que llevó a un importante crecimiento económico que aún se siente en muchas zonas de Europa.

Con el sufrimiento diario es difícil centrarse en las necesidades de más largo plazo, pero Strauss-Kahn dijo que una de las cosas más importantes que el FMI y sus donantes pueden hacer para la recuperación de Haití es trabajar para condonar toda la deuda haitiana - empezando efectivamente de nuevo, inclusive condonando la deuda del nuevo préstamo de emergencia.

El Banco Mundial anunció asimismo que proporcionará los recursos para establecer un fideicomiso de múltiples donantes, el Fondo de Reconstrucción de Haití, para movilizar el apoyo internacional para la recuperación y la reconstrucción.

El 20 de enero, el Club de París de 19 acreedores internacionales de Haití apeló a todos los países con quienes Haití mantiene deudas a cancelar las mismas para ayudar a estimular la reconstrucción. "Teniendo en cuenta las necesidades de financiamiento que Haití enfrentará en la reconstrucción del país, los acreedores de Club de París apelan a otros acreedores bilaterales a cancelar también urgentemente toda la deuda que Haití mantenga con ellos", dijo el grupo financiero informal en una declaración preparada.

La deuda externa pública total de Haití ascendió a 1.885.000 millones a fines de septiembre de 2008.

Strauss-Kahn del FMI dijo que el esfuerzo de reconstrucción no puede abordarse mediante una simple norma general. "Debemos ir a Haití; debemos trabajar con el gobierno para ver exactamente cómo, desde su punto de vista y desde nuestro punto de vista, pueden hacerse las cosas. Para hacerlo, tendremos que tomarnos algún tiempo", manifestó.

FUNCIONAMIENTO DE SERVICIOS

En una declaración separada, Nicolás Eyzaguirre, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, dijo que casi toda la capacidad productiva de Haití estaba situada alrededor de Puerto Príncipe y que la misma fue destruida.

"Tenemos que ayudar urgentemente a Haití a lograr que su economía funcione nuevamente. Todas las instituciones estatales y gubernamentales fueron seriamente dañadas", dijo. "Los bancos fueron destruidos y el sistema de pagos quedó paralizado".

Eyzaguirre dijo que el FMI, trabajando en estrecha colaboración con otros donantes, está ayudando a las autoridades a conseguir dinero en efectivo para circular en la economía de modo que las personas puedan comprar alimentos y que se pueda pagar a los funcionarios del Estado.

"Los bancos reabrirán en breve, pero el sistema de pagos no está en pleno funcionamiento todavía", dijo Eyzaguirre.

Lo bueno es, expresó, que han reabierto algunas casas de transferencia que reciben remesas de haitianos que viven en el exterior. Según el FMI, las remesas enviadas a familias en Haití por parientes en el exterior alcanzan un total de 1.800 millones de dólares al año, aproximadamente el 20 por ciento del producto interno bruto del país.

"Comparamos este acontecimiento con los huracanes en 2008, cuyo costo se estimó en alrededor del 15 por ciento de PIB (aproximadamente 900 millones de dólares)", agregó Eyzaguirre. "El impacto de este terremoto podría ser mucho mayor, pero hay todavía mucha incertidumbre".

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones ( http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos (
http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0

.nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci/ha/

earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Continúan en Haití las misiones de búsqueda y rescate


Por Stephen Kaufman
Redactor

Washington - Cuando ha transcurrido más de una semana desde el terremoto, continúan en Haití las misiones de búsqueda y rescate. A fecha del 20 de enero, los 43 equipos internacionales han rescatado a 122 personas de entre los escombros de los edificios derrumbados, declaró a la prensa el 21 de enero Gordon Duguid, portavoz adjunto del Departamento de Estado, en una teleconferencia desde Haití.

Duguid dijo que los equipos de rescate, entre los que hay seis de Estados Unidos, han hecho "un trabajo excepcional" y han estado trabajando sin parar, en turnos, en diferentes zonas, desde que el primer equipo de Fairfax, Virginia, llegó al país el 13 de enero, habiendo transcurrido menos de 24 horas desde el desastre.

Expertos en socorro en casos de desastre de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) también llegaron en la primeras horas y trabajaron identificando sitios donde los socorristas tenían más probabilidades de encontrar sobrevivientes. El rescate de una persona le lleva al equipo de rescate unas ocho horas, según dijo Duguid.

Agregó que el gobierno de Haití "tiene la autoridad" en las operaciones y que "ellos deciden cuando ponerles fin; pero en la práctica, las operaciones de búsqueda y rescate nunca terminan", explicó Duguid. Si sobrevivientes y vecinos informan sobre sonidos o cualquier otra evidencia de que alguien pudiera estar todavía vivo entre los escombros, "se reinician las operaciones de búsqueda y rescate", explicó.

El Coronel Buck Elton, comandante del Componente aéreo de las Operaciones Especiales Conjuntas en Haití, dijo a la prensa durante la teleconferencia, que su equipo fue responsable de habilitar el Aeropuerto Internacional Toussaint L'Ouverture tras el terremoto. Al no estar funcionando los puertos de Haití, el aeropuerto ha sido el principal conducto de suministros y trabajadores de ayuda desde que se produjo el terremoto, pero ha sido "todo un desafío", dijo.

"Estamos operando desde un aeropuerto que no tiene electricidad, teléfono, computadora, ni ninguna otra cosa más que lo que trajimos con nosotros cuando llegamos aquel primer día," dijo Elton. Los controladores militares de tráfico aéreo de Estados Unidos se han instalado en el césped que se encuentra a los costados de la pista del aeropuerto, donde trabajan en turnos de 12 horas, bajo el sol.

Antes del terremoto, el aeropuerto normalmente operaba trece vuelos comerciales diarios en su única pista, lo que impide que los aviones despeguen y aterricen al mismo tiempo. La rampa del aeropuerto solo tiene capacidad para doce aeronaves, y como el equipamiento para descargar suministros en la pista es limitado, bajar la carga de un gran Boeing 747 o de un Airbus 330 puede llevar hasta cinco horas, dijo Elton.

Sin embargo el aeropuerto está ahora realizando unos 200 despegues y aterrizajes. El personal militar de los Estados Unidos ha estado aumentando constantemente la capacidad del aeropuerto, ha estado consultando diariamente a los funcionarios del gobierno de Haití y a las organizaciones internacionales de ayuda para determinar qué vuelos y qué cargas son más importantes y deben tener prioridad. También se han establecido procedimientos para el control del flujo [de suministros], lo que está haciendo que las operaciones sean más ordenadas, con menos retrasos o desvíos, dijo Elton.

Mientras las tropas de la 22ª Unidad Expedicionaria de la Infantería de Marina y la 82ª División de Paracaidistas del Ejército continúan su trabajo en tierra entregando suministros de ayuda humanitaria al pueblo de Haití, dijo Elton, el 21 de enero los militares de Estados Unidos llevaron a cabo su segundo lanzamiento desde el aire con paracaídas de suministros de socorro en el que entregaron 14.000 comidas y 14.000 botellas de agua cerca de la ciudad de Mirebalais.

Las tropas de Nepal que prestan servicios para la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) "brindaron seguridad en la zona de lanzamiento y asistieron durante la entrega de alimentos entre la población local", dijo.

Los lanzamientos realizados desde el aire pueden hacer llegar suministros de auxilio a zonas que son de difícil acceso debido a su lejanía, problemas de transporte u otras cuestiones. Sin embargo, tanto los oficiales de Estados Unidos como los de Naciones Unidas han sido reacios a utilizar este procedimiento a menos que se pueda proporcionar seguridad en tierra para distribuir la ayuda de manera equitativa y organizada.

Elton dijo que las fuerzas de Estados Unidos han entregado ayuda en "localidades identificadas tanto por el gobierno de Haití como por las organizaciones internacionales de asistencia así como en lugares que necesitaban ayuda", y que hasta ahora tanto él como su personal han observado durante la distribución de ayuda que "las personas de Haití son muy generosas y pacíficas en el momento de ayudarse unos a los otros".

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Listado de periódicos electrónicos eJournal USA por tema:


Temas:
       . Vida en Estados Unidos ( #Vida_en_EEUU )
       . Economía ( #Eco )
       . Desafíos mundiales ( #DM )
       . Política exterior ( #Politica_exterior )

Vida en Estados Unidos

Gobernabilidad y Crecimiento 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/dec09.html )

El Tribunal Supremo de Estados Unidos 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/oct09.html )

La experiencia universitaria (
http://www.america

.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/aug09.html )

Anatomía de un juicio por jurado 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/jul09.html )

Pueblos indígenas de hoy: vivir en dos mundos 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/jun09.html )

Literatura pluricultural actual en Estados Unidos 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/feb09.html )

La transición presidencial en Estados Unidos 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/jan09.html )

Cómo elegir tu profesión (
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/1208.html )

Los candidatos (
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/1008.html )

La experiencia olímpica (
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0408.html )

Integración de los inmigrantes en el cauce nacional 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0208.html )

La innovación: Todos podemos participar 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0108.html )

La larga campaña: Elecciones 2008 en Estados Unidos 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/1007.html )

Jóvenes del mundo, constructores del futuro 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0707.html )

La industria cinematográfica estadounidense 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0607.html )

Instantáneas de Estados Unidos 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0606.html )

Educación en los colegios y universidades de EE.UU. 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/1105.html )

A principio de página ( #Principio_de_página )

Economía

El sistema financiero mundial 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/may09.html )

Los mercados y la democracia 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0608.html )

La iniciativa empresarial y la pequeña empresa 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0106.html )

A principio de página ( #Principio_de_página )

Desafíos mundiales

¿Cómo surge la innovación? 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/nov09.html )

Perspectivas sobre el cambio climático 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/sep09.html )

El uso eficiente de la energía 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/apr09.html )

Caminos no violentos para el cambio social 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/mar09.html )

La Declaración Universal de Derechos Humanos cumple 60 años (
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/1108.html )

Libertad de credo - minorías religiosas en Estados Unidos 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0808.html )

Las empresas de Estados Unidos adoptan mejores prácticas ambientales (
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0308.html )

Las nuevas tecnologías mediáticas y el cambio político y social (
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/1207.html )

Soluciones para tener energía limpia 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0706.html )

Las vacunas salvan vidas (
http://www.america.gov/esp/

publications/ejournalusa/mar07.html )

Cómo combatir la corrupción (
http://www.america.gov/esp/

publications/ejournalusa/1206.html )

Compartir la ciencia: Asociaciones mundiales 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/1006.html )

A principio de página ( #Principio_de_página )

Política exterior

La evolución de la ayuda exterior de Estados Unidos 
http://www.america.gov/esp/

publications/ejournalusa/1107.html )

Contrarrestar la mentalidad terrorista 
http://www.america.gov/esp/publi

cations/ejournalusa/0507.html )

Acontecimientos importantes en las relaciones exteriores de Estados Unidos 
http://www.america.gov/esp/publications/

ejournalusa/0406.html )

A principio de página ( #Principio_de_página )

 

                  ::::::::::::::::::::::::::::

 

 

Gobierno de Estados Unidos ante la catástrofe causada por el terremoto en Haití

(Información más reciente sobre la respuesta del gobierno de Estados Unidos ante la catástrofe causada por el terremoto de Haití)

A continuación una traducción de hoja informativa tal y como fue publicada por la Casa Blanca:

LA CASA BLANCA
Oficina del Secretario de Prensa

El 12 de enero, 2010, un poderoso terremoto azotó a Haití, causando daños catastróficos en la capital, Puerto Príncipe, y zonas aledañas. El Presidente Obama ha dicho, "En este momento, se encuentra en marcha una de las más extensas campañas de socorro en nuestra historia para salvar vidas y prestar ayuda que evite una catástrofe aun mayor. En este difícil momento, Estados Unidos está unido. Estamos unidos, del lado del pueblo haitiano, que ha mostrado una fuerza tan admirable, y los ayudaremos a recuperarse y a reconstruir".

El gobierno de Estados Unidos ha movilizado recursos y personal para contribuir a la labor de socorro. Tal como dispuso el Presidente Obama, éste es un esfuerzo en el que participa todo el gobierno, y USAID está a la delantera de esta respuesta rápida, enérgica y coordinada. Personal militar está desempeñando una función indispensable al apoyar esta labor humanitaria, lo que incluye posibilitar el suministro logístico y distribuir ayuda vital. Los socorristas trabajan día y noche para prestar más ayuda, de manera más rápida y eficaz, a las personas más necesitadas.

A continuación, sírvase encontrar algunos datos importantes y ejemplos de las medidas tomadas por el gobierno hasta la fecha. Todas las cifras a continuación eran válidas a las 3 p.m. del jueves, 21 de enero, 2010.

COORDINACIÓN INTERNACIONAL

A solicitud del gobierno de Haití, Estados Unidos continúa coordinando su campaña de socorro con las Naciones Unidas y la comunidad internacional. Estamos coordinando estrechamente con más de 30 países y cientos de ONG para llevar ayuda y agua rápidamente a todo el país.

La secretaria de Estado Clinton habló temprano el jueves en Washington sobre Haití con el secretario de Relaciones Exteriores Miliband del Reino Unido y la alta representante de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton. La secretaria destacó la importante sociedad que existe en Haití, ya que Estados Unidos y los países de la Unión Europea están trabajando uno al lado del otro en los operativos de socorro y rescate, y la necesidad de una "respuesta internacional coordinada, integrada para la reconstrucción y el retorno a la prosperidad y oportunidades para Haití".

En las Naciones Unidas, el embajador adjunto de Estados Unidos Alejandro Wolff se dirigió a los miembros de la prensa en la ONU para destacar el carácter extensamente internacional de la labor de rescate y socorro en Haití. Tuvo lugar justo antes de otra ronda de promesas tras el llamamiento urgente de la ONU y se sumaron al embajador Wolff el subsecretario general para asuntos humanitarios de la ONU y los embajadores de Haití, Brasil, Canadá, Francia y Uruguay.

SALUD/AYUDA MÉDICA

El miércoles, el buque hospital USNS Comfort comenzó a recibir pacientes lesionados de hospitales locales e instalaciones médicas internacionales. El Comfort tiene una tripulación de 850 para prestar una variedad de servicios médicos, y a la larga proporcionará casi 1,000 camas de hospital y 11 quirófanos.

El USNS Comfort ya ha brindado tratamiento a más de 230 pacientes provenientes de 10 hospitales.

Para el 21 de enero, más de 7,000 pacientes habían recibido tratamiento de los 5 Equipos de Asistencia Médica en Catástrofes (DMAT por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos y un Equipo Quirúrgico Internacional (IMSuRT) en Haití (todos financiados por USAID/OFDA). Estos equipos brindaron tratamiento a 2,160 pacientes el 20 de enero.

Cada DMAT tiene 35 miembros y 40 camas, y funciona como una sala de urgencias en el terreno, mientras que el IMSuRT tiene 50 miembros y 35 camas, y realiza cirugías resultantes de la catástrofe.

AEROPUERTOS Y PUERTOS

El aeropuerto en Puerto Príncipe está operando las 24 horas del día. La Fuerza Aérea de Estados Unidos continúa administrando las operaciones aéreas a solicitud del gobierno haitiano. Además, el Departamento de Estado continúa coordinando estrechamente con nuestros socios internacionales y ONG para facilitar la llegada eficiente de ayuda y personal. Éste es un proceso de carácter consultivo con el gobierno de Haití y la ONU, con decenas de vuelos de ayuda internacional, aparte de los vuelos civiles y militares de Estados Unidos.

El 20 de enero, llegaron 153 vuelos (38 de ellos fueron vuelos oficiales de Estados Unidos).

Por ejemplo, de las 330 llegadas del 16 al 18 de enero, aproximadamente la mitad fueron vuelos civiles/humanitarios, y menos de 30% fueron de militares:

155 fueron aeronaves civiles,

91 fueron aeronaves militares y del gobierno de Estados Unidos y

84 fueron de gobiernos y militares de otros países. La proporción de vuelos internacionales está aumentando.

El 18 de enero, aterrizaron vuelos de: Bélgica, Bolivia, Brasil, Canadá, Cuba, Francia, México, Portugal, España, Suecia, Turquía, Estados Unidos, Ucrania y las Naciones Unidas, y numerosas organizaciones internacionales de ayuda como la Cruz Roja, el Ejército de Salvación y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

El PMA ha asignado un equipo de coordinación al aeropuerto en Haití para ayudar a asignarles prioridad a los vuelos y el traslado de ayuda humanitaria por el aeropuerto a zonas necesitadas de Haití.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 


El puerto está comenzando a recibir a algunas embarcaciones y, su funcionamiento es de aproximadamente 30%. El puerto en Jacmel, al sudoeste de Puerto Príncipe, actualmente está recibiendo a ciertas embarcaciones durante el día. Equipos de buzos del Ejército y la Marina de Estados Unidos con equipos de construcción submarina continuaron evaluando los daños estructurales al puerto.

El Comando de Transporte de Estados Unidos informa que desde que se iniciaron los operativos aéreos, se han volado un total de 160 misiones con más de 2,600 toneladas de suministros de socorro y más de 2,500 militares y socorristas a Haití.

SEGURIDAD

Hasta el 21 de enero, aproximadamente 13,000 miembros de las Fuerzas Armadas (10,000 a bordo de embarcaciones y 3,000 en tierra) eran parte de la labor de socorro.

La 22º Unidad Expedicionaria de la Infantería de Marina continúa prestando ayuda en Leogane y Petit Goave. Actualmente tiene a 356 infantes en tierra.

El resto del Equipo de Combate de la Brigada 2/82 y equipamiento se terminarán de movilizar a Puerto Príncipe el 22 de enero, a más tardar. Actualmente tienen 3,062 soldados en tierra.

Para el 21 de enero, había 20 embarcaciones, 63 helicópteros y 204 vehículos de la Marina y el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos en la zona de operaciones conjuntas.

El Servicio de Guardacostas está operando 12 aeronaves en Haití:

Cinco aviones C-130

Un avión C-144

Tres helicópteros H-65

Tres helicópteros H-60

El Servicio de Guardacostas tiene 6 embarcaciones:

Escampavías Valiant del Servicio de Guardacostas

Escampavías Tahoma del Servicio de Guardacostas

Escampavías Forward del Servicio de Guardacostas

Escampavías Oak del Servicio de Guardacostas

Escampavías Hamilton del Servicio de Guardacostas

Escampavías Legare del Servicio de Guardacostas

Además, el Servicio de Guardacostas tiene 3 embarcaciones en el estrecho de Florida para apoyar cualquier misión relacionada con la labor de socorro a Haití: escampavías Alert, Dependable y Venturous.

El Servicio de Guardacostas tiene presentes 801 miembros que están ayudando con la recuperación:

26 en tierra,

719 en embarcaciones,

56 en aeronaves.

SOUTHCOM financió y el Comando de Operaciones Especiales (SOCOM por sus siglas en inglés) ha adquirido 50,000 radios portátiles para distribuirlos entre los haitianos.

Anoche, 43,800 radios habían llegado a Puerto Príncipe. Se tiene previsto que los 6,200 radios restantes se entreguen al Comando de Operaciones Especiales el 25 de enero, a más tardar, y se transporten por avión a Haití posteriormente

El Equipo de Apoyo de Información Militar (MIST por sus siglas en inglés), en coordinación con USAID, iniciará la distribución de estos radios inmediatamente. Se distribuirán con ellos 60,000 calcomanías con las frecuencias incluidas y 60,000 volantes que muestran (con imágenes) cómo operar los radios.

Este programa de radios portátiles es parte de una campaña general de comunicación con el pueblo haitiano por medio de trasmisiones de FM/AM de programación de Voz de América y anuncios de servicio público del Grupo de Trabajo Conjunto en Haití.

EVACUACION Y RESCATES

El gobierno de Estados Unidos continúa realizando evacuaciones de Haití a toda hora. El número total de personas evacuadas de Haití por Estados Unidos es de aproximadamente 10,500, de las cuales 8,300 eran ciudadanos estadounidenses. Hoy, más de 1,100 estadounidenses habían sido evacuados hasta las 3 p.m.

Búsqueda y rescate: Actualmente, 43 equipos internacionales urbanos de búsqueda y rescate (USAR por sus siglas en inglés), compuestos por 1,739 socorristas, con 161 perros, están trabajando en Haití. 6 de esos equipos son de Estados Unidos y cuentan con 511 socorristas del condado de Fairfax, el condado de Los Ángeles, Miami, Miami-Dade, Virginia Beach y Nueva York.

USAID/OFDA ha proporcionado más de $36 millones en apoyo a los equipos USAR movilizados a Haití hasta la fecha.

Los equipos USAR de Estados Unidos actualmente están realizando misiones secundarias de reconocimiento en todo Puerto Príncipe tras el temblor de ayer.

ALIMENTOS Y AGUA

El jueves se reanudó la entrega aérea de alimentos y agua con C-17: se tenía planeado entregar 14,000 botellas de agua y 14,500 comidas preparadas/raciones humanitarias. El punto de entrega es cerca de Mirebalais, aproximadamente 25 millas al noreste de la Embajada de Estados Unidos en Puerto Príncipe. Un batallón de MINUSTAH veló por la seguridad en la zona.

Aeronaves, helicópteros y embarcaciones militares de Estados Unidos están dándole prioridad al envío de agua. En días recientes, el Grupo de Trabajo Conjunto en Haití ha distribuido más de 600,000 botellas de agua y más de 400,000 comidas/raciones humanitarias. El USS Carl Vinson está produciendo 100,000 galones de agua potable al día. Se están instalando tanques de agua en todas las zonas de la ciudad, y ahora hay agua potable en 45 puntos de distribución. El Servicio de Guardacostas ha distribuido un total de 38.5 toneladas de agua (62,880 botellas). Y USAID/OFDA ha hecho entrega de 9 unidades de tratamiento de agua para proporcionar 900,000 litros de agua potable a 90,000 personas al día.

Apenas el miércoles se entregaron más de 238,000 comidas/raciones humanitarias y 400,000 botellas de agua.

La embarcación Crowley Maracajam llegó a la República Dominicana ayer con más de 60,000 comidas/raciones humanitarias y agua para el PMA.

Se tiene programado que el USNS Lummus, con la capacidad de producir 94,000 galones de agua potable, llegue mañana.

USAID/FFP ha contribuido alimentos con un valor de $68 millones.

Hasta la fecha, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha entregado 240,600 tabletas de purificación de agua para uso casero, 3,300 recipientes de agua y 1,920 equipos de aseo (financiados por USAID/OFDA) a varios vecindarios en Puerto Príncipe.

El jueves, World Vision, en sociedad con USAID, inició la distribución de 2,000 toneladas métricas de productos de Alimentos para la Paz. Los productos satisfarán las necesidades alimentarias inmediatas de 18,670 familias o aproximadamente 93,350 personas en Petion Ville, Delmas y Puerto Príncipe.

El jueves, un vuelo financiado por USAID/OFDA con suministros de emergencia llegó a Puerto Príncipe. Incluía equipo para operar un hospital en el terreno, con un equipo para traumatismos y unidad de aire acondicionado. Esto es además de las unidades de tratamiento de agua, recipientes de agua de diez litros, equipos de aseo, rollos de plástico y cámaras de agua proporcionados en días recientes.

ADOPCIONES Y HUERFANOS

El jueves, la secretaria Clinton anunció que el Departamento de Estado está dirigiendo un grupo conjunto de trabajo con los departamentos de Seguridad Nacional y Salud y Servicios Humanos, que se dedicará a los huérfanos y menores no acompañados, simplificará el proceso de adopciones y se asegurará de que estas familias se reencuentren lo antes posible, además de aplicar las debidas medidas para proteger a niños bajo nuestro cuidado. Se ha creado un grupo de trabajo interinstitucional para que se dedique a las necesidades humanitarias de niños particularmente vulnerables. Y el poder ejecutivo también está trabajando estrechamente con muchos miembros del Congreso que naturalmente están muy preocupados sobre este proceso.

El lunes, la secretaria Napolitano anunció permisos humanitarios para ciertos huérfanos haitianos. Seguimos dedicados a la reunificación familiar y debemos estar atentos a no separar a niños de sus familiares en Haití que aún están vivos pero desplazados o de ayudar sin saberlo a delincuentes que participan en la trata de niños en momentos de tanta desesperación. Para ese fin, desalentamos firmemente el uso de aeronaves privadas para la evacuación de huérfanos. Todos los vuelos deben ser debidamente coordinados con el gobierno de Estados Unidos y Haití a fin de asegurar que se otorguen los debidos permisos antes de que lleguen a Estados Unidos.

ASISTENCIA

Para el 20 de enero, USAID había contribuido $90 millones tras el llamado por la ONU, lo que incluía $22 millones en asistencia no alimentaria y $68 millones en asistencia alimentaria. Además, para el 20 de diciembre, se había prometido $73.9 millones en asistencia bilateral para búsqueda y rescate, y otra ayuda, por un total en ayuda de USAID a Haití de casi $165 millones.

MANERAS DE CONTRIBUIR A LA LABOR DE SOCORRO

Estamos profundamente afectados por la devastación en Haití. Nuestra humanidad común, así como el liderazgo de Estados Unidos y los estrechos vínculos con Haití, exigen que actuemos. A solicitud del Presidente Obama, los ex Presidentes Bush y Clinton están coordinando la ayuda privada e instando a los estadounidenses a ayudar en www.clintonbushhaitifund.org ( http://www.clintonbushhaitifund.org )

Puede contribuir por Internet en ClintonBushHaitiFund.org ( http://ClintonBushHaitiFund.org/ ).

Envíe el mensaje de texto "QUAKE" a 20222 para hacer una donación de $10 al Clinton Bush Haiti Fund. (Se le cobrará la donación en su cuenta de teléfono celular).

Fondos recaudados por medio del Programa de Mensajes de Texto del Departamento de Estado (palabra clave "Haiti", y código numérico corto "90999"): casi $26 millones.

Encuentre más maneras de ayudar por medio del Centro de Información sobre Catástrofes Internacionales. (www.cidi.org ( http://www.cidi.org )).

Obtenga información sobre familiares y amigos

El Departamento de Estado ha sacado una página de Internet que servirá como punto central de información sobre Haití: state.gov/haitiquake ( http://www.state.gov/haitiquake ). Incluye una nueva herramienta, el Localizador de personas o "Person Finder", que permite encontrar e intercambiar información sobre seres queridos desaparecidos en Haití.

El Centro de Operaciones del Departamento de Estado ha designado la siguiente línea telefónica para estadounidenses en busca de información sobre familiares en Haití: 1-888-407-4747. (Debido a la gran cantidad de llamadas, es posible que le conteste una grabación). También puede enviarle un mensaje electrónico al Departamento de Estado. Favor de tener en mente que la comunicación dentro de Haití es muy difícil en este momento.

El Departamento de Estado también se ha asociado con el sector tecnológico para iniciar un servicio gratuito de mensajes cortos con información sobre la labor de socorro para ayudar a personas en Haití. El programa de mensajes de texto permite que las personas que reciben servicio de Digetel y Voila envíen un mensaje de texto con su paradero y necesidades a un código abreviado gratis: "4636". Desde que se inició el programa el 18 de enero, socios de ONG han recibido más de 2,000 mensajes sobre distribución de alimentos, desaparecidos y agua, entre otros.

Whitehouse.gov ( http://Whitehouse.gov ) - El sitio de Internet de la Casa Blanca continúa siendo un punto central de información sobre la ayuda, que incluye ubicar a familiares y amigos en Haití, y contribuir a la labor de socorro.

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Comienzan reparaciones en puertos de Haití para acelerar las operaciones de ayuda

Por Merle David Kellerhals Jr.
Staff Writer

Washington -  El buque de salvamento y rescate USNS Grasp, perteneciente al Comando de Transporte Marítimo Militar de la Marina de Estados Unidos., que dispone de grúas a bordo, y un equipo de buzos del Batallón de Ingenieros del Ejército, se encuentran en Haití para remover los residuos y los escombros que se han depositado en el pequeño puerto de Puerto Príncipe y en el puerto de Cabo Haitiano desde que un terremoto sacudió el país hace ocho días.

El secretario de Defensa Robert Gates, que actualmente se encuentra en una misión en la India, dijo a la prensa el 20 de enero en Nueva Delhi, que el mencionado navío permitirá que en una o dos semanas el puerto quede habilitado para buques de carga y barcos contenedores. Una evaluación inicial de las instalaciones del puerto indicó que podrían transcurrir entre 60 y 90 días antes de que el mismo pueda quedar plenamente operativo. La Guardia Costera de Estados Unidos  encontró que ambos puertos están llenos de grúas y contenedores hundidos, y de muelles derrumbados, lo que no permite a los buques de carga atracar y descargar suministros y equipamiento.

Además de limpiar los puertos, también se están despejando las carreteras que conducen a los mismos para que los camiones puedan llegar rápidamente y cargar mercadería.

Gates dijo que es fundamental transportar los primeros suministros de ayuda en helicóptero a todo el país para que lleguen a donde más se los necesita, pero que en el largo plazo esto no será suficiente para satisfacer las necesidades de dos millones de personas. Agregó que los buques de carga, que pueden transportar más suministros de ayuda que las aeronaves, necesitan de un puerto en funcionamiento que disponga de grúas para ingresar los suministros necesarios para la recuperación y la reconstrucción de Puerto Príncipe y del resto de Haití.

El único aeropuerto de Haití, el Aeropuerto Internacional Toussaint Louverture,  recibe este momento más de 200 vuelos diarios, y se encuentra abrumado por las provisiones que llegan para el suministro de ayuda.

"Mientras que más de dos millones de personas en Haití todavía están luchando para recibir comida y agua, combustible y atención medica, probablemente sería un error para cualquier persona decir que está satisfecha con el nivel de esfuerzo realizado", dijo Gates a los periodistas. "No se pueden satisfacer las necesidades de dos millones de personas sólo con helicópteros."

El barco guardacostas Oak, de la Guardia Costera de Estados Unidos, utilizó un pequeño muelle del puerto de Puerto Príncipe para distribuir 62.880 botellas de agua y suministros médicos, dijo el comandante Mike Glander, oficial a cargo del barco guardacostas, según informes de prensa. El Oak ayudó a una embarcación de los Servicios Católicos de Ayuda a descargar suministros en el mismo muelle el 19 de enero, dijo. Los suministros deben ser descargados de a un contenedor a la vez, agregó.

Otros barcos guardacostas están haciendo un relevamiento del puerto y sondeando el fondo del mar en los preparativos para iniciar las reparaciones.

El barco de rescate Grasp cuenta con un equipo de buzos del Batallón de Ingenieros del Ejército para ayudar a evaluar los daños sufridos por las instalaciones portuarias y para retirar los desechos y escombros en los dos puertos.

El capitán del Ejército Scott Sann, quien encabeza el 544º. Equipo de Buceo del Batallón de Ingenieros,  dijo que su equipo realizará un sondeo bajo el agua para identificar los obstáculos que bloquean los canales en Haití, así como confirmar las áreas posibles de utilizar para la descarga de los suministros de ayuda.

"Esto sería seguido por las operaciones de salvamento para retirar escombros de las vías identificadas", dijo Sann.

La Administración Marítima de Estados Unidos dijo que está enviando cinco buques auxiliares para montar un puerto flotante. Luego se enviarán dos buques grúas, un buque especial  para el manejo de embarcaciones, un buque para el suministro de petróleo y un transbordador de alta velocidad para unirse a los buques de la Marina y de la Guardia Costera que se encuentran allí ahora, dijo en un comunicado la Administración Marítima.

El Crimson Clover, que es una embarcación comercial con dos rampas extensibles de 14 metros, y un cargador para levantar y sacar la carga, está en Puerto Príncipe, donde  ha comenzado las operaciones de descarga, de acuerdo con el Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM). La embarcación no requiere de un muelle habilitado para realizar la descarga de mercancía.

En el Comando de Blount Island, en Jacksonville, Florida se está cargando el buque USNS 1st.LT Jack Lummus, con material destinado a Haití. La carga proviene de la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID), el Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos y de otras agencias de gobierno estadounidense.

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio Web de la Casa Blanca para ver las opciones. El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece un servicio para ayudar a las personas a encontrar a sus seres queridos, y el Departamento de Estado tiene un Buscador de Personas donde la gente puede publicar información sobre las personas desaparecidas en Haití.

 

                   ::::::::::::::::::::

 

Secretaria Clinton se refiere a la ayuda especial para los niños que quedaron huérfanos en Haití


La secretaria de Estado Hillary Clinton hizo una evaluación sobre la situación reciente en Haití, al destacar la urgencia que se ha puesto en dar atención a los huérfanos en Haití.

A continuación fragmentos de la sesión informativa que la secretaria Clinton ofreció en el Departamento de Estado, el 20 de enero.

Secretaria Clinton: Buenas tardes a todos, y a Michele, Sharon, y Lauren.

Hoy están aquí conmigo tres extraordinarias funcionarias públicas del gobierno federal, que les hablarán en unos minutos y a las que presentaré, aunque antes deseo hacer una breve actualización de lo que está ocurriendo en Haití.

Hoy estamos vigilando de cerca el impacto del fuerte temblor, que superó los 6 grados en la escala de Richter,  que se produjo en Puerto Príncipe esta mañana; estamos evaluando los daños que haya podido causar.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

Hay también mejores noticias; hemos visto la llegada del buque estadounidense USNS Comfort, un barco hospital con más de 600 efectivos de personal médico, que añade una importante capacidad a nuestros esfuerzos de alivio. Ya hay pacientes que han sido transportados al buque en helicóptero y están recibiendo tratamiento. El Comfort se agrega a lo que ya es una de las operaciones internacionales de rescate y socorro más grande que nunca se haya realizado en la historia. Alimentos, agua, suministros médicos y otros artículos de ayuda esenciales continúan llegando al país y los trabajadores de socorro operan día y noche para entregar más ayuda, más rápidamente y a más personas.

Aunque hay desafíos importantes, infraestructura destruida, opciones de transporte limitadas, preocupaciones de seguridad, estamos haciendo verdaderos progresos todos los días.

Un aspecto en el que estamos centrados con urgencia es el de los huérfanos de Haití. Me complace tener hoy aquí con nosotros a Michele Bond, del Departamento de Estado, que dirige nuestros esfuerzos en este asunto; a Sharon Parrott, que representa a la secretaria Sebelius, del Departamento de Salud y Servicios Humanos y a Lauren Kielsmeier, del Departamento de Seguridad Nacional, que trabaja con la secretaria Napolitano. Estas tres dedicadas servidoras públicas, junto a todos los que trabajan con ellas, están dirigiendo nuestros esfuerzos en lo que se refiere a los niños que ya eran huérfanos antes de producirse el terremoto, puesto que los niños son especialmente vulnerables en cualquier desastre y más aún aquellos que no tienen padres o guardianes para cuidar de ellos.

Este devastador terremoto ha dejado a muchos en necesidad de ayuda, y su bienestar es una preocupación prioritaria al avanzar en nuestros esfuerzos de rescate y socorro.

Ahora, en lo que se refiere a los niños, es imperativo que coordinemos de cerca con el gobierno de Haití, Naciones Unidas y nuestros otros socios internacionales, tales como las ONG y las comunidades religiosas que están en trabajan en el terreno, para asegurar que la ayuda llegue a los orfanatorios de Haití y que los niños que han quedado huérfanos se encuentren y reciban cuidados.

Sin embargo también haremos todo lo que podamos para unir a los muchos niños que han resultado separados de sus familias tras el terremoto, y haremos todo lo que podamos para acelerar el viaje de los niños que estaban esperando su adopción, que tienen un hogar legal permanente, unos guardianes, esperando por ellos. No dejaremos que los obstáculos burocráticos se interpongan para ayudar a aquellos que lo necesitan, pero nos aseguraremos de que se cumplan los procedimientos de adopción internacional para proteger a los menores y a las familias.

Hay varios cientos de estadounidenses en Estados Unidos que ya estaban en el proceso de adoptar niños de Haití antes del terremoto. Como madre, comparto la ansiedad que deben sentir esperando escuchar algo respecto de la seguridad de sus niños. Estamos haciendo todo lo posible para localizar a estos niños y acelerar su llegada a nuestro país.

El Departamento de Estado dirige un grupo de trabajo conjunto, compuesto también por los departamentos de Seguridad Nacional y de Salud y Servicios Humanos, que organiza el proceso y hace que las familias reciban noticias y se reúnan tan pronto como se pueda. Hemos establecido un grupo de trabajo interagencial para centrarnos a atender las necesidades humanas de los niños más vulnerables y trabajamos junto con los muchos miembros del Congreso que, como es comprensible, están muy preocupados por las poblaciones a las que sirven.

Quiero destacar que estamos consultando estrechamente con el presidente Preval y su gobierno sobre esto y sobre cada aspecto de esta enorme iniciativa de auxilio. Ellos son quienes establecen las prioridades para la ayuda y recuperación, a pesar de operar bajo las circunstancias más difíciles.

He conversado también con varios líderes y ministros de Relaciones Exteriores de la región y del mundo, y nos mantenenmos en comunicación sobre nuestro compromiso en curso para Haití. Viajaré el lunes a Montreal, Canadá, para asistir a una reunión de países donantes que ya participan, o desean participar, no sólo en la crisis de emergencia que enfrentamos ahora con la búsqueda y rescate y la entrega rápida del auxilio, sino en el desafío a largo plazo de reconstrucción y recuperación.

El flujo de apoyo y ayuda proveniente de todo el mundo es extraordinario, y estoy muy orgullosa de ver a estadounidenses generosos, de todo rincón de nuestra nación, abrir su corazón en solidaridad con el pueblo haitiano. Estos son momentos en que recordamos nuestra humanidad en común, cuando vamos más allá de culturas y fronteras para ayudar a quienes sufren y tienen necesidad.

Ahora, en estos difíciles primeros días, hemos visto milagros: niños sacados vivos de los escombros, familiares separados encontrándose uno con otro, paredes que no se derrumbaron y cimientos que no se agrietaron. Pero desafortunadamente esos milagros han sido muy pocos. Observar el sufrimiento humano y la alteración de la vida diaria en Puerto Príncipe, un lugar que he llegado a conocer durante las últimas tres décadas, nos recuerda de la magnitud de la tarea que tenemos enfrente: todas las vidas que se han perdido, todas las lesiones graves, las familias que han sido separadas, los hogares en ruinas, y ver a un país que estaba en busca del progreso enfrentar otro golpe cruel e inimaginable.

Aunque existen otras razones para creer que los días y meses venideros pueden ser y serán mejores. A través de los años, he llegado a conocer la capacidad de recuperación y determinación del pueblo haitiano, que ha sufrido más de lo que debe, que ha experimentado más lucha, dolor y la veleidosa furia de la naturaleza, que muchos del resto de nosotros, y ha podido superar estos problemas. Ha salido adelante por su fe y trabajo fuerte. Por lo que tengo la confianza de que, aun en estas horas difíciles, perseverará otra vez.

El presidente Preval y yo hemos estado colaborando estrechamente durante este último año sobre los planes para el futuro, para un crecimiento sostenible y para nuevas oportunidades. Estos planes, que tienen una base muy sólida, desde luego que serán revisados y replaneados, pero no serán abandonados. Haití necesita no sólo del talento y las agallas de su pueblo, incluyendo a la diáspora haitiana, sino de todos nosotros, socios y amigos que estamos comprometidos, no sólo en lo inmediato después de este terrible terremoto, sino por lo que dure la recuperación.

De manera que permítanme reiterar lo que el presidente Obama dijo tan enérgicamente en días recientes. El pueblo estadounidense apoyará a Haití en todo momento. Esta es una asociación a largo plazo con una nación vecina.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Buque hospital Comfort inició la atención de los heridos en el terremoto en Haití

Por Stephen Kaufman
Staff Writer

Washington -- El buque hospital Comfort, de la Armada de Estados Unidos, arribó a la costa de Haití y comenzó a recibir pacientes víctimas del terromoto del 12 de enero, aún antes de echar anclas en el puerto de Puerto Príncipe.  La secretaria de Estado Hillary Clinton dice que la llegada del buque hospital Comfort es "una gran ayuda", en tanto personal médico internacional en el terreno continúa atendiendo a las víctimas a pesar de los desafíos que actualmente representa la infraestructura como resultado de la catástrofe natural.

Hablando con periodistas en el Departamento de Estado el 20 de enero, Clinton dijo que el buque Comfort ha traído consigo más de 600 profesionales médicos estadounidenses, y "agrega importante capacidad a nuestros esfuerzos de socorro".

"Ya se están llevando pacientes a bordo por helicópteroro y están recibiendo tratamiento", manifestó.

De acuerdo con un artículo del 20 de enero de Jim Garamone, del Servicio de Prensa de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, los médicos, enfermeras y personal militar a bordo del Comfort comenzaron inmediatamente a estudiar sus primeros pacientes mediante exámenes y radiografías, pasándolos posteriormente a las salas de operaciones o las unidades de cuidado intensivo, o indicando nuevos exámenes.

Además, se sumaron al personal del buque a hablantes de criollo a fin de facilitar la comunicación entre el personal médico y sus pacientes.  Garamone informó que la tripulación del Comfort continúa poniendo más espacio a disposición a bordo del buque, no solo para un mayor número de pacientes, sino también para hacer lugar a otros 350 especialistas médicos que se estarán integrando la tripulación.

El buque hospital Comfort cuenta con una capacidad total de 1000 camas, inclusive sus salas destinadas a ciudados limitados,  leves, intermedios e intensivos, así como salas de recuperación.  Tiene también 12 salas de operaciones.

En sus comentarios, la secretaria Clinton subrayó que el personal militar y civil estadounidense está en estrecha comunicación y consulta con el presidente Rene Preval y su gobierno en "cada aspecto" de la operación de socorro en curso, que expresó, es una de las más grandes en la historia.

"Ellos ponen las prioridades para la ayuda y la recuperación, a pesar de que están funcionando bajo las circunstancias más difíciles", manifestó.

Antes del terremoto, Haití y Estados Unidos habían estado trabajando en estrecha colaboración en planes para su crecimiento sostenible y nuevas oportunidades.  "Estos planes, que son una base muy sólida, naturalmente serán   revisados y replanteados, pero no serán abandonados", dijo Clinton. "Haití necesitará no sólo el talento y el valor de su pueblo,  inclusive la diáspora haitiana, sino que necesitará de todos nosotros, socios y amigos que estamos comprometidos no solo con las consecuencias inmediatas de este terrible terremoto sino mientras las mismas duren".

Haití estaba "en la cúspide del progreso," pero "le fue asestado otro golpe cruel e inimaginable", dijo Clinton.  Sin embargo, "estoy segura de que, aun en esta, la hora más oscura, ellos perseverarán una vez más" dijo, y reafirmó el compromiso del presidente Obama de que Estados Unidos "estará junto a Haití en todo momento" no sólo para ayudar a las víctimas, sino también para su recuperación en el largo plazo.

La secretaria expresó orgullo por todos los trabajadores que están respondiendo con ayuda en Haití y dijo que, considerando los múltiples desafíos a que han tenido que enfrentarse, "es realmente notable cuánto hemos logrado hacer".

Sin embargo, como muchos todavía necesitan suministros y atención médica, Clinton dijo "nosotros no estamos satisfechos".

"Trabajamos cada día para mejorar. Tenemos más recursos en el terreno hoy de los que teníamos ayer. De modo que continuaremos haciendo cada vez más", expresó.

El subsecretario general para Asuntos Humanitarios y Coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU, John Holmes, dijo al diario The Wall Street Journal el 20 de enero, que normalmente existen desafíos aun "en la mejor de las circunstancias" que causan demoras en prestar ayuda a quienes la necesitan.

"Si usted mira alguna catástrofe muy grave, hay una difícil fase cuando el  polvo inmediato se ha asentado y la ayuda se está movilizando, y los suministros y las personas están llegando antes de que usted realmente lo vea en la calle. No pienso que haya estado especialmente mal en este caso, aunque ha sido frustrante para todos", dijo Holmes.

"Siempre lleva un poco de tiempo poner en movimiento los recursos, no sólo los aviones, sino que es necesario tener camiones y combustible y centros de distribución. Esto no se logra en una o dos horas. Usted debe realmente establecerlos", expresó.

En el caso de Haití, el terremoto también había destruido las fuerzas policiales y de bomberos del país, complicando el tiempo de respuesta.

Holmes dijo que la máxima prioridad es generalmente conseguir ingresar ayuda inmediata y personal en el país para realizar operaciones de búsqueda y rescate, así como para atender las necesidades médicas.  A ello le siguen alimentos y agua, dijo.

"Las personas pocas veces mueren de hambre en estas circunstancias, porque lleva mucho más tiempo para que algo así suceda. El agua puede ser un problema, pero, afortunadamente, una planta de agua ha estado trabajando en Haití, de modo que hemos podido obtener cierta cantidad de agua allí, si bien no tanto como las personas querrían. Pero tampoco hay nadie muriendo de sed", dijo.

Holmes también manifestó que toda distribución de ayuda debe ser ordenada y justa.  "Lo que usted no desea es que los más fuertes con armas consigan los suministros, y no los más débiles y más vulnerables, que no son los más fuertes y los más rápidos, sean dejados atrás",  dijo.  Por esta razón, en lugar de lanzar las dotaciones de ayuda desde los aviones, se debe organizar la distribución de la ayuda.

 

               :::::::::::::::::::::

 

 

Discurso de la secretaria Clinton sobre la libertad en Internet

A continuación una traducción del discurso pronunciado por la Secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton, el 21 de enero de 2010, en el museo de la información Newseum en Washington, D.C.:

SECRETARIA DE ESTADO HILLARY RODHAM CLINTON
DISCURSO SOBRE LIBERTAD EN INTERNET, MUSEO DE LA INFORMACIÓN NEWSEUM, WASHINGTON, DC
21 DE ENERO DE 2010

Muchas gracias Alberto, no sólo por su amable introducción, sino por el liderazgo que usted y sus colegas ejercen en  esta importante institución. Es un placer estar aquí en el Newseum. Esta institución es un monumento a algunas de nuestras más preciosas libertades y agradezco la oportunidad de hablar sobre la manera en que estas libertades se aplican a los desafíos del siglo XXI.

Aunque no puedo verles a todos porque en escenarios como este  la luz me da en los ojos y ustedes quedan a oscuras, pero sé que hay aquí muchos amigos y antiguos colegas. Deseo reconocer a Charles Overby, el director ejecutivo del Foro de la Libertad aquí en el Newseum; al senador Richard Lugar y al senador Joe Lieberman, mi antiguos colegas en el Senado,  que ambos votaron para que se aprobara la Ley de La Voz, que se refiere al compromiso del Congreso y del pueblo estadounidense con la libertad en Internet, un compromiso que cruza fronteras de partido y ramas del gobierno.

--También me dicen que están aquí los senadores Sam Brownback y Ted Kaufman, y la representante Loretta Sánchez; muchos representantes del cuerpo diplomático: embajadores, encargados de negocios, y participantes en nuestro Programa Internacional de Líderes Visitantes sobre la libertad en Internet procedentes de China, Colombia, Irán, Líbano y Moldavia. También deseo reconocer la asistencia de Walter Isaacson, presidente del Instituto Aspen, nombrado recientemente para nuestra Junta de Gobernadores de Transmisiones (Broadcasting Board of Governors) y por supuesto, instrumental en el apoyo del trabajo sobre la libertad en Internet que el Instituto Aspen ha venido realizando.

Aunque este es un discurso importante sobre un asunto importante,  antes quisiera hablar brevemente sobre Haití. Durante los últimos ocho días, el pueblo de Haití y los pueblos  de todo el mundo se han unido para enfrentar a  una tragedia de descomunales proporciones. Nuestro hemisferio ha sufrido su cuota de dificultades, pero hay pocos precedentes en situaciones como la que estamos viendo en Puerto Príncipe.  Las redes de comunicación han tenido un papel crítico en nuestra respuesta.  Por supuesto que quedaron averiadas y en muchos lugares destrozadas. En las horas tras el terremoto trabajamos con asociados en el sector privado para establecer la campaña de mensajes de texto "HAITI", para que los usuarios de teléfonos móviles en Estados Unidos puedan donar a los esfuerzos de socorro por medio de mensajes de texto. Esta iniciativa ha mostrado la generosidad del pueblo estadounidense y hasta el momento se ha recaudado más de 25 millones de dólares para los esfuerzos de recuperación.

Las redes de información también han tenido un papel crítico en el terreno. Cuando estaba con el presidente Préval, el sábado, en Puerto Príncipe, una de sus prioridades principales era tener las comunicaciones en funcionamiento. Los miembros del gobierno no podían comunicarse entre ellos, o lo que quedaba de ellos, con las ONG, nuestros líderes civiles, nuestros líderes militares, estaban severamente afectados. La comunidad tecnológica ha establecido mapas interactivos para ayudar a identificar necesidades y a que los recursos estén dirigidos a estas. El lunes un equipo estadounidense de búsqueda y rescate extrajo de los escombros de un supermercado a una niña de siete años de edad y a dos mujeres que habían enviado un mensaje de texto pidiendo ayuda. Estos ejemplos son manifestaciones de un fenómeno mucho más amplio.

La diseminación de redes de información está formando un nuevo sistema nervioso en nuestro planeta. Cuando algo ocurre en Haití o en Hunan, el resto de nosotros nos enteramos de ello cuando se está produciendo, y por medio de personas reales, y podemos responder también en el tiempo en que realmente está ocurriendo lo que sea. Los estadounidenses que desean ayudar tras el desastre y la niña atrapada en el supermercado están conectados de maneras que no podían ni imaginarse hace un año, o hace una generación. El mismo principio se aplica a casi toda la humanidad hoy día. Mientras estamos aquí sentados, cualquiera de ustedes, o cualquiera de sus niños, pueden tomar herramientas que utilizamos todos los días y transmitir este diálogo a miles de millones de personas en todo el mundo.

En muchos aspectos la información nunca se ha movido tan libremente. Hay más formas de diseminar más ideas a más personas que en ningún otro momento de la historia. Incluso en países autoritarios las redes de información ayudan a la gente a descubrir nuevos hechos y pedir más cuentas a los gobiernos.

Durante su visita a China en noviembre, por ejemplo,  el presidente Obama celebró una reunión tipo cabildo abierto en la que había un componente en línea, para así destacar la importancia de Internet. En respuesta a una pregunta enviada por Internet defendió el derecho de la gente a tener libre acceso a la información y dijo que cuanto más libremente fluya la información, más fuertes se hacen las sociedades. Habló sobre el modo en que el acceso a la información ayuda a los ciudadanos a pedir cuentas a sus gobiernos, a generar nuevas ideas, a estimular la creatividad y el espíritu empresarial. La creencia de Estados Unidos en esta verdad fundamental es lo que me trae hoy aquí.

Debido a este aumento sin precedentes en la conectividad también debemos reconocer que estas tecnologías no son una bendición por sí mismas.

Estas herramientas también las están explotando algunos para socavar el progreso de la humanidad y los derechos políticos. Podemos utilizar el acero para construir hospitales pero también para construir ametralladoras, podemos utilizar energía nuclear para abastecer de electricidad una ciudad, pero también para destruirla, y de la misma manera las redes modernas de información y la tecnología que las apoya pueden ser utilizadas para bien o para mal. Las mismas redes que ayudan a organizar movimientos por la libertad también permiten a Al Qaeda diseminar odio e incitar a la violencia contra los inocentes. Tecnologías con el potencial de abrir el acceso al gobierno y promover la transparencia también pueden ser secuestradas por los gobiernos para aplastar la disensión y negar los derechos humanos.

En el último año hemos visto un aumento en las amenazas contra el libre flujo de la información. China, Túnez, y Uzbekistán han elevado su censura de Internet. En Vietnam, el acceso a los sitios populares de redes sociales ha desaparecido de repente; y el pasado viernes en Egipto, 30 comentaristas de blog y activistas fueron detenidos. Un miembro de este grupo, Bassem Samir - que, menos mal, ya no está en prisión, está con nosotros hoy.  Así que aunque está claro que la diseminación de estas tecnologías está transformando nuestro mundo, no está todavía claro el modo en que esta transformación vaya a afectar a los derechos humanos y al bienestar de gran parte de la población mundial.

 


Por sí mismas, estas tecnologías no se ponen de parte de nadie en la lucha por la libertad y el progreso, pero Estados Unidos si lo hace. Estamos de parte de un Internet único en el que toda la humanidad tenga acceso al conocimiento y las ideas. Reconocemos que la infraestructura informativa del mundo se hace a partir de lo que nosotros y otros hacemos de ella. El desafío que enfrentamos puede ser  nuevo, pero nuestra responsabilidad, de ayudar a asegurar el libre intercambio de ideas, data desde el nacimiento de nuestra república. Las palabras de la primera enmienda de la Constitución están grabadas en 50 toneladas de mármol de Tennessee en la fachada de este edificio, y todas las generaciones de estadounidenses han trabajado para proteger los valores grabados en esa piedra.

Franklin Roosevelt se basó en estas ideas cuando pronunció el discurso de las Cuatro Libertades, en 1941. En aquel tiempo, los estadounidenses se enfrentaban a una diversidad de crisis y a una crisis de confianza. Pero la visión de un mundo en que la gente disfrutara de la libertad de expresión, la libertad de culto, la libertad de hacer lo que se desee y la libertad de vivir sin miedo trascienden a los problemas de aquel momento. Años después, una de mis heroínas, Eleanor Roosevelt trabajó para que estos principios se adoptaran como piedra angular de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Han proporcionado las pautas para todas las generaciones posteriores, guiándonos, estimulándonos, y capacitándonos para avanzar frente a la incertidumbre.

Mientras la tecnología avanza, debemos recapacitar sobre ese legado. Tenemos que sincronizar nuestro progreso tecnológico con nuestros principios. Al aceptar el Premio Nobel el presidente Obama habló sobre la necesidad de crear un mundo en que la paz descanse sobre los derechos y dignidad inherentes a todos los individuos; y en mi discurso sobre derechos humanos en Georgetown unos días después, hablé sobre el modo en que debemos encontrar la manera de hacer realidad los derechos humanos. Hoy existe una urgente necesidad de proteger estas libertades en la frontera digital del siglo XXI.

Hay muchas otras redes en el mundo. Algunas ayudan en el movimiento de personas y de recursos, y algunas facilitan los intercambios entre individuos con el mismo trabajo o intereses, pero Internet es una red que multiplica el poder y el potencial de todas las demás y es por ello que pensamos que es crítico que sus usuarios tengan la seguridad de gozar de ciertas libertades básicas. La primera de estas libertades es la libertad de expresión. Esta libertad ya no se define solamente por la posibilidad de que los vecinos puedan ir a la plaza del pueblo y criticar a su gobierno sin miedo a que haya una venganza contra ellos. Los comentarios en blogs, correo electrónico y mensajes de texto han abierto nuevos foros para intercambiar ideas y han creado nuevos objetivos para la censura.

Mientras hablo con ustedes ahora, los censores de algunos gobiernos trabajan celosamente para borrar mis palabras de los registros de la historia, pero la historia misma ya ha condenado estas tácticas. Hace dos meses estuve en Alemania para la celebración del 20 aniversario de la caída del Muro de Berlín. Los líderes reunidos en esa ceremonia rindieron homenaje a los valientes hombres y mujeres del lado lejano de la barrera que luchaban contra la opresión circulando pequeños panfletos llamados samizdat. Estos folletos cuestionaban las alegaciones e intenciones de los dictadores del bloque del Este y muchas personas pagaron un alto precio por distribuirlos, pero sus palabras ayudaron a perforar el cemento y alambre de púas de la Cortina de Hierro.

 

El Muro de Berlín simbolizaba un mundo dividido, definió una era en su totalidad. Hoy los restos del muro están en este museo, en donde pertenecen, y la nueva infraestructura que simboliza nuestra era es Internet. En lugar de división, significa conexión, pero incluso cuando las redes se distribuyen en todo el mundo, hay muros virtuales que crecen en lugar de paredes visibles.

Algunos países han erigido barreras electrónicas que evitan que su pueblo tenga acceso a secciones de las redes del mundo. Han eliminado palabras, nombres y frases de los resultados ofrecidos por los motores de búsqueda. Han violado la privacidad de los ciudadanos que participan en diálogos políticos no violentos. Estas actuaciones contravienen la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que nos dice que todos los pueblos tienen el derecho a buscar, recibir y diseminar información e ideas por cualquier medio sin tener en cuenta las fronteras. Con la diseminación de estas prácticas restrictivas, un nueva cortina de información desciende sobre gran parte del mundo. Más allá de esta partición, videos que se ven en todas partes y comentarios de blog se han convertido en los samizdat de nuestros días.

Como en las dictaduras del pasado, los gobiernos tienen como objetivo a los pensadores independientes que utilizan estas herramientas. En las manifestaciones que siguieron a las elecciones presidenciales en Irán, las imágenes granulosas de una filmación en un teléfono móvil, del asesinato sangriento de una joven, proporcionaron una acusación digital de la brutalidad del gobierno. Hemos visto informes de que cuando los iraníes que viven en el extranjero escriben comentarios en línea que critican a los líderes de su gobierno, los miembros de sus familias en Irán reciben represalias. A pesar de la intensa campaña de la intimidación del gobierno, valientes ciudadanos hechos reporteros continúan utilizando tecnología en Irán para mostrarle al mundo y a sus conciudadanos lo que está ocurriendo en su país. Al hablar en nombre de sus propios derechos humanos, el pueblo iraní ha inspirado al mundo y su valor está redefiniendo el modo en que se utiliza la tecnología para diseminar la verdad y exponer la injusticia.

Ahora bien, todas las sociedades reconocen que la libertad de expresión tiene sus límites. No toleramos a aquellos que incitan a otros a la violencia, tal como los agentes de Al Qaeda, que en estos momentos están utilizando Internet para fomentar el asesinato en masa de personas inocentes en todo el mundo. Las palabras de odio que tienen como objetivo a individuos por razón de su raza, religión, grupo étnico, género u orientación sexual son reprobables. Es un desafortunado hecho que estos asuntos sean desafíos crecientes que la comunidad internacional debe confrontar unida. También debemos tratar el asunto de las expresiones anónimas. Aquellos que utilizan Internet para reclutar terroristas o distribuir propiedad intelectual robada no pueden separar sus actuaciones en línea de sus identidades en el mundo real. Sin embargo estos desafíos no deben convertirse en una excusa para que los gobiernos violen sistemáticamente los derechos y la privacidad de aquellos que utilizan Internet para propósitos políticos pacíficos.

La libertad de expresión puede ser la libertad más obvia para enfrentar desafíos con la diseminación de nuevas tecnologías, pero no es la única. La libertad de credo normalmente involucra los derechos de los individuos de estar en comunión  con su creador- o no estarlo. Ese es un canal de comunicación que no depende de la tecnología. Pero la libertad de credo también habla sobre el derecho universal de congregarse con aquellos que comparten los valores propios y visión para la humanidad. En nuestra historia, esas congregaciones se llevaban a cabo con frecuencia en iglesias, sinagogas, mezquitas y templos. En la actualidad, pueden realizarse también se pueden llevar a cabo en línea.
 

Internet puede ayudar a superar las divisiones que existen entre personas de diferentes religiones. Como el presidente dijo en El Cairo, la libertad de religión es fundamental para la capacidad de las personas de vivir juntas. A medida que buscamos maneras de expandir el diálogo, Internet ofrece esa formidable promesa. Ya hemos comenzado a vincular estudiantes en Estados Unidos con jóvenes en comunidades musulmanas en todo el mundo, con la finalidad de dialogar sobre los desafíos mundiales. Por lo que continuaremos usando esta herramienta para fomentar el diálogo entre individuos de diferentes comunidades religiosas.

Sin embargo, algunas naciones han escogido Internet como una herramienta contra las personas de fe para y silenciarlas. Por ejemplo, el año pasado en Arabia Saudita, un hombre pasó meses en prisión por iniciar un blog sobre el cristianismo. Un estudio realizado por la Universidad de Harvard, se encontró que el gobierno saudita bloqueó muchas páginas web sobre hinduismo, judaísmo, cristianismo y aun el Islam. Varios países, incluso Vietnam y China, emplearon tácticas similares para restringir el acceso a información religiosa.

Así como estas tecnologías no se deben usar para castigar la expresión política pacífica, no se deben usar tampoco para perseguir o silenciar a las minorías religiosas. Las oraciones siempre viajarán en redes más elevadas, pero las tecnologías de comunicación como Internet y los sitios web de redes sociales deben mejorar la capacidad de los individuos de rendir culto según lo consideren apropiado, de congregarse con personas de su propia religión y de aprender más sobre las creencias de otros. Debemos trabajar para fomentar la libertad de credo en línea, tal como lo hacemos en otras áreas de la vida.

Existen, por supuesto, cientos de millones de personas que viven sin los beneficios de estas tecnologías. En nuestro mundo, como lo he dicho en repetidas ocasiones, el talento está distribuido de manera universal, pero la oportunidad no lo está. Sabemos por larga experiencia que fomentar el desarrollo social y económico - en países donde la gente carece de acceso al conocimiento, mercados, capital y oportunidad - puede resultar frustrante, y en algunas ocasiones, trabajo inútil.  En este contexto, Internet puede servir como una gran niveladora. Al proporcionar a la gente con acceso al conocimiento y a mercados potenciales, las redes pueden crear oportunidades donde no existe ninguna.

Durante el transcurso del último año, he presenciado esto directamente. En Kenia, donde agricultores han visto aumentar su ingreso en hasta 30 por ciento desde que empezaron a usar tecnología bancaria móvil. En Bangladés, donde más de 300.000 personas se inscribieron para aprender inglés en sus teléfonos celulares. Y en el África subsahariana, donde mujeres empresarias usan Internet para obtener acceso a micropréstamos y enlazarse ellas mismas a mercados internacionales.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA



Ahora, estos ejemplos de progreso se pueden replicar en la vida de miles de millones de personas que se encuentran en el fondo de la economía mundial. En muchos casos, Internet, los teléfonos celulares y demás tecnologías de comunicación pueden hacer por el crecimiento económico lo que la revolución verde hizo por la agricultura. Se pueden generar rendimientos significativos de ingresos muy moderados. Un estudio del Banco Mundial encontró que en el caso típico de un país en desarrollo, un aumento de 10 por ciento en el índice de penetración de teléfonos celulares, condujo a un aumento de casi 1 por ciento en el Producto Interno Bruto per cápita. Sólo para poner esto en perspectiva, para la India, eso equivaldría a casi 10.000 millones de dólares al año.


Una conexión a las redes de información mundial es como una rampa a la modernidad. En los primeros años de estas tecnologías, muchos creyeron que dividirían al mundo entre los que las tienen y los que no las tienen. Eso no ha sucedido. Existen 4.000 millones de teléfonos celulares en uso hoy en día. Muchos de esos teléfonos celulares están en las manos de vendedores en mercados, de hombres que tiran cochecitos que transportan gente y de otros que históricamente no han tenido acceso a la educación ni a la oportunidad. Las redes de información se han convertido en un gran nivelador, por lo que debemos usarlas juntas para ayudar a la gente a salir de la pobreza y brindarles libertad frente a la necesidad.

Actualmente, tenemos toda razón para tener esperanza sobre lo que la gente puede lograr cuando utilizan redes y tecnología de comunicación para alcanzar el progreso. Pero no se confundan, algunos utilizan y seguirán utilizando las redes de información mundial para propósitos más oscuros. Los extremistas violentos, los carteles delictivos, los abusadores sexuales y los gobiernos autoritarios buscan aprovechar estas redes mundiales. Así  como los terroristas han aprovechado la apertura de nuestras sociedades para llevar a cabo sus complots, los extremistas violentos usan Internet para radicalizar e intimidar. A medida que trabajamos para mejorar las libertades, debemos trabajar también contra quienes usen las redes de comunicación como herramientas de trastorno y temor.

Gobiernos y ciudadanos deben tener la confianza de que las redes que están en el centro de su seguridad nacional y prosperidad económica son seguras y resistentes. Ahora, esto es más que sobre piratas informáticos insignificantes que modifican sitios web. Nuestra capacidad de utilizar la banca en línea, de usar el comercio electrónico y de proteger miles de millones de dólares en propiedad intelectual está completamente en riesgo si no podemos confiar en la seguridad de nuestras redes informáticas.

Las interrupciones en estos sistemas exigen una respuesta coordinada por parte de todos los gobiernos, el sector privado y la comunidad internacional. Necesitamos más herramientas para ayudar a las agencias de aplicación de la ley a cooperar entre jurisdicciones cuando delincuentes informáticos y agrupaciones del crimen organizado ataquen redes para su beneficio financiero. Lo mismo es cierto cuando los males sociales tales como la pornografía infantil y la explotación de la trata de mujeres y niñas en línea existe para que el mundo lo vea, y para quienes abusan de estas personas para obtener una ganancia. Aplaudimos las iniciativas, tales como el Consejo de la Convención Europea sobre para la Delincuencia Cibernética, que facilita la cooperación internacional en juzgar tales delitos, por lo que deseamos redoblar nuestros esfuerzos.

Hemos tomado medidas como gobierno y como Departamento para encontrar soluciones diplomáticas que fortalezcan la seguridad informática mundial. Contamos con muchas personas en el Departamento de Estado que laboran en esto. Se han unido  y hace dos años creamos una oficina para coordinar la política exterior en el espacio cibernético. Hemos trabajado para enfrentar este desafío en las Naciones Unidas y en otros foros multilaterales y para incluir la seguridad cibernética en la agenda mundial. El presidente Obama acaba de designar a un nuevo coordinador nacional de política cibernética, que nos ayudará a trabajar aún más estrechamente para garantizar que las redes de todos permanezcan libres, seguras y confiables.

Los estados, los terroristas y quienes actúen como sus representantes deben saber que Estados Unidos protegerá nuestras redes. Aquéllos que interrumpen el libre flujo de información en nuestra sociedad o en cualquier otro lugar, representan una amenaza a nuestra economía, nuestro gobierno y nuestra sociedad civil. Los países o individuos que participen en ataques informáticos deben enfrentar las consecuencias y la condena internacional. En un mundo interconectado por Internet, un ataque a las redes de una nación podría ser un ataque contra todos. Y al reforzar ese mensaje, podemos crear normas de conducta entre los estados y fomentar el respeto a las comunidades mundiales unidas por las redes.

La última libertad, que probablemente era inherente en lo que el presidente Roosevelt y la señora Roosevelt pensaron y escribieron hace tantos años, surge de las cuatro que ya he mencionado: la libertad de conectarse - la idea de que los gobiernos no deben impedir que las personas se conecten a Internet, a sitios web, o uno con el otro. La libertad de conectarse es como la libertad asociación en el espacio de cibernético. Permite a los individuos conectarse en línea, reunirse y ojalá, cooperar.

Una vez que uno está en Internet, no necesita ser un magnate ni una estrella de rock para tener un enorme impacto en la sociedad.

La respuesta pública más grande a los ataques terroristas en Mumbai la inició un muchacho de 13 años de edad. Este joven utilizó las redes sociales para organizar donaciones de sangre y un gran libro de condolencias interreligioso. En Colombia, un ingeniero desempleado reunió a más de 12 millones de personas en 190 ciudades del mundo para manifestar contra el movimiento terrorista FARC.

Las protestas fueron las manifestaciones antiterroristas más grandes de la historia. En las semanas que siguieron, las FARC vieron más desmovilizaciones y deserciones que durante una década de acción militar. Y en México, un sólo correo electrónico de un ciudadano particular que estaba harto del azote de la violencia relacionada con las drogas dio origen a grandes manifestaciones en los 32 estados de ese país. En la Ciudad de México, 150.000 salieron a las calles a protestar.

O sea que Internet puede ayudar a la humanidad a defenderse de quienes promueven la violencia, el crimen y el extremismo. En Irán y Moldavia y en muchos otros países, organizarse en línea ha sido un instrumento decisivo para adelantar la democracia y facultar a los ciudadanos para que protesten por resultados electorales sospechosos. Aun en democracias establecidos como la de Estados Unidos, hemos visto el poder de estos instrumentos para cambiar la historia. Algunos de ustedes quizás recuerden elección presidencial de 2008.

La libertad de conectarse a estas tecnologías puede ayudar a las sociedades a transformarse, pero también es crucial para los individuos. Me conmovió recientemente el relato de un médico - y no les diré de qué país era-- que desesperadamente trataba de diagnosticar la rara condición médica de su hija. Consultó con dos docenas de especialistas, pero aun así no tenía una respuesta. Finalmente identificó la condición - y encontró una cura - al usar la búsqueda de Internet. Esa es una de las razones por las que el acceso libre a la tecnología de las máquinas de búsqueda es tan importante en las vidas de las personas.

Los principios que he resumido hoy guían nuestro enfoque de la cuestión de la libertad de Internet y el uso de estas tecnologías. Quiero hablar acerca de cómo los aplicamos en la práctica. Estados Unidos está comprometido a dedicar los recursos diplomáticos, económicos y tecnológicos necesarios para adelantar estas libertades. Somos una nación formada por inmigrantes de todos los países y los intereses que se extienden por todo el globo. Nuestra política exterior se basa en la idea de que Estados Unidos se beneficia mucho cuando hay cooperación entre las personas y los estados y tiene una carga muy pesada sobre sí cuando el conflicto o el mal entendimiento aparta a las naciones.

Estamos en buena situación para aprovechar las oportunidades que vienen con la interconectividad . Y como lugar de origen de tantas de estas tecnologías, inclusive Internet misma, tenemos la responsabilidad de ver que se las use para el bien.

Para hacer eso, debemos desarrollar nuestra capacidad para lo que llamamos, en el Departamento de Estado la diplomacia del siglo XXI.

Cuando el telégrafo se introdujo, fue motivo de gran ansiedad para muchos en la comunidad diplomática, en la que la perspectiva de recibir instrucciones diarias desde las capitales no era acogida plenamente.

Pero así como nuestros diplomáticos dominaron finalmente el uso del telégrafo, ahora hacen lo mismo para aprovechar también el potencial de estas nuevas herramientas.

Me enorgullece que el Departamento de Estado esté trabajando ya en más de 40 países para ayudar a las personas silenciadas por gobiernos opresivos. También le estamos dando a este tema prioridad en las Naciones Unidas, y hemos incluido la libertad de Internet como un elemento de la primera resolución que hemos presentado después de regresar al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Apoyamos también la creación de nuevos instrumentos que habiliten a los ciudadanos a ejercer su derecho a la libertad de expresión circunviniendo la censura políticamente motivada. Proporcionamos fondos a grupos de todo el mundo para asegurar que esos instrumentos lleguen a las personas que los necesitan, en idiomas locales, y con el adiestramiento que necesitan para acceder a Internet en forma segura.

Estados Unidos ha venido ayudando en estos esfuerzos por algún con un enfoque en aplicar los programas de la manera más eficiente y efectiva posible. Tanto el pueblo estadounidense como los países que censuran Internet deben entender que nuestro gobierno se enorgullece de promover la libertad de Internet.

Estamos pensando también acerca de la próxima ola de tecnologías conectivas, y estamos iniciando programas para permitir el acceso a la información sin filtración en teléfonos móviles y para ayudar a las ONG a proteger su información y sus comunicaciones contra ataques cibernéticos. Estamos adoptando lo que la gente en la comunidad tecnológica llamaría un planteamiento de ángel inversionista, al sostener una variedad de actores emprendedores. Nuestro objetivo en estos esfuerzos es sencillo: un acceso a información sin trabas, seguro, para un mayor número de personas en un mayor número de lugares.

Queremos poner estas herramientas en manos de gentes que las utilicen para adelantar la democracia y los derechos humanos, luchar contra el cambio climático y las epidemias, crear un apoyo mundial para la meta del presidente Obama de un mundo sin armas nucleares, y para estimular un desarrollo económico sostenible que eleve a todas las personas desfavorecidas.

Es por esto que anuncio hoy que en el curso del año próximo trabajaremos con nuestros asociados de la industria, el mundo académico y las organizaciones no gubernamentales para establecer un esfuerzo permanente que utilice el poder de las tecnologías de conexión y las aplique a nuestras metas diplomáticas.

Al contar con teléfonos móviles, las aplicaciones de cartografía y otras tecnologías nuevas, podemos facultar a los ciudadanos, fortalecer nuestra diplomacia tradicional. Podemos abordar también las deficiencias en el actual mercado para la innovación. Permítanme darles un ejemplo: digamos que deseo crear una aplicación de teléfono móvil que permita a la gente evaluar los ministerios del gobierno en cuanto a su sensibilidad, su eficiencia y revelar y denunciar la corrupción.

Los equipos necesarios para hacer que esta idea funcione está ya en las manos de miles de millones de usuarios potenciales. Y sería relativamente de poco costo desarrollar y aplicar los programas de computadora necesarios. Si la gente aprovechara este instrumento, nos ayudaría a enfocar nuestros gastos de ayuda exterior, mejorar vidas y estimular la inversión extranjera en países con gobiernos responsables. Sin embargo, en este momento, los creadores de aplicaciones móviles no tienen asistencia financiera para realizar este proyecto por su propia cuenta y el Departamento de Estado carece de un mecanismo para que eso ocurra.

Esta iniciativa debería ayudar a resolver ese problema, y producir dividendos a largo plazo de inversiones modestas en la innovación. Trabajaremos con los expertos para encontrar la mejor estructura para esta empresa, y necesitaremos el talento y los recursos de las compañías tecnológicas y las organizaciones sin fines de lucro para obtener los mejores resultados.

Por lo tanto, todos ustedes aquí en esta sala, que tienen este talento, por favor considérense invitados a ayudarnos.

Mientras tanto, hay compañías, personas e instituciones que trabajan en ideas y aplicaciones que podrían adelantar nuestros objetivos diplomáticos y de desarrollo. Y el Departamento de Estado iniciará una competencia de innovación para dar a este trabajo un impulso inmediato. Pediremos a los estadounidenses que nos envíen sus mejores ideas sobre aplicaciones y tecnologías que ayuden a romper las barreras lingüísticas, superar el analfabetismo y conectar la gente a los servicios y la información que necesita. Por ejemplo, Microsoft ha desarrollado ya un prototipo de doctor digital que podría ayudar a proveer cuidado médico en comunidades rurales aisladas

Deseamos ver más ideas como ésta. Y trabajaremos con los ganadores de la competencia y proveeremos donaciones para ayudar a que realicen sus ideas a escala.

Estas nuevas iniciativas suplementarán grandemente el trabajo importante que ya hemos realizado este año pasado. En el servicio de nuestros objetivos diplomáticos y de la diplomacia, he reunido un equipo talentoso y experto para dirigir nuestros esfuerzos en la diplomacia del siglo XXI. Este equipo ha viajado por el mundo ayudando a gobiernos y grupos a usar eficazmente los beneficios de las tecnologías de conexión. El equipo ha establecido una iniciativa de Sociedad Civil 2.0 para ayudar a las organizaciones de base a entrar en la era digital. Están instalando un programa en México para ayudar a combatir la violencia relacionada con las drogas y que permite a la gente enviar informes a fuentes de confianza sin revelar la identidad del informante, para evitar ser víctimas de retribuciones. Han introducido las operaciones bancarias móviles en Afganistán y al presente están realizando la misma gestión en la República Democrática del Congo. En Pakistán, crearon la primera red social móvil, llamada Nuestra Voz, la que ya ha producido decenas de millones de mensajes y ha conectado a pakistaníes jóvenes que desean hacer frente al extremismo violento.

En un corto período de tiempo, hemos hecho adelantos significativos para traducir la promesa de estas tecnologías a resultados que marquen una diferencia. Pero hay todavía tanto más para hacer. Y al trabajar con el sector privado y con los gobiernos extranjeros para poner en uso los instrumentos del arte de gobernar del siglo XXI, debemos recordar nuestra responsabilidad compartida de salvaguardar las libertades de que he hablado hoy. Creemos firmemente que principios como la libertad de información no son meramente políticas buenas que de algún modo están conectadas a nuestros valores nacionales, sino que son universales y que también son buenos para los negocios.

Para usar la terminología del mercado, las acciones de una firma de Túnez o Vietnam incluida en el mercado de valores y que opera en un entorno de censura se cotizarán siempre más bajas que las de una firma que opera en una sociedad libre. Si los que toman decisiones en las compañías no tienen acceso a las fuentes mundiales de noticias y de información, los inversionistas tendrán menos confianza en sus decisiones a largo plazo. Los países que censuran las noticias y la información deben reconocer que desde un punto de vista económico, no hay distinción entre censurar el habla político y el habla comercial. Si se les niega a las empresas en sus países acceso a ambos tipos de información, ello inevitablemente impactará su crecimiento.

Cada vez más, las compañías estadounidenses dan al tema de Internet y de la libertad de información una consideración mayor en sus decisiones empresariales. Confío en que sus competidores y los gobiernos extranjeros presten una gran atención a esta tendencia. La situación más reciente, que tiene que ver con Google, ha despertado un gran interés, y esperamos que las autoridades chinas realicen una investigación a fondo de las intrusiones cibernéticas que llevaron a que Google hiciera su anuncio. Y esperamos también que esa investigación y sus resultados sean transparentes.

Internet ya ha sido una fuente de tremendo progreso en China, y esto es fabuloso. Son tantas las personas que están conectadas ahora. Pero los países que restringen el acceso libre a la información o que violan los derechos básicos de los usuarios de Internet arriesgan aislarse del progreso del próximo siglo. Ahora bien, Estados Unidos y China tienen opiniones diferentes sobre este tema, y nosotros intentaremos abordar estas diferencias en forma franca y constante, dentro del contexto de nuestra relación positiva, cooperadora y completa.

Pero, a fin de cuentas, esta cuestión no tiene que ver solamente con la libertad de información.  Tiene que ver con el tipo de mundo que deseamos tener y con el tipo de mundo en que viviremos. Tiene que ver con si viviremos en un planeta con una Internet, una comunidad mundial y un conjunto común de conocimientos que nos beneficie y una a todos, o en un planeta fragmentado en el que el acceso a información y oportunidades depende de dónde se vive y del capricho de los censores.

La libertad de información sostiene a la paz y la seguridad que proveen el cimiento del progreso mundial. Históricamente, el acceso asimétrico a la información es una de las principales causas de conflicto entre los estados. Cuando enfrentamos disputas graves o incidentes peligrosos, es de importancia crítica que las gentes en ambos lados del problema tengan acceso a los mismos hechos y opiniones.

En la actualidad, los estadounidenses pueden considerar la información presentada por gobiernos extranjeros. Nosotros no bloqueamos sus intentos de comunicación con el pueblo de Estados Unidos. Pero los ciudadanos y las sociedades que practican la censura carecen de exposición a las opiniones externas. En Corea del Norte, por ejemplo, el gobierno ha tratado de aislar por completo a sus ciudadanos de las opiniones externas. Este acceso desequilibrado a la información aumenta la probabilidad de un conflicto y la probabilidad de que los desacuerdos menores pudieran intensificarse. Confío por lo tanto en que los gobiernos responsables con interés en la estabilidad mundial trabajen con nosotros para abordar esos desequilibrios.

Para las compañías, este asunto tiene que ver más que con afirmar que tienen moralmente la razón. En realidad, tiene que ver con la confianza entre las firmas y sus clientes. En todas partes los consumidores desean confiar en que las compañías de Internet de que dependen les ofrecen los resultados completos de sus búsquedas y actúen como guardianes responsables de su información personal. Las firmas que se ganan la confianza de esos países y que básicamente proveen ese tipo de servicio, prosperarán en el mercado mundial. Creo realmente que aquéllos que pierden la confianza de sus clientes perderán con el tiempo a los clientes. Sabrán que, no importa donde se vive, la gente quiere creer que lo que pone en Internet no será usado en su contra.

Ninguna compañía debe aceptar forma alguna de censura de ninguna parte. Y en Estados Unidos, las compañías estadounidenses necesitan adoptar una posición de principios. Esta debe ser parte de nuestra marca nacional. Tengo confianza en que los consumidores en todo el mundo compensarán a las compañías que se atienen a esos principios.

Estamos infundiendo nuevo vigor al Grupo Especial de Libertad Mundial de Internet como un foro para abordar las amenazas contra la libertad de Internet en todo el mundo, e instamos a las compañías de medios de comunicación estadounidenses a que adopten un papel proactivo en desafiar las demandas de los gobiernos extranjeros de censura y vigilancia. El sector privado comparte la responsabilidad de ayudar a salvaguardar la libertad de expresión. Y cuando sus tratos comerciales amenacen con socavar esta libertad, deben considerar lo que es correcto, no simplemente lo que redundará en una ganancia rápida.

Nos sentimos alentados también por el trabajo que se realiza por medio de la Iniciativa de Red Mundial -- una labor voluntaria de parte de compañías de tecnología que trabajan con organizaciones no gubernamentales, expertos académicos y con fondos de inversión social para responder a las demandas de censura de los gobiernos. La iniciativa va más allá de meras declaraciones de principios y establece mecanismos para promover rendición de cuentas y transparencia reales. Como parte de nuestro compromiso de apoyar la participación responsable del sector privado en cuanto a la libertad de información, el Departamento de Estado convocará una reunión de alto nivel el mes próximo, copresidida por los subsecretarios Robert Hormats y María Otero, con el fin de reunir a firmas que proveen servicios de red y hablar acerca de la libertad de Internet, pues deseamos tener una asociación al abordar este reto del siglo XXI.

Ahora bien, considero que buscar las libertades de las que he hablado hoy es lo correcto. Pero creo también que es inteligente hacerlo. Al adelantar esta agenda, alineamos nuestros principios, nuestras metas económicas y nuestras prioridades estratégicas. Tenemos que trabajar por un mundo en el que el acceso a las redes y a la información sirva para unir más a las personas y amplíe la definición de comunidad mundial. Dada la magnitud de los desafíos que tenemos ante nosotros, es necesario que todo mundo aúne sus conocimientos y creatividad para ayudar a reconstruir la economía mundial, proteger nuestro ambiente, derrotar al extremismo violento y construir un futuro en el que cada ser humano pueda mantenerse fiel al potencial que Dios le ha dado y realizarlo.

Permítame concluir al pedirles que recuerden a la niña que fue rescatada de los escombros el lunes, en Puerto Príncipe. Ella está viva. Se ha reunido con su familia. Tendrá la oportunidad de crecer, porque estas redes tomaron una voz que estaba enterrada y la propagaron al mundo.

Ninguna nación, ningún grupo y ningún individuo debe permanecer enterrado en el escombro de la opresión. No podemos permanecer inactivos mientras las personas son separadas de la familia humana por las paredes de la censura, y no podemos quedar silenciosos ante estas cuestiones simplemente porque no podemos oír los gritos.

Comprometámonos de nuevo con esta causa. Hagamos de estas tecnologías una fuerza para el progreso verdadero en todo el mundo, y defendamos juntos estas libertades, por nuestra época y por nuestros jóvenes que merecen todas las oportunidades que podemos darles.

Muchas gracias.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Gobierno de Estados Unidos ante la catástrofe causada por el terremoto en Haití

(Información más reciente sobre la respuesta del gobierno de Estados Unidos ante la catástrofe causada por el terremoto de Haití)

A continuación una traducción de hoja informativa tal y como fue publicada por la Casa Blanca:

LA CASA BLANCA

Oficina del Secretario de Prensa

Información más reciente sobre la respuesta por el gobierno de Estados Unidos a la catástrofe causada por el terremoto de Haití

El 12 de enero, 2010, un poderoso terremoto azotó a Haití, causando daños catastróficos en la capital, Puerto Príncipe, y zonas aledañas. El Presidente Obama ha dicho, "En este momento, se encuentra en marcha una de las más extensas campañas de socorro en nuestra historia para salvar vidas y prestar ayuda que evite una catástrofe aun mayor. En este difícil momento, Estados Unidos está unido. Estamos unidos, del lado del pueblo haitiano, que ha mostrado una fuerza tan admirable, y los ayudaremos a recuperarse y a reconstruir".

El gobierno de Estados Unidos ha movilizado recursos y personal para contribuir a la labor de socorro. Tal como dispuso el Presidente Obama, éste es un esfuerzo en el que participa todo el gobierno, y USAID está a la delantera de esta respuesta rápida, enérgica y coordinada. Personal militar está desempeñando una función indispensable al apoyar esta labor humanitaria, lo que incluye posibilitar el suministro logístico y distribuir ayuda vital. Los socorristas trabajan día y noche para prestar más ayuda, de manera más rápida y eficaz, a las personas más necesitadas.

A continuación, sírvase encontrar algunos datos importantes y ejemplos de las medidas tomadas por el gobierno hasta la fecha. Todas las cifras a continuación eran válidas a las 2 p.m. del miércoles, 20 de enero, 2010.

COORDINACIÓN INTERNACIONAL

A solicitud del gobierno de Haití, Estados Unidos continúa coordinando su campaña de socorro con las Naciones Unidas y la comunidad internacional. Estamos coordinando estrechamente con más de 30 países y cientos de ONG para llevar ayuda y agua rápidamente a todo el país.

La noche del martes, el asesor de seguridad nacional del Presidente convocó una reunión del Comité de Protagonistas con el Vicepresidente, los secretarios de Estado, Defensa, Seguridad Nacional, Salud y Servicios Humanos, nuestra embajadora ante la ONU, los administradores de USAID y FEMA, y el subjefe de Estado Mayor para hablar sobre los esfuerzos y coordinación en curso.

Luego, el Dr. Shah dijo que la reunión fue una oportunidad para "hacer una evaluación del desempeño y asegurarnos de que estemos haciendo todo lo posible para acelerar nuestros esfuerzos y desempeñarnos incluso mejor, ayudando a más personas en Haití con suministros cruciales y necesarios de alimentos, agua, albergue y otros artículos de urgente necesidad como equipos médicos y acceso a servicios médicos".

La secretaria Clinton habló con el Presidente Moreno del Banco Interamericano de Desarrollo (DIB) el 19 de enero sobre la actual labor de socorro.

SALUD/AYUDA MÉDICA

El USNS Comfort llegó hoy a Haití. El Comfort tiene a bordo un hospital con una capacidad de más de 1,000 camas y ya ha comenzado a recibir pacientes por helicóptero.

Personal del Departamento de Defensa ha brindado tratamiento a más de 200 pacientes y apoyado el traslado de más de 29,000 libras de suministros médicos hasta la fecha.

Para el 20 de enero, más de 5,000 pacientes habían recibido tratamiento de Equipos de Asistencia Médica en Catástrofes (DMAT por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

AEROPUERTOS Y PUERTOS

El aeropuerto está abierto para operaciones las veinticuatro horas al día, siete días a la semana. Hoy se esperaban 153 vuelos, 38 de ellos de Estados Unidos.

El Comando de Transporte de Estados Unidos informa que desde que se iniciaron las operaciones, se han volado un total de 136 misiones que hay llevado más de 2,400 toneladas de equipo y más de 1,900 pasajeros a Haití.

Equipos de buzos del Ejército y la Marina de Estados Unidos con equipos de construcción submarina continuaron evaluando el daño estructural al puerto con el objetivo de reabrirlo lo antes posible.

Hasta hoy, se habían movilizado 20 embarcaciones y 51 helicópteros de la Marina y el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos.

El aeropuerto de San Isidro en la República Dominicana ahora está recibiendo C-130 a fin de contribuir a la labor de socorro en Haití.

SEGURIDAD

La primera prioridad de los operativos militares es establecer puntos de distribución de agua y entregar combustible, alimentos y medicamentos.

Hasta el 20 de enero, aproximadamente 11,500 miembros de las Fuerzas Armadas (2,000 en tierra y 9,500 a bordo de embarcaciones) eran parte de la labor de socorro.

El Grupo Anfibio de Preparación BATAAN (ARG)/22º Unidad Expedicionaria de la Infantería de Marina con 1,960 infantes y marinos llegó y comenzó a trasladar miembros a tierra ayer. Los infantes de Marina iniciaron operativos de socorro cerca de Leogane.

El Servicio de Guardacostas tiene presentes a aproximadamente 516 miembros que están contribuyendo a la labor de recuperación de Haití (24 en tierra, 422 en embarcaciones y 70 en aeronaves). El 19 de enero, la secretaria Napolitano autorizó el servicio activo de hasta 900 miembros de la reserva del Servicio de Guardacostas.

EVACUACION Y RESCATES

Evacuaciones: Estados Unidos está realizando evacuaciones las 24 horas del día. 88 estadounidenses evacuados partieron de Puerto Príncipe esta mañana (20 de enero). El 19 de enero, se evacuó a 1328. Hasta la fecha, se ha evacuado a más de 6,174 estadounidenses.

Búsqueda y rescate: El 19 de enero, Equipos de Búsqueda y Rescate Urbana (USAR por sus siglas en inglés) de Virginia Beach y Nueva York rescataron a dos niños. Y un equipo de USAR de Fairfax trabajó con residentes locales como también un equipo USAR francés para rescatar a una haitiana que llevaba atrapada más de siete días sin comida ni agua en un supermercado en el vecindario de Bois Verna de Puerto Príncipe.

Actualmente, 43 equipos internacionales de USAR, compuestos por 1,739 socorristas, con 161 perros, están trabajando en Haití. 6 de esos equipos son de Estados Unidos y cuentan con 511 socorristas del condado de Fairfax, el condado de Los Ángeles, Miami, Miami-Dade, Virginia Beach y Nueva York .

Hasta la fecha, los equipos USAR de Estados Unidos han rescatado a 43 personas de edificios derrumbados, mientras que equipos estadounidenses e internacionales de USAR han rescatado juntos a un total de 122 personas.

ALIMENTOS Y AGUA

Aeronaves, helicópteros y embarcaciones de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos están dándole prioridad al envío de agua.

Ayer (19 de enero) se entregó 152,000 litros de agua y más de 165,000 botellas de agua.

El USS Carl Vinson está produciendo 100,000 galones de agua potable al día. Ayer se distribuyó 2,000 galones.

Se están instalando tanques de agua en todas las zonas de la ciudad. Ahora hay agua potable en 45 puntos de distribución.

Actualmente hay cuatro centros fijos de distribución de alimentos y agua, y 190 sitios activos de distribución que están atendiendo a 96,000 personas.

El Servicio de Guardacostas ha distribuido un total de 38.5 toneladas de agua (62,880 botellones) hasta la fecha.
 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

En los últimos días, JTF-Haití ha distribuido más de 400,000 comidas /raciones humanitarias y más de 600,000 botellones de agua.

Se reanudará la entrega de víveres y agua por C-17 el jueves (21 de enero). Se tiene programado entregar 15,000 botellones de agua y 14,500 comidas preparadas/raciones humanitarias.

 

Se realizó la primera entrega aérea de C-17 el lunes, que consistió de 14,000 botellones de 1 litro y 14,000 paquetes de raciones diarias.

La embarcación Americas partió de Port Everglades hoy con 500,000 comidas preparadas, 290,000 litros de agua potable, 8,400 catres, 19,500 mantas, 41,800 lonas impermeabilizadas, 560 rollos de plástico y 70,000 equipos de aseo proporcionados por FEMA, como también suministros médicos proporcionados por USAID.
 

 

El 19 de enero, dos vuelos financiados por USAID/OFDA con suministros de emergencia llegaron a Puerto Príncipe. Incluían:

40,200 recipientes para proporcionarles agua a 80,400 personas,

13,056 equipos de aseo para 65,280 personas,

200 rollos de plástico que proporcionarán albergue a 10,000 personas,

5 equipos médicos de la Organización Mundial de Salud de la ONU,

8 cámaras de agua,

6 unidades de purificación de agua, cada una de las cuales produce 100,000 litros de agua al día y proporcionará agua a un total de 60,000 personas,

3 unidades industriales de aire acondicionado, y 1 generador.

Para el 19 de enero, la cantidad total de productos de USAID/OFDA entregados en Puerto Príncipe incluía:

9 unidades de tratamiento de agua para proporcionar 900,000 litros de agua potable a 90,000 personas al día;

71,000 recipientes de diez litros de agua para beneficiar a 142,000 personas;

casi 24,500 equipos de aseo para más de 121,000 beneficiarios;

700 rollos de plástico para respaldar las necesidades de albergue de aproximadamente 35,000 personas;

18 cámaras de agua, cada una con una capacidad de 10,000 litros, y

cinco equipos médicos de la Organización Mundial de Salud de la ONU, con capacidad de proporcionar suministros médicos a hasta 10,000 personas en un periodo de dos meses.

ADOPCIONES

Como dijo la secretaria Clinton hoy en el Departamento de Estado, "Estamos coordinando estrechamente con el gobierno de Haití, las Naciones Unidas, nuestros otros aliados internacionales y ONG en el terreno para asegurarnos de que la ayuda llegue a los orfelinatos en Haití y que se localice y atiendan las necesidades de los niños que han quedado huérfanos recientemente... También haremos todo lo posible para el reencuentro de muchos niños y familias que se han separado tras el terremoto. Y éste es un punto crucial: tenemos que ser muy cuidadosos para no hacer que esta difícil situación empeore al sacar a niños de Haití que posiblemente tengan familiares que han sobrevivido. No permitiremos que la burocracia impida que se brinde ayuda a los necesitados, pero nos aseguraremos de que se sigan los procedimientos internacionales de adopción para proteger a niños y familias".

El Departamento de Estado está dirigiendo un grupo conjunto de trabajo con los departamentos de Seguridad Nacional y Salud y Servicios Humanos para simplificar este proceso y asegurar que estas familias se reencuentren lo antes posible, además de aplicar las debidas medidas para proteger a niños bajo nuestro cuidado.

 

Se ha creado un grupo de trabajo interinstitucional para que se centre en las necesidades humanitarias de niños particularmente vulnerables. Y el poder ejecutivo también está trabajando estrechamente con muchos miembros del Congreso que naturalmente están muy preocupados sobre este proceso.

ASISTENCIA

Hasta hoy, en el año fiscal 2010, el gobierno de Estados Unidos ha proporcionado casi $171 millones en ayuda humanitaria debido al terremoto en Haití:

El secretario de Defensa Gates firmó hoy la Orden de Socorro tras la Catástrofe en Haití autorizando hasta $20 millones para ayuda humanitaria, cívica y de socorro,

La contribución de la Oficina de Ayuda al Extranjero tras Catástrofes de USAID (USAID/OFDA) de casi $82 millones,

La ayuda de la Oficina de Alimentos para la Paz de USAID (USAID/FFP) con un valor de $68 millones, y

La ayuda médica de USAID en República Dominicana (USAID/DR) con un valor de $1 millón.

MANERAS DE CONTRIBUIR A LA LABOR DE SOCORRO

Estamos profundamente afectados por la devastación en Haití. Nuestra humanidad común, así como el liderazgo de Estados Unidos y los estrechos vínculos con Haití, exigen que actuemos. A solicitud del Presidente Obama, los ex Presidentes Bush y Clinton están coordinando la ayuda privada e instando a los estadounidenses a ayudar en www.clintonbushhaitifund.org ( http://www.clintonbushhaitifund.org )

Fondos recaudados por medio del Programa de Mensajes de Texto (palabra clave "Haití", y número de código abreviado "90999"): $25 millones de más de 2.5 millones personas.

También puede contribuir por Internet en ClintonBushHaitiFund.org ( http://ClintonBushHaitiFund.org/ ).

Envíe el mensaje de texto "QUAKE" a 20222 para hacer una donación de $10 al Clinton Bush Haiti Fund. (Se le cobrará la donación en su cuenta de teléfono celular).

Encuentre más maneras de ayudar por medio del Centro de Información sobre Catástrofes Internacionales. (www.cidi.org ( http://www.cidi.org )).

Obtenga información sobre familiares y amigos

El Departamento de Estado ha sacado una página de Internet que servirá como punto central de información sobre Haití: state.gov/haitiquake ( http://www.state.gov/haitiquake ). Incluye una nueva herramienta, el Localizador de personas o "Person Finder", que permite encontrar e intercambiar información sobre seres queridos desaparecidos en Haití.

El Centro de Operaciones del Departamento de Estado ha designado la siguiente línea telefónica para estadounidenses en busca de información sobre familiares en Haití: 1-888-407-4747. (Debido a la gran cantidad de llamadas, es posible que le conteste una grabación). También puede enviarle un mensaje electrónico al Departamento de Estado. Favor de tener en mente que la comunicación dentro de Haití es muy difícil en este momento.

El Departamento de Estado también se ha asociado con el sector tecnológico para iniciar un servicio gratuito de mensajes cortos con información sobre la labor de socorro para ayudar a personas en Haití. El programa de mensajes de texto permite que las personas que reciben servicio de Digetel y Voila envíen un mensaje de texto con su paradero y necesidades a un código abreviado gratis: "4636". Desde que se inició el programa el 18 de enero, socios de ONG han recibido más de 2,000 mensajes sobre distribución de alimentos, desaparecidos y agua, entre otros.

Whitehouse.gov ( http://Whitehouse.gov ) - El sitio de Internet de la Casa Blanca continúa siendo un punto central de información sobre la ayuda, que incluye ubicar a familiares y amigos en Haití, y contribuir a la labor de socorro.
 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Resolución 1908 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Haití

(Aumenta fuerzas para la misión de la ONU)

A continuación una traducción de la resolución 1908 de 2010 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas tal y como fue publicada por las Naciones Unidas:

Naciones Unidas S/RES/1908 (2010)
Consejo de Seguridad
Distr. General
19 de enero de 2010

Resolución 1908

Aprobada por el Consejo de Seguridad en su 6261a sesión, celebrada el 19 de enero de 2010

El Consejo de Seguridad,

Reafirmando sus anteriores resoluciones sobre Haití, en particular sus resoluciones 1892 (2009), 1840 (2008), 1780 (2007), 1743 (2007), 1702 (2006),1658 (2006), 1608 (2005), 1576 (2004) y 1542 (2004),

Expresando su más sentido pésame y su solidaridad a todos los afectados por el devastador terremoto ocurrido el 12 de enero en Haití y a sus familias,

Expresando además su más profunda gratitud por la labor del personal civil y militar de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), así como por la labor del personal de otras organizaciones de las Naciones Unidas y organizaciones internacionales en Haití,

Reconociendo las penosas circunstancias y la necesidad urgente de una respuesta,

Acogiendo con beneplácito las iniciativas de los Estados Miembros en apoyo del Gobierno y el pueblo de Haití y la MINUSTAH,

1.    Hace suya la recomendación hecha por el Secretario General de aumentar la dotación general de la MINUSTAH a fin de apoyar la labor inmediata de recuperación, reconstrucción y estabilidad:

2.    Decide, por tanto, que la MINUSTAH estará integrada por un componente militar de hasta 8.940 efectivos, entre oficiales y tropa, y un componente de policía de hasta 3.711 integrantes y que mantendrá en examen, según sea necesario, el nuevo número de militares y policías;

3.    Decide seguir ocupándose de la cuestión.

                      ::::::::::::::::::::

 

La libertad en Internet es fundamental para los derechos humanos y la prosperidad económica

(Secretaria Clinton define la política de EE.UU. para hacer respetar la libertad en Internet)

Por Jane Morse
Redactora

Washington - La libertad en Internet es esencial para el respeto de los derechos humanos y para fomentar la prosperidad económica, y Estados Unidos tiene la intención de fomentar firmemente el acceso de todos los pueblos al Internet, dijo la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton.

"Estamos de parte de un Internet único en el que toda la humanidad tenga acceso al conocimiento y las ideas", dijo Clinton en un trascendental discurso sobre política exterior, que pronunció el 21 de enero en el museo de la información Newseum, en Washington DC.

La secretaria vinculó el uso de Internet sin obstrucción del gobierno a los derechos humanos básicos, como son la libertad de culto, libertad de expresión y la libertad de reunión. La libertad de conectarse a Internet, dijo, "es como la libertad asociación en el espacio cibernético".

Clinton comparó los esfuerzos de algunos gobiernos en negar el acceso irrestricto de sus ciudadanos a Internet a la construcción del Muro de Berlín. "[H]ay muros virtuales que crecen en lugar de paredes visibles", dijo.

"Algunos países han erigido barreras electrónicas que evitan que su pueblo tenga acceso a secciones de las redes del mundo. Han eliminado palabras, nombres y frases de los resultados ofrecidos por los motores de búsqueda", agregó Clinton.

"Han violado la privacidad de los ciudadanos que participan en diálogos políticos no violentos. Estas actuaciones contravienen la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que nos dice que todos los pueblos tienen el derecho a buscar, recibir y diseminar información e ideas por cualquier medio sin tener en cuenta las fronteras".

Aunque elogió a los "valientes ciudadanos hechos reporteros" de Irán que utilizaron videograbaciones celulares para avisar al mundo sobre la brutal represión en su país, Clinton también señaló que la "la libertad de expresión tiene sus límites".

"No toleramos a aquellos que incitan a otros a la violencia, tal como los agentes de Al Qaeda, que en estos momentos están utilizando Internet para fomentar el asesinato en masa de personas inocentes en todo el mundo. Las palabras de odio que tienen como objetivo a individuos por razón de su raza, religión, grupo étnico, género u orientación sexual son reprobables", aseveró la secretaria.

La secretaria Clinton afirmó que Internet es una herramienta valiosa para fomentar la justicia social. Citó el ejemplo de un ingeniero de Colombia, que estaba sin trabajo, y que utilizó Internet para agrupar a más de 12 millones de personas en 190 ciudades de todo el mundo para manifestarse contra el movimiento terrorista de las FARC. En México, un ciudadano particular, por medio del correo electrónico, pudo movilizar a 150.000 personas para manifestarse contra la violencia relacionada con la droga. Y en India, un muchacho de 13 años pudo organizar por medio de redes sociales en línea electrónica la recolección de sangre para las víctimas de los ataques terroristas en Mumbai.

Gracias a la tecnología asequible hay unos 4.000 millones de teléfonos celulares en uso en el mundo, incluso en los sectores más pobres de la sociedad, dijo Clinton. "Las redes de información se han convertido en un gran nivelador, por lo que debemos usarlas juntas para ayudar a la gente a salir de la pobreza y brindarles libertad frente a la necesidad".

La secretaria se refirió a la visita del presidente Obama a China, en noviembre de 2009, donde públicamente defendió el derecho de las personas al libre acceso a la información, al anotar que mientras más libremente fluya la información, más fuertes se hacen las sociedades.

"Habló sobre el modo en que el acceso a la información ayuda a los ciudadanos a pedir cuentas a sus gobiernos, a generar nuevas ideas, a estimular la creatividad y el espíritu empresarial", dijo Clinton.

Cuando se le preguntó sobre los esfuerzos del gobierno chino para censurar y controlar a las empresas tecnológicas de Estados Unidos que operan dentro de sus fronteras, Clinton respondió que la administración de Obama está llevando a cabo una "conversación franca y constructiva con el gobierno chino. Hemos tenido un año de conversaciones abiertas y positivas con nuestra contraparte china".

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

La administración Obama, agregó, está revigorizando el Grupo de Tareas para la Libertad Mundial en Internet, para que sea un foro donde se traten las amenazas a la libertad de la red de Internet en el mundo.
 

"[I]nstamos a las compañías de medios de comunicación estadounidenses a que adopten un papel proactivo en desafiar las demandas de los gobiernos extranjeros de censura y vigilancia. El sector privado comparte la responsabilidad de ayudar a salvaguardar la libertad de expresión. Y cuando sus tratos comerciales amenacen con socavar esta libertad, deben considerar lo que es correcto, no simplemente lo que redundará en una ganancia rápida".

La administración Obama, añadió, está "alentada" por la tarea que actualmente está haciendo la Iniciativa de Redes Mundiales, un esfuerzo voluntario a cargo de empresas tecnológicas, junto a organismos no gubernamentales, expertos académicos y fondos de inversión social, para responder a las actuaciones gubernamentales de censura. Anunció que como parte de un compromiso del gobierno de Estados Unidos para apoyar la participación responsable del sector privado en relación a la libertad de información, el Departamento de Estado patrocinará una reunión de alto nivel el mes próximo para agrupar a las empresas que proporcionar servicios de redes y conversar sobre la libertad en Internet.

 

 

                  ::::::::::::::::::::::::::::

 

Huérfanos de Haití que estaban en proceso de adopción pueden ingresar en EE.UU.

Por Jeffrey Thomas
Redactor

Washington - La secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano anunció el 18 de enero que los huérfanos haitianos que estaban en proceso de adopción por estadounidenses antes de que se produjera el terremoto y que llenan ciertos requisitos pueden entrar a Estados Unidos con permiso humanitario.

"Estamos comprometidos a hacer todo lo que podamos para ayudar a reunir familias en Haití durante estos momentos tan difíciles", dijo Napolitano, quien indicó que hablaba en coordinación con el Departamento de Estado de Estados Unidos, "Si bien continuamos centrados en la reunificación familiar en Haití, la autorización del uso de permisos humanitarios para huérfanos que son elegibles para ser adoptados en Estados Unidos les permitirá recibir los cuidados que necesitan".

El permiso humanitario proporciona a los huérfanos que están en proceso de ser adoptados la posibilidad de venir a Estados Unidos sin un visado.

Un grupo de 53 huérfanos haitianos fue escoltado el 19 de enero en un vuelo desde Haití hasta Pensilvania por el gobernador Ed Rendell y otros funcionarios. Se informó que los huérfanos y sus cuidadores habían pasado días sin agua ni alimentos tras el terremoto. Tras recibir cuidados médicos en el hospital infantil de Pittsburgh, se les ubicará en hogares de grupos hasta que sus adopciones se formalicen, según indican informes noticiosos.

Aunque no hay un número definitivo de aquellos afectados por la "política de permiso humanitario", la cifra ciertamente no será de más de mil.

En una sesión informativa que tuvo lugar el 19 de enero la secretaria de Estado adjunta para Asuntos Consulares y Servicios a Ciudadanos en el Extranjero Michele Bond habló de "varios cientos de estadounidenses en Estados Unidos que estaban en diversas fases del proceso de adoptar niños de Haití".

Comentó que la embajada de Estados Unidos en Haití ha procesado visados de inmigración para 24 niños huérfanos cuyos casos estaban listos para pasar al proceso de visado.

"Es extremadamente importante recordar que la esencia de todo esto es el interés de los niños y por ello deseamos que estén en un lugar seguro, lógicamente, y deseamos que se les cuide bien", dijo Bond. (Véase EE.UU. dice que la adopción internacional es importante para los niños necesitados (
http://www.america.gov/st/peopleplace-spanish/2009/December/200912221736491

CJsamohT0.3443109.html )).

El número de adopciones internacionales en Estados Unidos proveniente de Haití en el año fiscal 2009 (del 1 de octubre de 2008 hasta el 30 de septiembre de 2009) fue de 330, según cifras del Departamento de Estado. El número varía de año con año pero el promedio de los últimos 12 años ha sido de 226. Puesto que la adopción internacional es un proceso plurianual y largo en Haití, es probable que el número de adopciones en espera sea mayor que la cifra anual habitual.

La medida de Napolitano afecta a dos grupos:

. Niños que han sido confirmados legalmente por el gobierno de Haití como huérfanos elegibles para ser adoptados internacionalmente y son adoptados por ciudadanos estadounidenses.

. Niños que han sido previamente identificados por facilitadores o proveedores de servicios de adopción como elegibles para ser adoptados internacionalmente (pruebas de la disponibilidad de un niño para ser adoptado pueden ser la aprobación de la Autoridad de Adopciones de Haití, documentación de reclusión legal o concesión de custodia a un orfanato haitiano u otras pruebas) y que hayan sido emparejados con posibles padres adoptivos de ciudadanía estadounidense antes del 12 de enero de 2010.

Los niños adoptados de Haití incluyen desde bebés hasta niños pequeños y adolescentes, niños con necesidades especiales y grupos de hermanos.

Unas 800 a 900 familias estadounidenses están en el proceso de adoptar niños de Haití, según dijo Tom DiFilipo, presidente del Consejo Conjunto de Servicios Infantiles Internacionales (JCICS), un grupo defensor de niños en necesidad de obtener una familia.

El sitio web, el JCICS cita las muchas nuevas ofertas de adoptar huérfanos de Haití que hacen estadounidenses comunes y corrientes pero dice que ninguna organización de bienestar fidedigna consideraría viable tal enfoque. "Traer niños a Estados Unidos en avión o empezar nuevas adopciones durante momentos de emergencia nacional puede abrir una puerta al fraude, el abuso y la trata. Se deben hacer todos los esfuerzos a la velocidad adecuada para localizar a los padres y familiares que estén vivos".

Véase la hoja informativa (
http://www.uscis.gov/portal/site/uscis/menuitem.

5af9bb95919f35e66f614176543f6d1a/?

vgnextoid=9c22546ade

146210VgnVCM100000082ca60aRCRD

&vgnextchannel=

68439c7755cb9010VgnVCM10000045f3

d6a1RCRD ) (en inglés) sobre adopción de ciertos huérfanos de Haití.

Para más información sobre la adopción internacional véase Informe revela que niños adoptados internacionalmente prosperan (
http://www.america.gov/st/peopleplace-spanish/2009/December/200912221456021

CJsamohT1.493472e-02.html ).

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Policía de Haití y de la ONU están encargadas de seguridad en esfuerzos de ayuda

Por Stephen Kaufman
Redactor

Washington - La administración Obama aplaudió la decisión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de aumentar la cantidad de soldados y policías para la Misión Estabilizadora de la ONU en Haití (MINUSTAH), que es la fuerza principal encargada de seguridad en ese país, luego del terremoto del 12 de enero.

La Resolución 1908 del Consejo de Seguridad de la ONU que fue aprobada por unanimidad el 19 de enero, dispone enviar 2.000 soldados y 1.500 policías adicionales para dar apoyo a la tarea de MINUSTAH, para incrementar la estabilidad y la seguridad, que permitan la distribución de la ayuda humanitaria, que sigue llegando de todas partes del mundo.

Alejandro Wolf, vicerrepresentante permanente de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, dijo que le complace la autorización del envío de fuerzas adicionales, lo que ayudará a asegurar los corredores y caminos para la distribución de la ayuda en el país.

"El papel central de seguridad y estabilización es de la ONU y nosotros les daremos apoyo de la mejor manera que se pueda. No sé de ningún plan para el envío de tropas de Estados Unidos bajo MINUSTAH", dijo Wolf en declaraciones que hizo a la prensa en Nueva York, el 19 de enero.

Las fuerzas de Estados Unidos ha estado en Haití específicamente para ayudar en la distribución de la ayuda. En una entrevista realizada el 18 de enero, el embajador de Estados Unidos en Haití, Kenneth Merten, afirmó que el personal militar de Estados Unidos también está disponible, si se lo piden, para dar ayuda de seguridad, al anotar que el esfuerzo conjunto de MINUSTAH, que ha estado en ese país desde el año 2004, y la propia fuerza policial haitiana, han venido satisfaciendo las necesidades de seguridad.

"Ellos son los que brindan seguridad. Están en las calles. Están presentes. Están haciendo su trabajo", dijo Merten.

El embajador Wolff afirmó que las autoridades de Haití y de las Naciones Unidas serán las encargadas de dirigir el esfuerzo de ayuda internacional, y de fijar las prioridades. "Estados Unidos está aquí para trabajar con ellos apoyando sus esfuerzos, no está para suplantar esos esfuerzos", dijo.

Agregó que junto a la contribución inicial del presidente Obama, de 100 millones de dólares para el gobierno haitiano, Estados Unidos "también contribuirá una cantidad importante bajo el llamado de urgencia" que las Naciones Unidas anunció el 15 de enero, por un monto de 560 millones de dólares.

Luego del voto en la ONU, el secretario general Ban Ki moon dijo que "los momentos extraordinarios" causados por el desastre natural "piden medidas extraordinarias y decisiones extraordinarias".

"El Consejo de Seguridad envió la señal clara de que el mundo está con Haití. Hacemos vances rápidos, a pesar de los desafíos extremadamente difíciles". Urgió también  a los países miembros "poner en el terreno las fuerzas adicionales, lo más pronto posible, de manera que puedan ayudar a mantener el orden y entregar la ayuda humanitaria".

El secretario general dijo que la gran demanda de artículos de ayuda, y las difíciles circunstancias, han hecho que el reparto sea difícil en algunos casos, pero que "hay un marco de coordinación bien estructurado" sobre el terreno. Los sistemas auxiliares de la ONU permiten organizar la distribución de la ayuda "están operando adecuadamente", anotó, al anotar que "la situación será mucho mejor en materia de coordinación, para le entrega de la ayuda a la gente que la necesita".

                             :::::::::::::::::::::::

 

Restablecer la atención médica básica en Haití sigue siendo un desafío

Por Merle David Kellerhals Jr.
Redactor

Washington - A medida que se amplía la operación de auxilio en Haití, los expertos internacionales de salud tratan de determinar cuántos hospitales y clínicas de salud pueden tratar pacientes y proporcionar servicios básicos, e identificar a que no pueden y cuáles son sus necesidades, dice un informe de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) informan que las operaciones de auxilio comienzan a superar algunas cuestiones como las comunicaciones y suministros, pero al mismo tiempo el progreso en llevar los servicios a quienes más los necesitan no es satisfactorio.

"En el terreno, las comunicaciones y el transporte siguen siendo increíblemente difíciles", Dijo el vicedirector de la OPS, Jon Andrus, el 18 de enero. "Por todas partes hay escasez  de lo indispensable, como alimentos, agua y combustible. Los escombros y cadáveres atascan las calles. Estas condiciones imponen enormes dificultades para el suministro y distribución de las cantidades masivas de ayuda que las personas y organizaciones generosas vierten al país".

Una evaluación inicial de la OPS en Puerto Príncipe indica que hay seis hospitales de campaña operacionales, que han sido proporcionados por la comunidad internacional, y otro seis hospitales operacionales y nueve hospitales y dispensarios parcialmente operacionales en Puerto Príncipe y sus alrededores. La OPS dijo el 18 de enero que las evaluaciones preliminares de salud no muestran riesgo de extensas enfermedades transmisibles.

"Una imagen más clara del impacto del terremoto en la salud y las necesidades actuales de salud de los sobrevivientes ya es patente", dijo Andrus, según la OPS. "Los equipos de evaluación coordinados por la OPS y la OMS [Organización Mundial de la Salud] visitan  hospitales e instalaciones de asistencia médica para determinar dónde hay disponibles servicios de salud esenciales y lo que se necesita para restaurar esos servicios en otras partes".

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon dijo el 19 de enero que un grupo de salud a cargo de la OMS organiza la ayuda médica entre 21 agencias internacionales en Puerto Príncipe para acelerar la atención médica a las áreas más afectadas y más necesidad de apoyo médico inmediato. Ban dijo que había hablado con el presidente Obama y con la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton y que ellos le aseguraron que Estados Unidos hará todo lo posible para apoyar a las Naciones Unidas en coordinar las operaciones humanitarias en Haití.

Francia, Indonesia, Israel, Rusia, Turquía, Estados Unidos, y Médicos sin Fronteras han establecido o están desplegando hospitales de campaña, dijo la OPS. El buque hospital de la Armada de Estados Unidos USNS Comfort que cuenta con 1.000 camas, salas de operaciones y un personal médico de 560 personas llega temprano el 20 de enero, dijo a la prensa el General de División Dan Allyn, vice comandante de de la fuerza táctica conjunta de EE.UU., en una reunión informativa por teleconferencia realizada la tarde del 19 de enero  en Puerto Príncipe.

Algunos haitianos son atendidos en dispensarios de salud a lo largo de la frontera con la República Dominicana, dijo la OPS, y algunos pacientes heridos y enfermos son enviados a instalaciones en la República Dominicana, Jamaica y otras naciones de la región.

Cinco  equipos médicos de la Organización Mundial de la Salud llegaron 19 de enero. Estos pueden proporcionar suministros médicos para hasta 10.000 personas por un período de dos-meses, dijo la USAID. Estos equipos serán proporcionados a hospitales y dispensarios. El Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos ha activado cinco equipos de asistencia médica de desastres en Puerto Príncipe, los que apoyarán a ocho hospitales y centros médicos severamente dañados, dijo la USAID.

La OPS informó que donde algunas instalaciones de salud locales se han visto atestadas de pacientes, las organizaciones no gubernamentales trabajan con trabajadores de asistencia médica para tratar a esos pacientes.

La USAID dijo además que el Comité Internacional de la Cruz roja (CIRC) ha establecido un hospital de campaña en el Hospital Universitario de Haití, en Puerto Príncipe, y las primeras cirugías se efectuaron el 18 de enero. Tres unidades de cuidados médicos básicos de emergencia de la Cruz Roja llegaron Haití el 18 de enero para proporcionar cuidados médicos y alivio de emergencia en Puerto Príncipe, en Jacmel, informó la USAID.

 

                          :::::::::::::::::

 

Tiempos difíciles en el país no merman generosidad de estadounidenses para Haití

(Ciudadanos comunes donan varios millones de dólares para iniciativas de auxilio)

Por Jane Morse
Redactora

Washington - Los problemas económicos en el país no han detenido al estadounidense común de donar millones de dólares a las iniciativas de auxilio en Haití, donde un sufrimiento indescriptible fue desatado el 12 de enero por el peor terremoto en sacudir al país isleño en un siglo.

Según el periódico Chronicle of Philanthropy ( http://philanthropy.com/ ), publicación que informa sobre las organizaciones sin fines de lucro, organizaciones de ayuda para Haití habían recaudado más de 210 millones de dólares a fecha del 18 de enero. Los fondos provienen de individuos, personas famosas, organizaciones benéficas y compañías.

Debido a los problemas de transporte y distribución en Haití, se ha desalentado a los estadounidenses de enviar suministros como mantas y ropa. Pero una gran compasión expresada en dólares ha sido asombrosa en respuesta a varias campañas.

Por ejemplo, Larry King, presentador de un popular programa estadounidense de entrevistas por televisión, reunió el 18 de enero a una gran cantidad de personas célebres y reconocidas en un evento televisado de dos horas de duración para recaudar fondos para Haití. Famosos entre los que estaban Jennifer López, Ringo Starr, Mick Jagger, Susan Sarandon, Paula Abdul, Shawn "Diddy" Combs, Colin Powell y la reina Rania de Jordania se presentaron en el programa para animar a la gente a aunar esfuerzos en la ayuda a Haití, y muchas de estas estrellas recurrieron a las líneas telefónicas y al sitio web Twitter para comunicarse directamente con los donantes.

Los resultados fueron asombrosos: En 30 minutos se recaudaron 700.000 dólares para UNICEF y la Cruz Roja de Estados Unidos; para el final del programa de dos horas, cerca de cinco millones de dólares habían sido recaudados. Se informó que el último conteo de donaciones generadas por el programa fue de un poco más de siete millones de dólares - todos los fondos serán destinados a la UNICEF y a la Cruz Roja de Estados Unidos.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 


Se llevan a cabo tambien otras iniciativas destacadas de recaudación: La red de noticias Cable News Network (CNN) informó que el actor George Clooney y el canal de vídeos musicales MTV estan preparando un maratón musical por televisión para Haití a efectuarse posteriormente en enero.


Estadounidenses de todos los orígenes y creencias religiosas se han unido al esfuerzo de aliviar el sufrimiento en Haití. Musulmanes estadounidenses han donado hasta el momento 2,5 millones de dólares a víctimas haitianas del terremoto, según la organización benéfica Islamic Relief USA ( http://www.islamicreliefusa.org/emergencies/haiti-earthquake ). La organización Catholic Relief Services ( http://crs.org/ ), ha obtenido unos 13 millones de dólares en donaciones y promesas, de los cuales la mayoría fueron donados en línea, y ha prometido por lo menos 25 millones de dólares para los haitianos. La organización benéfica Ejército de Salvación ( http://www.ejercitodesalvacion.org/ ) ha recibido a la fecha unos 3,5 millones de dólares para Haití, provenientes de diversos eventos de recaudación de fondos y con fines benéficos en todo el país.

La tecnología moderna ha brindado a los estadounidenses una fácil manera de ofrecer ayuda. La primera dama Michelle Obama realizó un anuncio de servicio público para alentar a los estadounidenses a usar Internet, el teléfono o mensajes de texto para hacer donaciones para Haití. Los estadounidenses han donado más de 21 millones de dólares a la Cruz Roja de Estados Unidos, en donaciones de diez dólares, al enviar el mensaje de texto "HAITI" al número 90999. Los principales proveedores de telefonía celular no han aplicado cargos por mensajería de texto para la donación. Asimismo, las compañías de tarjetas de crédito American Express, Mastercard y Visa dejaron temporalmente de aplicar cargos cuando una persona use su tarjeta de crédito para donar a organizaciones específicas de beneficencia basadas en Estados Unidos que brinden apoyo a las iniciativas de auxilio para Haití.

El Departamento de Estado de Estados Unidos, al igual que la Casa Blanca, ofrece ayuda a los estadounidenses para encontrar vías fidedignas para realizar donaciones.

La generosidad del estadounidense común es especialmente admirable dado que muchos han perdido sus empleos y sus hogares en la actual crisis económica. No obstante, debido a que tantas personas han decidido donar aunque sean pequeñas cantidades, las contribuciones totales han sido enormes.

"Estoy tan orgullosa... de nuestros ciudadanos, de la generosidad del pueblo estadounidense", dijo la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton el 17 de enero. "Esta es una catástrofe terrible, horrible, para el pueblo haitiano, pero considero que la ayuda que fluye de Estados Unidos y de otros lugares debe darles alguna razón para tener esperanza".

La preocupación por las víctimas haitianas fue evidente desde los momentos en que se originó el desastre. Una entrada en una bitácora electrónica, o blog, del Departamento de Estado titulada "Desastre en Haití y cómo puede usted ayudar" publicada el 12 de enero, generó más de 500 comentarios - la mayoría solicitando más información sobre cómo poder ayudar.

Muchos comentaristas de blog en todo Estados Unidos ofrecieron sus hogares a víctimas haitianas; muchos otros se ofrecieron como voluntarios para viajar a Haití a ayudar con los esfuerzos de auxilio. Un caso típico de una de las respuestas fue la de Shannon E. de Kentucky, que escribió: "Estoy tratando de encontrar cómo puedo ser de utilidad en Haití. Por favor avísenme qué puedo hacer para ayudar a la gente en esta tragedia. No cuento con mucho dinero, pero puedo ir allá y ayudar con mi tiempo".

 

                         :::::::::::::::::::::::

 

Fuerzas de EE.UU. extienden la ayuda más allá de Puerto Príncipe

Por Stephen Kaufman
Redactor

Washington -- El personal militar de Estados Unidos ha avanzado más allá de la zona de la capital Puerto Príncipe y está abriendo nuevos puertos de entrada al país para aumentar el flujo y la distribución de la ayuda humanitaria. Además, el 20 de enero el barco hospital Comfort de la Armada de Estados Unidos, anclará frente a las costas de Haití, lo que aliviará la presión a los hospitales internacionales de campaña al hacerse cargo de algunos de los pacientes con heridas más graves.

Al hablar con periodistas en Haití el 19 de enero, el general de Ejército Daniel Allyn, vicecomandante del Grupo de Trabajo Conjunto para Respuesta Unificada, expresó su agradecimiento por "el increíble trabajo en equipo y el apoyo de todas las partes contribuyentes y del pueblo de Haití", y añadio que desde el terremoto la capacidad para entregar más material de ayuda a los más necesitados está aumentando diariamente, incluyendo zonas más allá de la capital.

Alrededor de 800 infantes de la Marina de Estados Unidos, de la 22ª Unidad Expedicionaria de la Marina, comenzaron a desplegarse en una zona gravemente afectada al oeste de Puerto Príncipe, cerca del epicentro, "y llegarán a zonas a las que antes no podíamos entrar", dijo el general Allyn.

Agregó que los marinos están coordinando su labor con soldados de Sri Lanka que están de servicio bajo la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH).

Además unos 1000 soldados de Estados Unidos, de la 82ª Division de Paracaidistas del Ejército, continúan sus esfuerzos para distribuir ayuda en las cercanías de la capital.

Allyn afirmó que las fuerzas de Estados Unidos están proporcionando todo su apoyo al gobierno de Haití "durante todo el tiempo que digan que podemos serles de ayuda", al agregar que su presencia en el paíse se debe "a una invitación del gobierno".

Las tropas de Estados Unidos están ayudando con la distribución del agua y la ayuda humanitaria, pero no están a cargo de la seguridad que, según Allyn sigue siendo responsabilidad de MINUSTAH, al mando del general brigadier Floriano Peixoto Vieira Neto, de Brasil.

El general Peixoto "está empleando agresivamente sus fuerzas para mantener un ambiente seguro, que nos permita seguir con nuestra tarea principal, que es la distribución de la ayuda humanitaria", dijo Allyn, al elogiar a MINUSTAH por su "enorme agilidad y capacidad de responder" para actuar frente la exigencias de seguridad en el país.

Además, el general Allyn dijo que la policía haitiana está mejorando su capacidad para responder a los incidentes de seguridad, asumiendo el liderazgo en las comunidades locales en torno a Puerto Príncipe.

"Al día siguiente del terremoto apenas había 500 efectivos de la policía nacional haitiana disponibles para atender las necesidades provocadas por la destrucción y la tragedia", pero para el 18 de enero "ya había 2000 efectivos de la policía nacional haitiana en su puesto, trabajando valientemente en sus comunidades, para lograr un ambiente estable para los esfuerzos de recuperación en curso".

Actualmente Argentina, Israel, Rusia, Portugal y Turquía están aportando ayuda médica por medio de hospitales portátiles, junto a otros equipos quirúrgicos internacionales en el terreno. Allyn dijo que el barco hospital Comfort de la Armada de Estados Unidos, que tiene una capacidad de 250 camas, llegará el 20 de enero y que poco después llegará un barco hospital de Colombia. Ambas naves permitirán aumentar en mucho la capacidad de la ayuda médica internacional, ya que podrán ocuparse de algunos de los casos más graves.

"Para mañana al mediodía esperamos poder transferir pacientes de alta prioridad, identificados por el ministerio de Salud [haitiano], junto a los profesionales médicos en el terreno aquí en Haití para asegurarnos de que los más necesitados de atención a traumas y procedimientos médicos avanzados puedan recibirlos en el Comfort", dijo Allyn.

A fin de aliviar la presión en el Aeropuerto Internacional Toussaint Louverture, que ha sido el principal punto de entrada para la ayuda internacional, Allyn dijo que se han identificado otros dos puertos aéreos adicionales de entrada, que serán puestos en uso en las próximas 24 a 48 horas. El aeropuerto, que antes del terremoto solía recibir un promedio de 13 vuelos diarios actualmente tiene que atender 100 llegadas diarias.

Se espera que la primera pista adicional, que está en las cercanías de Jacmel, en la parte sur de Haití, entre en operaciones el 20 de enero y reciba el aterrizaje de aeronaves estadounidenses C-130 con material de ayuda en apoyo de los esfuerzos de ayuda humanitaria que Canadá está llevando a cabo, así como a otras operacionales de distribución de alimentos y operaciones de emergencia en las provincias al sur de Haití.

La segunda es la base militar de San Isidro, en la vecina República Dominicana, que facilitará el envío de los materiales de auxilio para Haití.

El personal militar de Estados Unidos también está trabajando con Haití para reabrir sus puertos que están cerrados al haber quedado dañados por el terremoto. El teniente general Ken Keen, al mando del Grupo Conjunto de Treabajo de Estados Unidos en Haití, dijo en una teleconferencia realizada el 18 de enero que los puertos son claves para la operación general de ayuda.

"Tenemos que contar con otros medios para traer la carga aquí y aliviar la presión del aeropuerto. Mientras más rápido lo hagamos, tanto mejor", afirmó.

Un grupo de buzos estadounidenses llegó a Haití para hacer una evaluación inicial del puerto sur, el 18 de enero. "Hemos visto que hay una separación entre los pilares y el muelle, así que existen algunos problemas aquí", dijo Keen. Espera tener alguna capacidad de descargar en la sección de contenedores del puerto para el 22 de enero, aunque sólo sea para la llegada de naves militares estadounidenses.

"También estamos revisando el muelle a donde llega el combustible, que es crítico, porque es la única fuente de combustible en el país", dijo.

El general Keen dijo que cuando se reabran el muelle de contenedores y el muelle para combustible, el personal militar de Estados Unidos se dedicará a revisar y abrir otros puertos cercanos a Puerto Príncipe.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

EE.UU. y comunidad internacional vencen dificultades para ayudar a Haití
 

 


Por Scott Orr
Redactor

Washington - Toneladas de alimentos, agua y suministros médicos llegan a los sobrevivientes del terremoto de la semana pasada en Haití, y personal militar estadounidense está en tierra para acelerar la distribución de ayuda y mantener la seguridad.

"Nos estamos moviendo... desde la ayuda que está en camino hasta la entrega de esa ayuda", dijo el presidente del Consejo de Seguridad Nacional Denis McDonough. Durante el fin de semana, socorristas tuvieron éxito en superar muchos de los desafíos que mantuvieron a millones de haitianos frustrados esperando a que la ayuda llegara.

La administración Obama comenzó a movilizar recursos casi inmediatamente después de que el terremoto de magnitud 7,0 sacudió a Haití el 12 de enero, desplegando personal militar y de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a la nación isleña del Caribe.

Obama prometió que Estados Unidos ayudará a Haití superar la situación y que la ayuda de Estados Unidos continuará por bastante tiempo después de que la emergencia haya pasado: "Ustedes no serán olvidados ( http://www.america.gov

/st/develop-spanish/2010/January/20100116130900

esnamfuak0.7899286.html )", dijo el presidente.

Pero aun cuando la ayuda comenzó a fluir este fin de semana, Haití  siguió sumido en la desesperación a medida que se llora la muerte de decenas de miles y los sobrevivientes esperan a que se distribuyan provisiones.

Para el 17 de enero, USAID informó que ha proporcionado más de 111 millones de dólares en ayuda humanitaria a Haití. Además de alimentos y agua, el paquete de ayuda de Estados Unidos incluyó estuches de higiene personal y rollos de plástico para uso en la construcción de refugios.

Asimismo, rumbo al Caribe se encuentra el USNS Comfort, un buque hospital de 272 metros y que cuenta con 12 quirófanos y 1.000 camas. El Comfort zarpó de Baltimore el 16 de enero ( http://www.america.gov/st/develop-spanish/2010/January/20100117121648

dmslahrellek0.1130182.html ) y se espera que arribe en Haití esta semana.

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton reiteró el compromiso de Obama ( http://www.america.gov

/st/develop-spanish/2010/January/20100117174517

dmslahrellek0.5991175.html ) con una participación estadounidense a largo plazo en Haití, durante una reunión sostenida el 16 de enero con el presidente haitiano Rene Preval en Puerto Príncipe.

"Como el presidente Obama dijo, estaremos aquí hoy, mañana y en el futuro", indicó Clinton.

La primera oleada de trabajadores humanitarios de Estados Unidos se enfocó en encontrar y rescatar víctimas atrapadas bajo los escombros de edificios destruidos. Después vino la tarea de abrir el aeropuerto de Puerto Príncipe para permitir que llegaran suministros de auxilio y trabajadores humanitarios.

Durante el fin de semana, 27 equipos de localización y rescate de todo el mundo rescataron docenas de personas atrapadas en edificios derrumbados. Además de los haitianos, 27 naciones y las Naciones Unidas han informado sobre ciudadanos desaparecidos o muertos en el desastre.

Un gran avance se dio el 15 de enero, cuando el gobierno haitiano otorgó a Estados Unidos control temporal del Aeropuerto Internacional Toussaint Louverture de Puerto Príncipe. Después de restaurar la electricidad y hacerse cargo de la torre de control, la Fuerza Aérea estadounidense informó que el aeropuerto estaba operando las 24 horas ( http://www.america.

gov/st/develop-spanish/2010/January/20100118134656

dmslahrellek0.1326258.html ) a un ritmo de 90 vuelos por día, cantidad que aumentó a 100 por día.

El mismo éxito no se pudo repetir en el puerto de Puerto Príncipe, que resultó bastante dañado por el terremoto. El Pentágono dice que no se podrá reanudar la recepción de navíos en el puerto de 60 a 90 días, aunque algunos buques de auxilio han logrado atracar.

El administrador de USAID, Rajiv Shah, dijo que con el aeropuerto en operación, los trabajadores humanitarios buscan otras rutas para llevar suministros hacia Haití y desarrollar mejores redes de distribución dentro del país.

"Esto sucedió el martes justo antes del anochecer y casi inmediatamente, el presidente nos reunió y ordenó una respuesta rápida y firme, integral y coordinada. Y eso es lo que estamos tratando de entregar", indicó Shah en el programa noticioso Fox News.

El subsecretario general de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios y Coordinador de Ayudas de Emergencia, Sir John Holmes, manifestó a la cadena MSNBC que los trabajadores de socorro enfrentaron múltiples desafíos al llevar suministros al país y entonces distribuirlos. "Y necesitamos asegurarnos de que podremos hacerlo en forma justa, distribuir ese alimento y el agua; que no cause disturbios", dijo Holmes.

Mientras tanto, el vicepresidente Joe Biden y la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, se reunieron con líderes haitiano estadounidenses en Miami para reiterarles el compromiso de la administración con Haití.

"El presidente no considera ésta una misión humanitaria con un ciclo de vida de un mes", dijo Biden. "Esta será un tarea a largo plazo".

Napolitano señaló que a los haitianos que ya se encuentran en Estados Unidos se les permitirá permanecer por un periodo adicional de 18 meses ( http://www.america.

gov/st/develop-spanish/2010/January/20100116132202

esnamfuak0.789776.html ), pero advirtió que a quienes intenten ingresar a Estados Unidos ilegalmente no se les permitirá quedarse.

Asimismo, el 16 de enero el presidente Obama recurrió a sus predecesores, los ex presidentes George W. Bush y Bill Clinton, para que encabecen una iniciativa internacional de recaudación de fondos ( http://www.america.

gov/st/develop-spanish/2010/January/20100116173535

dmslahrellek0.1072504.html ). Bush y Clinton crearon un sitio web, www.clintonbushhaitifund.org ( http://www.clintonbushhaitifund.org ), para recaudar donaciones.

"Las necesidades críticas en Haití son grandes, pero también son simples: alimentos, agua, refugio y suministros de primeros auxilios. La mejor manera en que un ciudadano preocupado puede ayudar es donando fondos que serán asignados directamente a satisfacer estas necesidades materiales", indicaron Bush y Clinton en una carta conjunta.

 

 

 

 

 

             ::::::::::::::::::::::::::::::::

 

 

 

 

EE.UU. felicita a presidente electo de Chile Sebastián Piñera


A continuación una traducción de las declaraciones de Philip J. Crowley, secretario de Estado adjunto para Asuntos Públicos con respecto a las elecciones realizadas en Chile:
 


DEPARTAMENTO DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS
 

Oficina del portavoz
Para publicación inmediata
19 de enero de 2010

DECLARACIONES DE PHILIP J. CROWLEY, SECRETARIO DE ESTADO ADJUNTO PARA ASUNTOS PÚBLICOS

 

Elecciones en Chile

 

Felicitamos al presidente electo Sebastián Piñera por su elección y al pueblo chileno por otro proceso electoral ejemplar que ilustra una vez más el enorme respeto que Chile tiene por la democracia.

Chile es un valioso socio de Estados Unidos en muchos aspectos, entre ellos las operaciones internacionales de mantenimiento de paz en Haití, y un líder en promover la democracia y la estabilidad en la región.

Esperamos con interés trabajar con el presidente electo Piñera para profundizar nuestra alianza y hacer avanzar las metas comunes para beneficio de nuestros dos pueblos de las Américas.

            :::::::::::::::::::::::::::::::::

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Establecen puntos para distribuir la ayuda en Puerto Príncipe y aumentan los vuelos con ayuda

Por Merle David Kellerhals Jr.
Redactor

Washington - Los centros de distribución se están instalando en diversos lugares de Puerto Príncipe, la capital haitiana, mientras los helicópteros de Estados Unidos siguen con sus operaciones día y noche para hacer llegar agua y alimentos a quienes desde hace cuatro días no han recibido socorro, dijeron funcionarios de Estados Unidos.

La cantidad de vuelos al Aeropuerto Internacional Toussaint Louverture, en Puerto Príncipe, ha aumentado a más de 100 aeronaves al día y por el aeropuerto han pasado más de 600 toneladas de abastecimientos de socorro desde que las operaciones comenzaron el 13 de enero, dijo la Casa Blanca en un informe divulgado el 17 de enero. Los 30 helicópteros militares de la Armada y la Guardia Costera de Estados Unidos operan desde nueve zonas de aterrizaje y de puntos de descarga.

Los vuelos de alivio al aeropuerto Toussaint Louverture se regulan por un sistema, acordado internacionalmente, de prioridades en dos niveles, de manera que tenga acceso inmediato lo que es de más urgente necesidad y el resto que llegue mediante un sistema estructurado, aunque en última instancia todos los vuelos llegan y descargan sus materiales, dijeron funcionarios de Estados Unidos en una sesión informativa en Puerto Príncipe, el 18 de enero. Se le ha concedido una máxima prioridad a los vuelos de socorro del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, que transporta alimentos para su distribución inmediata.

El PMA está planificando establecer un campamento con carpas, en las afueras de Puerto Príncipe con capacidad para albergar a unas 100.000 personas.

El teniente general del Ejército Ken Keen y vice comandante del Comando Sur Estados Unidos (SOUTHCOM), que estaba de visita oficial en Puerto Príncipe en el momento del terremoto, dijo que el gobierno de Haití ha creado cuatro puntos de distribución en la ciudad, y que se asignó a Estados Unidos la gestión de uno de ellos. "En ese lugar hemos entregado agua, raciones y materiales médicos, mientras los abastecimientos alcanzaron", dijo Keen.

La Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) opera los otros tres centros de distribución. Keen dijo que hay planes para traspasar la responsabilidad de operar estos centros de distribución a personal de Estados Unidos de manera que el general brasileño Floriano Peixoto, que comanda MINUSTAH, pueda redirigir a su personal a encargarse de las misiones de seguridad. La fuerza de Naciones Unidas brinda ayuda de seguridad básica a la policía haitiana, dijo Keen. Durante una sesión informativa previa, el 18 de enero, Keen indicó que se reúne con Peixoto todos los días para evaluar la situación, y que son amigos desde hace casi 25 años.

"Están haciendo una tarea extremadamente excepcional al llevar a cabo su misión en este momento y nosotros estamos trabajando muy de cerca con ellos, en circunstancias que son muy difíciles", agregó Keen. El jefe militar caracterizó el clima de seguridad en Haití como estable y comentó que la gama completa de operaciones de socorro se están cumpliendo sin restricciones debidas a una seguridad deficiente.

"Verdaderamente se trata de una asociación, con nosotros tratando de enfocar nuestros esfuerzos en el aspecto de la ayuda humanitaria, lo que le permite a MINUSTAH seguir con la enorme tarea que desde hace años llevan haciendo para garantizar la seguridad y la estabilidad en esta región, dijo Keen.

Keen agregó que aunque eventualmente Estados Unidos ha comprometido a más 10.000 personal militar en el operativo de socorro y recuperación en Haití, apenas casi la mitad de ese personal estará sobre el terreno para repartir la ayuda. "Nosotros somos una parte de esto, y la comunidad internacional desempeña una labor decisiva", dijo refiriéndose a Canadá que "ha traído a sus fuerzas y estará dando apoyo en lugares donde nosotros todavía no hemos llegado".

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, informó al Consejo de Seguridad de la ONU el 18 de enero sobre sus impresiones luego de retornar de Puerto Príncipe, donde se reunió con el presidente haitiano René Préval. "Lo que vi es una enorme destrucción y muchas necesidades. Haití necesita apoyo urgente e inmediato, y requiere la respuesta masiva por parte de la comunidad internacional", dijo Ban en Nueva York.

Ban dijo a los periodistas, luego de la sesión informativa en el Consejo de Seguridad, que había pedido aumentar a 1500 la cantidad de oficiales de policía de la ONU en la misión, es decir, un 67 por ciento por encima del actual nivel, y recomendó aumentar las fuerzas de seguridad de la ONU con 2000 efectivos, o lo que es lo mismo, un aumento de casi el 30 por ciento, por un mínimo de seis meses.

"Las dolorosas escenas que pude ver ayer nos obligan a proceder rápido y con generosidad, hoy día y en el largo plazo. El país entero, la ciudad entera, han sido devastados. Y es algo sin precedentes", dijo Ban.

El ex-presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, que es enviado especial de Naciones Unidas a Haití, llegó a Puerto Príncipe el 18 de enero, llevando material y ayuda, y de inmediato comenzó a ayudar en el desembarco de la carga. Tenía previsto reunirse con Préval y con otros líderes haitianos para determinar qué más pueden hacer las Naciones Unidas. Clinton y el ex-presidente George W. Bush han creado un plan global de comunicación para recaudar fondos para la ayuda y la recuperación. Desde que comenzaron las operaciones de alivio, antes de la llegada del primer personal de Estados Unidos para apoyar el gobierno haitiano, la ayuda humanitaria de Estados Unidos había llegado a 111.269.341, de acuerdo con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

La ayuda por parte de la comunidad internacional comenzó a tomar forma rápidamente en todo el mundo. Préval dijo en una conferencia de países donantes que tuvo lugar en la vecina República Dominicana que Haití necesitará ayuda para la reconstrucción casi total de Puerto Príncipe, y de otras áreas, lo que necesitará muchos años para completarse. El presidente dominicano Leonel Fernández propuso la creación de un fondo anual de 2.000 millones de dólares, durante más de cinco años, para financiar la recuperación de Haití. Las instituciones de la Unión Europea y de los estados miembros han ofrecido más de 575,6 millones de dólares en ayuda de emergencia y a largo plazo para Haití, según informes noticiosos.

Canadá auspiciará una reunión de ministros de Relaciones Exteriores, en Montreal, a realizarse el 25 de enero, para determinar la ayuda que necesita Haití. El presidente de Senegal, Abdoulaye Wade, ha propuesto que países de África ofrezcan a los haitianos lugares de reasentamiento, agregaron las versiones noticiosas.

Urgente necesidad de agua

El gobierno haitiano ha dicho que la distribución de agua es la necesidad más urgente para la gente en la capital y los vecindarios cercanos, y ha solicitado contenedores de agua y pastillas para purificar el agua, dijo USAID. "La falta de camiones y de combustible, agravada por la capacidad limitada del aeropuerto para recibir, almacenar y despachar el material de ayuda, sigue perjudicando los esfuerzos de ayuda en Puerto Príncipe y los alrededores", indica USAID en su informe diario. El informe agrega que "el material de socorro debe seguir distribuyéndose por carretera, debido a la inestabilidad estructural de las casas dañadas por el terremoto".

El puerto de Puerto Príncipe quedó destrozado por el terremoto, y tomará entre 60 y 90 días reconstruirlo, y para el 18 de enero se espera la llegada de un barco de la Armada que puede descargar suministros sin necesidad de muelle. Otros barcos con carga han sido enviados a un puerto en la República Dominicana, desde donde se despacha el material por tierra.

De acuerdo con USAID, el gobierno haitiano ha pedido a todos los países que colaboren estrechamente con el gobierno y con la misión de la ONU, para asegurar una respuesta humanitaria más efectiva. "Además el gobierno de Haití ha pedido que toda la distribución de las dos semanas próximas se haga en coordinación con MINUSTAH, principalmente debido a las preocupaciones por la seguridad", dijo USAID.

Desde su llegada, los equipos estadounidenses de búsqueda y rescate han encontrado a 39 personas y los equipos internacionales han rescatado a 71 personas, según informó Tim Callaghan, principal asesor regional para América Latina y el Caribe en la Oficina de USAID para Ayuda en Casos de Desastres en el Extranjero.

Centros de salud están sobrepasados

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo que la cantidad de centros para la atención de la salud seguía siendo limitada, según USAID. La OPS informó de una pequeña cantidad de centros de salud en operación, gestionados principalmente por organizaciones internacionales no gubernamentales. Un hospital temporal de campaña, en la base de logística de la ONU, rápidamente quedó lleno y no puede aceptar nuevos pacientes, dijo USAID. Un equipo de los Centros de Estados Unidos para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) fue enviado a Puerto Príncipe junto al equipo de la OPS para ayudar a las autoridades locales.

Las autoridades de Estados Unidos revelaron que un orfanato haitiano fue convertido en hospital de campaña y que en este se trataron a 300 personas el 17 de enero. Uno de esos casos tuvo que ser evacuado al portaviones USS Carl Vinson para someterle a una operación quirúrgica y un cirujano pediatra fue enviado a la nave para realizar la operación.

Un equipo médico de apoyo, procedente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, junto a un funcionario de salud de USAID, llegaron a Puerto Príncipe para incrementar la ayuda en el Hospital General de Puerto Príncipe, así como para entregar material de ayuda, alimento y agua. "Los médicos en el hospital dijeron que tienen unos 2000 casos pendientes de tratamiento", dijo USAID.

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones ( http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos ( http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0.nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci/ha/earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

Gobierno de Estados Unidos ante la catástrofe causada por el terremoto en Haití

(Información más reciente sobre la respuesta del gobierno de Estados Unidos ante la catástrofe causada por el terremoto de Haití)

A continuación una traducción de hoja informativa tal y como fue publicada por la Casa Blanca:

LA CASA BLANCA
Oficina del Secretario de Prensa
PARA PUBLICACION INMEDIATA
18 de enero, 2010

Información más reciente sobre la respuesta por el gobierno de Estados Unidos a la catástrofe causada por el terremoto de Haití

El 12 de enero, 2010, un poderoso terremoto azotó a Haití, causando daños catastróficos en la capital, Puerto Príncipe, y zonas aledañas. El Presidente Obama le ha prometido al pueblo haitiano que "no quedarán abandonados; no quedarán olvidados".

El gobierno de Estados Unidos ha movilizado recursos y personal para contribuir a la labor de socorro. A continuación, sírvase encontrar algunos datos importantes y ejemplos de las medidas tomadas por el gobierno hasta la fecha. Todas las cifras a continuación eran válidas el lunes, 18 de enero, 2010 al mediodía.

COORDINACIÓN INTERNACIONAL

Estados Unidos continuó coordinando su campaña de socorro en Haití con las Naciones Unidas y la comunidad internacional:

.             El Presidente Obama habló por segunda vez tanto con el Secretario General Ban de la ONU como el Presidente Lula de Brasil sobre los esfuerzos de la ONU, Brasil, Estados Unidos y otros para ayudar al pueblo haitiano. En particular, el Presidente habló sobre una mayor coordinación de nuestra labor en el terreno y expresó su apoyo a la ONU y la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (MINUSTAH por sus siglas en francés). El Presidente le trasmitió su agradecimiento al Presidente Lula por la dirección que su país le presta a la MINUSTAH, y los dos líderes comentaron sobre su objetivo común de coordinar estrechamente la labor del gobierno de Haití y la comunidad internacional.

.             Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU se reunieron hoy para escuchar la más reciente evaluación del Secretario General de la ONU, quien acaba de regresar de Haití. La delegación de Estados Unidos presentó una resolución que aumentaría el límite de soldados y policías que respaldan la misión de la ONU (2,500 soldados más y 1,500 policías más, o un total de 8,940 soldados y 3,711 policías). La embajadora Rice posteriormente hizo declaraciones reiterando la solidaridad internacional y de Estados Unidos con el pueblo haitiano, expresando condolencias por las vidas perdidas en Haití, incluidas las de miembros de la comunidad de la ONU, y prometió nuestro apoyo continuo al gobierno de Haití y la ONU mientras toda la comunidad internacional continúa contribuyendo a los rescates, la recuperación y reconstrucción en todo el país.

AEROPUERTOS Y ESPACIO AEREO

.             El aeropuerto está abierto para operaciones las veinticuatro horas al día, siete días a la semana y puede dar cabida a 100 aeronaves al día.

.             El personal de control de tráfico aéreo y administración de aeropuertos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos continuará a cargo de las operaciones aéreas en el aeropuerto, con la aprobación del gobierno de Haití.

.             Hay 33 helicópteros que apoyan los operativos de socorro y realizan operativos en 9 zonas de aterrizaje. Además, se tiene previsto que 15 helicópteros adicionales lleguen a Haití en las próximas 24 horas. Estos helicópteros están operando desde nueve zonas de aterrizaje, entre ellas cinco puntos de recogida.

SEGURIDAD

.             La primera prioridad de los operativos militares es establecer puntos de distribución de agua, y entregar combustible, alimentos y medicamentos.

.             Aproximadamente 11,274 miembros de las Fuerzas Armadas están el terreno o a bordo de embarcaciones.

.             5 buques de la Marina de Estados Unidos están presentes, incluido el USS Carl Vinson. Se tiene previsto que 5 buques adicionales lleguen el lunes, 18 de enero.

.             5 escampavías del Servicio de Guardacostas están en la zona, junto con una variedad de activos del Servicio de Guardacostas presentes, que trabajan día y noche para apoyar el control militar del tráfico aéreo, realizar evaluaciones de daños y rescatar a personas que necesitan ayuda.

o             El escampavías Forward del Servicio de Guardacostas llegó a Puerto Príncipe el 13 de enero y fue el primer activo presente.

o             3 escampavías adicionales -Mohawk, Tahoma y Valiant- han llegado a la zona y están proporcionando ayuda y suministros. El Tahoma y Valiant tienen la capacidad de coordinar cubiertas de vuelo y comunicaciones, y el Tahoma está cargado de agua y suministros médicos.

o             El escampavías Oak llegó a Puerto Príncipe y entregará agua y suministros médicos, además de realizar reconocimientos marítimos y servicio de ayudas para la navegación. Oak cuenta con una grúa de 20 toneladas.

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

.             El Crimson Clover, una barca cubierta de carga rodada con dos rampas extensibles de 46 pies y un cargador para operativos de descarga, está en Puerto Príncipe y ha comenzado dichos operativos.

.             7 aviones C-130 del Servicio de Guardacostas están realizando evacuaciones de personal de Estados Unidos y otros servicios de apoyo bajo dirección de la Embajada de Estados Unidos; un C-144 del Servicio de Guardacostas está realizando vigilancia aérea del puerto, y 5 helicópteros del Servicio de Guardacostas están realizando evacuaciones y otros servicios de respaldo.

 


SALUD

.             265 profesionales médicos del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) están en Haití:

o             Médicos, enfermeros, paramédicos, técnicos de urgencias médicas y otro personal médico que son parte del Sistema Médico Nacional para Catástrofes y el Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de Estados Unidos. El Departamento de Salud activó el Sistema Médico Nacional para Catástrofes y el Cuerpo Comisionado del Servicio de Salud Pública de Estados Unidos para que contribuyan a la labor de socorro en Haití.

.             Equipos médicos del HHS han comenzado a atender pacientes.

o             Se atendió a más de 300 pacientes ayer en un orfelinato de Haití, la mayoría de ellos con problemas médicos graves.

o             Un cirujano pediátrico del Equipo Médico Quirúrgico Internacional de Respuesta del HHS operó a un niño ayer a bordo del USNS Carl Vinson.

o             Un Equipo de Asistencia Médica en Catástrofes y el Equipo Médico Quirúrgico Internacional de Respuesta hoy atenderán a pacientes en la clínica GHESKIO en Puerto Príncipe.

o             Miembros del Equipo de Asistencia Médica en Catástrofes también verán pacientes hoy en la base del Servicio de Guardacostas de Haití en Killick, Haití.

.             El USNS Comfort se encuentra en camino y se tiene previsto que llegue el 20 de enero con 600 profesionales médicos a bordo.
 

 

 

EVACUACION Y RESCATES

.             Se ha evacuado a un total de 2,971 estadounidenses.

.             La FEMA está coordinando y apoyando la movilización de equipos de Búsqueda y Rescate Urbana (USAR por sus siglas en inglés) en todo Haití.

o             Actualmente, 6 equipos USAR municipales y estatales (511 personas en total) están en el terreno en Haití. Estos equipos están compuestos por socorristas municipales y estatales especialmente preparados que provienen de todo el país.

o             Los equipos USAR de Estados Unidos han rescatado a 37 personas, y 27 equipos internacionales de USAR han realizado 69 rescates exitosos.

o             Cada equipo USAR incluye a aproximadamente 70 miembros.

ALIMENTOS & AGUA

.             Se ha entregado más de 89,800 libras de carga.

.             Un total de 20 paletas con 27,000 raciones humanitarias diarias han sido entregadas en Puerto Príncipe, como también tres paletas de medicamentos y paletas de productos de aseo.

.             El Departamento de Defensa proporcionó tres unidades de purificación y tratamiento de agua, y entregó doce cámaras de 3,000 galones de agua y 18 paletas de agua embotellada.

.             Helicópteros militares transportaron 26,000 raciones humanitarias diarias de la bahía de Guantánamo a Puerto Príncipe.

.             Un C-17 del Departamento de Defensa hizo entrega por paracaídas de 40 bultos del Sistema de Reparto de Contenedores (20 de comidas listas/20 de agua).

Maneras de contribuir a la labor de socorro

.             Contribuya por Internet por medio de ClintonBushHaitíFund.org.

.             Envíe el mensaje de texto "QUAKE" a 20222 para hacer una donación de $10 al Clinton Bush Haiti Fund. (Se le cobrará la donación en su cuenta de teléfono celular).

.             Encuentre más maneras de ayudar por medio del Centro de Información sobre Catástrofes Internacionales. (www.cidi.org).

Obtenga información sobre familiares y amigos

.             El Centro de Operaciones del Departamento de Estado ha designado la siguiente línea telefónica para estadounidenses en busca de información sobre familiares en Haití: 1-888-407-4747. (Debido a la gran cantidad de llamadas, es posible que le conteste una grabación). También puede enviarle un mensaje electrónico al Departamento de Estado. Favor de tener en mente que la comunicación dentro de Haití es muy difícil en este momento.

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Comunicado conjunto de los gobiernos de Haití y Estados Unidos


A continuación una traducción del comunicado conjunto de los gobiernos de Haití y Estados Unidos, emitido el 17 de enero:

COMUNICADO CONJUNTO DE
LOS GOBIERNOS DE HAITÍ Y LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA
EMITIDO EN PUERTO PRÍNCIPE, HAITÍ
17 DE ENERO DE 2010

El presidente René Préval de Haití, y la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton de los Estados Unidos de Norteamérica se reunieron en Puerto Príncipe luego del catastrófico terremoto del 12 de enero de 2010 y sus trágicas consecuencias, y emitieron el siguiente comunicado conjunto:

Reconociendo:

la larga historia de amistad entre el pueblo de Haití y el pueblo de Estados Unidos y su respeto mutuo uno por la soberanía uno del otro;

el grave sufrimiento del pueblo de Haití, inclusive la pérdida masiva de vidas, las extensas heridas y el amplio daño a la infraestructura pública y la propiedad privada;

la necesidad urgente de una respuesta inmediata a las peticiones del Gobierno de Haití y la enorme importancia de la aplicación segura, rápida y efectiva de los esfuerzos de rescate, alivio, recuperación, y reconstrucción;

los actuales desafíos sin precedente que enfrenta el gobierno haitiano; y

la conversación del 15 de enero de 2010 entre el presidente Obama y el presidente Préval, que subraya la urgencia de las necesidades de Haití y su pueblo, la promesa del presidente Obama del pleno apoyo del pueblo estadounidense para el gobierno y el pueblo de Haití en relación con el esfuerzo inmediato de recuperación y la reconstrucción de largo plazo, y el compromiso de los dos presidentes de coordinar la ayuda entre las varias partes, como son el gobierno haitiano, las Naciones Unidas, Estados Unidos y los muchos socios y organizaciones internacionales en el terreno;

El presidente Préval, en nombre del gobierno y el pueblo de Haití, acoge como esenciales los esfuerzos en Haití por el gobierno y el pueblo de Estados Unidos para apoyar la recuperación, estabilización  y  reconstrucción a largo plazo de Haití y solicita que Estados Unidos ayude como sea necesario a aumentar la seguridad en apoyo del gobierno y el pueblo de Haití y las Naciones Unidas, socios y organizaciones internacionales en el terreno;

La secretaria Clinton, en nombre del gobierno y el pueblo de Estados Unidos, reafirma la intención de Estados Unidos, mediante su ayuda, de apoyar al pueblo haitiano en estos momentos de gran tragedia; y

el Presidente Préval y la secretaria Clinton reafirman conjuntamente que los gobiernos de Haití y de Estados Unidos continuarán cooperando bajo este entendimiento compartido para promover los esfuerzos más seguros y efectivos posibles de recate, alivio, recuperación y reconstrucción.

 

                         ::::::::::::::::::::::::

 

Aeropuerto de Haití en el centro de las operaciones de auxilio

Por Merle David Kellerhals Jr.
Redactor

Washington - Cuando el Aeropuerto Internacional Toussaint L'Ouverture en Puerto Príncipe, ciudad capital de Haití, estaba completamente operativo, circulaban alrededor de tres vuelos al día con una torre de control, una terminal y personal de tierra. Desde que un terremoto devastó a la empobrecida nación caribeña y dañó seriamente la terminal y la torre de control, se ha visto forzado a circular 90 vuelos al día, guiados por un equipo de control en tierra de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que trabaja 24 horas al día a lo largo de la única pista de aterrizaje de 2,7 kilómetros.

Esto ha significado que los vuelos de auxilio provenientes de todo el mundo hayan sufrido retrasos, al tiempo que se puso en marcha un sistema de dos niveles para asegurar que los suministros y el personal que se necesita con más urgencia lleguen primero, y que el resto utilice un programa preestablecido de llegadas y salidas. Tras que un equipo de control en tierra del Ala 1ª de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea comenzara a guiar aviones para su aterrizaje el 13 de enero, un equipo de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) y autoridades haitianas empezó a trabajar para restaurar las instalaciones de navegación y comunicación. Un equipo de expertos en aviación compuesto por militares y civiles de Estados Unidos en colaboración con funcionarios haitianos, comenzó a clasificar los vuelos, permitiendo que algunos aterrizaran inmediatamente en base a lo que fuera más urgente.

El sistema de dos niveles para controlar el tráfico aéreo se acordó por autoridades de aviación internacional y de estados del Caribe, y los vuelos se reanudaron. Un segundo equipo de control con base en una instalación militar estadounidense ubicada en el sur de la Florida se ha encargado de las llegadas de los vuelos que no se clasifican en el primer nivel. La ventana para llegadas y salidas es de 40 minutos - 20 antes de la llegada programada y 20 minutos después, según la FAA. Los vuelos comerciales han sido prohibidos.

La iniciativa de auxilio se ha dificultado aún más debido a que es probable que el puerto de Puerto Príncipe permanezca inoperable de 60 a 90 días, informó el Pentágono el 16 de enero.

La conexión crítica para llevar suministros de auxilio en grandes cantidades era un aeropuerto en operación que pudiese operar vuelos de aviones grandes de carga de propulsión a chorro. Para ayudar a acelerar el proceso de recuperación, el gobierno haitiano transfirió formalmente el 15 de enero el control temporal del aeropuerto en Puerto Príncipe a Estados Unidos.

"Obviamente asumiremos esta responsabilidad mientras sea apropiado y hasta el momento en que el gobierno haitiano tenga la capacidad y esté preparado para reasumir esa capacidad", dijo el portavoz del Departamento de Estado, P.J. Crowley, durante una rueda de prensa el 15 de enero.

La pista no resultó dañada en el terremoto y puede recibir vuelos de los aviones a reacción más grandes con pesados cargamentos. Equipos de control de la Fuerza Aérea trabajan en los espacios a lo largo de la pista y en rampas del aeropuerto al aire libre, dijo el coronel de la Fuerza Aérea Buck Elton.

Elton, en una conversación telefónica con la prensa el 17 de enero desde Puerto Príncipe, indicó que la apresurada cantidad inicial de vuelos hacia el país abrumó la limitada capacidad del aeropuerto. Cuando hay más de un avión grande de carga en la pista otros tienen que esperar su turno para aterrizar. Los aviones más pequeños que se pueden colocar en las zonas de hierba fuera de la pista, se trasladan a esos espacios para que aviones más grandes puedan aterrizar, bajar su cargamento, recargar combustible y  entonces despegar de manera que el siguiente avión pueda aterrizar.

Mientras tanto, los aviones más pequeños descargan y parten lo más rápido posible entre los vuelos de aviones grandes. Aproximadamente el 60 por ciento de los vuelos proviene de fuentes civiles y el 40 por ciento son militares, agregó Elton.

PUERTO DESTRUIDO

El puerto en Puerto Príncipe resultó tan dañado por el terremoto que llevar cargamento de auxilio en buques no será posible hasta que se restablezca un muelle en operación y los caminos que llevan hacia dentro y fuera de la zona del puerto estén autorizados para su uso. Según la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) está programado que el 18 de enero salga de Jacksonville, Florida un carguero de la Armada con capacidad de carga y descarga sin necesidad de puerto y que llegue a Haití en los próximos días.

Denis McDonough, viceasesor de seguridad nacional, dijo a la prensa en una conferencia telefónica realizada el 17 de enero, que el buque Oak del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos ha llegado con grúas y maquinaria pesada para reparar y poner en operación el puerto principal de embarque.

El Grupo de Logística de la ONU recomendó usar el puerto en Santo Domingo, República Dominicana, como punto de entrada principal para ayuda humanitaria con destino a Haití.

El teniente general del Ejército de Estados Unidos, Ken Keen, vice comandante del Comando Sur de Estados Unidos, que estaba en Puerto Príncipe cuando ocurrió el terremoto y es el coordinador de los trabajos de socorro en el terreno, manifestó a los periodistas que la crisis humanitaria es un "desastre de proporciones épicas con tremendas dificultades logísticas". Un equipo de evaluación y coordinación de desastres de la ONU informó que el terremoto ha causado la muerte de aproximadamente 50.000 personas, pero que el número de muertos y las cifras acerca de su impacto siguen sin confirmación.

Dijo Keen que Estados Unidos tiene al presente aproximadamente 5.000 efectivos militares de buques de la marina de guerra y de guardacostas estacionados frente a la costa dando apoyo a la misión especial en Haití. Otros 7.500 efectivos militares llegarán el 18 de enero.

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones (
http://www.whitehouse.gov/

haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos ( http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0.

nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci/ha/

earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

 

                               :::::::::::::::::::::

 

Fuerzas armadas brindan ayuda humanitaria y de seguridad en Haití

Por Merle David Kellerhals Jr.
Redactor

Washington - La situación de seguridad en Puerto Príncipe y las zonas de la periferia no es perfecta, aunque la policía haitiana y una fuerza de seguridad de las Naciones Unidas se desempeñan razonablemente bien después de sufrir pérdidas de personal en el terremoto que sacudió a Haití el 12 de enero, dijo el embajador estadounidense Kenneth Merten durante una entrevista realizada el 18 de enero desde la embajada.

Merten, en una entrevista con el programa de noticias NBC News, indicó que la policía haitiana está a cargo de proteger al pueblo haitiano "manteniendo la ley y el orden aquí, pero como he indicado, su capacidad está limitada". La policía haitiana recibe apoyo de una fuerza de la ONU, la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH).


"Han estado realizando un excelente trabajo. Quiero elogiar en particular a las tropas brasileñas que se encuentran aquí, que realizan un fabuloso trabajo", expresó Merten. Las tropas estadounidenses "están en estado de alerta para casos en que ni la policía haitiana ni las tropas de las Naciones Unidas puedan brindar seguridad. En la mayoría de los casos, la policía haitiana y las tropas de las Naciones Unidas han podido manejar la situación".

El teniente general del Ejército de Estados Unidos, Ken Keen, vice comandante del Comando Sur de Estados Unidos (SOUTHCOM), que estaba en Puerto Príncipe cuando ocurrió el terremoto y es el coordinador de los trabajos de socorro en el terreno, dijo en una entrevista realizada el 17 de enero que el objetivo principal de las fuerzas armadas estadounidenses en Haití es el de proporcionar ayuda humanitaria, "pero el componente de seguridad va a ser una parte cada vez mayor de la ayuda. De hecho necesitamos, obviamente, contar con un entorno protegido y seguro para continuar y proporcionar la ayuda humanitaria de la mejor forma posible".

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 



Si bien se han presentado algunos disturbios, saqueos y disputas en algunos casos, agregó Merten, los esfuerzos de auxilio en general se han movilizado razonablemente bien. "Claramente se han presentado algunos casos donde las personas están... cansadas y desesperadas, y reaccionan de... esa manera cuando los alimentos y el agua aparecen".

Merten mencionó que es imposible en este momento calcular el valor de los daños. Señaló que existe una cantidad increíble de personas que han perdido su hogar, incluyendo a personal de la embajada estadounidense.

"Es una situación terrible", expresó. "Van a tener que comenzar prácticamente desde cero en Puerto Príncipe".

FUERZAS ARMADAS DE ESTADOS UNIDOS EN HAITÍ

Para el 17 de enero, Estados Unidos había enviado 5.800 efectivos militares a Haití, algunos en tierra, otros estacionados en buques de la Armada o del Servicio de Guardacostas en el país isleño o sus alrededores, según indicó la Casa Blanca.

Se espera que aproximadamente 7.500 elementos militares adicionales lleguen para el 18 de enero, añade la declaración de la Casa Blanca.

El presidente haitiano René Préval dijo que se pidió a las tropas estadounidenses que ayuden a la fuerza de seguridad de las Naciones Unidas a mantener el orden mientras los esfuerzos de auxilio continúan, y a apoyar a su muy limitada fuerza policial. El portavoz de SOUTHCOM, José Ruiz, declaró a la prensa que el objetivo es el de contar con cerca de 10.000 tropas estadounidenses en la zona participando en la misión doble de ayuda humanitaria y de apoyo a la seguridad.

Alain Le Roy, jefe de mantenimiento de paz de las Naciones Unidas, indicó a la prensa que el 18 de enero se solicitará al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que apruebe un aumento a la cifra de tropas y policía de las Naciones Unidas en Haití, con un personal adicional de 1.250 efectivos.

En un caso cerca de una antigua propiedad de un club de campo y golf, un grupo de soldados del ejército estadounidense de la 82ª División de Paracaidistas del Ejército establecieron una base de operación improvisada cerca de donde aproximadamente 50.000 haitianos habían establecido un campamento. El teniente coronel Mike Foster dijo a los periodistas que cuando él y sus hombres intentaron entrar por primera vez al campamento y distribuir suministros de auxilio, casi fueron aplastados por los desesperados sobrevivientes del terremoto. Él y sus hombres se retiraron a su base. Los alimentos y agua no se pueden distribuir en el campamento en esa situación.

Poco después, algunos voluntarios haitianos se ofrecieron a ayudar a organizar la distribución de alimentos y a ayudar a mantener el orden dentro del campamento, explicó Foster, y entonces el proceso de distribución progresó.

"Ellos fueron los que reunieron a todos los niños en una colina y nos los trajeron primero, no fuimos nosotros", dijo Foster. "Considero que ese es un paso tremendamente positivo. Las pocas ocasiones que uno o dos individuos quisieron causar problemas, ellos mismos los controlaron. Pienso que es muy importante el cómo esto se continúe desenvolviendo", expresó Foster, según un informe noticioso del Servicio de Prensa de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones (
http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake

_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos ( http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0.

nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci/ha/

earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

 

                           :::::::::::::::::::::::::::::

 

Respuesta del Gobierno de Estados Unidos ante el terremoto en Haití

(Se atiende a asuntos de seguridad, salud, rescate, alimentos, agua y otros)

El 17 de enero la Casa Blanca publicó un comunicado de prensa que resume la información más reciente respecto a la respuesta del gobierno de Estados Unidos ante la catástrofe causada por el terremoto de Haití.

A continuación una traducción del comunicado de prensa tal y como fue traducido por la Casa Blanca:

LA CASA BLANCA
Oficina del secretario de Prensa
PARA PUBLICACIÓN INMEDIATA
17 de enero de 2010

Información más reciente sobre la respuesta por el gobierno de Estados Unidos a la catástrofe causada por el terremoto de Haití

El 12 de enero, 2010, un poderoso terremoto azotó a Haití, causando daños catastróficos en la capital, Puerto Príncipe, y zonas aledañas. El Presidente Obama le ha prometido al pueblo haitiano que "no quedarán abandonados; no quedarán olvidados". El gobierno de Estados Unidos ha movilizado recursos y personal para contribuir a la campaña de ayuda. A continuación, sírvase encontrar algunos datos importantes y ejemplos de las medidas tomadas por el gobierno hasta la fecha.

Todas las cifras a continuación reflejan la situación del domingo, 17 de enero, 2010 al mediodía

AEROPUERTOS Y ESPACIO AEREO

.El aeropuerto está abierto para operaciones las veinticuatro horas al día, siete días a la semana y puede dar cabida a 100 aeronaves al día, lo que representa un aumento con relación a la cabida de ayer de 60 aeronaves al día.

.El aeropuerto ha recibido más de 600 toneladas inglesas cortas de suministros.

.El personal de control de tráfico aéreo y administración de aeropuertos de la Fuerza Aérea de Estados Unidos continuará a cargo de las operaciones aéreas en el aeropuerto, con la aprobación del gobierno de Haití.

.Treinta helicópteros militares están llevando ayuda al pueblo haitiano.

.Estos helicópteros están operando en nueve zonas de aterrizaje, entre ellas cinco puntos de recogida.

SEGURIDAD

.Hay aproximadamente 5,800 miembros de las Fuerzas Armadas en el terreno o a bordo de embarcaciones.

.Se tiene previsto que aproximadamente 7,500 miembros adicionales de las Fuerzas Armadas lleguen para el 18 de enero.

.Más de 1,000 miembros de la 82º División de Aerotransporte llegaron a Haití el 16 de enero.

SALUD

.Más de 250 profesionales médicos del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) han llegado a Haití.

.2 aviones llenos de medicamentos, equipo médico y suministros del HHS han llegado a Haití, y se espera que llegue un tercero hoy.

.3,840 equipos de higiene tomados de las reservas de la USAID en Miami han llegado.

.El USNS Comfort actualmente está en camino, y se tiene previsto que llegue el 20 de enero con 600 profesionales médicos.

EVACUACION Y RESCATES

.Para las 0900, un total de 1,760 ciudadanos estadounidenses habían sido aerotransportados fuera de Haití.

.La USAID/DART informó que un equipo de Búsqueda y Rescate Urbana de Estados Unidos (USAR por sus siglas en inglés) había rescatado a tres personas adicionales en el Mercado Caribeño.

.Para las 0900, equipos estadounidenses de USAR habían rescatado a 26 personas.

.Actualmente operan seis equipos estadounidenses de USAR en Haití, junto con 21 equipos de USAR de otros lugares del mundo. Los equipos estadounidenses son de Fairfax VA, Los Ángeles CA, Miami FL (dos equipos), Nueva York NY y Virginia Beach VA.

.Cada equipo de USAR tiene aproximadamente 70 miembros.

ALIMENTOS Y AGUA

.Aeronaves militares de Estados Unidos han transportado 130,000 raciones diarias y más de 70,000 botellones de agua a Puerto Príncipe.

.Han empezado a funcionar tres unidades de purificación de agua que pueden suministrar 180,000 litros diarios.

.El USS Carl Vinson continúa produciendo agua potable.

.Aeronaves militares de Estados Unidos continuarán apoyando la entrega de 600,000 raciones diarias adicionales en los próximos días.

.Se tiene previsto que lleguen en los próximos días seis unidades adicionales de purificación de agua de las reservas de la USAID en Dubai. Cada unidad suministra 1000,000 litros de agua potable para 10,000 personas al día.

.Han llegado 12,000 recipientes de agua de Miami.

.Ayer, el Programa Mundial de Alimentos de la ONU distribuyó galletas de alta energía a un total de 50,000 personas.

.El programa de alimentación escolar del área metropolitana de Puerto Príncipe del Programa Mundial de Alimentos ahora está sirviendo comidas calientes a 50,000 personas afectadas

Maneras de contribuir a la labor de socorro

.Contribuya por Internet por medio de ClintonBushHaitíFund.org.

.Envíe el mensaje de texto "QUAKE" a 20222 para hacer una donación de $10 al Clinton Bush Haiti Fund (se le cobrará la donación en su cuenta de teléfono celular).

.Encuentre más maneras de ayudar por medio del Centro de Información sobre Catástrofes Internacionales.

Obtenga información sobre familiares y amigos

El Centro de Operaciones del Departamento de Estado ha designado la siguiente línea telefónica para estadounidenses en busca de información sobre familiares en Haití: 1-888-407-4747. (Debido a la gran cantidad de llamadas, es posible que le conteste una grabación). También puede enviarle un mensaje electrónico al Departamento de Estado. Favor de tener en mente que la comunicación dentro de Haití es muy difícil en este momento.

 

 

El buque hospital USNS Comfort zarpa rumbo a Haití


Washington - El buque hospital USNS Comfort de la Armada de Estados Unidos va rumbo a la nación haitiana, devastada por un terremoto, con equipos y suministros médicos.

"Pienso que contaremos con recursos médicos y navales en Haití [por] un mínimo de seis meses, tal vez más", dijo el vicealmirante de la Armada Adam Robinson, jefe de Medicina Naval, el 16 de enero poco antes de que el Comfort partiera de Baltimore rumbo al Caribe. Desde que un terremoto de magnitud 7,0 sacudió a Haití el 12 de enero, la Armada estuvo preparando al Comfort para dar servicio.

El buque justamente acaba de concluir una misión humanitaria de cuatro meses en el Caribe y América Latina y estaba bajo una revisión completa cuando se recibió orden de prepararse para servicio de emergencia. En menos de 72 horas, el buque, que cuenta con 250 camas, zarpó con una tripulación completa de 550 profesionales médicos y sanitarios a bordo. La mayoría del personal médico proviene del Centro Nacional Médico Naval ubicado en Bethesda, Maryland, y del Hospital Naval de Portsmouth, en Virginia. El buque incluye personal de todas las ramas de las fuerzas armadas estadounidenses y del Servicio de Salud Pública.

El buque tiene programado llegar a Puerto Príncipe para el 21 de enero.

Ayude a salvar vidas en Haití: Visite el sitio web, en inglés, de la Casa Blanca para opciones ( http://www.whitehouse.gov/haitiearthquake_embed ). El Comité Internacional de la Cruz Roja ofrece, en inglés, un servicio que le ayuda a encontrar a sus seres queridos ( http://www.icrc.org/web/doc/siterfl0.nsf/htmlall/familylinks-haiti-eng ), y el Departamento de Estado cuenta con un servicio, en inglés, de Búsqueda de personas ( http://www.state.gov/p/wha/ci/ha/earthquake/index.htm ) donde puede publicar información sobre personas desaparecidas en Haití.

 

                    :::::::::::::::::::::::

Comunicado conjunto de los gobiernos de Haití y Estados Unidos

A continuación una traducción del comunicado conjunto de los gobiernos de Haití y Estados Unidos, emitido el 16 de enero:

COMUNICADO CONJUNTO DE
LOS GOBIERNOS DE HAITÍ Y LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA
EMITIDO EN PUERTO PRÍNCIPE, HAITÍ
16 DE ENERO DE 2010


El presidente René García Préval de Haití, y la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton de los Estados Unidos de Norteamérica se reunieron hoy en Puerto Príncipe luego del catastrófico terremoto del 12 de enero de 2010 y sus trágicas consecuencias, y emitieron el siguiente comunicado conjunto:

Reconociendo:

la larga historia de amistad entre el pueblo de Haití y el pueblo de Estados Unidos y su respeto mutuo uno por la soberanía uno del otro;

el grave sufrimiento del pueblo de Haití, inclusive la pérdida masiva de vidas, las extensas heridas y el amplio daño a la infraestructura pública y la propiedad privada;

la necesidad urgente una respuesta inmediata a las peticiones del Gobierno de Haití y la enorme importancia de la aplicación segura, rápida y efectiva de los esfuerzos de rescate, alivio, recuperación, reconstrucción y otros;

los actuales desafíos sin precedente que enfrenta el gobierno haitiano; y

la conversación del 15 de enero de 2010 entre el presidente Obama y el presidente Préval, que subraya la urgencia de las necesidades de Haití y su pueblo, la promesa del presidente Obama del pleno apoyo del pueblo estadounidense para el gobierno y el pueblo de Haití en relación con el esfuerzo inmediato de recuperación y la reconstrucción de largo plazo, y el compromiso de los dos presidentes de llevar al máximo la coordinación de la ayuda entre las varias partes, como son el gobierno haitiano, las Naciones Unidas, Estados Unidos y los muchos socios y organizaciones internacionales en el terreno;

El presidente Préval, en nombre del gobierno y el pueblo de Haití, acoge como esenciales los esfuerzos en Haití por el gobierno y el pueblo de Estados Unidos para apoyar la recuperación y la estabilidad inmediatas y la reconstrucción a largo plazo de Haití y solicita que Estados Unidos ayude como sea necesario a aumentar la seguridad en apoyo del gobierno y el pueblo de Haití y las Naciones Unidas, socios y organizaciones internacionales en el terreno;

La secretaria Clinton, en nombre del gobierno y el pueblo de Estados Unidos, reafirma la intención de Estados Unidos, mediante su ayuda, de apoyar al pueblo haitiano en estos momentos de gran tragedia; y

el Presidente Préval y la secretaria Clinton reafirman conjuntamente que los gobiernos de Haití y de Estados Unidos continuarán cooperando bajo este entendimiento compartido para promover los esfuerzos más seguros y efectivos posibles de recate, alivio, recuperación y reconstrucción.

Urgen a haitianos quedarse en su país y reconstruir

Anuncio de servicio público del gobierno de  Estados Unidos

Un mensaje para el pueblo de Haití.

Esta es una hora triste en la historia de Haití y el mundo, está profundamente conmovido por la tragedia que agobia a su país. El gobierno de Estados Unidos y su pueblo están firmemente comprometidos a proporcionarles ayuda y asistencia. Estados Unidos y el mundo se están movilizando lo más rápidamente posible para llevarles ayuda, y cada día, llegará más socorro.

Ahora, más que nunca, su país los necesita. Por su propia seguridad, por sus familias y por su futuro les insto a que permanezcan en su país. Se los necesita para reconstruirlo. Tratar de partir de Haití ahora, hará que sea mucho más difícil que la ayuda les llegue.

Por favor, no se embarquen en un viaje peligroso tratando de llegar a Estados Unidos. A los que intenten ese viaje no se les permitirá entrar a Estados Unidos y serán repatriados.

Para que Haití se recupere y para que los esfuerzos de ayuda internacional sean efectivos, se necesita que ustedes se queden en su país y ayuden en la reconstrucción. El pueblo haitiano es resistente, decidido y generoso. El papel que ustedes desempeñan para ayudar en esta crisis, es esencial para el futuro de Haití. Haití los necesita en el país.

Que Dios les bendiga y les dé fortaleza.


                       :::::::::::::::::::::::

  Clinton reitera a los haitianos apoyo de Estados Unidos


Por Merle David Kellerhals Jr.
Redactor

Washington - La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton viajó a Puerto Príncipe el 16 de enero para realizar una breve visita que sirvió para destacar ante el pueblo haitiano que Estados Unidos está ahí para ayudar y que permanecerá tanto tiempo según sea necesario en la recuperación.

"Estamos enfocados en proporcionar ayuda humanitaria, agua, alimentos y ayuda médica a quienes están sufriendo", declaró Clinton a la prensa en el Aeropuerto Internacional Toussaint L'Ouverture en Puerto Príncipe. "Asimismo, estamos colaborando con el gobierno haitiano sobre continuar con el rescate de quienes puedan ser rescatados".

Clinton viajó a Puerto Príncipe en un avión de carga C-130 del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos desde la Base Aérea de Borinquen en Puerto Rico junto con Rajiv Shah, administrador de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), y con suministros de auxilio. Todos los vuelos militares hacia Haití llevan suministros de auxilio y traen a quienes necesiten de atención médica en instalaciones de tratamiento modernas.

Clinton se reunió con el presidente haitiano Rene Préval y con funcionarios estadounidenses e internacionales en el aeropuerto para evitar interrumpir las operaciones de socorro, que en este momento se llevan a cabo las 24 horas del día.

"Conversamos sobre las prioridades de restaurar las comunicaciones, la electricidad y el transporte", indicó Clinton. "Acordamos que llevaremos a cabo una estrecha coordinación de manera conjunta para alcanzar estos objetivos".

"Como el presidente Obama dijo, estaremos aquí hoy, mañana y en el futuro", agregó.

Préval agradeció a Clinton la promesa inicial de 100 millones de dólares en ayuda de Estados Unidos, y por la iniciativa lanzada por Obama en la Casa Blanca el 16 de enero para recaudar fondos adicionales en todo el mundo por medio del Fondo Clinton-Bush para Haití, que está encabezado por los ex presidentes estadounidenses George W. Bush y Bill Clinton, esposo de la secretaria.

"La visita de la señora Clinton realmente nos da ánimos el día de hoy", dijo Préval a los reporteros.

Después de que los esfuerzos de auxilio inmediato terminen, funcionarios gubernamentales haitianos coordinarán con Estados Unidos y socios internacionales la planificación a largo plazo de la recuperación.

"Mucha de la labor que se necesitará realizar será en reconstrucción y restauración", expresó Clinton.

Clinton explicó que la presencia de las tropas militares estadounidenses en Haití es para ayudar con las iniciativas de auxilio y brindar apoyo a la fuerza de mantenimiento de paz de las Naciones Unidas de 7.000 efectivos, que se encuentra allí para ofrecer seguridad en ausencia de la policía haitiana. Las fuerzas armadas estadounidenses no reemplazarán a las fuerzas de las Naciones Unidas, señaló.

 

 

 

Urgen a haitianos quedarse en su país y reconstruir


Anuncio de servicio público del gobierno de  Estados Unidos

Audio:

http://stream.state.gov/streamvol/libmedia/

sample/788/audio/spanish-psa-60.mp3

Un anuncio de servicio público del gobierno de los Estados Unidos de América:

Mensaje para el pueblo de Haití.

Esta es una hora triste en la historia de Haití y el mundo está profundamente conmovido por la tragedia que agobia a su país. El gobierno de Estados Unidos y su pueblo están firmemente comprometidos a proporcionarles ayuda.

Ahora, más que nunca, su país los necesita para reconstruirlo. Por su propia seguridad, y por su futuro, les insto a que permanezcan en su país. Tratar de partir de Haití ahora, hará que sea mucho más difícil que la ayuda les llegue.

Por favor, no se embarquen en un viaje peligroso. A los que intenten ese viaje no se les permitirá entrar a Estados Unidos y serán repatriados.

El pueblo haitiano es resistente, decidido y generoso. El papel que ustedes desempeñan es esencial para Haití.

Han escuchado un anuncio de servicio público del gobierno de los Estados Unidos de América.

 

                       ::::::::::::::::::::::::::::

 

Socorro a Haití aumenta en medio de la devastación

Por Merle David Kellerhals Jr.
Redactor

Los esfuerzos de socorro estadounidenses se concentran en trabajar conjuntamente con la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), la comunidad internacional y el gobierno haitiano, manifestó Shah durante una breve visita a Haití el 16 de enero en compañía de la secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton. Clinton se entrevistó con el presidente haitiano René Préval en Puerto Príncipe para asegurar a los haitianos que Estados Unidos está trabajando con el gobierno en toda forma posible.

"Estamos aquí invitados por su gobierno para ayudarles", dijo Clinton en su entrevista con Préval. "Como dijo el presidente Obama, estaremos aquí hoy, mañana y en el futuro".

Clinton llegó a Puerto Príncipe en un avión de carga del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos procedente de Puerto Rico, acompañada por Shah y un cargamento de suministros de socorro muy necesitados - 100 contenedores de agua, 100 cajones con alimentos preparados y alimentos y artículos de higiene para unos 140 miembros del personal de la embajada estadounidense.

La nación isleña caribeña fue devastada a últimas horas de la tarde del 12 de enero por un terremoto de magnitud 7.0, que según funcionarios de la Cruz Roja afectó a aproximadamente 3,5 millones de personas, o una tercera parte de la población de ese país empobrecido.

"Nuestra primera prioridad fue entrar con los equipos de búsqueda y rescate urbanos. Estos trabajan día y noche para tratar de salvar vidas", les dijo Shah a los periodistas. "Nuestra próxima prioridad, que empezó al mismo tiempo, fue hacer que los productos básicos lleguen allí y asegurar que satisfaremos las necesidades básicas de alimento, agua y resguardo de la población de Haití".

El punto crítico para traer los suministros de socorro en cantidades masivas fue contar con un aeropuerto funcional capaz de manejar los enormes aviones jet de carga. El gobierno de Haití transfirió oficialmente el 15 de enero el control temporal del Aeropuerto Internacional Toussaint L'Ouverture, de Puerto Príncipe, a Estados Unidos, y lo operan equipos de control de tráfico aéreo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. La Fuerza Aérea informa que el aeropuerto está abierto para operar las veinticuatro horas del día y tiene capacidad de noventa aviones por día en apoyo del tráfico aéreo que contribuye al esfuerzo internacional de socorro.

"Obviamente asumiremos esta responsabilidad mientras sea apropiado y hasta el momento en que el gobierno haitiano tenga la capacidad y esté preparado para reasumir esa capacidad", dijo el portavoz del Departamento de Estado, P.J. Crowley, durante una rueda de prensa el 15 de enero.

La única pista de aterrizaje, de 4,7 kilómetros de largo, no sufrió daños en el terremoto y puede recibir los aviones jet más grandes con cargamentos pesados, pero la terminal aérea y la torre de control sufrieron daños considerables en el terremoto y por el momento no están en operación. Los equipos de control de la Fuerza Aérea trabajan en el espacio adyacente a lo largo de la pista y en las rampas de vuelo, al descubierto. Los asiste un equipo de recurso especial de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, que trabaja en estrecha colaboración con las autoridades haitianas en restaurar las capacidades de navegación y comunicación.

Luego de un breve período en el que algunos vuelos hacia Puerto Príncipe fueron restringidos mayormente debido a la falta de combustible de aviación en el aeropuerto, las operaciones fueron restauradas a últimas horas del 15 de enero. El espacio aéreo haitiano funciona ahora conforme a un sistema de dos niveles, según acordado con las autoridades internacionales de aviación y los estados caribeños. La primera prioridad son los vuelos que transportan lo que más se necesita inmediatamente, y el segundo nivel de vuelos se controla desde una instalación militar en el sur de Florida, lo que reduce la carga de los equipos de control en tierra de la Fuerza Aérea.

El puerto marítimo de Puerto Príncipe fue dañado tan extensamente por el terremoto que no será posible traer cargamentos de socorro por barco hasta que se establezca un muelle se despeje los caminos que entran y salen de la zona portuaria. Un barco contenedor de la marina de guerra con capacidad de desembarcar cargamento sin un puerto está por llegar dentro de algunos días. Según el USAID, el mismo zarpará de Jacksonville, Florida, el 18 de enero.

ACTIVIDADES DE SOCORRO

Equipos de respuesta a desastres del USAID informaron que hasta el 16 de enero los equipos de búsqueda y rescate urbanos estadounidenses, junto con otros equipos de rescate internacionales, rescataron a veintidós personas atrapadas en edificios derrumbados. Estados Unidos tiene siete equipos de búsqueda y rescate en Haití, integrados por 506 personas, y el número total de equipos de búsqueda y rescate internacionales y estadounidenses asciende a 27, con 1.500 trabajadores y 115 perros de rescate. Según informa USAID, al 15 de enero, los equipos estadounidenses habían efectuado operaciones de búsqueda en aproximadamente sesenta por ciento de las zonas más afectadas en Puerto Príncipe y sus alrededores.

Aproximadamente 27 países y las Naciones Unidas informaron de ciudadanos desaparecidos o muertos en Haití.

El teniente general del Ejército de Estados Unidos, Ken Keen, vice comandante del Comando Sur de Estados Unidos, que estaba en Puerto Príncipe cuando ocurrió el terremoto y es el coordinador de los trabajos de socorro en el terreno, manifestó a los periodistas que la crisis humanitaria es un "desastre de proporciones épicas con tremendas dificultades logísticas". Un equipo de evaluación y coordinación de desastres de la ONU informó que el terremoto ha causado la muerte de aproximadamente 50.000 personas, pero que el número de muertos y las cifras acerca de su impacto siguen sin confirmación.

 

 

  Uno de los factores que dificultan el conteo de los muertos y heridos es el derrumbe total de la infraestructura en Puerto Príncipe. Según el USAID, muchos de los muertos son sepultados en fosas comunes y la a magnitud del volumen excede la capacidad local. El gobierno haitiano estima que fueron enterrados aproximadamente 13.000 cadáveres en dos días.

Dijo Keen que Estados Unidos tiene al presente aproximadamente 5.000 efectivos militares de buques de la marina de guerra y de guardacostas estacionados frente a la costa dando apoyo a la misión especial en Haití. Otros 7.500 efectivos militares llegarán el 18 de enero.

"Para aliviar la necesidad inmediata de agua, los recursos estadounidenses asignan máxima prioridad al envío de agua donada a Haití", indicó el Pentágono el 16 de enero. Dos unidades de purificación de agua se encuentran ahora en Haití produciendo diariamente cientos de miles de litros de agua por día, y cuatro unidades adicionales deberán llegar el 18 de enero a bordo del USS Bataan. El Pentágono estima que el puerto probablemente seguirá inoperable durante 60 a 90 días. Una instalación de combustible en el puerto está dañada y no puede suministrar combustible, pero se estima que contiene combustible para aproximadamente dos días de suministro.

 

  El Grupo de Logística de la ONU ha recomendado que se use el puerto en Santo Domingo, República Dominicana, como punto principal de entrada del socorro humanitario en ruta hacia Haití.

Dijo Keen que treinta helicópteros militares vuelan constantemente en misiones de socorro. "Es obvio que necesitamos un entorno seguro para continuar y para hacer lo mejor que podamos en cuanto a la ayuda humanitaria", dijo Keen en un programa noticiero televisado el 17 de enero.

El Comité Internacional de la Cruz Roja informa que los residentes de Puerto Príncipe que quedaron desamparados empezaron a vivir en aproximadamente 40 campos informales temporarios en la ciudad. Y según las Naciones Unidas, el gobierno haitiano ha identificado 14 campos formales para gente desplazada por el terremoto. El USAID, en colaboración con el gobierno haitiano, ha elegido los catorce centros para la distribución de los abastecimientos de alimento y agua.

Shah, el administrador del USAID, señaló que Estados Unidos ha movilizado unos 48 millones de dólares en alimentos a Haití y ha distribuido 600.000 paquetes con raciones humanitarias.

(El Servicio Noticioso desde Washington es un producto de la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://www.america.gov/esp )

     

                      :::::::::::::::::::::::::::::

 

Los musulmanes de EE.UU. se esfuerzan por ayudar a Haití, devastado por el terremoto

(Organizaciones musulmanas de asistencia en EE. UU. se asocian con otras para prestar ayuda)

Por M. Scott Bortot
Redactor

Washington - Mientras gobiernos y comunidades en todo el mundo se movilizan para ayudar a Haití tras la devastación causada por el terremoto, los musulmanes de Estados Unidos están haciendo su parte recaudando fondos y asociándose con organizaciones - tanto religiosas como seculares - para asistir a las víctimas del sismo.

Este espíritu de cooperación en el momento de mayor necesidad de Haití se destaca en la asociación interreligiosa de asistencia Islamic Relief USA y la iglesia mormona.

"Nos asociamos con la iglesia mormona para el envío de ayuda, incluso equipos de higiene y albergue temporal", dijo Naeem Muhammad de Islamic Relief USA a America.gov refiriéndose a la asistencia dirigida a Haití. "Nos hemos asociado varias veces con ellos, como ocurrió con el tsunami en Indonesia y con el terremoto en Pakistán".

El empobrecido Haití es territorio familiar para la Fundación Zakat de América. El director ejecutivo de la Fundación Zakat, Khalil Demir, informó a America.gov que su organización se ha asociado con la  Fundación What If?, con sede en California, para impulsar un programa de alimentos para los niños de Puerto Príncipe. La presidenta de la junta directiva de la Fundación What If?, Margaret Trost, declaró a America.gov que está agradecida por el apoyo de la Fundación Zakat.

"La Fundación Zakat ha hecho posible alimentar a estos niños en gran parte gracias a la subvención que nos dieron el año pasado", dijo Trost. Ahora ambas organizaciones trabajan juntas para enviar a Haití ayuda para los damnificados por el terremoto.

La Fundación Zakat se propone enviar a Haití dos aviones fletados cargados con suministros. Muhammad, de Islamic Relief USA, expresó la esperanza de que su organización tenga en el terreno un equipo de evaluación en los próximos días.

La recaudación de fondos para los programas de ayuda a las víctimas del terremoto en Haití es de la mayor importancia para estas y otras organizaciones musulmanas estadounidenses. Islamic Relief USA hizo un llamamiento mundial solicitando 1 millón de dólares en ayuda y la Fundación Zakat prometió 50.000 dólares en asistencia inmediata.

"Hubo una gran respuesta de la gente a nuestra solicitud de ayuda. Aquí es lo mismo que sería en países musulmanes, estamos recibiendo donaciones sin parar", dijo Demir, de la Fundación Zakat.

La Sociedad Islámica de América del Norte (ISNA) ha establecido un fondo especial de ayuda a Haití por el terremoto (HERF). "Hemos creado el fondo porque nos damos cuenta de la magnitud de la devastación y nos sentimos moralmente impulsados a contribuir para aliviar el sufrimiento en Haití, declaró en un comunicado de prensa el secretario general de ISNA, Safaa Zarzour.

Los musulmanes estadounidenses a nivel local están donando ayuda para las víctimas del terremoto en Haití a través de ISNA y otras grandes organizaciones musulmanas de Estados Unidos. Hay una campaña de recolección de fondos en desarrollo en la comunidad de 400.000 musulmanes de Chicago para ayudar a las víctimas del sismo en Haití, según el director ejecutivo interino del Consejo de Organizaciones Islámicas del Gran Chicago, Kiran Ansari.

"Hemos creado un fondo en el consejo y enviaremos fondos a organizaciones como la Fundación Zakat e Islamic Relief USA", dijo Ansari a America.gov. "Hemos pedido a todos los khatibs [encargados de recitar el sermón] en las mezquitas del área para que incluyan la situación en Haití como parte de sus sermones del viernes".

Ansari y otros líderes comunitarios musulmanes estadounidenses ha dejado claro que las acciones de ayuda en Haití necesitan tanto apoyo como sea posible.

"Esta no tiene que ser una causa concentrada en los musulmanes; [los musulmanes de Chicago] pueden abrir sus billeteras para todos sus vecinos", dijo Ansari.

 

 

 

 

Obama, ex presidentes Clinton y George W. Bush sobre Haití

(Fondo para Haití Clinton-Bush proporcionará ayuda a supervivientes del sismo)

A continuación una traducción de las declaraciones del presidente Obama junto con el ex Presidente Bill Clinton y ex Presidente George W. Bush en relación a la campaña para la recuperación y reconstrucción en Haití tal y como fueron traducidas por la Casa Blanca:

LA CASA BLANCA
Oficina del secretario de Prensa
Para publicacion inmediata
16 de enero 2010

Declaraciones del President Obama, ex Presidente Bill Clinton y ex Presidente George W. Bush Sobre la Campana para la Recuperaction y Reconstruccion en Haiti
El Rosedal
11:02 A.M. EST

PRESIDENTE OBAMA: Buenos días a todos. En tiempos de grandes desafíos en nuestro país y alrededor del mundo, los estadounidenses siempre se han unido para prestar una mano y ponerse al servicio de los demás y hacer lo correcto. Eso es lo que el pueblo estadounidense ha estado haciendo en días recientes con su extraordinaria generosidad y contribuciones al pueblo haitiano.

En este momento, se encuentra en marcha una de las más extensas campañas de socorro en nuestra historia para salvar vidas y prestar ayuda que evite una catástrofe aun mayor. Los dos líderes que están conmigo hoy se asegurarán de que acompañe a esto un esfuerzo histórico que vaya más allá de nuestro gobierno, porque Estados Unidos no tiene mayor recurso que la solidez y compasión del pueblo estadounidense.

Acabamos de reunirnos en la Oficina Oval, una oficina que ambos conocen bien. Y me complace que el Presidente George W. Bush y el Presidente Bill Clinton hayan aceptado dirigir una importante campaña de recaudación de fondos para los esfuerzos de ayuda: el Fondo Clinton Bush para Haití. En nombre del pueblo estadounidense, quiero agradecerles a ambos por su servicio nuevamente y por dirigir esta urgente misión.

Éste es un modelo eficaz. Tras el terrible tsunami en Asia, el Presidente Bush recurrió al Presidente Clinton y al primer Presidente Bush para que dirigieran un fondo similar. Esa campaña recaudó recursos considerables a favor de las víctimas de esa catástrofe: dinero que ayudó a salvar vidas, prestar ayuda y reconstruir comunidades. Y eso es exactamente lo que el pueblo de Haití necesita urgentemente ahora.

Cada día que pasa, nos enteramos más sobre el horripilante alcance de esta catástrofe: destrucción y sufrimiento difíciles de imaginar. Comunidades enteras enterradas bajo montañas de concreto. Familias que duermen en las calles. Heridos desesperados por atención. Se teme que miles han muerto. Por eso, miles de trabajadores estadounidenses -civiles y militares- están presentes distribuyendo agua potable y alimentos y medicamentos, y miles de toneladas de alimentos de emergencia llegan a diario.

Va a ser difícil. Es un enorme desafío distribuir esta ayuda de manera rápida y segura en un lugar con tanta destrucción. En eso nos concentramos ahora: trabajar estrechamente con nuestros aliados: el gobierno de Haití, las Naciones Unidas y muchas organizaciones y países, amigos de Argentina y Francia, de la República Dominicana y Brasil, y países en todo el mundo.

Y la secretaria Hillary Clinton estará hoy en Haití para reunirse con el Presidente Préval y continuar nuestra estrecha coordinación con su gobierno. Pero también sabemos que nuestro esfuerzo a más largo plazo no se medirá en días ni semanas; se medirá en meses e incluso años. Y por eso es tan importante obtener el apoyo del pueblo estadounidense y hacer que continúe. Por eso es tan importante tener un punto de coordinación para todo el apoyo que va más allá de nuestro gobierno.

Aquí dentro del país, los Presidentes Bush y Clinton ayudarán al pueblo estadounidense a hacer su parte, porque todos debemos participar en la respuesta a una catástrofe. De hecho, esas desgarradoras escenas de devastación nos recuerdan no sólo de la humanidad que compartimos, sino también de nuestras responsabilidades comunes. Este momento de sufrimiento puede y debe ser un momento de compasión.

Cuando se hizo obvio el alcance de la destrucción, hablé con cada uno de estos caballeros, y cada uno de ellos hizo una pregunta simple: ¿Cómo puedo ayudar? En días próximos les preguntarán a todos qué pueden hacer: personas particulares, corporaciones, ONG e instituciones. E insto a todos los que quieran ayudar a visitar www.clintonbushhaitifund.org.

Somos afortunados de contar con el servicio de estos dos líderes. El Presidente Bush dirigió la respuesta de Estados Unidos al tsunami en Asia, ayuda y socorro que evitó que se perdieran incluso más vidas en los meses posteriores a esa catástrofe. Y los esfuerzos de su gobierno por combatir el VIH/SIDA en África brindaron tratamiento a más de 10 millones de hombres, mujeres y niños.

Como Presidente, Bill Clinton ayudó a restaurar la democracia en Haití. Como ciudadano particular, ha ayudado a salvarles la vida a millones de personas alrededor del mundo. Y como enviado especial de Naciones Unidas a Haití, comprende muy bien las dificultades y necesidades cotidianas del pueblo haitiano.

Y al unirse de esta manera, estos dos líderes envían un mensaje inconfundible al pueblo haitiano y a los pobladores del mundo: En este difícil momento, Estados Unidos está unido. Estamos unidos, del lado del pueblo haitiano, que ha mostrado una fuerza tan admirable, y los ayudaremos a recuperarse y a reconstruir.

Ayer fuimos testigos de una muestra pequeña pero asombrosa de esa determinación -quizá algunos de ustedes la hayan visto- haitianos con poco más que la ropa que llevaban puesta marcharon pacíficamente por un vecindario en ruinas, y a pesar de todo lo que han perdido y todo su sufrimiento, cantaron himnos de fe e himnos de esperanza.

Ésta es la gente que requiere nuestra ayuda. Ésas son las esperanzas que estamos comprometidos a hacer realidad. Por eso los tres nos hemos unido hoy. Y dicho eso, quiero invitar a cada uno de los Presidentes a decir unas palabras. Comenzaré con el Presidente Bush.

PRESIDENTE BUSH: Me sumo al Presidente Obama a expresarle mis condolencias al pueblo haitiano. Felicito al Presidente por su rápida y oportuna respuesta a esta catástrofe. Me complace mucho responder al llamado de trabajar de lado del Presidente Clinton para poner en práctica la compasión del pueblo estadounidense.
 

  Como la mayoría de los estadounidenses, Laura y yo hemos estado viendo la cobertura televisiva desde Haití. Nos parte el alma ver las escenas de niñitos sufriendo sin mamá o papá, o los cuerpos en las calles o el daño físico causado por el terremoto.



Los desafíos allá son enormes, pero hay mucha gente dedicada a dirigir la campaña de ayuda, desde el personal del gobierno que ha sido movilizado a la zona de la catástrofe hasta los grupos religiosos que han acudido a Haití.

 

La manera más eficaz de que los estadounidenses ayuden al pueblo haitiano es contribuir dinero. Ese dinero irá a organizaciones en el terreno y será... que podrán gastarlo eficazmente. Sé que mucha gente quiere mandar mantas o agua; simplemente envíen dinero. Una de las cosas que el Presidente y yo haremos es asegurarnos de que se gaste su dinero con prudencia. Como el Presidente Obama dijo, pueden buscar información al respecto en clintonbushhaitifund.org.

El pueblo haitiano tiene un difícil camino por delante; sin embargo, es asombroso cómo las tragedias terribles pueden poner en manifiesto lo mejor del espíritu humano. Todos vimos cuando los estadounidenses respondieron al tsunami o a Katrina o al terremoto en Pakistán. Y el Presidente Clinton y yo vamos a esforzarnos por hacer uso de ese mismo espíritu de generosidad para ayudar a nuestros hermanos y hermanas en el Caribe.

Poco antes de que concluyera mi presidencia, Laura hizo un viaje a Haití para examinar los programas del Plan de Emergencia para la Mitigación del SIDA (Emergency Plan for AIDS Relief o PEPFAR) allá. Recuerdo claramente que regresó y me contó sobre la energía y el optimismo del pueblo haitiano. El pueblo haitiano tiene un espíritu simplemente asombroso. Y aunque ese terremoto destruyó mucho, no destruyó ese espíritu.

Entonces, el pueblo haitiano se recuperará y reconstruirá, y al hacerlo, sabrá que cuenta con un amigo: Estados Unidos de Norteamérica. Señor Presidente, gracias por darme la oportunidad de ayudar.

 

 

PRESIDENTE CLINTON: En primer lugar, quiero darle las gracias al Presidente Obama por pedirnos al Presidente Bush y a mí que hagamos esto y por lo que considero que ha sido una respuesta realmente extraordinaria de parte del gobierno estadounidense. Ya que llevo trabajando allá casi un año como enviado especial de la ONU, he estado en contacto constante con nuestra gente, por medio de la ONU, en el terreno, y como ustedes saben, perdimos a mucha de nuestra gente allá: la mayor pérdida de vidas en un solo día de la historia de las Naciones Unidas. Estados Unidos ha estado allá desde el comienzo. Las Fuerzas Armadas han sido fabulosas. La respuesta y ayuda por el Departamento de Estado ha sido maravillosa. No hay suficientes palabras para expresarlo. Y el pueblo de Haití lo sabe, y lo agradezco.

En segundo lugar, me gustaría agradecerle al Presidente Bush por aceptar hacer esto y por la preocupación que ha mostrado con respecto a Haití. Antes de que esto sucediera, mi fundación trabajó con la gente del PEPFAR en los problemas del SIDA en Haití, y vimos lo fabulosos que eran y lo que hacían y cuántas vidas salvaron.

Finalmente, permítanme decir que -no tengo que leer el sitio de Internet porque ellos ya lo hicieron- pero deseo decir algo sobre esto. En este momento, todo lo que necesitamos hacer es proporcionarles alimentos y medicamentos y agua y un lugar seguro en el cual estar. Pero cuando iniciemos la campaña de reconstrucción, queremos hacer lo que hice con el padre del Presidente en la región del tsunami. Queremos ser un lugar donde la gente sabe que se gastará bien su dinero; donde velaremos por la continua integridad del proceso.

Y queremos seguir con esto a largo plazo. Básicamente no existe ningún conflicto entre mi labor para la ONU y esto porque de cierta manera, soy la persona de fuera. Mi labor es trabajar con países donantes, las agencias internacionales, empresarios de todo el mundo, y tratar de hacer que inviertan allí, las organizaciones no gubernamentales, la comunidad de la diáspora haitiana.
 

 Pienso que antes de este terremoto, Haití tenía la mejor oportunidad en mi generación de escapar su historia, una historia que Hillary y yo compartimos un poquito. Aún lo creo. Los haitianos quieren simplemente modificar su plan de desarrollo para reflejar lo que ha sucedido en Puerto Príncipe y al oeste, determinar lo que tienen que hacer al respecto y luego volver a implementarlo. Pero va a tomar mucha ayuda y mucho tiempo.

Entonces, agradezco que el Presidente Bush quiera ayudar, y ya tengo pensado cómo hacer para que haga ciertas cosas que el no tenía en cuenta cuando se apuntó. (Risas.)

Nuevamente, no tengo palabras para expresar lo que siento. Cuando... yo estuve en esos hoteles que se derrumbaron. Comí con personas que han muerto. La catedral en la que Hillary y yo nos sentamos hace 34 años está totalmente en ruinas. Pero lo que han dicho estos señores es cierto: Aún es uno de los lugares más asombrosos y únicos que jamás he visto. Y pueden escapar su historia y forjar un futuro mejor si todos hacemos nuestra parte. Y Presidente Obama, gracias por darnos la oportunidad de hacer un poco de eso.

PRESIDENTE OBAMA: Bueno, estos caballeros van a hacer una extraordinaria labor, pero realmente lo que van a estar haciendo es simplemente aprovechar la enorme generosidad, la creatividad, el espíritu de que todo es posible del pueblo estadounidense al ayudar a nuestros vecinos necesitados. Entonces, quiero darle las gracias a cada uno de ellos por no sólo estar hoy aquí, sino también por lo que sé que será un esfuerzo extraordinario.

Deseo asegurarme de que todos vean el sitio de Internet una vez más. Obviamente, recién lo estamos montando, pero le dará inmediatamente a la gente una manera de comunicarse con nuestra oficina:  www.clintonbushhaitifund.org.

Y sólo quiero añadir a algo que se dijo. Estábamos hablando atrás. En cualquier gran catástrofe como ésta, en las primeras semanas es cuestión de llevar ayuda inmediata al lugar. Y habrá jornadas difíciles en los próximos días. La gente todavía está tratando de determinar cómo organizarse. Habrá temor, ansiedad, un sentido de desesperación en algunos casos.

He estado en contacto con el Presidente Préval. He estado hablando con la gente en el terreno. Vamos a alcanzar logros lentos pero seguros, y la clave ahora es... que todos en Haití comprendan que hay ayuda sostenida en camino.

Pero lo que estos caballeros podrán hacer es que, cuando la prensa comience a distraerse con otras cosas pero aún existan enormes necesidades en el terreno, pienso que estos dos caballeros de extraordinario prestigio van a poder ayudar a que se continúen estos esfuerzos. Y por eso es tan importante y por eso estoy tan agradecido de que hayan aceptado hacerlo.

Gracias, caballeros.

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

 

 Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

Desde Estados Unidos - La Casa Blanca

INFORMA LA AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BlueLightBar.gif (5083 bytes)

 

 

 

BlueLightBar.gif (5083 bytes)

 

AGENCIA DE NOTICIAS URUGUAYA ® 

1er.  Premio  Nacional  de  Periodismo  2008

 1er.   Premio  Radios   Internet      

Premio "Día Internacional de la Paz"     

 

Esta es una Comunicación Periodística - Multi  Idiomas - Musical,  para Instituciones Nacionales  e Internacionales, Personas y Empresas que constituyen nuestro BANCO INTERNACIONAL DE DATOS

 

Sistema  Internacional   Multi   Medios Televisión - Prensa - Radio - Correo Electrónico Certificado - PORTALES DE INTERNET

 

PORTALES INTERNET:  www.agenciadenoticiasuruguaya.com  ®

 

www.radiosinternet.com  ®       www.circulodelaprensadeluruguay.com  ®

www.iglesiaantigua.com  ®           www.lasmejoresnoticias.com.ar   ®

www.hierbaspachamama.com  ®

 

Prensa: Diario Trato Hecho

 


 

Envío de Correspondencia  y  Dep. de Producción: Gral. Timoteo Aparicio 4026 - Pasaje A - Piso  2 - Of. 17

 Capital Montevideo - URUGUAY      Correo Electrónico:  prensa@agenciadenoticiasuruguaya.com.uy 

 

NUESTRA  AGENCIA  SE  ENCUENTRA  CONECTADA  A  TRAVÉS  DE:

 

GRUPOS de Sonico :   PAZ MUNDIAL INTERRELIGIOSA   -   AGENCIA DE NOTICIAS URUGUYA

En Faceboock: http://www.facebook.com/washingtonperez

En MSN : noticiasuruguaya@hotmail.com

En Sonico: http://www.sonico.com/NOTICIASURUGUAYAS

En Skype: agencia.de.noticias.uruguaya 

BLOGSPOT INTERNET:

 - http://wwwlasbuenasnoticias.blogspot.com    - http://agenciadenoticiasuruguaya.blogspot.com  -

 - http://co-no-se.blogspot.com         - http://elrinconoriental.blogspot.com  -

 

TELE FAX:  507 52 78   =   Dep. de Dirección General: 099 604  365